Europa contra la hegemonía de Estados Unidos

The team shot of USA Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Stade Auguste Delaune, Reims
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
24/06/2019

Siete equipos europeos y un superviviente del resto del mundo. Esa es la fotografía que deja el cuadro de los cuartos de final del Mundial femenino, con Estados Unidos defendiendo el título conquistado en Canadá en 2015 ante la oposición del viejo continente en un certamen disputado en Francia. La selección más laureada, con tres Copas del Mundo en su palmarés, se ha quedado sola en su pugna por mantener la hegemonía que ha exhibido en los últimos años. Sin Japón, ya eliminada, el Mundial nos brindará una final distinta a la de las dos últimas ediciones, monopolizadas por las asiáticas y las norteamericanas. Entre los supervivientes, Alemania (2 Mundiales) y Noruega (1 título) son los únicos conjuntos europeos que saben lo que es ganar el título. Suecia, subcampeona en 2003, es el otro que sabe lo que es alcanzar una final.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Noruega-Inglaterra, jueves 27 de junio (21:00h)

Pese a la ausencia de la mejor jugadora noruega, la delantera del Olympique de Lyon Ada Hegerberg, el país escandinavo se ha plantado en los cuartos de final del Mundial femenino por primera vez desde que fue semifinalista en 2007. Sus prestaciones en los últimos campeonatos no habían estado a la altura del prestigio noruego, pero en esta Copa del Mundo el combinado nórdico está funcionando mejor. La línea defensiva está afianzada con Mjelde y Thorisdottir, ambas habituales en el Chelsea, en el eje de la zaga y asimismo Graham Hansen, futura futbolista del Barcelona, está desequilibrando gracias a su regate y velocidad partiendo desde la posición de segunda punta. Noruega superó la fase de grupos con solvencia, pese a la previsible derrota ante Francia en un encuentro bastante equilibrado, y necesitó de la tanda de penaltis para apear a Australia en uno de los duelos más atractivos de la ronda de octavos.

Maren Mjelde of Norway Women shouts during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 12/06/2019
Noruega perdió contra Francia en la fase de grupos. Foto: Focus Images Ltd.

El desgaste de los 30 minutos suplementarios en la primera eliminatoria puede ser un factor favorable para Inglaterra, cuya trayectoria en el Mundial ha resultado bastante plácida. Ganó todos sus partidos de la fase de grupos y superó a Camerún sin demasiado sufrimiento en octavos. Solo ha encajado un gol y se siente cómoda en varios registros. Prefiere llevar la iniciativa, con Lucy Bronze y Nikita Parris formando una sociedad muy productiva a nivel ofensivo en el sector derecho, y Houghton es un seguro de vida sacando la pelota jugada desde atrás. Ellen White, en un espléndido estado de forma, es otro argumento para confiar en que todo lo que le caiga dentro del área terminará en el fondo de la red. Por otro lado, Inglaterra también sabe defenderse con el marcador a favor. En ocasiones especula un poco más de la cuenta, cediendo al rival el balón para desplegarse con espacios cuando podría controlar lo que sucede sobre el terreno de juego a partir del dominio del esférico, pero hasta ahora le ha salido bien. El grueso de esta generación ya disputó las semifinales del Mundial de Canadá en 2015 y de la Eurocopa de los Países Bajos en 2017.

Artículo relacionado: Análisis del Noruega 0-3 Inglaterra

Francia-Estados Unidos, viernes 28 de junio (21:00h)

Dos de las grandes favoritas al título se cruzan en cuartos de final después de sufrir para superar la primera eliminatoria del Mundial. Francia necesitó de la prórroga para doblegar a una correosa selección brasileña, a la que solo pudo tumbar en un remate de una falta indirecta, y Estados Unidos únicamente batió a Sandra Paños desde el punto de penalti (en dos ocasiones) para apear a España de la Copa del Mundo. El desgaste físico realizado en octavos puede pasar factura, del mismo modo que las dificultades en la ronda previa pondrá sobre aviso a las dos contendientes de uno de los choques más esperados del campeonato.

Artículo relacionado: España humaniza a Estados Unidos

Francia alterna una versión más efectiva y física, que potencia a su poderosa pareja de centrales y sus extremos más verticales, con una piel más asociativa. En función de las once futbolistas que elija Corinne Diacre, la selección gala planteará el choque de un modo u otro ante las vigentes campeonas del mundo. Con Thiney, Bussaglia y Henry en la medular, Francia goza de más poso para manejar la posesión, controlar los tiempos del partido y obligar al adversario a correr. En cambio, si Diani acompaña a Gauvin, Francia se preparará para desplegarse a la contra. Podrá hacer daño a Estados Unidos, pues además es fuerte en la defensa del corazón del área, pero quizás acabe sometida por el elevado ritmo que intentan imprimir las norteamericanas. Especialmente al inicio de cada parte, donde suelen inclinar la balanza para administrar el resultado a posteriori. Las conducciones de Lavelle entre líneas, el regate y determinación de Rapinoe, el olfato goleador de Alex Morgan y la variedad de alternativas que pueden entrar desde el banquillo para cambiar el guion del encuentro son algunos de los argumentos de la selección estadounidense.

