7×16 Morning Show

Paris Saint-Germain manager Thomas Tuchel (left) and Real Madrid manager Zinédine Zidane (right) pictured ahead of the UEFA Champions League match at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
26/11/2019

La destitución de Thomas Tuchel, la mala racha de la Juventus que abre la pelea por el título en Italia, la clasificación de Boca Juniors para las semifinales de la Libertadores… Todo ello llega antes de que comparezca un oyente, JaviMGol, para defender la Superliga Europea y dar voz a aquellos que no coinciden con el punto de vista mayoritario en MI. Su charla con Axel y Rulo ya es historia del podcast.

Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestro canal en iVoox y darle a Me Gusta al propio podcast. ¡Contribuirás a que podamos seguir realizándolos! Ahora también puedes escucharlo en Spotify.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

8 comments

Lo primero agradecer a JaviMGol el acercarnos a lo que piensa una persona que si quiere la Superliga Europea, siempre es mejos saber lo que piensa el otro para poder analizarlo.
Y luego querria dejar un par de notas acerca de la Superliga:
La primera es si ya saben los grandes equipos si la van a montar ellos o si la van a montar fondos de capital riesgo, hay una diferencia muy importante ya que si la montan ellos escogerán a quienes participan, pero si la monta alguien para sacar redito a una inversión, desde luego, los clubes serian muy distintos a los que imaginamos, por ejemplo si yo fuese inversionista no cogería a Atletico de Madrid o Manchester City (Aunque este al final igual lo incluyen los petrodolares) ya que son mercados que ya estan cubiertos con otra franquicia y si meteria al Ajax y al Anderlecht o al Hamburgo, clubes con menor proyección ahora, pero con un mercado sin cubrir en ciudades pobladas, muy futboleras y con alto nivel de vida y en las que casi todos sus ciudadanos son de ese club y con una afición probablemente superior a la de los primeros.
Eso sin contar con explotar franquicias en ciudades superpobladas como Estambul o Moscu, donde el futbol es casi religión aunque sin un equipo dominante
La segunda es acerca de la prisa por hacerlo, sobre todo por los equipos españoles, que ven que ya no pueden tener las figuras que fichaban antes ya que ahora hay equipos con más dinero (el Big 6 o el Psg) o con mejor fiscalidad (los italianos), con lo que el hecho de acotarla ahora reduciria el numero de posibles invitados a la fiesta, y evitar que surjan nuevos superequipos como podria darse si alguien compra el Ferencvaros o el Dinamo de Zagreb, por decir uno, y lo ponga al nivel del PSG, suena imposible pero tambien lo era en 1995 pensar que Manchester City o Chelsea fuesen transatlanticos europeos y el Parma un equipo ascensor.
Por cierto los que creen en la Superliga no tienen en cuenta un pequeño detalle, la gran masa de aficionados a sus clubes fuera de su comunidad, lo son porque ganan o sulen ganar, yo no creo que una persona de Kuala Lumpur, que ve a su Real Madrid, Barcelona, Bayern, PSG o Liverpool, le cueste mucho desafectarse de ellos si ven que sistematicamente va quedando el 13 en la competición año tras año y que gana uno de cada tres partidos, con suerte, ya que por mucho que todos sean superequipos, alguien tiene que ser el Elche, Eibar, Huesca, Levante o Valladolid de la Superliga (Nombro a estos y no a otros ya que son los que han salido en el podcast).

Un saludo, feliz año nuevo y gracias por todo

Felices fiestas a todos. Totalmente de acuerdo con José Manuel. Añadiría una sensación personal. ¿Cuánto tiempo van a estar Real Madrid y Barcelona sin ser SAD en la Superliga? Qué capital está dispuesto a invertir en una sociedad en la cual no puede tomar decisiones? ¿Van a aportar dinero en clubes cuyo máximo mandatario puede ser relevado en 4 años?

