Inglaterra-España: el Mundial que les falta

morey-centra España sub17 MarcadorInt

Las generaciones del año 2000 de España e Inglaterra se han erigido como los dos mejores conjuntos sub-17 a día de hoy. Tanto españoles como ingleses mandaron en el Europeo de la categoría disputado en mayo y ahora han trasladado su hegemonía en el viejo continente a escala global, pues también han demostrado ser los dos conjuntos más completos del Mundial sub-17 de la India. En el Salt Lake Stadium de Calcuta reeditarán la final que ya jugaron hace poco más de cinco meses en Varazdin y lo harán con matices distintos a los que determinaron la final del Europeo croata. Las circunstancias han eliminado de la ecuación de Jandro Orellana (lesión) y a Jadon Sancho (llamado para jugar con el Borussia Dortmund) y la experiencia acumulada en los últimos meses ha hecho evolucionar a los protagonistas, que no cometerán los mismos errores.

La selección española ha ido de menos a más a lo largo del Mundial, que le ha dado tiempo a replantear su propuesta a medida que pasaban los partidos y los jugadores se aclimataban a las condiciones de la India. Antonio Blanco empezó siendo suplente, recién recuperado de una lesión, y se ha ido entonando a medida que acumulaba minutos. También ha crecido el protagonismo de César Gelabert, inédito en el debut y clave en la mediapunta con el avance del campeonato. Pese a la derrota en el debut ante Brasil, los plácidos choques ante Níger y Corea del Norte permitieron a los de Santi Denia ir ajustando el equipo y pulir detalles de cara a la fase decisiva, en la que España ya ha demostrado una de las virtudes más importantes en sus éxitos de 2017: una mentalidad a prueba de bombas y una entereza psicológica que le permite encajar golpes y reponerse. En el Europeo sub-17 fue habitual ver a una selección española que empezaba los partidos con dificultades a medida que tomaba el pulso del encuentro. También le ocurrió algo parecido en octavos de final ante Francia, aunque la tendencia se alteró en cuartos y semifinales, rondas en las que se adelantó pronto y luego administró la ventaja.

Abel Ruiz ha marcado seis goles.
Abel Ruiz ha marcado seis goles en el Mundial sub-17.

Las opciones de victoria de España pasan por monopolizar el balón y lograr que Inglaterra deba seguir el ritmo marcado por la selección ibérica. El cuadro inglés es un equipo de tremendo potencial ofensivo, pero con mayores dificultades a la hora de defender. En el Mundial se ha roto la pareja de centrales que parecía inexpugnable en Croacia, pues Panzo ha pasado a jugar en el lateral izquierdo y Latibeaudiere ha entrado a formar pareja con Marc Guehi en el eje de la zaga. Así, Inglaterra ha perdido la complicidad que tenían los dos chicos del Chelsea, que se entendían solo con la mirada, y además Latibeaudiere es un central más impulsivo, más visceral, que de vez en cuando comete algún que otro error. En la portería ha entrado Curtis Anderson, que ha dejado dudas en varios partidos. Sobre todo ante Brasil en semifinales, un partido en el que transmitió nerviosismo e inseguridad a toda su defensa dada su dificultad para blocar el balón. Tanto Brasil como Japón exploraron las dificultades inglesas cuando pierde el control del choque. Por tanto, Inglaterra se siente mucho más segura cuando domina la posesión del esférico y traslada el cuero al último tercio. Y España es una de las pocas selecciones capaces de discutirle la iniciativa y quitarle la pelota sin precipitarse en la toma de decisiones en campo rival.

En cambio, Inglaterra puede castigar a España si maneja el cuero cerca del área de Álvaro Fernández. Como ya demostró en la final del Europeo, y también a lo largo de este Mundial, el cuadro británico cuenta con jugadores que dominan los disparos desde la frontal. Hudson-Odoi y Phil Foden son una amenaza latente cuando reciben cerca del pico del área, pues pueden marcar la diferencia tanto con un zapatazo violento teledirigido a la escuadra como con un pase sutil que encuentre a un inspiradísimo Brewster. El delantero del Liverpool está en un momento de forma dulce, tras marcar seis goles en los dos últimos partidos, y además destaca por su sensibilidad para moverse y aparecer libre de marca. Será un reto exigente para la zaga española, liderada a lo largo del Mundial por un imperial Víctor Chust.