Artículo relacionado: Análisis del Francia 1-2 Estados Unidos

Megan Rapinoe of USA Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Stade Auguste Delaune, Reims Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 24/06/2019
Megan Rapinoe marcó los dos goles de Estados Unidos ante España. Foto: Focus Images Ltd.

Italia-Países Bajos, sábado a las 15:00h

A estas alturas de Mundial, Italia se puede colgar la etiqueta de equipo revelación del torneo. La Azzurra pisa los cuartos de final por segunda vez en su historia, la primera desde que lo lograra en 1991 en la primera Copa del Mundo organizada por la FIFA. Ese fue el primer torneo, con menos equipos y una fase de grupos menos exigente, por lo que alcanzar de nuevo esta ronda se considera un éxito mayúsculo en el país transalpino. No acudía a un Mundial desde hacía 20 años pese a tratarse de una potencia europea en los años 80 y 90 y uno de los primeros impulsores de los torneos precedentes al Mundial femenino en los años 70. El crecimiento de Juventus y Milan en los últimos años ha ayudado al crecimiento de la selección nacional, sólida en todas las líneas. Giuliani es fiable bajo palos, la colchonera Linari lidera la defensa, Bonansea es punzante e incisiva partiendo desde la banda izquierda y Giacinti es un peligro para la zaga rival cada vez que merodea el área.

Barbara Bonansea of Italy during the UEFA Women's Euros 2017 match at Koning Willem II Stadion, Tilburg Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 21/07/2017
Barbara Bonansea es una de las estrellas de Italia. Foto: Focus Images Ltd.

Italia tiene en su mano alcanzar por primera vez una semifinal mundialista, reto que comparte con su adversario este sábado. La selección de los Países Bajos, vigente campeona de Europa, ha superado por primera vez los octavos de final. Sufrió para apear a Japón, en un encuentro en el que fue inferior en la segunda mitad, y sus estrellas están lejos de reproducir el nivel ofrecido en la Eurocopa que organizaron en 2017. Martens desborda a chispazos, Van de Sanden no genera tanto peligro en el uno contra uno y Miedema, poderosa en el juego aéreo y de espaldas a portería, está peor abastecida y más imprecisa en la asociación. El estado de forma colectivo es inferior al esperado y la defensa no es tan fiable como debería, pero hasta ahora ha superado todos los obstáculos que le ha planteado el Mundial. Derrotó a Nueva Zelanda en el debut con un gol en el descuento, no sentenció a Camerún hasta el tramo final y sufrió para vencer a Canadá y Japón, pero siempre acabó imponiendo su calidad en el área contraria.

Lieke Martens of Netherlands Women scores from the penalty spot during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Roazhon Park, Rennes Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 25/06/2019
Lieke Martens marcó los dos goles de los Países Bajos ante Japón. Foto: Focus Images Ltd.

Alemania-Suecia, sábado a las 18:30h

Un clásico del fútbol femenino y un clásico de todas las grandes citas en los últimos años. No hay torneo importante en el que no se crucen Alemania y Suecia en el último lustro… aunque (casi) siempre con resultado favorable para el elenco teutón. En 2013 Alemania se impuso en las semifinales de la Eurocopa, en 2015 le ganó por 4-1 en los octavos de final del último Mundial, en 2016 la selección alemana se colgó la medalla olímpica de oro tras batir a Suecia por 2-1 y en la última Eurocopa se cruzaron en la fase de grupos en un encuentro que acabó en empate a cero. Los últimos precedentes, por tanto, favorecen a Alemania, que espera recuperar a una de sus estrellas para el tramo final del Mundial. Marozsan, baja desde la segunda jornada de la fase de grupos, podría reaparecer para medirse a Suecia en cuartos.

De momento Alemania no ha echado mucho de menos a Marozsan y se ha apoyado en la velocidad y la energía que aportan sus jóvenes futbolistas de banda. Tanto Huth como Gwinn -que ha actuado de lateral y de extremo- han contribuido a la clasificación teutona gracias a su capacidad de desborde por fuera, clave para abastecer a Alexandra Popp en el corazón del área. Asimismo, el despliegue físico de centrocampistas como Magull y Däbritz también ha permitido a Alemania afrontar distintos escenarios, desde encuentros en los que debe llevar la iniciativa como citas en las que debe replegar algo más. El partido ante Suecia, a priori, le exigirá asumir el protagonismo con balón ante un adversario que domina las áreas. Lindahl es muy segura bajo palos y todas las alternativas para ocupar la retaguardia militan en clubes de primer nivel (Fischer, Sembrant, Eriksson, Andersson y Glas) de Alemania, Inglaterra o Francia. Esa consistencia, unida al oficio de Seger, será vital para contener las oleadas de Alemania y luego desplegarse a la contra. Blackstenius y Jakobsson se complementan muy bien arriba y Asllani es una fantástica lanzadora de contragolpes.

Kathrin Hendrich and Melanie Leupolz of Germany Women battle with Gu Yasha of China Women during the FIFA Women's World Cup 2019 match at Roazhon Park, Rennes Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 08/06/2019
Alemania ha ganado dos veces el Mundial femenino. Foto: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*