JaviMgol alude en sus intervenciones al pragmatismo (esto es el futbol que hay, y no va a cambiar), lo cual me recuerda a esa canción de Siniestro Total: Tranqui colega, la sociedad es la culpable… Analizar el contexto actual sin analizar cómo hemos llegado hasta aquí elimina perspectiva. Recalificaciones, aplazamientos infinitos de pagos a hacienda, reparto de derechos de TV vergonzosos comparados con otras ligas, protagonismo en medios de comunicación…

Los grandes clubes olvidan que la NBA se basa entre otras cosas en la igualdad (en 15 años ha habido 8 campeones diferentes). En España en 15 años han ganado todo Real Madrid y Barcelona, salvo una liga el Atlético de Madrid. La gente no va a Almendralejo a ver jugar al Real Madrid como si fueran los Harlem, o a ver a Messi, algunos sí, pero lo que moviliza a la gente es la posibilidad, remota, de que su equipo venza al grande. De vivir en el estadio la emoción de algo inesperado. ¿Qué sucede si esa emoción desaparece? Si todos los partidos acabaran 0-6 o 0-4. La NBA cada año se tiene que reinventar para que el espectáculo aguante por encima de la emoción (más puntos, menos defensas, más jugadas espectaculares…) porque el deporte sin emoción es otra cosa. Las diferencias económicas provocan desigualdad y provocan la imposibilidad de competir.

Es el mercado amigo. Díganselo a los aficionados del Valencia, o Málaga… Nos imponen su lógica, pero no nos pueden eliminar la rebeldía. Las cosas son cómo son, pero no cómo nos gustaría que fuesen. Quizá es el momento de la superliga, o quizá el de repensar que modelo de fútbol queremos los aficionados. Hasta cuando vamos a seguir pagando su fiesta, o cuando vamos a decidir empezar la nuestra, la de todos.

Feliz Año nuevo!

He leído un comentario que decía que pasaba de escuchar este podcast porque ya había muchos medios que trataban el tema de la Superliga. Totalmente en desacuerdo, se habla mucho de la Superliga, pero en ningún sitio como aquí. Si alguien sabe de otros lugares de comparable interés al respecto le agradezco la información.

La réplica de Javier viene a solicitud de un oyente que acusaba a MI de “pensamiento único”. Tener una línea editorial y una sensibilidad determinada sobre el fútbol define a este proyecto, pero también al resto. No hay nada que justificar al respecto. Pero el comentario tiene una lectura más profunda: Si piensas como yo te aplaudo, si no… eres sectario. Pues bien, eso es precisamente lo que ha hecho el Presidente del Real Madrid con la crítica lanzada a los comentaristas de sus partidos. Hablar mal del Real Madrid está prohibido, el Madrid es la excelencia y todo el que no se sitúe en ese espacio está equivocado. Además el comentario no es baladí, pues ejerce una presión a los comentaristas señalados que se puede traducir en numerosos “incidentes” con personas allegadas u otros profesionales que puedan llegar a entender que criticar al Madrid es poco “rentable” o incluso al cruzarte gente por la calle. Florentino sabe que maneja una masa ingente de madridistas y no todos tienen la misma educación y respeto por el “pensamiento único” de los demás, sobre todo si no coincide con el de la entidad blanca.

En este sentido, Javier ha asumido como opiniones personales todos los argumentos que ha expuesto en el programa. Pero, en su práctica totalidad, estos coinciden con la hoja de ruta de los promotores de la Superliga que vamos conociendo a cuenta gotas. Huelga decir a quién se le ocurrió primero. La campaña está lanzada, pero a un ritmo y con una estrategia muy bien calculada. Lo curioso es que la mayor parte del periodismo deportivo se ha posicionado de inicio en contra del proyecto, probablemente porque no había líneas editoriales al respecto y la gente ha dado su opinión genuina. Pero las posiciones se irán aclarando, el proyecto emergerá de las sombras y contará con apoyos empresariales concretos y ya las líneas editoriales no serán tan indeterminadas al respecto. Las opiniones estarán condicionadas y muchos medios esgrimirán razones como las que hemos escuchado aquí hoy. Bendita hemeroteca para dar marcha atrás y revisar lo que se dice y se escribe estos días.

Respetando la opinión de Javier, tengo que decir que, según la mía, la mayor parte de sus argumentos son falacias. El punto de partida es inexacto y por tanto el resto del discurso es inconsistente. Comentarlos todos sería interminable (yo ya escribo interminable) pero puedo extractar algunos:

“La Superliga es inevitable”. No lo es, pero quizás UEFA no tiene la cohesión interna suficiente para pararla. Así que no sería inevitable, pero no veo quién la va a evitar.

“El sistema actual no es sostenible (para los equipos grandes)”. Lo que no es sostenible es que ellos mantengan su hegemonía indefinidamente con las mismas reglas de mercado con las que accedieron a su posición de privilegio. El mundo cambia y aparecen nuevos recursos, nuevas sociedades y otras formas de hacer las cosas. Ellos no pueden estar siempre en la cumbre si no es “por decreto”. La Superliga es ese “decreto”.

