Ulsan es el quinto invitado y entre Vela y Gignac andará el sexto

Chung young Lee of Crystal Palace reacts to a missed chance during the Capital One Cup match at Selhurst Park, London.

Picture by Jack Megaw/Focus Images Ltd +44 7481 764811
23/09/2015

Dos penaltis bastante evidentes que el árbitro catarí Abdulrahman Al Jassim no vio pero el VAR sí le dieron a Ulsan Hyundai su segundo título de campeón de Asia. Los tiró ambos Junior Negao, un veterano brasileño que ha encontrado en Asia el lugar en el que destacar en el fútbol en el tramo final de su carrera. Falló el primero, pero metió el rebote. El segundo lo transformó engañando al portero. Así remontó el conjunto coreano (1-2) el gol inicial de Mehdi Abdi Qara y dejó al Persepolis, un club gigantesco en Teherán, con su palmarés aún vacío de Champions asiáticas. Dura derrota porque tendrán que seguir soportando a sus vecinos del Esteghlal presumiendo de las dos que poseen en sus vitrinas. Y enorme alegría para Kim Do-hoon, un hombre que en 1999 marcó el gol con el que Corea del Sur, en un amistoso, se convirtió en el primer conjunto asiático que derrotaba a Brasil. Hoy es el entrenador de un Ulsan en el que juegan el extremo Lee Chung-Yong (que tuvo cierto éxito en la Premier cuando vestía la camiseta del Bolton y bastante menos con la del Crystal Palace) y el lateral Park Joo-Ho (que llegó a fichar por el Borussia Dortmund).

Ulsan Hyundai volverá a Catar, pues, en febrero, cuando se dispute entre los días 1 y 11 del segundo mes del año 2021 el Mundial de Clubes 2020. El domingo ha amanecido en el mundo con un panorama mucho más claro sobre la identidad de los componentes del cartel final. Ya conocíamos al Bayern Múnich como campeón europeo, al Auckland City como representante oceánico, al Al Ahly del Cairo como vencedor africano y al Al Duhail como ganador de la liga nacional del país anfitrión. El conjunto coreano se convirtió en el quinto participante confirmado el mismo día en el que se definió la final de la Champions de la CONCACAF. Entre Tigres de la UANL y Los Ángeles FC andará el sexto cupo. Ambos vencieron en las semifinales gracias al papel protagonista de sus delanteros más importantes: André-Pierre Gignac y Carlos Vela.

No hubo milagro y Olimpia de Tegucigalpa fue muy inferior a Tigres. Cayó por 3-0 con dos goles de penalti y uno en propia portería, pero el torrente de ocasiones fue tan abundante que la forma en la que llegaron los tantos se puede hasta considerar anecdótica. Gignac estuvo en todas: transformó las dos penas máximas y centró en el envío que el defensor Elvin Oliva desvió hacia su arco. A sus 35 años, el ex del Marsella y el Toulouse sigue dando un gran rendimiento en México. Mucho más igualada fue la otra semifinal, en la que el talento de Carlos Vela fue fundamental para que Los Ángeles FC remontara con inferioridad numérica el tanto inicial de Cáceres para América. Suyos fueron, en un minuto, los dos primeros tantos del conjunto dirigido por Bob Bradley, el técnico que llevó a los Estados Unidos al subcampeonato de la Copa Confederaciones en 2009. El ghanés Latif Blessing cerró un resultado (3-1) que evitó una final íntegramente mexicana y que dejó sin gloria a América, la entidad que más veces ha levantado el torneo más prestigioso de la CONCACAF. Una derrota dolorosa para el equipo de Miguel Herrera ya que además llevaba la firma de un ex canterano de Chivas de Guadalajara como Vela. La final se disputará en Orlando, donde se jugaron también las dos semifinales, en la madrugada española del 22 al 23 de diciembre (04:00).

Entonces sólo nos quedará conocer al campeón de la Libertadores, que se va a demorar hasta enero de 2021. Lo que ya sabemos seguro es que el representante de la CONMEBOL será brasileño o argentino. River Plate y Palmeiras se medirán en uno de los dos cruces de semifinales. En el otro, Santos espera al ganador del cuarto de final entre Rácing y Boca, que va con una semana de retraso por la suspensión del compromiso del cuadro bonaerense el día que falleció Diego Armando Maradona. No lo tendrá sencillo el conjunto xeneize, que cayó en la ida por 1-0 con un gol de cabeza del paraguayo Lorenzo Melgarejo y que tendrá que intentar remontarle a una Academia dirigida por uno de los técnicos de moda en Sudamérica, el ex asistente de Jorge Sampaoli Sebastián Beccacece. La vuelta se jugará en Buenos Aires la noche del 23 al 24 de diciembre.

Foto de portada: Lee Chung-Yong en su época en el Crystal Palace. (Focus Images Ltd).

Related posts

2 comments

Muy de acuerdo con el compañero Lardo. Siempre es una alegría para todos los que seguimos todas las ligas de campeones y esperamos cada año el Mundial de Clubes. Mitiquísimo, por cierto, ese Kim Byung-Ji con su pelazo azul K-pop delante de Rivaldo y Mario Jardel 😀 Gracias, Axel.

Deja un comentario

*