Once ideal del Mundial sub-17 de Brasil 2019

Aouchiche filtró un pase brillante en la asistencia del primer gol.

Brasil conquistó el Mundial sub-17 después de 16 años y alzó el cuarto título de su historia en la categoría. Lo logró tras derrotar a México en una final en la que tuvo que remontar la diana inicial de Bryan González. Con el triunfo brasileño terminó un Mundial sub-17 que siempre nos descubre nombres propios a seguir en el futuro. Como siempre, MarcadorInt ha elaborado el once ideal del torneo, en este caso copado por las cuatro selecciones semifinalistas.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Once ideal del Mundial sub-17 de Brasil 2019.
Once ideal del Mundial sub-17 de Brasil 2019.

Eduardo García (México)

Héroe de la semifinal ante los Países Bajos con tres paradas en la tanda de penaltis, fue el guardameta más consistente en un torneo sin excesivo nivel en las porterías. No solo detuvo los penaltis de la semifinal, sino que también mantuvo a México con vida en los momentos de mayor asedio de Brasil y Países Bajos en los partidos decisivos. Es ágil bajo palos, transmite autoridad, no tiene muchos problemas a la hora de salir a tapar pases a la espalda de los defensas y aunque el portero de Chivas de Guadalajara debe mejorar el blocaje no suele complicarse la vida y orienta los despejes.

Yan Couto (Brasil)

Se perdió dos partidos a raíz de la expulsión en la segunda jornada ante Nueva Zelanda, por roja directa, pero fue uno de los mejores jugadores de Brasil en cada encuentro que disputó. Lateral derecho bajito pero muy rápido, fue uno de los motores ofensivos del campeón. Incansable a la hora de recorrer la banda derecha, repitió esfuerzos desde el primer día hasta el último, pisó la línea de fondo para servir centros tensos (como el que encontró a Lázaro en el gol de la victoria en la final) y también sacó provecho de su velocidad para imponerse en los duelos individuales en defensa. Imaginativo en el regate y en los pases, fue uno de los jugadores del torneo. Milita en el Coritiba.

Youri Regeer (Países Bajos)

El chico para todo en la Oranje. Uno de los futbolistas más jóvenes de la selección, nacido en 2003, inició el torneo en el banquillo y se acabó convirtiendo en indiscutible para Van der Veen. Empezó como centrocampista para dotar de mayor consistencia al doble pivote neerlandés, pero la expulsión de Melayro Bogarde ante Senegal le retrasó hasta el eje de la defensa y ahí se quedó hasta que la ausencia de Taylor en la semifinal le devolvió a la medular. Elegante con el balón, Regeer es un futbolista que destaca por su inteligencia. No es el jugador más fuerte en los choques, pero lee el juego antes que nadie. Anticipa, está bien colocado, aprieta en el momento adecuado en la presión y toma buenas decisiones con el balón en los pies. No suele comprometer la posesión, puede burlar rivales en conducción y es más resistente de lo que parece para seguir abarcando metros en los minutos finales de los partidos. En la Youth League le marcó tres goles al Valencia jugando como extremo derecho del Ajax y en el Mundial sub-17 jugó de central por las circunstancias del torneo y fue uno de los futbolistas más destacados del certamen. No lo puede hacer cualquiera.

Jesús Alejandro Gómez (México)

El penalty que cometió en la final, cuando México acariciaba el título, empañó el fantástico torneo del central zurdo del Tri, ya con experiencia en primera división con Atlas. Defensa de físico portentoso, Gómez saca partido de su fortaleza para imponerse en los duelos en el área. Es potente en el juego aéreo, donde marca diferencias en ambas áreas, ocupa mucho espacio a la hora de bloquear disparos de los rivales, y no tiene miedo a salir lejos de su zona de confort para anticipar. Su zancada larga le permite defender lejos de su portería, aunque sea un futbolista más rígido en los giros en distancias cortas. Gómez también es pegajoso en la marca, sobre todo cuando se mide ante un delantero que ejerce de referencia fija. Incluso se animó en algún momento a ejecutar alguna acción a balón parado cuando no estaba Efraín Álvarez sobre el césped.

México disputará la final del Mundial sub-17. Foto: MarcadorInt.
México se quedó a las puertas de ganar la final del Mundial sub-17. Foto: MarcadorInt.