“Los grandes clubes tienen derecho a cambiar el modelo”. No. Tienen el poder de cambiarlo, pero no el derecho. No tienen derecho a condicionar el resto de la pirámide del fútbol mundial. Se benefician de recursos que nos les pertenecen y que residen en el fútbol base y clubes de nivel medio.

“Los grandes son los que producen el dinero”. Los grandes no son nada sin la base, sin las ligas de categorías inferiores que forman a los jugadores y a los futuros aficionados. No son nada sin el resto, pero tienen el poder de hacer trabajar a una ingente maquinaria de fútbol gratis para su beneficio. Y cuando tienes gente trabajando gratis o por muy poco para tu beneficio a gente sin que tengan otra opción, eso se llama…

“Solidaridad”. Devolver parte de lo extraído de la base no es “solidaridad” y está a muchos parsecs de ser “justicia”.

“El Barcelona se lleva a nuestros mejores jugadores y no nos permite crecer”. La queja del abuelo de Axel pertenece a una generación mucho más formada políticamente que la actual. El dominio de “los grandes” en cualquier aspecto socioeconómico se admite hoy con aberrante naturalidad en nuestra sociedad, a pesar de ser una injusticia palmaria que perjudica a la mayoría. “Pero los jugadores tienen que ser libres”. “No puedes cortar su progresión”, etc. Son argumentos que presionan a los clubes de base para dejar partir a sus mejores jugadores sin pedir nada a cambio (o muy poco). Unos pocos serán libres para decidir el yate y el deportivo que se compran, la inmensa mayoría no tendrá ni fisios, ni transporte, ni material, ni control médico, ni instalaciones… cuando los activos de los clubes pequeños partan sin compensaciones justas y dejen a estos como un solar. Pero los que queden serán también libres… de dejar el fútbol e irse a sus casas.

Sí estoy de acuerdo en que el calendario internacional debe ser revisado. Los clubes no pueden ser saqueados continuamente para la disputa de partidos de selecciones que no aportan nada. Todo debe tener su proporción.

Como dice Sergio Vázquez en su excelente artículo “El fútbol y la vida”, la vida no es como el fútbol, pero el fútbol sí es como la vida y cuando este megaproyecto vea la luz y se instale en nuestra sociedad, todos seremos un poco más proclives a aceptar las inmensas injusticias que los “grandes” perpetran a diario con la ciudadanía. Será algo más que una derrota deportiva. Será una derrota… vital.

También cabe la posibilidad de que el proyecto de Superliga sea una medida de fuerte presión para conseguir más y más ingresos y orientar las competiciones locales como subisidiarias de la Champions. Ir hacia el formato Euroliga paso a paso. Que el GXX tenga plazas fijas, que ocupen más fines de semana en el calendario, que las ligas locales sean de 16 para generar fechas libres, final a 4 en lugares del mundo que multipliquen los ingresos, otras competiciones como una SuperSupercopa….

En cualquier caso, el resultado final es más diferencia entre grandes, y no ya pequeños, sino el resto. Insisto en la idea de que la NBA tiene un draft que trata de que los equipos que peor equipo tiene mejore, en este modelo, los pobres lo son cada vez más y los ricos cada vez más. ¿Soportarán los aficionados del Sevilla, Valencia, Benfica, Marsella, Nápoles…. que sus equipos se conviertan en canteras de los GXX? Si ahora hay poca capacidad de retener talento, en esas condiciones se convierte todo Europa en una liga de tercer nivel actual, sin ninguna capacidad económica frente a estos que se llevarán los derechos de TV, el ingreso por competiciones, la publicidad…

Felices fiestas a todos. Después de escuchar el podcast no puedo estar en más desacuerdo con la posición de JaviMGol, la cual resumiría en un ‘Ya que el Amazonas se está deforestando, lo mejor es que talemos todos los árboles’

Algunos comentarios anteriores ya dan puntos clave por los que la superliga tal y como se ha planteado no es una buena idea pero voy a lanzar algunas otras ideas que creo pueden aportar al debate.

