5×16 Morning Show

andre-schon libro fútbol alemán

Axel Torres y Raúl Fuentes charlan sobre los comentarios positivos que recibió Rulo en el foro de Ivoox en los últimos días, anuncian una fiesta para la presentación del nuevo libro de André Schön, hacen balance de su grado de acierto en la porra de la Champions y se preparan para vivir uno de los fines de semana más especiales del año en el fútbol global: el de los cuartos de final del Mundial de Clubes. Rulo descubre la existencia de la Champions Árabe y valora qué le parece. ¡Participa con tus sugerencias y comentarios en el hashtag #MorningMI! ¡Participa con tus sugerencias y comentarios en el hashtag #MorningMI!

Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestro canal en iVoox y darle a Me Gusta al propio podcast. ¡Contribuirás a que podamos seguir realizándolos!

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

3 comments

Como aficionado de un equipo que sufre eso, me parece fatal que informen sobre mi equipo gente que es aficionada de otro (en algunos casos, grandes rivales del equipo al que informan). Rulo es una excepción por su bondad, pero en general la mayoría de prensa que cumple esa condición resulta insoportable. Creo que parte del descrédito de los medios viene a causa de ese tema. Yo no puedo escuchar una retransmisión de mi equipo, o una tertulia en que se opine de él, o siquiera la información regular, en ciertas radios, periódicos y televisiones porque se palpita el odio y las ganas de buscar polémica – cuanto peor, mejor – de estos tipos.

Siempre me he sentido huérfano de una prensa deportiva que tratara al fútbol con una sensibilidad cercana a la mía. Enamorado de la Intercontinental desde aquél partido entre Oporto y Peñarol bajo la nieve en Tokio, reconozco que verme rodeado de “información” sobre fútbol y no encontrar casi nada que me interesara era una sensación extraña.

Las primeras retransmisiones de fútbol inglés en el Plus, quedarte de madrugada a ver un partido de La Roma en diferido o ver la Copa América en las calurosas noches de verano eran cosas de las que luego no podía hablar con mis amigos “futboleros” porque eso no interesaba a nadie… o casi…

MI fue una puerta abierta a un mundo que compartía esa sensibilidad. Descubrirlo fue como “salir del armario”, dejar de sentirte un “marginado” futbolístico por andar viendo partidos “exóticos”, buscando el World Soccer y siguiendo esas noticias futbolísticas de Transworl Sport o FIFA Fútbol Mundial.
Hubiera sido toda una decepción que no hablarais del Mundial de Clubes. Rulo define muy bien esa sensación de desapego y hartazgo de la opinión futbolística “maistream” cuando oyes aquello del “Mundialito”. Hubiera sido un golpe moral demoledor que desde MI se tratara al Mundial de Clubes de la misma forma que en el resto de medios.

En parte por “contagio” de los propios miembros de MI y en parte por la proliferación de nuevos medios, lo cierto es que ahora se habla y se escribe mucho de fútbol y de muchas formas. Hay donde elegir. Desde luego no tiene nada que ver la narración de Teledeporte con Naveira en comentarios del otro día con las “asépticas” aportaciones de Paco Grande en las madrugadas de la Intercontinental. Si hubo quien inventó el término la “radio en colores”, aquí habría que aplicar lo de los “comentarios en colores”, que en el fondo no es otra cosa que que ayudar a ver a una legión de ciegos que poco o nada saben de lo que ocurre en ese partido o cuáles son sus antecedentes. Aunque aquí se podría decir aquello de que “no hay peor ciego que el que no quiere escuchar”.

No obstante, el Mundial de Clubes es un desastre organizativo. Baste señalar dos puntos como que con la invitación del vigente campeón de la competición habría un cuadro “comestible” de ocho equipos, o que no es de recibo que el certamen se celebre en una sede donde el público no acude ni a llenar el estadio del equipo anfitrión. Y sin embargo nos ofrece perspectivas únicas que van más allá de los prejuicios europeos y americanos sobre la realidad del fútbol mundial.

Indicáis con asombro el continuo fracaso de los equipos mexicanos en la competición. El mismo que relatan los medios de ese país, que dan a sus clubes y a su fútbol una responsabilidad y un favoritismo que para nada se corresponde con sus resultados a nivel internacional. Y es que la CONCACAF con sus tan cacareadas Liga MX y MLS es la penúltima confederación en resultados en el Mundial de Clubes si atendemos a un supuesto medallero histórico del mismo. Con cuatro bronces, sólo estaría por delante de una disminuida OFC y por detrás de la CAF con dos platas y la AFC también con un subcampeonato.
Y es que esa es sin duda la aportación fundamental del MUNDIAL DE CLUBES. Como cualquier competición, su desenlace responde a una pregunta ¿quién es el mejor? Y es que si atendemos a los abrumadores pronósticos de estos campeonatos el vencedor está decidido ya de antemano y el prestigio de cada zona continental en lo futbolístico arrasa incluso a la realidad, convirtiendo las victorias de los equipos asiáticos y africanos en auténticas joyas de “realidad futbolística” y a demostrar que nuestro deporte es algo global que al igual que descubrieron los ingleses en su día, ahora europeos y americanos, deben entender, que no les pertenece por decreto.

Mágico… como MI.

Axel, los cules no te odiamos! Hay muchos cules como yo criado en Sabadell y viviendo en Terrassa que valoramos y apreciamos tu trabajo muchisimo!

A seguir así

Saludos,

Deja un comentario

*