Patryck (Brasil)

El futbolista más joven del campeón, el único nacido en el año 2003, fue creciendo a medida que avanzó el campeonato. En una selección que otorgó mucho peso ofensivo a los laterales, Patryck replicó algunos de los comportamientos de Yan en la banda opuesta. Sin embargo, el lateral zurdo desequilibraba menos mediante el regate y creaba más peligro gracias a su poderoso disparo desde lejos. Adelantó a Brasil en el duelo de cuartos contra Italia con una irrupción en los primeros minutos de partido y también amenazó a Eduardo García con tiros desde fuera del área en la final. El lateral de Sao Paulo le pega bien al balón, sobre todo en las jugadas de estrategia, aunque alterna centros precisos y otros demasiado pasados cuando se incorpora en carrera.

Kenneth Taylor (Países Bajos)

El termómetro de la selección neerlandesa. Cuando Taylor estuvo bien, la Oranje desplegó su mejor juego. Y el día que se quedó fuera del equipo, enfermo, la Oranje se quedó sin el premio de la final. Le costó arrancar, pero cuando Holanda controló los partidos y rehuyó del fútbol de transiciones que tanto le castigó en los dos primeros encuentros Taylor brilló como pocos. El mediocentro del Ajax movió los hilos de la circulación naranja y jugó siempre con mucho criterio. No parece el más rápido en la ejecución de sus movimientos, pero suele tener los partidos en la cabeza para combinar a pocos toques, soltar la pelota rápido o en el momento idóneo para habilitar a sus compañeros.

Kenneth Taylor.
Kenneth Taylor creció con el paso de los partidos. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Eugenio Pizzuto (México)

El capitán de México se llevó al término del Mundial el galardón de Balón de Bronce. Fue un premio merecido por su desempeño a lo largo del campeonato, en el que el Tri fue de menos a más. Se marchó expulsado en el primer partido de la fase de grupos y por esa razón se perdió el duelo ante Italia, país del que proviene su familia, pero fue decisivo en las rondas eliminatorias. El centrocampista formado en Pachuca adelantó a México a la salida de un córner en octavos ante Japón y firmó notables actuaciones en el resto de encuentros, con aportaciones relevantes como la asistencia a Bryan González en el gol de México en la final. Centrocampista zurdo de calidad en el golpeo con la pierna izquierda, Pizzuto se mostró consistente en su rendimiento y se asomó con peligro a la frontal del área cuando se le brindó mayor libertad para incorporarse al ataque.

Gabriel Verón (Brasil)

MVP del campeón y del Mundial, Gabriel Verón asumió la responsabilidad en Brasil del primer día hasta el último. Extremo diestro que jugó en la banda derecha, Verón formó una gran sociedad con Yan Couto en el flanco más desequilibrante de la Canarinha. El atacante de Palmeiras exhibió una amplia paleta de recursos para desbordar a los adversarios. Su cambio de ritmo resultó imparable para los laterales rivales, incapaces de atarle en corto cuando arrancaba en estático. Su potencia y velocidad en carrera también se convirtió en una pesadilla para sus oponentes en transiciones más largas, con espacios por delante, en las que podía cambiar de marcha cuando ya parecía correr a máxima velocidad. Pero Verón no solo desbordó por potencia, sino por calidad en algunas maniobras. En ocasiones se le escapaba algún toque, producto de la velocidad a la que ejecuta sus acciones, pero el canterano de Palmeiras siempre se las ingenió para crear ocasiones de peligro. También cuando los contrincantes le concedían espacio para salir hacia su pierna menos hábil, la izquierda, en lances en los que Verón se mostraba igualmente resolutivo con la zurda.

Adil Aouchiche (Francia)

Si en el Europeo sub-17 se hinchó a marcar goles y a romper registros anotadores, con nueve dianas en cinco partidos, Adil Aouchiche exhibió su reverso más creativo en el Mundial de la categoría. El mediapunta del PSG solo marcó un gol, ante España, pero repartió hasta siete asistencias a lo largo del campeonato. Imaginativo y creativo en el último toque, Aouchiche mostró todo su repertorio. Es preciso en el golpeo de las acciones a balón parado, una de las fortalezas del combinado galo, pero también sabe cuándo debe filtrar el pase decisivo. Donde otros ven un mar de piernas, Aouchiche encuentra el espacio por el que asistir a un compañero. No logró meter a Francia en la final del Mundial, pero regresará a casa con el premio de Balón de Plata del torneo.