Empiezo por decir que no creo que a la juventud hoy no le guste el deporte, le gusta y lo practica. Es más, nunca ha sido tan fácil practicar cualquier deporte y más aún el fúbol, dónde las ligas y los sitios dónde jugar se han multiplicado respecto a lo que era hace 20 años. Creo que el principal problema que tienen los jóvenes a la hora de acercarse al deporte y en concreto al fútbol profesional es que acceder a él es caro, es caro verlo en TV y sobre todo es caro ir al campo, lugar dónde se crea la afición por encima de cualquier cosa. Soy de Leganés, y cuando era un adolescente me era relativamente sencillo ahorrar para poder ir al Bernabéu una o dos veces en una temporada y mucho más ir al Rodriguez de Miguel o Butarque a ver al Lega, hoy en día es imposible para un adolescente con precios rondando los 50 -70 euros por partido. Y no creo que haya una falta de atención, hay streamings que duran horas y los ven, lo que pasa es que son gratis.

¿Hay que cambiar el modelo del fútbol actual? Si ¿Lo deben cambiar los grandes? No, el cambio debe ser de todos y para todos. El principal problema del fútbol es la desigualdad económica y por tanto hay que cambiar el modelo pero no para perpetuar esta hegemonía de los que ya la tienen, si no para evitar que la brecha entre equipos sea más grande. Recuerdo que ahora en la liga tenemos a los equipos que supuestamente irían a la superliga con un presupuesto entre 12 y 20 veces el de los recién ascendidos. ¿Cómo no van a ser aburridas las ligas? Es un milagro que no ganen todos los partidos.

En lo que deberíamos fijarnos a la hora de proyectar el futuro es en la Euroliga de baloncesto y no tanto en la NBA, NFL y similares. ¿Qué ha supuesto la Euroliga para el baloncesto europeo? La muerte de facto de las ligas nacionales, los equipos que no están en la euroliga pelear por sobrevivir y los equipos que están en la euroliga no le prestán atención a la liga salvo que les haya ido mal en Europa y tengan la necesidad de salvar la temporada (y eso que la ACB es una liga privada y cerrada) Y si les ha hecho daño a los equipos de la primera competición que no decir de las ligas LEB, etc.. ha sido la estocada final.

La superliga supondrá la muerte de todo lo que hace al fútbol grande, ¿qué interés va tener para un aficionado de cualquier equipo no miembro una competición que no solo va ser ajena a ellos si no que va a suponer la merma de sus capacidades competitivas en las competiciones actuales?

He tenido de clientes la FIFA y la Premier League, estas “empresas” están conscientes de las dificultades para competir en contenidos. Sin el animo de intentar descalificar, pero muchos de los puntos de JaviMGol no tienen mucha lógica o base solida:

“El MUNDO HA CAMBIADO y las nuevas generaciones tiene otras aficiones… Claro que si y muchos se ven atraídos por el eSport u otras cosas” Los jóvenes siguen el deporte y las estadísticas están ahi, cualquier estudio demuestra que cada ano, ven mas personas la final de la champions o del mundial. La retención o prestancia al contendido es menor, pero ocurre en todo, en el cine, conciertos, aulas de clases, espectáculos en vivo, cenas, citas, etc. Es decir no tiene nada que ver con la Super Liga. Ell futbol esta tan saturado (a nivel de clubes) que ver a un equipo TOP de europa es cotidiano. Trabaje en un proyecto para el mundial de BRAZIL 2014, nuestro cliente era la FIFA y creamos un asunto llamado GLOBAL STADIUM, donde intentamos complementar estas experiencias, algo así como el match centre de la UEFA.

NO SE BUSCA DESTRUIR LAS LIGAS ACTUALES, SI NO EVOLUCIONAR. El ejemplo mas claro para rebatir esto es Sud America. Las ligas mas importantes del mundo y por lo tanto donde existen los equipos mas poderosos, corresponden a las zonas donde el coeficiente PIB x Tradición es alto. No mas donde se generan los mejores futbolistas y existe solo tradición. Luego de los cambios en fichajes europeos, ligas como la argentina, brasileña o Uruguaya se han visto disminuidas drásticamente. Hace 25 anos la final de la Libertadores, tenia el mismo nivel de talentos que la Copa de Europa. Esto lo demuestra que la intercontinental estaba repartida de manera equitativa. La SuperLiga destruiría las ligas menores y las grandes ligas pasarían a un segundo nivel, en su escenario mas probable.

