Inglaterra adelanta a Noruega por la derecha

Ellen White of England Women celebrates scoring with teammates during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
19/06/2019

Del primer minuto hasta el último, Inglaterra sometió a Noruega para certificar el pase a las semifinales del Mundial por segunda edición consecutiva. El elenco británico aplastó al nórdico alternando tramos de fútbol vertical con otras fases de mayor control del cuero que desesperaron a las escandinavas. Pero, sobre todo, Inglaterra despedazó a Noruega gracias a la superioridad manifiesta de su banda derecha, por donde se gestaron las acciones decisivas del duelo de cuartos. Las incursiones y clarividencia de Lucy Bronze en tres cuartos y el desequilibrio de Nikita Parris pegada a la línea de cal se cebaron con una Noruega menos firme en defensa de lo habitual.

Noruega 0
Inglaterra 3 (Scott 3’, White 40’, Bronze 57’)

Inglaterra vs Noruega - Football tactics and formations

Lucy Bronze tardó un par de minutos en destapar las carencias de la retaguardia escandinava e Inglaterra inclinó la balanza en su primera jugada de ataque, en la primera aparición de la lateral derecha en la línea de fondo. La defensa del Olympique de Lyon combinó con Parris, aprovechó las facilidades cedidas por el elenco rival y asistió a Scott con un pase atrás de manual. Tanto White como Scott se encontraban libres de marca en el área noruega y la centrocampista culminó la jugada después de que la goleadora inglesa no conectara en primera instancia con un remate a priori cómodo. El error, grotesco, lo enmendó la espigada futbolista del Manchester City para abrir la lata.

El tanto inicial reforzó la confianza de Inglaterra, que dominó la posesión con autoridad a partir de ese momento. Movió la pelota ágilmente y obligó a Noruega a perseguir sombras, impotente. Tarde o temprano surgía el resquicio por el que entrar, como cuando White disparó a la madera tras un pase de Parris. Inglaterra desangró a Noruega por las bandas, pero especialmente a partir de su insistencia por su flanco más potente. Bronze y Parris se asociaron permanentemente y se volvieron a juntar antes del descanso para construir la jugada del 0-2, rubricado por White después de que Parris le sirviera en bandeja su quinto gol del Mundial. Falló en la acción del primer tanto, pero se quitó esa espina para igualar a la ya eliminada Sam Kerr y a Alex Morgan como máxima artillera del campeonato. Mientras Morgan marcó todos sus goles en el estreno ante Tailandia, White ha perforado la meta rival en cada partido que ha jugado de en el Mundial de Francia.

Lucy Bronze of England Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 09/06/2019
Lucy Bronze participó en los tres goles de Inglaterra. Foto: Focus Images Ltd.

El segundo gol antes del descanso parecía sellar la clasificación para Inglaterra, aunque Noruega se rebeló en el arranque del segundo tiempo. Caroline Graham Hansen metió el miedo en el cuerpo de la zaga británica cuando le cayó el balón en la frontal del área pequeña, pero no lo logró controlar a tiempo antes de que Houghton impidiera el 1-2. Noruega atacó de forma más directa, con más efectivos y mayores urgencias, pero no logró recortar la diferencia para devolver la emoción a la eliminatoria. Merodeó el área, pero a diferencia de Inglaterra no concretó sus ocasiones. Mucho más efectiva que las escandinavas se mostró Lucy Bronze, que remató sola desde la frontal del área una falta lateral para anotar el 0-3. Inglaterra ya había destapado sus cartas con una acción parecida unos minutos antes que invalidó la colegiada al mandar repetir el saque, pero incluso pese al farol previo Noruega desprotegió la frontal y acabó lamentando el zambombazo de la lateral derecha del Olympique de Lyon, que presenta su candidatura a mejor jugadora del torneo con cada partido que disputa.

El tercer tanto relajó al equipo inglés, que sesteó en la última media hora y pudo conceder su segundo tanto en el campeonato en más de una ocasión. Stephanie Houghton sacó bajo palos el 1-3 en una acción brillante y mantuvo la concentración en varios duelos para evitar que Noruega llegara a creer en una remontada improbable. También tuvo su momento de gloria Karen Bardsley, que le negó un gol cantado a Herlovsen con una estirada notable. Sin embargo, la defensa noruega no mejoró y la goleada inglesa pudo ser incluso más abultada. En el intercambio de golpes, Houghton provocó un penalty que Nikita Parris erró. La futura jugadora del Olympique de Lyon tiró con potencia hacia su izquierda, pero Hjelmseth leyó sus intenciones y evitó el cuarto gol de la noche.

Norway Women team huddle during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 12/06/2019
Noruega se despide del Mundial con un sabor agridulce tras la goleada contra Inglaterra.

La abrumadora superioridad de Inglaterra le permitirá afrontar la semifinal del próximo martes con confianza pero sin excesiva presión. El cuadro de eliminatorias le emparejará con una clara aspirante a alzar el título, bien sea Estados Unidos o bien sea Francia, a quien ya apeó hace dos años de la Eurocopa de los Países Bajos. El Mundial de 2019 al fin y al cabo confirma lo que ya lleva insinuando el fútbol inglés desde hace unos años: su selección femenina es una referencia, uno de los rivales a batir al inicio de cada campeonato. En 2009 alcanzaron su primera final en la Eurocopa de Finlandia y diez años después aspiran a plantarse por primera vez en una final de la Copa del Mundo. De momento nadie ha podido con ellas.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*