Foden juega, Brewsten marca

Brewster acabó con el sueño americano en el Mundial sub-17.

Si Inglaterra sigue trabajando así, los frutos caerán tarde o temprano. La selección inglesa ha firmado un 2017 extraordinario en todos los torneos de categorías inferiores en los que ha participado, en los que únicamente le han eliminado en tandas de penaltis. En mayo ganó en Toulon y dejó escapar en el último minuto el título de campeón de Europa sub-17. En junio, Inglaterra alzó el Mundial sub-20 en Corea del Sur, en su primera final en un Mundial de cualquier categoría desde 1966. Luego el equipo sub-21 caería en las semifinales del Europeo de Polonia ante Alemania, a la postre campeón del torneo. En julio llegaría el primer Europeo sub-19 y ahora, en octubre, la final del Mundial sub-17. Antes no habían pasado de cuartos de final. 

Lo mejor de todo es que muchos de estos éxitos han llegado sin varias de sus estrellas. Jadon Sancho, talento del Borussia Dortmund, no ha participado en las rondas eliminatorias del Mundial sub-17. Patrick Roberts, Izzy Brown y Tammy Abraham tampoco estuvieron en el Mundial sub-20. Tom Davies, habitual en la rotación de Koeman, no estuvo en Georgia para ayudar a alzar el Europeo sub-19, del mismo modo que pilares de la absoluta como Rashford, Dele Alli, John Stones o Sterling tampoco participaron en el citado Europeo sub-21. Esto es, incluso sin sus estrellas, Inglaterra cuenta con plantillas repletas de talento. Otra historia es que luego gocen de oportunidades en la élite, que es lo que anhela Rhian Brewster, el autor de los tres goles de Inglaterra contra Brasil en la semfinal del Mundial sub-17. El delantero del Liverpool cazó tres balones en el área sudamericana para clasificar a Inglaterra para su primera final en un choque precioso en el que el potencial ofensivo del cuadro europeo se impuso a la Canarinha, que se topó con el reto más exigente que le ha brindado el campeonato.

Brasil 1 (Wesley 21′)
Inglaterra 3 (Brewster 10′, 39′, 77′)

Inglaterra vs Brasil - Football tactics and formations

Si Alemania arrojó luz sobre las carencias de la selección brasileña, Inglaterra las desnudó definitivamente. El equipo de Steve Cooper evidenció los problemas defensivos de la zaga sudamericana, que sufrió para contener el talento europeo. Inglaterra repitió el once que goleó a Estados Unidos en cuartos y rajó a Brasil a partir de sus futbolistas de banda. Hudson-Odoi torturó a Wesley, que a veces resistía en el uno contra uno pero que carecía de ayudas en defensa, y Foden desbordó a placer a Weverson en el flanco opuesto. Muy pronto llegó el primer tanto, en el que Brewster remató un centro preciso de Hudson-Odoi desde la izquierda. El delantero del Liverpool perdonó la primera, pero no la segunda oportunidad para adelantar a Inglaterra.

Hudson-Odoi.
Hudson-Odoi jugó un gran partido.

Tampoco tardó mucho Brasil en descubrir algunas de las flaquezas de la selección inglesa. Las encontró, sobre todo, en la portería del elenco europeo. Inglaterra empezó nerviosa atrás y cometió algunas pérdidas inexplicables, además de algunas jugadas en las que adolecieron de una falta de contundencia alarmante. Pero, sobre todo, el portero Curtis Anderson sufrió cada vez que Brasil se acercaba a sus dominios. Se quedaba a media salida en los centros laterales, no los medía bien y, además, le costaba horrores blocar los disparos del conjunto sudamericano. Así llegó el empate, en un disparo lejano de Paulinho que recogió Wesley. Rara vez Anderson blocaba un remate a la primera, parecía que intentara atajar un balón de rugby.

Con el 1-1 Brasil también demostró que Inglaterra sufre para sacar la pelota jugada desde atrás cuando se le presiona de forma agresiva, aunque cada vez que los británicos cruzaban la línea del centro del campo la acción derivaba en una acción de inmediato peligro. Sobre todo cuando el balón llegaba a las bandas. Hudson-Odoi cuajó una primera mitad formidable, pero con el paso de los minutos Phil Foden se fue entonando hasta acabar robándole el protagonismo al mediapunta del Chelsea. Foden, que en la selección inglesa parte desde la banda derecha, destrozó a Weverson con su zancada y cambio de ritmo. Cuando parecía que el defensa brasileño de turno lo podía atrapar en carrera, Foden siempre se inventaba una nueva aceleración, un nuevo cambio de ritmo, para dejarlo atrás con suma facilidad. Pero también añadió un llamativo repertorio de giros y asociaciones por el carril central. Cuando Foden se puso a jugar, a Brasil no le quedó más remedio que bailar al son del futbolista del Manchester City.

Cuando Foden cambia de ritmo...
Brasil no pudo con Phil Foden.

En una jugada de Foden nació el 1-2. El jugador skyblue puso el balón al espacio para Steven Sessegnon, que le regaló el segundo tanto de la tarde a Rhian Brewster. El delantero inglés únicamente tuvo que empujar el cuero al fondo de la red, como haría con la tercera diana ya avanzada la segunda mitad, en otra acción en la que Foden habilitó a un compañero que dibujaba un desmarque de ruptura. Tras el descanso, el cuadro europeo dominó el partido con un oficio poco habitual en equipos de esta categoría. Escondió la pelota en varios tramos y Brasil perdió muy pronto la fe: bajó los brazos mucho antes de encontrarse con el tercer gol en contra. Solo Paulinho y Marcos Antonio parecían empujar a un equipo que arriba se mostró errático, con un Lincoln desaparecido entre los centrales anglosajones. Brasil no supo aprovechar la indecisión del dubitativo Anderson y se topó con una selección que castigaba sus carencias cada vez que se acercaba a la zona de tres cuartos, con un Foden estelar y un Brewster hambriento dentro del área. La clasificación para la final fue más que merecida para un cuadro inglés que se ha repuesto del susto que le infligió Japón en octavos de final y que ha ido creciendo en los últimos choques, una vez asimilada el regreso de Jadon Sancho al Borussia Dortmund. Brewster marca los goles de tres en tres, pues ha encadenado dos hat-tricks en cuartos y semifinales, pero sin el talento de Foden el balón jamás le llegaría en tan buenas condiciones tan a menudo.

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*