LIGA SEMI-CERRADA. Este es el punto mas candente de la discusión, clubes como el Madrid o Barcelona se han hecho mas fuertes debido a una distribución injusta de los recursos que acumula la liga. Ellos no “pagan la fiesta” la fiesta se la pagan los otros clubes. Al menos el Madrid tiene una historia europea rica, desde sus inicios, pero el PSG? El Chelsea? Bajo méritos deportivos debería quizás jugar el Derby o el Lyon, no el City, PSG, Chelsea. Este clamor, impulsado por el Real Madrid, claramente responde a un temor hacia la Premier. La premier en India, Africa y Asia domina el mercado, la Liga prácticamente no existe. El Madrid claramente tiene temor de mantener el estatus, porque estas ligas generan mas dinero y a su vez generan mas oportunidades comerciales. El PSG no ha sido comprado por su tradición deportiva, es claramente un impulso comercial, como lo fue el Chelsea y lo esta siendo tambien el City.

En la PREMIER hoy esta el dinero, de seguir así la curva en unos anos el Madrid y el Barca serán equipos menores, es claramente una estrategia de supervivencia, lo cual es entendible. Pero no lo intenten vender como “estamos salvando el futbol” no es así.

Buenas Rulo y Axel:

Y dale con la NBA, a ver si nos enteramos que lo busca esa liga es fomentar la igualdad. Los Lakers generan mas que Sacramento o Milwaukee pero todos cobran lo mismo por derechos de tv. Florentino se horrorizaría si se implantasen las normas de la NBA en el fútbol.

Soy aficionado del Atlético, uno de los mayores beneficiados si se lleva acabo el nuevo formato, y la Superliga me parece un excremento. Tiene sentido un salto del ámbito nacional al europeo pero manteniendo ascensos y descensos.

Los defensores de la Superliga no quieren depender de los resultados deportivos y poder tener plantillas de Playstation, con 2 máquinas por puesto. Es ridícuo.

Un saludo.

Primero de todo, y además la razón principal que me anima a escribir el comentario, agradezco que se haya suscitado un debate tan interesante y respetuoso entre ambas partes. Es algo tan raro y extraño en estos tiempos que llama la atención cuando lo encuentras.

Segundo, mi postura está del mismo lado que la de Axel y Rulo pero creo que Javi tiene razón en donde enfoca el debate. Cierto que podemos quejarnos de las condiciones actuales porque a muchos nos gustaría que fueran otras pero lo cierto es que no lo son y, por lo tanto, en mi opinión, hay que razonar sobre lo que tenemos y su potencialidad. Es decir, el fúrgol es un negocio: debe ser rentable y, en la medida de lo posible, crecer. Bien, guste o no, diría que esto es así. Y dicho esto, llega una duda que me plantea la Superliga, quizás accesoria porque las principales ya están muy bien planteadas por Axel y Rulo o por el resto en estos comentarios pero duda que al fin y al cabo pone en tela de juicio la rentabilidad de esta competición. A mí entender, la gran mayoría de aficionados al fúrgol, si una tarde dominical de mayo enciende la tele y se encuentra con dos partidos entre los que escoger, siendo uno un Barça-Atleti o un Valencia-Madrid, me da igual, dos equipos grandes, disputando la última jornada de liga y sin nada en juego para ninguno y siendo la otra opción un Racing de Ferrol-Recre, por decir otros dos nombres al azar, con una plaza de ascenso a 2ª división en juego, diría, aunque igual me equivoco, que la mayoría nos quedaríamos a ver el segundo de los partidos. Precisamente porque el fúrbol es lo que, entre otras muchas cosas, por el componente de emoción que atesora. Y porque esa comparación constante con los deportes USA (sobre los que habría bastantes cosas que decir pero seguramente se haría muy largo, más aún) no se sostiene por este lado. Claro que podemos ver el deporte como un mero espectáctulo pero un espectáculo dentro de un contexto y una tradición competitivas que da sentido a todo el entramado y que tiene, por encima de todo, el componente emocional. Eso que también ha sabido gestionar este deporte por sí mismo durante más de cien años y sin necesidad de injerencias por parte de ninguna entidad. Las entidades, primero las federaciones nacionales (creando ligas) o las continentales (creando competiciones europeas, por ejemplo) usaron esa virtud para generar riqueza pero siempre respetando esa máxima, sin pretender nunca romperla. Y la sensación que tengo y a lo que voy con tanto circunloquio es que en esa Superliga iba a haber muchos partidos como el primer ejemplo que expuse. Hoy en día, en una liga normal se pelea el título, se pelean los puestos Champions y los que dan acceso a la Europa League y se pelea el descenso (eso sin contar playoffs y demás). En la Superliga, más si es cerrada, se pelearía una sola cosa y dejaría a montones de equipos con pocos alicientes competitivos al poco de arrancar la temporada. Y me parece muy complicao de masticar semejante producto.

Perdón por la extensión y un saludo

Deja un comentario

*