Once ideal del Mundial sub-17 de la India 2017

foden-4-inglaterra sub17 Marcadorint

Inglaterra conquistó el Mundial sub-17 por primera vez en su historia tras derrotar a España en la final del campeonato, la primera entre equipos europeos. Con la victoria inglesa terminó un Mundial sub-17 que ha dejado muchísimos nombres a tener en cuenta de cara al futuro a pesar de que el once ideal de MarcadorInt lo copen tres de las cuatro semifinalistas. Inglaterra, con cinco jugadores, es el país más representado, seguido de España, con cuatro. Brasil, que cayó en semifinales contra la selección que alzó finalmente el título, es el otro equipo que hace acto de presencia en el once.

xi-mundial-sub17-india-pequeno

Gabriel Brazao (Brasil, Cruzeiro)

Fue el portero menos goleado de los cuatro que alcanzaron las semifinales de este Mundial. Encajó cinco tantos en siete partidos y, aunque tres de ellos fueron de la Bota de Oro Brewster en la semifinal, realizó un total de 29 paradas a lo largo de la Copa. Portero efectivo, seguro entre palos y elegido Guante de Oro por la FIFA. Cerró el Mundial con una exhibición en el choque por el tercer puesto ante Mali.

Steven Sessegnon (Inglaterra, Fulham)

Una de las novedades de Inglaterra respecto al bloque finalista en el Europeo sub-17, mejoró las prestaciones de Eyoma. Le arrebató la titularidad al zaguero del Tottenham en el último partido de la fase de grupos y ya nadie lo movió el once titular del equipo campeón. Rápido y potente en sus incorporaciones en ataque, Sessegnon repartió varias asistencias gracias a la frecuencia con la que llegaba a línea de fondo para centrar al segundo palo. Se entendió bien con Foden, aportó profundidad al ataque por el flanco derecho y luego su velocidad le permitía corregir situaciones comprometidas en defensa. Supo gestionar una amarilla en los primeros minutos de semifinal contra Brasil y fue uno de los grandes protagonistas de la final. La mejor actuación de Sessegnon llegó en la fecha más indicada.

Joel Latibeaudiere (Inglaterra, Manchester City)

En el Europeo entró a última hora en la concentración, justo para la final. No llamó la atención en Varazdin, donde jugó de lateral derecho, y falló en la tanda el que se convirtiera a la postre en el penalti decisivo. Pero en el Mundial lo ha jugado todo y con el brazalete de capitán. Pese a resultar algo impulsivo en algunas ocasiones, fue lo suficientemente sobrio en la final como para legitimar la remontada, más teniendo en cuenta lo precipitado de algunos de sus compañeros (en especial, Guehi).

Latibeaudiere intenta robar un balón a Lara en una imagen del último Europeo sub-17.
Latibeaudiere intenta robar un balón a Lara en una imagen del último Europeo sub-17.

Víctor Chust (España, Real Madrid)

El baluarte defensivo de la selección española en la retaguardia. El central valenciano destacó por su poderío en el juego aéreo, una faceta que dominó a lo largo del torneo, pero también por su puntualidad a la hora de salir al cruce en las ayudas a sus compañeros. Contundente y sobrio en el área, atento para reaccionar en situaciones comprometidas y con una notable capacidad para entregar un pase que superara la primera línea de presión, Chust se erigió como uno de los mejores centrales del Mundial.

Juan Miranda (España, Barcelona)

El lateral andaluz recorrió sin cesar la banda izquierda a lo largo del Mundial sub-17 y fue una fuente de ocasiones de gol para la selección española. Su capacidad para repetir esfuerzos y aguantar los noventa minutos le permite aportar ofensivamente a lo largo de cada partido. Llega bien a línea de fondo, se entendió de maravilla con su compañero en el Barcelona, Sergio Gómez, a la hora de doblar al “10” por fuera y pone centros precisos y tensos para los futbolistas que atacan el área desde la segunda línea. Asimismo, el físico de Miranda lo convierte en una amenaza a balón parado (marcó un gol de cabeza y remató a la madera en un par de ocasiones) y le convierte en un zaguero difícil de superar en el uno contra uno, aunque a veces le sorprendieron con movimientos a su espalda.

Juan Miranda.
Juan Miranda, lateral izquierdo de la selección española.

Marcos Antonio (Brasil, Atlético Paranaense)

El dinamismo de Marcos Antonio fue una de las claves de la selección brasileña. El centrocampista de Atlético Paranaense ejerció de pegamento entre la línea defensiva y los hombres más adelantados de la Canarinha. Marcos Antonio es un interior hiperactivo, que no para de ofrecerse en la medular, que abarca muchísimos metros. Acompaña las jugadas de ataque para darles continuidad y aparecer por sorpresa en zona de remate, es bastante hábil en conducción gracias a su potencia y luego es generoso en el esfuerzo defensivo, pues cuando toca presionar resulta un adversario incómodo y pegadizo, un pulpo en esta faceta.

