10 jugadores europeos a seguir en el Mundial sub-20 de 2019

Boubacar Kamara Olympique Marsella OM Francia sub19 MarcadorInt

Artículo relacionado: 10 jugadores sudamericanos a seguir en el Mundial sub-20
Artículo relacionado: 10 jugadores del resto del mundo a seguir en el Mundial sub-20

Diogo Dalot (Portugal)

El lateral derecho del Manchester United es un refuerzo de lujo para Portugal de cara al Mundial sub-20. Dalot es uno de los miembros más destacados de la generación de 1999 y, de hecho, es uno de los que ha dado más pasos de forma más precoz. Con 17 años ya disputó un Europeo sub-19 y con 18 ya participó en la anterior edición del Mundial sub-20, un torneo que seguramente no le correspondía por edad. No formó parte del equipo campeón de Europa el año pasado -tampoco estuvieron Leao, Gedson Fernandes y Joao Félix-, por lo que Hélio Sousa recupera un recurso de primer nivel en un torneo de categorías inferiores. Dalot sube bien la banda, mide sus incorporaciones para hacer daño con sus irrupciones, centra con tensión y precisión al área y es solvente en el uno contra uno defensivo. Además, ya acumula una veintena de partidos con el Manchester United y ha participado en tres duelos de enorme exigencia entre los octavos y los cuartos de final de la Champions. Esa madurez debería pesar en el Mundial.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Rafael Leao (Portugal)

Otra de las novedades de Portugal respecto al equipo que ganó el Europeo sub-19 en Finlandia. Incluso uno de los futbolistas que más ha crecido en este grupo que también alzó el Europeo sub-17 en Azerbaiyán hace tres años. Rafael Leao se ha consolidado como un delantero de buen nivel en el Lille, donde recaló el pasado verano tras sus primeros encuentros en el Sporting CP. La inestable situación de la entidad lisboeta propició su salida y en la Ligue 1 ha sido una pieza relevante en el equipo revelación del curso. Ha participado en 24 partidos, 16 de ellos como titular, y ha marcado 8 goles. Leao es un delantero con presencia física para proteger la pelota y jugar de espaldas para los compañeros que se incorporan desde la segunda línea y también un rematador con pegada para aprovechar centros laterales. Su zancada también le convierte en una pieza útil a la contra. Se espera que Leao lidere el ataque junto a Jota, la gran estrella del Europeo de Finlandia.

Dalot.
Dalot supone un refuerzo de lujo para la selección portuguesa. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Davide Bettella (Italia)

Se trata del mejor central de esta generación italiana. Internacional en todas las categorías inferiores hasta la sub-20, llega al Mundial de Polonia con escaso bagaje en el fútbol profesional de clubes. Fichó por el Atalanta el pasado verano procedente del Inter y ha pasado los últimos meses cedido en el Pescara, pero no ha gozado de muchos minutos en la Serie B a pesar de que ha acabado jugando en los últimos partidos. Aun así, es un central con buenos conceptos a nivel defensivo, seguro en su área, poderoso en el juego aéreo, incómodo cuando usa el cuerpo y pegajoso con las marcas rivales.

Davide Frattesi (Italia)

En una selección italiana de un perfil algo más bajo del esperado hace un año dado el crecimiento de Sandro Tonali, Nicolò Zaniolo y Moise Kean, los dos últimos incluso han debutado con la absoluta, Italia acude al Mundial sub-20 con una plantilla que a priori no debería competir por el título. Uno de los futbolistas que mejor define a esta Azzurra es Frattesi, canterano de la Roma fichado por el Sassuolo el pasado verano y que ha adquirido un rodaje notable en la Serie B en las filas del Ascoli. Centrocampista de mucha energía, de permanente ida y vuelto y destacado despliegue físico, Frattesi puede jugar tanto en la banda derecha como de interior en el centro del campo transalpino. Se ofrece mucho y le gusta verticalizar los ataques que pasan por sus pies. Le falta pausa y quizás brillantez para filtrar con regularidad pases decisivos, pero es un futbolista peligroso cuando puede conducir -gracias sus primeros metros de arrancada, especialmente- o armar el disparo desde al frontal.