Chust.
Víctor Chust ha firmado un Mundial sub-17 impecable.

Mención aparte merece Phil Foden, el jugador que ha asumido el liderazgo inglés tras la partida de Jadon Sancho. Sin el extremo del Borussia Dortmund es su excompañero en el Manchester City quien pide la pelota sin cesar y desborda con suma facilidad a su marcador. Deberá medirse a un lateral superior en la faceta física, como Juan Miranda, pero al que le puede costar detener a un chico con un tren inferior potente, letal en los primeros metros de carrera y con una visión de juego formidable. Phil Foden amenaza con su golpeo con la zurda, pero también ha aprendido a desbordar hacia el perfil derecho, donde también puede disparar con la pierna derecha. Pero Foden no solo es desequilibrante a la hora de generar ocasiones de gol, sino que también es un chico capaz de modificar el ritmo al que se juega un partido. Su calidad atrae a varios rivales a menudo y luego tiene esa sensibilidad del jugador distinto que le permite encontrar al compañero libre.

Foden.
Foden es el jugador más desequilibrante de Inglaterra.

En cualquier caso, España también ha demostrado ser un equipo que sabe sufrir y que domina mejor la fase de repliegue de lo que a menudo se le presupone a un equipo capaz de llevar la iniciativa. Ferrán Torres y Sergio Gómez son solidarios a la hora de echar una mano a los laterales (más precavidos en sus incorporaciones que en el Europeo), Moha abarca muchísimo terreno con su despliegue físico y Antonio Blanco es inteligente para guardar la posición y colocarse en el lugar oportuno para cortar los pases interiores. También Abel Ruiz realiza un desgaste llamativo en la presión que no le suele restar frescura en la definición. Tanto el delantero del Barcelona como Ferrán Torres son balas a la hora de desplegarse al contragolpe, y más en una generación que cuenta con buenos asistentes como César Gelabert y Sergio Gómez, con talento para habilitar a quien le ofrezca un buen movimiento de ruptura y con criterio para contemporizar los ataques según lo que requeira cada jugada. Asimismo, en momento de apuro Ferrán Torres también suele ser una vía de escape en el juego aéreo, aunque esta vez le resultará más difícil imponerse en el salto al poderoso Jonathan Panzo. El abanico de recursos de ambos finalistas es amplio y variado.

Ferrán Torres.
Ferrán Torres es un puñal en la banda derecha.

Un campeón inédito

Inglaterra disputará la final del Mundial sub-17 por primera vez en su historia. El cuadro británico intentará completar un año fabuloso en los torneos de categorías inferiores, en el que ya ha ganado el Mundial en categoría sub-20 y en el que también alzó el Europeo sub-19 disputado en Georgia. Por su parte, España puede completar un doblete inédito. Ninguna selección europea ha logrado ganar en el mismo año el Europeo y el Mundial de la categoría sub-17, que además es el único título que se le resiste a la selección española junto a la Copa Confederaciones. Es la cuarta final de España: en 1991 la generación de López Vallejo perdió ante Ghana, en 2003 Brasil derrotó a un equipo en el que destacaban Cesc, Silva, Javi García o Jurado y en 2007 la quinta de De Gea, Camacho, Illarramendi y Bojan cayó contra Nigeria.

El precedente de mayo, con alternativas y un ritmo trepidante, fue precioso. La final del Mundial sub-17 promete emociones fuertes e insinúa que estará a la altura del brillante torneo que han firmado tanto Inglaterra como España.

Alineaciones probables: Inglaterra-España, sábado 28 de octubre a las 16:30h

Espana sub17 vs Inglaterra sub17 - Football tactics and formations

Fotografías: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*