Fiabilidad inglesa

Ellen White of England Women celebrates scoring with Rachel Daly and Toni Duggan during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
19/06/2019

Sin deslumbrar pero con una efectividad máxima, Inglaterra sigue superando rondas en el Mundial femenino. La selección inglesa se ha convertido en uno de los rivales a batir en el panorama internacional y se empeña en demostrarlo en la Copa del Mundo en Francia, donde defiende el tercer puesto conquistado hace cuatro años en Canadá. Las semifinales de 2015 son el techo histórico de un combinado nacional que ya enlaza cuatro ediciones seguidas entre las cuatro mejores del planeta. Con una estructura de clubes y una liga cada vez más sólida, con equipos de mayor nivel e inversión y con al menos una futbolista de referencia europea en cada línea del campo, Inglaterra se ha transformado en un coco para cualquiera. La última víctima de su fiabilidad y pragmatismo fue Camerún, que vio penalizada cada una de sus concesiones en la primera mitad.

Inglaterra asumió con naturalidad el traje de favorita en la primera eliminatoria y aceptó la invitación de salir a dominar al combinado africano, que replegó atrás en busca de alguna opción para sorprender a la contra. El conjunto dirigido por Phil Neville está preparado para estos escenarios, con la clarividencia de Stephanie Houghton para sacar la pelota jugada desde atrás, la influencia ofensiva que ejerce Lucy Bronze en cada incorporación desde la posición de lateral derecha o el desborde de Nikita Parris en el uno contra uno para acelerar las jugadas en el tercio decisivo. La banda derecha es el flanco en el que Inglaterra acumula más talento y lo potencia permanentemente. Por este motivo también ubica a una delantera, en este caso Toni Duggan, partiendo desde el costado opuesto para atacar el segundo palo ante el torrente ofensivo que se genera desde el perfil derecho. Pronto Inglaterra cargó con una cartulina amarilla a Yvonne Leuko, la lateral izquierda de Camerún, lo que invitó a las Lionesses a insistir por su banda favorita.

Inglaterra 3 (Houghton 14′, White 45′, Greenwood 60′)
Camerún 0

Inglaterra vs Camerun - Football tactics and formations

Antes del cuarto de hora, la insistencia de Inglaterra ya abrió la segunda grieta en la defensa camerunesa. Un centro desde la banda derecha sin mayor peligro terminó en las manos de la guardameta africana Ndom después de una cesión de Augustine Ejangue. La lateral derecha controló el balón, la portera lo agarró en el área pequeña y se indicó libre indirecto a escasos metros de la línea de gol. Inglaterra no desaprovechó la oportunidad para abrir la lata, con un disparo colocado de Houghton a la cepa del palo más alejado. El tanto que adelantó al combinado británico inauguró una fase distinta del duelo de octavos, en la enésima repetición de un escenario que ha alimentado Inglaterra a lo largo de todo el Mundial. La selección de Phil Neville pasó a atacar de forma más cauta, asumiendo muchos menos riesgos, administrando esfuerzos para rebajar las revoluciones del encuentro. Controló la pelota en zonas a menudo intrascendentes para invitar a Camerún a abrirse en busca de un robo peligroso, pero lo que realmente logró fue anestesiar un encuentro en el que las africanas parecían satisfechas con un marcador corto que mantuviera viva su esperanza hasta los últimos minutos. Las incursiones de Lucy Bronze y la producción de Ellen White en cada toque de espalda eran las únicas chispas que iluminaban fugazmente la circulación de balón inglesa.

Lucy Bronze of England Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 19/06/2019
Lucy Bronze asistió a White en el segundo gol de la tarde. Foto: Focus Images Ltd.

La última jugada previa al descanso cambió el panorama. Lucy Bronze sorprendió a la defensa camerunesa con una aparición por el carril central, en una zona más propia de una mediapunta, y dejó sola a Ellen White después de un pase sobrebio con el exterior. Su visión de juego, creatividad para imaginar el envío y calidad para asistir a la delantera, habilitada por la defensa camerunesa, sirvió en bandeja el segundo gol de la tarde a Ellen White, que ya suma cuatro dianas en tres partidos de Mundial. El gol, anulado en primera instancia, terminó validado después de la intervención del videoarbitraje. El mazazo del tanto concedido en diferido sentó fatal a la selección camerunesa, que formó un corrillo en el centro del campo y paró el partido durante dos minutos entre protestas, como si no quisieran seguir jugando. Después de la demora y poco más de un minuto de juego, el 2-0 campeó en el marcador a la par que ambos equipos desfilaban camino del vestuario.

Una situación parecida se repitió en los primeros minutos de la segunda parte. Inglaterra salió demasiado relajada y concedió un gol nada más volver del descanso. Una pérdida de Bardsley pudo salirle cara a la escuadra británica, pero Onguene se encontraba en fuera de juego después del robo camerunés. Así pues, el gol de Nchout no subió en el marcador a pesar de lo indicado inicialmente por el equipo arbitral asiático y a pesar de la indignación del elenco africano, que volvió a demorar excesivamente la reanudación del juego ante la incredulidad inglesa. Las interrupciones desconectaron a Inglaterra de la eliminatoria y poco después Greenwood perdió otro balón comprometido. Esta vez apareció Bardsley para salvar a las inglesas ante el remate cercano de Takounda. A diferencia de lo ocurrido en el primer tiempo, Inglaterra no parecía capaz de controlar lo que sucedía sobre el terreno de juego. Hasta que, en un saque de esquina, Greenwood emergió por sorpresa desde el segundo palo para rematar libre de marca en el punto de penalty.

Ellen White and Toni Duggan of England Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 19/06/2019
Inglaterra disputará los cuartos de final del Mundial femenino por cuarta edición consecutiva. Foto: Focus Images Ltd.

El 3-0 noqueó a Camerún, que por segundo Mundial consecutivo se despidió del torneo en la ronda de octavos de final. En 2015 cayó ante China y en esta ocasión perdió ante una aspirante a alcanzar las rondas decisivas del campeonato. Se permitió un cuarto de hora de pájara que otra selección de mayor categoría podría penalizar. En cuartos, su próximo adversario será Noruega, que en la jornada del sábado apeó a Australia en la tanda de penaltis.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*