El resurgir de Victor Moses

Moses Nigeria Focus

En su día Victor Moses fue un proyecto de futbolista de élite. Estrella de Inglaterra en el mismo Europeo sub-17 en el que despuntaron Toni Kroos, Bojan Krkic y Eden Hazard, era uno de los talentos más prometedores del Crystal Palace aspirante al ascenso a la Premier. También fue uno de los mejores futbolistas que jamás jugó con el Wigan en sus años en lo más alto del fútbol inglés, aunque su etapa en el DW Stadium fue corta porque rindió suficientemente bien como para llamar la atención de los gigantes del país. Sin embargo, su proyección se diluyó cuando dio el salto al Chelsea. Moses poco a poco fue desapareciendo del panorama mediático: dejó de ser un futurible internacional inglés al pasar a jugar con Nigeria, su país de nacimiento, y solo tuvo continuidad con los blues en la recta final de la etapa de Rafa Benítez en Stamford Bridge. Desde entonces, encadenó varias cesiones a otros clubes de la Premier League donde nunca fue indiscutible. Y cuando menos lo esperábamos, Victor Moses regresó.

El internacional nigeriano cumplirá 26 años en diciembre, por mucho que nos parezca que lleva incontables temporadas en el ostracismo, y actualmente vive el mejor momento de su carrera desde que fuese la estrella del Wigan en 2012. Contra todo pronóstico, Moses se ha convertido en un elemento básico del Chelsea de Conte a raíz del cambio de esquema del técnico italiano, que le ha reservado el carril derecho. En esa posición, inédita para el nigeriano, Moses está mostrando unas buenas prestaciones. Al gozar de toda la banda para él, puede explotar su potencia en carrera y asimismo está trabajando bien en defensa, ámbito en el que se siente seguro con Azpilicueta protegiendo su espalda.

El rendimiento de Victor Moses como carrilero derecho en el Chelsea es una de las sorpresas del curso. Foto: Focus Images Ltd.
El rendimiento de Victor Moses como carrilero derecho en el Chelsea es una de las sorpresas del curso. Foto: Focus Images Ltd.

El buen rendimiento exhibido en el Chelsea ha permitido a Victor Moses regresar a la selección nigeriana, con la que no jugaba desde el Mundial de Brasil. Y no solo fue titular, sino que se erigió como el mejor jugador de las Águilas Negras en su duelo decisivo contra Argelia. Partiendo desde la banda derecha Moses firmó una de sus mejores actuaciones de los últimos tiempos. El futbolista del Chelsea explotó su velocidad en conducción e hizo estragos en la endeble defensa argelina, que nunca pudo detenerlo. Especialmente en la fase de partido en la que jugó en el flanco izquierdo, donde abusó del poco oficio de su marcador, el lateral Khotir Ziti. Moses protagonizó las mejores acciones de ataque de su equipo, abrió la lata con una jugada individual que terminó en el fondo de la red y redondeó la victoria con la sentencia en el tiempo de descuento. Dos goles y un recital de regates en una cita clave.

Nigeria 3 (Moses 25′, 92′, Obi Mikel 42′)

Argelia 1 (Bentaleb 67′)

Nigeria vs Argelia - Football tactics and formations

El otro gol de Nigeria lo anotó su compañero en el Chelsea, John Obi Mikel. El caso del capitán nigeriano es otro misterio, pues siempre rinde a buen nivel con la selección. Mikel no acusó la falta de minutos en Inglaterra, pues no juega un partido con el Chelsea desde mayo. Esta temporada, de hecho, no ha entrado en ninguna convocatoria de Antonio Conte, que no cuenta con el centrocampista nigeriano. Y, a pesar de sus circunstancias, Obi Mikel volvió a ejercer de líder en la medular, se ofreció constantemente y dio continuidad al juego de su selección. Nigeria sometió a Argelia con un primer tiempo sensacional, edificado en el desequilibrio de Moses en un flanco y las asociaciones de Mikel y el joven Etebo en la medular.

La reacción de Argelia llegó tarde. El combinado norteafricano, muy conservador en su planteamiento, mejoró en el segundo tiempo, pero sus intenciones no fueron suficientes para voltear el marcador en el estreno de Georges Leekens en el banquillo argelino. En un caso parecido al de Mikel -aunque no tan radical- uno de los atacantes más activos en el combinado visitante fue Yacine Brahimi, que esta temporada apenas ha gozado de minutos en el Porto de Nuno Espírito Santo. Brahimi desequilibró en el flanco izquierdo y combinó bien con Bentaleb, que firmó el mejor gol de la tarde con un misil teledirigido a la escuadra nigeriana. En el segundo tiempo Argelia le quitó el balón a Nigeria y evidenció que ambos países adolecen de un mismo defecto: no están preparadas para sobrevivir largas fases sin la pelota ante rivales exigentes. Esta vez, la diferencia la marcó el acierto de Victor Moses, que sitúa a Nigeria como líder destacada del grupo más complicado de clasificación al Mundial en África.

Grupo B:

Nigeria 6 puntos

Camerún 2 puntos

Argelia 1 punto

Zambia 1 punto

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Corregida la errata. Obviamente, como se deja caer en el texto, la líder es Nigeria. ¡Gracias por el aviso!

Deja un comentario

*