Suiza se da un festín antes de la final de da Luz

Granit Xhaka falló el penalti decisivo contra Polonia. Foto: Focus Images Ltd.

Suiza sumó ante Hungría su novena victoria en los nueve partidos de fase de clasificación que acumula hasta ahora. El público de Basilea disfrutó en la noche del sábado de un auténtico festín de goles y buen juego que sirvió para hacer volar la euforia colectiva. No fue suficiente, empero, para que Suiza pueda por fin respirar tranquila y celebrar su clasificación como han hecho esta jornada España, Alemania o Inglaterra. La Portugal de Cristiano Ronaldo mantiene un ritmo de puntuación similar y obliga al cuadro helvético a sumar al menos un punto en da Luz para certificar su billete a Rusia. Un encuentro al que Suiza aterrizará, eso sí, con la autoestima por las nubes tras lo ocurrido ayer en St Jacobs.

Suiza 5 (Xhaka 18′, Frei 21′, Zuber 43′ 49′, Lichtsteiner 83′)
Hungría 2 (Guzmics 60′, Ugrai 89′)

Austria vs Away team - Football tactics and formations
Disposiciones iniciales. Foto: sharemytactics

Petkovic mandaba un mensaje cristalino con su alineación: la final se juega el martes en Lisboa. El seleccionador helvético reservó de inicio a Ricardo Rodríguez, Dzemaili y Mehmedi, los tres apercibidos por amarillas, para su duelo ante el conjunto magiar y dio entrada a poco habituales como Moubandje, Fabian Frei o Steven Zuber. El encuentro siguió un desarrollo equilibrado durante los primeros 20 minutos, con ambos equipos tratando de hacer pie en el partido, hasta que dos jugadas algo fortuitas lo cambiaron por completo. Primero Gulacsi cometió una grosera pérdida de balón ante la presión de Xhaka que le costó un tanto a su equipo, y poco después un remate escorado de Frei cambiaría su trayectoria al toparse con el pie de un defensor haciendo inútil la estirada del meta del RB Leipzig.

A partir del 2-0, Suiza rompió a jugar. Transformó lo que podía ser simplemente un resultado favorable en una exhibición. Hungría reaccionó con nervio presionando agresivamente la salida de balón helvética y el cuadro suizo lo solventó con mucha brillantez, aprovechándose de la confianza colectiva que ahora mismo atraviesa el grupo y transmitiendo sensación de mucha autoridad. Emergió un excelente Fabian Schär en los primeros pases y de su triángulo con Xhaka y Freuler nació un foco de superioridad para Suiza. En la derecha, Shaqiri se creció como casi siempre que juega con su selección, y en la banda izquierda se produjo la gran noticia de la noche en clave helvética: Steven Zuber. El carrilero del Hoffenheim disputaba su segundo encuentro como titular con la camiseta de su país y lo aprovechó para reclamarle a Petkovic un papel importante en el futuro a corto plazo de su selección. Zuber y su voraz pierna diestra le aportaron muchísimo veneno al juego suizo y se encargaron de transformar en determinación todo el caudal de juego que pasaba por su sector. Marcó dos tantos, dio una asistencia y transmitió una constante sensación de intimidación cada vez que recibía el balón. Será complicado que alguien lo siente en Da Luz.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Deja un comentario

*