Suiza-Irlanda del Norte: sin gol no hay Mundial

Basilea disfrutó con la exhibición de Oberlin. Foto: Focus Images Ltd.

Entre los últimos aspirantes a clasificarse para el Mundial de Rusia, Irlanda del Norte y Perú son los países que más tiempo llevan esperando su regreso a la gran cita del fútbol de selecciones. Perú acumula 35 años de ausencia, desde España 1982, mientras los norirlandeses no solo estuvieron en el Mundial español sino que repitieron cuatro años más tarde en México 1986. Desde entonces la única alegría de la Green and White Army fue la Eurocopa de 2016, el único gran torneo al que han acudido y en el que sorprendieron a todo el mundo para plantarse en octavos de final.

Las cuentas de Irlanda del Norte para estar en el Mundial son fáciles de hacer, aunque no tanto de ejecutar: los norirlandeses tienen que ganar en Basilea a una selección helvética que únicamente ha tropezado en Portugal en toda la fase de clasificación. El conjunto suizo firmó una fase preliminar prácticamente inmaculada tras una Eurocopa en la que se despidieron en octavos tras perder una tanda de penaltis frente a Polonia. Solo el vigente campeón de Europa, Portugal, ha doblegado a los helvéticos al término de los noventa minutos en partido oficial en los tres últimos años.

Suiza ya plasmó en Belfast su teórica superioridad. El cuadro helvético anotó en un penalty polémico que marcó las horas posteriores al partido, pero aun así Irlanda del Norte prácticamente no dispuso de oportunidades para agredir al conjunto centroeuropeo. Irlanda del Norte se defendió con orden y rigor táctico y apenas permitió a Suiza penetrar por el carril central, lo que obligó a los suizos a desviar casi todo su flujo ofensivo hacia las bandas, pero a los de Michael O’Neill les faltó un plan ofensivo para hacer cosquillas a Yann Sommer. Toda la calidad que atesora su pareja de centrales, compuesta por McAuley y Jonny Evans, dos defensas con mucha experiencia en la Premier League, la echan de menos en el frente ofensivo. A Lafferty le falta velocidad para desplegarse a la contra si Irlanda del Norte defiende a 70 metros de la portería rival y la lesión de Stuart Dallas limita esta posibilidad en los norirlandeses. Por este motivo es posible que Ward y Washington jueguen de inicio en el cuadro norirlandés.

Jonny Evans of Northern Ireland in action during the UEFA Euro 2016 match at Parc des Princes, Paris Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 25/06/2016
Jonny Evans lidera la defensa de Irlanda del Norte. Foto: Focus Images Ltd.
En los últimos 14 partidos oficiales, Irlanda del Norte solo ha encajado 9 goles. Seis de ellos llegaron en tres partidos frente a Alemania, otros dos se gestaron en autogoles de los propios defensas norirlandeses y el otro llegó el pasado jueves con un controvertido penalty. Irlanda del Norte es capaz de mantener a cero su portería ante una selección helvética que domina el ritmo de los partidos gracias a sus centrocampistas pero que en ocasiones carece de pegada (Seferovic no acaba de convencer en punta), pero esta vez necesitará mostrar más recursos ofensivos si quiere volver al Mundial tras más de 30 años de ausencia. Corry Evans se pierde el partido por sanción, mientras en Suiza podría regresar al once Valon Behrami a pesar de la gran actuación de Zakaria en el choque de ida.

Suiza vs Irlanda del Norte - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*