Inglaterra completa el pleno de puntos

Ellen White of England Women celebrates scoring during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
19/06/2019

Francia, Alemania y ahora Inglaterra. El conjunto británico se ha sumado a la lista de equipos que han terminado la fase de grupos del Mundial femenino con un pleno de victorias. Lo ha logrado en uno de los grupos más difíciles, ante un rival como Japón que ha alcanzado la final de los dos últimos campeonatos, y ante versiones competitivas y correosas de Argentina y Escocia, que han vendido cara su piel en todos los encuentros que han disputado. El poderío ofensivo del combinado inglés se ha manifestado como un argumento en cuenta para tener en cuenta a esta selección para alcanzar las rondas finales del Mundial.

Inglaterra selló la primera posición de su grupo con un triunfo ante Japón (0-2) en el que brilló su máxima anotadora en el Mundial, Ellen White. La futura delantera del Manchester City, club al que se incorporará la próxima temporada, ha marcado tres de las cinco dianas del elenco inglés en este Mundial. Absolutamente enrachada en el remate, no necesita ni tiempo ni espacio para castigar cualquier despiste de las defensas rivales. Siempre se mueve al filo del fuera de juego, detecta cualquier laguna de las centrales para infiltrarse a su espalda y es buena trazando movimientos de ruptura para quedarse sola en el área. Tampoco tarda en armar el remate y no se pone nerviosa ante la portera a la hora de ajustar la definición. Movimientos cortos pero agresivos y disparo rápido sin contemplaciones. White ha cantado goles en los dos partidos en los que ha sido titular y le está ganando la partida a Jodie Taylor, destacada anotadora en la Eurocopa de 2017. Taylor también aprovechó su oportunidad en la segunda jornada contra Argentina, aunque parece partir por detrás de la delantera skyblue.

Inglaterra en el Mundial femenino 2019

J1: Inglaterra 2-1 Escocia
J2: Inglaterra 1-0 Argentina
J3: Japón 0-2 Inglaterra

Nikita Parris of England Women celebrates scoring their first goal from the penalty spot with team mates during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 09/06/2019
Inglaterra accede a la fase eliminatoria tras completar el pleno de victorias en su grupo. Foto: Focus Images Ltd.

La contundencia en el remate de Ellen White ha sido el argumento más sólido de Inglaterra en este Mundial, pero no ha sido el único. Ofensivamente la pareja que suele actuar en la banda derecha es muy productiva. Lucy Bronze se incorpora con peligro y criterio desde la posición de lateral derecha y por delante Nikita Parris aporta velocidad y desequilibrio en el uno contra uno. Esa sociedad es y será uno de los principales quebraderos de cabeza para todas las rivales de Inglaterra a lo largo del campeonato, del mismo modo que su sistema defensivo no resulta fácil de batir. Bardsley ha transmitido seguridad bajo palos -brilló con alguna parada prodigiosa ante Japón- y la pareja de centrales con Steph Houghton y Millie Bright es tan solvente como complementaria. Son contundentes en los duelos defensivos y van bien en el juego aéreo, y asimismo la capitana Houghton se siente cómoda con la pelota en los pies para avanzar metros en conducción. La fiabilidad de Bronze para atar en corto a la futbolista que se asoma por su banda es otro recurso a tener en cuenta en la lateral del Olympique de Lyon.

En cambio, a Inglaterra le ha faltado continuidad en el dominio de algunos partidos en los que el equipo rival le ha discutido la posesión. Walsh ha perdido algunos balones comprometidos, Scott es una jugadora que se siente más cómda en el ida y vuelta y Fran Kirby vive más enfocada al desequilibrio y el regate en tres cuartos, pero las bazas en las áreas son una de sus virtudes más reconocibles. Y, sobre todo, decisivas. De momento Inglaterra ha empezado el Mundial con buen pie y ha garantizado un primer puesto de grupo que le evita un primer cruce realmente comprometido ante la férrea Canadá o los exuberantes Países Bajos en octavos. El listón para el equipo dirigido por Phil Neville es alto, pues en las dos últimas grandes citas Inglaterra alcanzó las semifinales.

Nikita Parris of England Women celebrates scoring their first goal from the penalty spot during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 09/06/2019
Nikita Parris celebra su gol en el debut ante Escocia. Foto: Focus Images Ltd.

Escocia deja escapar el tercer puesto en un final de infarto

Japón e Inglaterra disputaron el partido a priori estrella de esta última jornada en el Grupo D, pero su enfrentamiento no gozó de la emoción vivida en el duelo entre Escocia y Argentina, que se jugaban la tercera posición. Escocia ganaba por 3-0 en el minuto 70, un resultado cómodo que la clasificaba virtualmente para octavos como una de las cuatro mejores terceras de grupos. Sin embargo, Argentina tiró de coraje y empató el partido en menos de veinte minutos. Marcó dos goles y provocó un penalty para igualar la contienda en el minuto 89. Alexander lo paró en primera instancia, pero el videoarbitraje mandó repetir el lanzamiento -no es la primera vez que se ve con el VAR y la nueva normativa, más rígida con la figura del guardameta que se adelanta- y finalmente Bonsegundo igualó el partido. Argentina acabó la jornada como tercera de grupo, con dos puntos, mientras Escocia quedó relegada a la cola con una sola unidad. La Albiceleste necesita que tanto el Camerún-Nueva Zelanda como el Tailandia-Chile de este jueves terminen en empate para disfrutar de su cuarto partido en esta Copa del Mundo. Su torneo, tras doce años de ausencia, ha sido enormemente meritorio.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*