Frattesi celebra el 1-3 de Italia.
Frattesi celebra un gol en el Europeo sub-19 de Finlandia.

Erling Haland (Noruega)

Aterrizó en el RB Salzburgo en el mercado de invierno y apenas ha participado con su nuevo equipo en sus primeros meses en el fútbol austríaco, pero Erling Haland está llamado a convertirse en una de las estrellas del combinado noruego en el Mundial. Si no le pesa la falta de ritmo, será una de las bazas de un conjunto que vuelve a un Mundial de la categoría 26 años después y que se permitirá soñar con alcanzar rondas avanzadas al coincidir en un grupo con Honduras, Nueva Zelanda y Uruguay. Delantero potente y voraz, dejó su sello en su último curso en el Molde cuando marcó 12 goles en poco más de 1.500 minutos de juego. Poderoso en el juego aéreo, incómodo en la presión, devastador con espacios gracias a su amplia zancada una vez ha arrancado e implacable en la definición, el rendimiento de Haland determinará las posibilidades de Noruega en el Mundial.

Boubacar Kamara (Francia)

Evan N’Dicka, Boubacar Kamara, Dan-Axel Zagadou y William Saliba (finalmente lesionado, entra Todibo). Hasta cuatro centrales de altísimo nivel junta Francia en la convocatoria del Mundial sub-20. De los cuatro, Boubacar Kamara es el que mayor experiencia atesora en campeonatos de categorías inferiores. Fue uno de los capitanes del conjunto galo en el Europeo sub-17 de 2016 y en el Europeo sub-19 del año pasado y destaca por su capacidad para corregir situaciones de peligro a campo abierto. El central del Olympique de Marsella es un futbolista rapidísimo, al que le encanta anticipar, aunque no siempre toma buenas decisiones o no siempre mide correctamente los (muchos) riesgos que suele asumir. También es elegante con la pelota en los pies, se siente muy cómodo con la posesión y ayuda a asentar a su equipo en campo rival.

Moussa Diaby (Francia)

Ya fue uno de los futbolistas más destacados en el Europeo sub-19 y ha crecido bastante esta temporada en el PSG. Diaby ha jugado 25 partidos de liga, diez de ellos como titular, y se ha convertido en un jugador de la confianza de Thomas Tuchel para actuar en las bandas o como carrilero. Explosivo en la arrancada, muy desequilibrante en el uno contra uno, con la selección Diaby suele jugar en la banda derecha para buscar la diagonal hacia dentro y activar ahí su disparo. Sin embargo, poco a poco ha ampliado su paleta de movimientos y en el Europeo disputado en Finlandia el año pasado a menudo desbordaba hacia la línea de fondo para asistir con su pierna menos hábil. Es uno de los estiletes ofensivos del conjunto galo con el delantero Amine Gouiri (mermado esta temporada por una grave lesión de rodilla) o Mickaël Cuisance, que ha disfrutado menos minutos de los esperados en el Borussia Mönchengladbach.

Diaby.
Diaby ha crecido en los últimos doce meses. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Andriy Lunin (Ucrania)

Una de las estrellas de la generación de 1999 en Ucrania. Con Mykolenko descartado por una lesión que le mantendrá apartado de los terrenos de juego hasta principios de junio -ya no acudirá la Mundial-, el guardameta propiedad del Real Madrid es el único jugador de la selección sub-20 que sabe lo que es jugar con la absoluta. No ha participado demasiado esta temporada en el Leganés, pero aun así Lunin debería aportar seguridad y jerarquía a la portería de Ucrania. Es un refuerzo de nivel para el equipo semifinalista en el último Europeo sub-19.

