Partido Polish Boyfriend: Chicos jóvenes, chicos viejos y Roger Federer

Roger Federer during practise at the Mercedes Cup at Tennisclub Weissenhof, Stuttgart
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
06/06/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-EIB-160607-0003.jpg

Después de muchos años a la sombra, esta temporada el Young Boys de Berna será campeón de liga suiza. Le saca 16 puntos al Basilea, campeón en las últimas ocho temporadas. Además, aspira al doblete pues se ha metido en la final, eliminando al Basilea en semifinales. En la final espera el Zürich. El Young Boys ganó la liga por última vez en 1986. Y la Copa, en 1987. Y su único doblete fue en 1958. O sea, la euforia en Berna es indescriptible. Y todo en una temporada en la que viajaron en la que, en la Copa, les tocó viajar hacia el pasado con una eliminatoria curiosa.

En la segunda ronda de copa, en septiembre, el Young Boys quedó emparejado en la Copa con el Old Boys. O sea, Chicos Jóvenes contra Chicos Viejos. Ganaron los visitantes, o sea, el Young Boys, por 0-4, en un partido que iba más allá de la broma, pues el Old Boys fue clave en el nacimiento del Young Boys.

El Old Boys se fundó en 1894 en Basilea. Suiza era una sociedad en plena evolución. Atrás quedaba una sociedad rural. Algunas ciudades pasaban a ser pulmones industriales o comerciales. Y muchos jóvenes suizos que volvían de escuelas británicas o franceses lo hacían hablando de nuevos deportes. Basilea era una ciudad activa y no paraban de nacer clubes deportivos. Así, un profesor de gimnasia llamado Adolf Glaz impartía clases en una escuela secundaria. Los niños se batían en duelos en un deporte muy respetado, aunque el mismo Glaz volvió de un viaje a Alemania con un balón de fútbol. Y les descubrió a sus alumnos ese nuevo deporte. Esos chicos practicaban diferentes deportes, como era normal entonces. Aunque el fútbol les robó el corazón. En 1893, presenciaron el primer partido organizado en la ciudad, entre los clubes Realschüler-Turnverein y el Basilea. Lo ganó el Basilea, que ya nació grande. Entusiasmados, los chicos siguieron jugando hasta que al finalizar los estudios, en 1894, crearon su club. Lo llamaron Old Boys pues ya eran viejos para jugar en el viejo equipo de instituto. Los Old Boys era jovenzuelos menores de edad que, antes de entrar en la Universidad, soñaban con el fútbol. Y tenía destreza, pues el Old Boys sería subcampeón de liga en 1899, 1904 y 1912. En 1897, el club jugó en Berna un amistoso dejando una grata impresión. Y en la grada, viendo ese partido, un grupo de cuatro amigos decidió que querían crear su propio club. Y lo bautizaron en honor de ese equipo llamado Old Boys. Así nació el Young Boys. Es más, los fundadores eligieron los mismos colores; amarillo y negro. Sin pensar, eso sí, que ellos serían un club grande del fútbol suizo, a diferencia de esos jugadores que los inspiraron un lejano 1897.

El Old Boys juega en la actualidad en Tercera. Y ha llegado a jugar en Quinta. En 1925, los dos clubes se enfrentaron en la inauguración del legendario estadio del Young Boys en Berna, el Wankdorf, pues el club local tuvo la delicadeza de invitar al club que los inspiró. No se vieron más hasta 2017, pues el Old Boys ha destacado estos años por otras secciones, como la de atletismo o la de natación. La sección de tenis se separó para seguir su propio camino. Y fue en el Old Boys de tenis donde el entrenador Adolf Kacovsky descubrió a un tal Roger Federer.

BSC Young Boys players acknowledge their fans following the UEFA Europa League match at Goodison Park, Liverpool Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959 26/02/2015
El Young Boys se inspiró en el Old Boys de Basilea e incluso le copió los colores. Foto: Focus Images Ltd.

El Old Boys juega este fin de semana un partido importante en su lucha por evitar el descenso a la Cuarta División. Ocupa zona de descenso y se enfrenta a un club que le saca seis puntos, justo por encima. Un club con otro nombre curioso: SC Young Fellows Juventus. Este club nació en 1992 cuando se fusionaron el Young Fellows de Zürich, fundado en 1903, y la Società Calcistica Italiana Juventus Zurigo, creada en 1922. Y lo curioso del caso es que el Young Fellows también llegó a ser subcampeón de liga en dos ocasiones, en los primeros años del siglo XX. Luego también fue barrido de su ciudad por el Grasshopper y el FC Zürich.

Sábado 24 de marzo, 16:00h, Young Fellows Juventus-Old Boys

El Young Fellows fue durante muchos años un club importante gracias a su presidente Gustav Wiederkehr, un directivo que llegó a ser presidente de la federación suiza, con altos cargos en la UEFA y la FIFA. Con su dinero llegó el primer brasileño del fútbol suizo en los años 30, Fausto dos Santos, exjugador del Vasco y el Barça. En los 50, otro jugador que pasaría por el Barcelona, Sandor Kocsis, llegó a jugar con este club que en los 60 empezó su declive, hasta que se fusionó con un viejo club fundado por los primeros trabajadores italianos que llegaron a Zürich, la Juventus. En Suiza existen muchos clubes fundados por italianos, además de los clubes de las zonas de lengua italiana, tradicionalmente poco potentes comparados con aquellos asentados en las zonas de habla alemana, como la Basilea de los Old Boys y los Young Fellows.

Así andan estos clubes centenarios, el YF Juventus y el Old Boys, luchando en Tercera mientras recuerdan que, gracias a ellos, el fútbol suizo es lo que es en la actualidad. Aunque pocos se acuerden.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*