Artículo relacionado: Un Europeo de récord

Aouchiche celebra uno de sus goles en el Europeo sub-17.
Aouchiche celebra uno de sus nueve goles en el Europeo sub-17. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Nathanaël Mbuku (Francia)

Segundo máximo artillero del campeonato a pesar de actuar como extremo izquierdo, Mbuku fue uno de los puñales de Francia en ataque. Como Gabriel Verón, Mbuku jugó en el lado de su pierna natural y castigó a los rivales atacando los espacios. El canterano del Stade de Reims, con quien ya ha jugado un puñado de partidos en Ligue 1, destacó gracias a sus movimientos de ruptura para abrir vías de pase a Aouchiche. La conexión con el mediapunta del PSG resultó muy prolífica para abrir las defensas rivales, y luego Mbuku exhibió una gran determinación y precisión en el remate. Marcó un hat-trick ante Australia en octavos, anotó de nuevo ante España en cuartos y volvió a perforar la meta de Brasil en la semifinal. Mbuku no solo hizo daño con sus movimientos sin balón, sino que también desbordó gracias a su cambio de ritmo y habilidad en el uno contra uno.

Sontje Hansen (Países Bajos)

Aunque en el Ajax suele ejercer de extremo derecho, la misma posición en la que jugó a lo largo del Europeo sub-17, las circunstancias del Mundial llevaron a Sontje Hansen a actuar como delantero o segundo punta a lo largo del torneo celebrado este mes en Brasil. No le salió mal la apuesta a la Oranje, que potenció la mejor versión de Hansen ante la ausencia de su ariete de referencia, el lesionado Brian Brobbey. Como falso nueve, Hansen se movió por todo el frente de ataque y sacó a relucir virtudes hasta ahora menos evidentes en el canterano ajacied. No solo es un futbolista rápido con espacios por delante, sino que también es muy intuitivo en las maniobras en espacios reducidos. Combina de primeras con una precisión quirúrgica, protagoniza toques creativos en la frontal del área y además es frío en la definición. Rescató a los Países Bajos con un hat-trick en el partido decisivo ante Estados Unidos en la fase de grupos y desde entonces su selección empezó a jugar como se esperaba en el campeón de Europa. Hansen marcó seis goles y repartió tres asistencias para convertirse en el máximo artillero del Mundial.

Artículo relacionado: Sontje Hansen evita la debacle oranje

Sontje Hansen marcó seis goles y regaló tres asistencias en el Mundial. Foto.
Sontje Hansen marcó seis goles y regaló tres asistencias en el Mundial. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Otros nombres destacados:

Porteros: Marco Molla (Italia), Iván Martínez (España)

Defensas: Christian Dalle Mura y Lorenzo Pirola (Italia), Brandon Soppy y Tanguy Kouassi (Francia), Javi López (España), Víctor Guzmán (México), Lee Tae-Seok (R. Corea), Piero Hincapié (Ecuador), Botond Balogh (Hungría), Rolando Ortiz (Paraguay), Ki-Jana Hoever y Devyne Rensch (Países Bajos), Riku Handa (Japón).

Centrocampistas: Simone Panada (Italia), Lucien Agoumé (Francia), Robert Navarro, Pedri y Germán Valera (España), Efraín Álvarez y Bryan González (México), Jun Nishikawa y Joel Fujita (Japón), Joan Cruz (Chile), Matías Palacios (Argentina), Daniel Cabral y Joao Peglow (Brasil), Pape Sarr (Senegal).

Atacantes: Kaio Jorge (Brasil), Wilfried Gnonto (Italia), Pablo Moreno (España), Santiago Muñoz (México), Yamato Wakatsutki (Japón), Souleymane Faye (Senegal), Giovani Reyna (EEUU), Exequiel Zeballos (Argentina), Zito Luvumbo (Angola), Noah Botic (Australia), Jayden Braaf (Países Bajos), Diego Duarte (Paraguay), Olakunle Olusegun (Nigeria).

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*