Un muro infranqueable

Colombia fans during the 2018 FIFA World Cup match at Spartak Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
03/07/2018

Colombia disfruta de un defensa superdotado. Es muy extraño ver a un central de 181 centímetros de altura, según las estadísticas que facilita FIFA, transmitir la seguridad y la autoridad que transmite Carlos Eccehomo Cuesta Figueroa en el Mundial sub-20. El capitán de la selección cafetera es un prodigio de la naturaleza, pero sobre todo un zaguero tremendamente inteligente para sacar todo el jugo de sus particularidades físicas. No es alto, pero es muy poderoso en el juego aéreo. No parece tan corpulento como otros futbolistas en su demarcación, pero rara vez anda mal colocado o pierde un duelo individual. No posee el cartel de otros defensas que ya han firmado por clubes europeos, pero seguramente a día de hoy no sea peor que ningún otro jugador sudamericano de su edad en su posición.

La exhibición perpetrada ante Nueva Zelanda en el duelo de octavos de final sirvió para reivindicar a Carlos Cuesta como uno de los mejores defensores del Mundial sub-20. En un duelo de ritmo trepidante, ante una selección que rompe cualquier prejuicio asociado a lo que tradicionalmente han sido los conjuntos oceánicos, el capitán cafetero sostuvo a su equipo con el extintor bajo el brazo. Autoritario en los duelos aéreos, pegajoso en la marca al delantero rival que bajaba unos metros para recibir, inteligente para medir cuándo debía meter el pie o cuándo podía anticipar, Cuesta se hartó de sumar acciones positivas para su equipo. El central de Atlético Nacional es un futbolista muy rápido en carrera, perfectamente solvente para defender a campo abierto, y también atento para no perder ningún detalle a lo que sucede sobre el verde. Pero, sobre todo, es un líder. Tiene el partido en la cabeza y rara vez pierde la concentración. Nueva Zelanda lo llevó al límite a lo largo de 120 minutos de fútbol trepidante, con un permanente ida y vuelta que se saltaba el centro del campo, y Cuesta sobresalió como pocos en el primer choque a cara o cruz del campeonato.

A Colombia fan crosses the Bolshoy Moskvoretskiy Bridge near Red Square, Moscow on roller skates before the 2018 FIFA World Cup match at Spartak Stadium, Moscow Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 03/07/2018
Colombia disputará los cuartos de final del Mundial sub-20. Foto: Focus Images Ltd.

Con poso en el primer equipo de Atlético Nacional desde que cumplió los 17 años, Cuesta acumula varias temporadas jugando con regularidad en la élite del fútbol colombiano. El de 2019 es su segundo ciclo con la selección sub-20 (ya disputó el Sudamericano de la categoría hace dos años, cuando ya fue uno de los mejores defensas del torneo) y este año ha demostrado que el paso del tiempo le ha sentado bien. A sus virtudes físicas ha consolidado una notable contundencia en los cruces defensivos, pues rara vez acude a un lance con medias tintas, y también ha desarrollado su buen manejo de la pelota. Se siente cómodo con la posesión, juega con criterio, no se expone a pérdidas y puede conducir un rato hasta dividir la atención del adversario. En el duelo de octavos de final resultaba significativo cómo el ariete neozelandés, Callum McCowatt, siempre estaba pendiente de tapar el pase de seguridad a Cuesta, el defensa mejor dotado para sacar el cuero jugado, mientras flotaba a su pareja en el eje de la zaga, Andrés Reyes. A menudo, de hecho, Cuesta también tiene que acudir a la ayuda al sector derecho cuando se produce un desajuste y la zaga debe bascular.

Su altura, a menudo un hándicap para un futbolista en su posición, tampoco se ha convertido en un problema gracias a su capacidad de salto. Su físico le permite ejercer de corrector, pero al mismo tiempo tampoco suele sufrir en el juego aéreo. Incluso cuando se empareja ante rivales de mayor envergadura. Tras su tercer escaparate con la selección y con la oportunidad de seguir luciendo en al menos un quinto encuentro del Mundial sub-20, un duelo de cuartos ante Panamá o Ucrania, resultaría sorprendente que muchos clubes de notable potencial no echaran un vistazo con cierta atención al capitán de la selección colombiana que está superando rondas este mes en el Mundial de Polonia. Carlos Cuesta parece destinado a convertirse en el nuevo eslabón de una posición prolífica en los últimos años en el fútbol colombiano.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Carlos Eccehomo Cuesta
Edad: 20 años
Equipo: Atlético Nacional
País de nacimiento: Colombia
Posición: Central

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 27 de mayo: Florentino
– 20 de mayo: Deyne Rensch
– 13 de mayo: Adil Aouchiche
– 6 de mayo: Sebastiano Esposito
– 29 de abril: Fábio Silva
– 22 de abril: Kylian Mbappé
– 15 de abril: Alexander Nübel
– 8 de abril: Callum Hudson-Odoi
– 1 de abril: Thomas Buitink
– 26 de marzo: Moise Kean
– 19 de marzo: Maximilian Eggestein
– 11 de marzo: Oleksandr Zinchenko
– 4 de marzo: Éder Militao
– 25 de febrero: Joakim Maehle
– 18 de febrero: Ferland Mendy
– 11 de febrero: Nicolò Zaniolo
– 4 de febrero: Samuel Sosa
– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*