Sergio Gómez (España, Barcelona)

Balón de Plata del torneo según la organización, Sergio Gómez creció con el avance del campeonato. Empezó jugando en la banda izquierda, aunque varias de sus mejores fases en el Mundial sub-17 llegaron cuando pudo actuar como libertad en la zona de la mediapunta, como ocurrió en las segundas mitades ante Francia o Irán. Cuando le toca trabajar en banda, Sergio Gómez ejerce sus responsabilidades defensivas para acompañar a Juan Miranda y cuando España recupera el cuero se mueve por zonas interiores para ofrecer líneas de pase. Combina bien con el lateral que le dobla por fuera y tiene una zurda de seda para poner centros al segundo palo, como ya demostró en la semifinal ante Mali. Cuando se mueve por dentro, Sergio Gómez es un mediapunta dinámico al que le gusta entrar en contacto con el balón, con visión de juego para dar el último pase y un cañón en la pierna izquierda para disparar desde lejos.

Sergio Gómez marcó dos goles en la final.
Sergio Gómez marcó dos goles en la final.

Phil Foden (Inglaterra, Manchester City)

El mejor jugador del torneo, asumió la responsabilidad en el elenco inglés una vez Jadon Sancho regresó al Borussia Dortmund al término de la fase de grupos. Foden es un mediapunta hecho de otra pasta, que en la selección inglesa casi siempre parte desde la banda derecha aunque haya jugado en algunos momentos por el carril central. Hábil con el balón en los pies, es casi imposible arrebatarle la posesión cuando tiene la pelota controlada. Protege el esférico con mimo, desborda con facilidad gracias a su aceleración y posterior zancada y luego resulta una amenaza latente gracias a su portentoso disparo. Aunque no solo es peligroso por su capacidad de remate con ambas piernas (aunque es zurdo), sino que se trata de un asistente formidable que ve líneas de pase donde muchos otros jugadores solo ven un montón de piernas.

Callum Hudson-Odoi (Inglaterra, Chelsea)

Quizás el tapado de la selección inglesa, con menos prensa que Foden o Sancho pero igualmente determinante. Empezó el torneo en la mediapunta, con presencia en el área rival, para caer en la banda izquierda y así compensar los movimientos de Sancho y aprovecharse de la atracción que deriva de la participación del jugador del Borrusia Dortmund. Luego pasó a jugar en el flanco izquierdo, donde amplió su abanico de movimientos. Su inteligencia para interpretar el juego es llamativa y en la banda pudo explotar su potencia y arrancada en el uno contra uno. De físico portentoso, Hudson-Odoi firmó dos partidazos en la semifinal y en la final, donde arrasó a su marcador. Pero no solo lo hizo por potencia, arrollando a Morey y Wesley en carrera, sino que también exhibió un notable golpeo para centrar y disparar a portería.

Hudson Odoi.
Hudson Odoi fue creciendo con el paso del torneo.

Abel Ruiz (España, Barcelona)

El capitán de España anotó en las tres rondas eliminatorias que permitieron disputar la final a su selección y fue importante en la primera victoria en la fase de grupos tras el tropiezo en el debut ante Brasil. Abel Ruiz marcó goles en momentos clave, no le tembló el pulso a la hora de ejecutar el penalty en el 90′ en octavos ante Francia y aportó mucho más que cifras al juego de España. Dinámico en la punta de ataque, sus movimientos desajustaron las defensas rivales y abrieron camino a los compañeros que se incorporaban desde la segunda línea. Ruiz puede caer a banda y luego es preciso en la combinación, pues también se trata de un notable asistente. Bota de bronce con seis dianas.

Rhian Brewster (Inglaterra, Liverpool)

Máximo anotador del torneo, Brewster marcó siete de sus ocho goles en el Mundial en los últimos tres partidos. Hat-trick ante Estados Unidos en cuartos, hat-trick ante Brasil en la semifinal y el primer gol ante España en la final, el que permitió a Inglaterra creer en la remontada al recortar la diferencia antes del descanso. El delantero del Liverpool es un rematador nato que aparece en el lugar oportuno en el momento justo. No participa en exceso en el juego, aunque puede caer a banda y bajar a descargar en alguna ocasión, pero en el área es un ariete indetectable. Va bien de cabeza a pesar de que no es muy alto y es efectivo en el remate. Su puntualidad en el Mundial sub-17 en las rondas decisivas fue asombrosa.

Brewster acabó con el sueño americano en el Mundial sub-17.
Brewster marcó siete goles en los últimos tres partidos del Mundial sub-17.
Otros nombres destacados:

Porteros: Gholam Zadeh (Irán), Álvaro Fernández (España), Berke Özer (Turquía).

Defensas: Wesley (Brasil), Chris Durkin (Estados Unidos), Taha Shariati (Irán), Yukinari Sugawara (Japón), Lars Lukas Mai (Alemania).

Centrocampistas: George McEachran (Inglaterra), César Gelabert (España), Antonio Blanco (España), Salam Jiddou (Mali), Nicolas-Gerrit Kühn (Alemania), Andrew Carleton (Estados Unidos), Sékou Camara (Mali), Alan (Brasil).

Atacantes: Diego Lainez (México), Mohammed Dawood (Irak), Younes Delfi (Irán), Allahyar Sayyad (Irán), Ferrán Torres (España), Paulinho (Brasil), Amine Gouri (Francia), Take Kubo (Japón), Hadji Dramé (Mali), Josh Sargent (Estados Unidos), Jadon Sancho (Inglaterra), Lassana Ndiaye (Mali), Jann-Fiete Arp (Alemania).

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

1 comments

Echo de menos a Ayiah entre las menciones de honor. Aunque Ghana decepcionara creo que fue un jugador destacado cuando estuvo.

Deja un comentario

*