Estados Unidos-Inglaterra: una batalla entre Imperios

Megan Rapinoe of USA Women during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Stade Auguste Delaune, Reims
Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989
24/06/2019

El morbo histórico está servido en este enfrentamiento de gran pedigrí de semifinales del Mundial femenino. El país colonizado contra el colonizador. Aplicado al fútbol, y con el esférico expresándose en inglés, este proceso se ha invertido puesto que es Estados Unidos quien pretende seguir alargando su dinastía mientras que Inglaterra aspira a reinar en el torneo por primera vez en su historia. Ahí no terminan los contrastes: mientras las hegemónicas americanas solo reparan en ganar y el atropello físico, las inglesas de Phil Neville dibujan un plan y se ciñen a él como el mejor vehículo hacia la victoria. “Nunca me he preocupado por los rivales. Estamos muy concentradas en lo que podemos hacer y en cómo intentaremos ganar el partido”, avisaba Phil Neville en la rueda de prensa, previa a un duelo algo enrarecido por un supuesto caso de espionaje por parte de las americanas. Formas distintas de entender la vida y el fútbol. El liberalismo salvaje que fomenta el avance de las más fuertes contra la puntualidad del engranaje inglés.

Pese a los últimos exigentes partidos de la fase del KO, Estados Unidos afronta las semifinales con la moral intacta. Les costó imponerse a España y Francia pero no derrotarlas. Porque apenas transmiten sufrimiento. Y, si lo hacen, lo disimulan muy bien. Proyectan una sensación de firmeza y de tenerlo todo bajo control. Ni España inquietó su portería ni Francia pudo dar rienda suelta a sus poderosos argumentos ofensivos. También es cierto que Estados Unidos consiguió ganar a España con dos penaltis muy tibios y que a punto estuvo de ver cómo Francia les empataba de penalti en una acción controvertida dentro de su área.

The team USA Women huddle after the 2019 FIFA Women's World Cup match at Parc des Princes, Paris Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 28/06/2019
Estados Unidos puede encadenar su tercera final seguida en el Mundial femenino. Foto: Focus Images Ltd.

Pero ahí siguen, impertérritas y con un punto de vanagloria. El que expresó la defensora Ali Krieger tras la victoria ante Chile diciendo que ellas tenían el mejor equipo del mundo y también el segundo más dominador. “Ella tiene el derecho a decirlo. Lo que es importante es que tengamos confianza, y en ningún caso pienso que este sea un equipo arrogante”, suavizaba Jill Ellis. La que puede encarnar ese punto de autoestima elevada es la carismática Megan Rapinoe, que tan pronto desafía a la Casa Blanca como se dirige a la grada en plan Ibrahimovic intentando responder a la pregunta de “¿por qué siempre yo?”.

Justamente, el encuentro permitirá dirimir uno de los duelos más poderosos del Mundial: la lateral Lucy Bronze contra la estrella Megan Rapinoe, que fue secada en su día por Marta Corredera y que apareció con cuentagotas ante Marion Torrent. Pero aunque no desempeñe un rol protagonista en el partido, acaba decidiendo y pesando gracias a su buen golpeo a balón parado o a su lectura para pisar zonas peligrosas de remate cuando toca. Ante Inglaterra tendrá un buen escollo en forma de Lucy Bronze, la mejor lateral del mundo y una de las futbolistas más exuberantes de la competición. Fuerte, resistente, muy veloz, pegajosa y con un fuelle ofensivo que sin duda le restará frescura en ataque a Rapinoe, a no ser que la seleccionadora Jill Ellis quiera equilibrar de otra forma a su equipo.

Parece que en Estados Unidos sigue ganando enteros Ertz como mediocentro posicional, acompañada de la lúcida Lavelle y la llegadora Mewis. Eso implica que Horan seguiría en el banquillo, pese a sus buenas actuaciones en la fase de grupos. Pero Jill Ellis da la impresión de que confía en el buen hacer correctivo de Ertz, ubicada como central ante Tailandia y luego avanzada al centro del campo a propósito de redondear la estabilidad americana en la zona ancha. En Inglaterra tampoco se esperan grandes cambios en la columna vertebral, aunque conviene recordar que la pareja de centrales Houghton-Bright jugó algo mermada ante Noruega por un esguince de tobillo y un virus, respectivamente.

England team line up during the 2019 FIFA Women's World Cup match at Allianz Riviera, Nice Picture by Kunjan Malde/Focus Images Ltd +447523653989 09/06/2019
Inglaterra puede clasificarse por primera vez para la final de un Mundial femenino. Foto: Focus Images Ltd.

La duda estará en la banda izquierda inglesa, donde Greenwood y Stokes se disputan un puesto en el lateral, y a su vez Mead y Duggan en el extremo. Lo que está claro es que el mejor binomio del torneo, el formado por Parris-Bronze, seguirá en liza, así como los goles de la delantera más entonada del torneo, Ellen White, con permiso de la neerlandesa Miedema. A sus 30 años, sigue ofreciendo un recital de entrega, descargas, caídas a los costados y máxima intención en todo lo que hace. Y encima, se le caen los goles de los bolsillos. También nos deparará un duelo bonito con las fiables centrales Sauerbrunn y Dahlkemper.

Inglaterra o Estados Unidos. Solo una se plantará en la final. Algo que, de no conseguirlo, significaría un “fracaso” para las inglesas, termómetro de la ambición de un Phil Neville que se ha erigido como uno de los técnicos de moda gracias a su carisma, la propuesta de su equipo y la interesante rotación de piezas que ha fomentado a lo largo del torneo para preservar un tono alto. También sería un varapalo para Estados Unidos que, desde China 2007, no sabe lo que es quedarse fuera de una final. Necesitará tal vez los goles de una discreta Alex Morgan que, tras los cinco ante Tailandia, no ha vuelto a ver portería. Aguarda su turno Carli Lloyd, la mejor suplente. Como también Press, Pugh, Horan o McDonald, dispuestas a dinamitar la semifinal desde el banquillo si hace falta. Se enfrentan dos colosos en una batalla sin cuartel. Disfruten.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: Estados Unidos-Inglaterra, martes 2 de julio a las 21:00

USA vs England - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*