Heorhiy Tsitaishvili (Ucrania)

Pese a tener un año menos que muchos de sus compañeros, Tsitaishvili ya fue uno de los mejores jugadores de Ucrania en el pasado Europeo sub-19. Este habilidoso extremo izquierdo que juega en la banda derecha responde al perfil de mediapunta que suele partir desde una de las bandas. Desborda con mucha facilidad cuando encara en situación de uno contra uno y es muy creativo a la hora de inventarse pases de gol en el tercio final de la cancha. Su conducción hacia dentro es dañina y también es peligroso si puede disparar al palo largo. Esta temporada ya ha disputado un puñado de partidos oficiales con el Dynamo de Kiev.

tsitaishvili
Tsitaishvili aporta talento en tres cuartos en la selección ucraniana. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Sebastian Walukiewicz (Polonia)

Ya fichado por el Cagliari para dar el salto a la Serie A, este central de 19 años es uno de los futbolistas más curtidos de la selección polaca. Con más de 30 partidos en Primera con el Pogo Szczecin a sus espaldas, debería trasladar esa experiencia al resto de sus compañeros en un torneo al que acudirán con la presión de jugar en casa. Walukiewicz es un central muy alto y corpulento, poderosísimo en el juego aéreo, pero que también atesora una zancada muy característica. Sus piernas, larguísimas, le permiten recuperar distancias bastante largas en carrera pese a que no es particularmente rápido en los primeros metros ante los futbolistas más explosivos. Los dos mejores jugadores nacidos en 1999, el portero Kamil Grabara y el extremo Sebastian Szymanski, no acudirán al Mundial y se espera que participen en el Europeo sub-21 de Italia, donde también están en juego cuatro posiciones de acceso a los Juegos Olímpicos de 2020.

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

6 comments

Me habria gustado ver antes a Supriaha o Buletsa antes que el georgiano de Ucrania.
Tengo ganas de ver a Frattesi llevando casi toda la responsabilidad en el centro del campo de Italia, ante las bajas de Zaniolo y Tonali.
Buenos nombres en general.

Supriaha viene de una temporada bastante complicada. No le ha sentado demasiado bien el salto al Dynamo de Kiev, ha jugado muy poco, se le ha criticado bastante (incluso cuando le tocó reforzar al equipo juvenil en la Youth League y apenas aportó), por lo que no tengo claro que el Mundial le llegue en un momento idóneo. Aunque fue uno de los mejores del Europeo.

Por qué no van con Estados Unidos Tyler Adams y Josh Sargent? Están en edad y ambos aportarían un salto importante de nivel. Sí veo a McKenzie y Weah.

Están en la prelista de la Copa Oro. Así que ya quedan en dinámica de la selección absoluta y supongo que en la federación ya darán por buena (y completada) su experiencia en el Mundial sub-20 de hace un par de años.

Muchas ganas de seguir a esta Portugal en el Mundial. La generación del 99 es magnífica e hizo historia cuando se convirtió en la primera en ganar Euro sub-17 y, dos años después, la Euro sub-19. El listón está muy alto y el reto es claro en el país: ganar el Mundial. Hay mucha ilusión con esta selección, aún que al final João Félix no hay ido convocado.

El equipo ilusiona, pero yo tengo una duda. Domingos Quina es baja por lesión y, sin el del Watford, el centro del campo pierde creatividad y capacidad de generar fútbol. Florentino y Gedson son muy buenos pero no tienen la sensibilidad ni el buen pie de Quina, que fue clave tanto en el sub-17 como en el sub-19. Arriba Trincão, Jota y Leão garantizan pegada, pero hay algunas dudas sobre cómo será el fútbol portugués en el centro del campo ante una baja tan sensible.

Es un tema importante, sí. Porque tanto partiendo desde la izquierda para dar mayor control con un cuarto centrocampista como por su capacidad para romper líneas en conducción como interior zurdo era un elemento de mucho valor. Supongo que deberá asumir mayor responsabilidad Miguel Luis, que tuvo sus buenos momentos esta temporada con el Sporting, pero al final es un perfil que no tiene un equivalente en la lista.

Responder a Pit Cancelar respuesta

*