Partido Polish Boyfriend: Cruzar las maravillosas tierras altas de Escocia con una pelota

fort-william / Foto de dominio público (Me677)

¿Conocen el Shinty? ¿No? Pues en algunos lares, el fútbol vive a la sombra de este deporte. El Shinty nació en las tierras altas de Escocia, las Highlands. Se practica con un palo curvo y una bola de cuero dura. Tiene 12 jugadores, dos partes y consiste en marcar goles. Tiene cosas de hockey y cosas de fútbol, siendo un deporte duro. En Escocia es muy popular, especialmente en las tierras altas.

Hace una semana, nos imaginamos un viaje a Gales. Hoy toca uno por Escocia. Por las tierras altas. Y por Fort William, la gran capital del Shinty. Fort William es la segunda población más grande de las Highlands, las tierras altas. Una población situada en uno de los lugares más bellos de Europa. Una población particular porque en su momento fue una de las ciudades más grandes de Europa sin club de fútbol. Con más de 10.000 habitantes, no tenía equipo: el Shinty era la religión local. El Fort William FC no nació hasta 1974. Y a lo largo de los últimos años se ha ganado la fama de ser uno de los peores equipos del Reino Unido. Los aficionados del Shinty local miran a los futbolistas con compasión. Cosas de las Highlands.

Las tierras altas son un lugar de belleza sorprendente. Aunque una cosa es visitar una zona hermosa y otra diferente vivir en ella. Son tierras duras, con una media de población muy baja. La mayor parte del territorio escocés forma parte de las Highlands, aunque la mayor parte de la población vive en las tierras bajas, cerca de Inglaterra, donde se encuentran las grandes ciudades. Por eso el fútbol escocés siempre ha sido cosa de las tierras bajas, las Lowlands. Esta temporada, solamente un club de las Highlands juega en la Primera División escocesa, el Ross County.

The GU defence look worried as the ball breaks to Gavin.
El shinty es el deporte más popular en Fort William. Foto: sologoal, bajo licencia Creative Commons 3.0.

La principal ciudad de las tierras alta es Inverness, al lado del Lago Ness. La segunda, Fort William, en la costa oeste. Se trata de un centro turístico importante, pues comunica con las islas más bonitas y está rodeado de algunas cimas hermosas, como el famoso Ben Nevis, la montaña más alta del Reino Unido. Y justo debajo del Ben Nevis juega el Fort William FC, en el considerado como uno de los campos de fútbol más bonitos de Europa. En una ciudad donde jugar a Shinty era una cuestión de honor, crear un equipo de fútbol resultó complejo. Y cuando nació, en 1974, el Fort William FC solo pudo jugar copas regionales y amistosos durante 11 años. No pudo entrar en una liga regional hasta 1983. En 1986 fueron admitidos en la Highland League, una competición particular. Pese a que se trata sobre el papel de uno de los dos grupos de la 5ª división escocesa, no garantiza ascensos ni descensos. Su campeón juega una final contra el campeón del grupo de las tierras bajas. Y el ganador, una promoción contra el último clasificado de cuarta. En los últimos 15 años, solamente el Cove Rangers ha ascendido a cuarta saliendo de la Highland League, aunque con un matiz. Como en las Highlands vive poca gente, algunos equipos de zonas consideradas como parte de las tierras bajas juegan en este grupo. O sea, el Cove Rangers geográficamente no pertenece a las tierras altas, aunque jugó en la Highland League.

Las aventuras del Fort William en esta liga no han sido positivas. Jamás ha sido campeón y en las últimas temporadas suele acabar último. El 1 de agosto del año 2019, el club se popularizó en el Reino Unido por un documental donde era definido como el peor club británico porque encadenó 840 días sin ganar un partido. Aunque ese 1 de agosto ganó, por fin, gracias en parte a seis jugadores cedidos por el Inverness Caledonian Thistle, el club de la principal ciudad de las tierras altas. Así acabaron dos años sin ganar un partido, dos años en los que el club, con deudas, casi desapareció.

Cosas de los escoceses, cuando el club parecía muerto, la ciudad se volcó con ellos. Más de 200 niños juegan ahora en su fútbol base. Y gracias a antiguos exjugadores y alguna empresa local, el club ha podido sobrevivir en un contexto complejo, pues todos los partidos fuera de casa quedan muy lejos. El Fort William es el único club de las Highlands en la costa oeste. Todos los demás juegan en la costa este, a más de tres horas de carretera. Para todos los clubes, los partidos fuera de casa suelen ser viajes cortos. Para el Fort William, no. Y pese a ello, el club sigue jugando y gana algunos partidos. Aunque sigue colista.

Sábado 4 de enero, 16:00h, Wick Academy-Fort William FC

Esta semana, el Fort William se enfrenta al Wick Academy, el equipo de Wick, una ciudad norteña en la otra punta de Escocia. El viaje más largo dentro de una liga del fútbol escocés. El Wick Academy es el club profesional más al norte del Reino Unido, a más de cuatro horas de Fort William por carreteras en estas fechas nevadas. Los dos clubes comparten un destino, el de ver cómo muchos de sus partidos no se juegan por la nieve, el viento o el hielo. Posponer partidos por el clima en estas tierras es común, así que ya existe un protocolo de anular partidos un día antes si el clima es malo, para evitar viajes en balde.

Pese a no llegar a los 7.000 habitantes, Wick tiene un club con mejores resultados que Fort William. El Wick Academy, fundado en 1893, ganó hace poco la Copa del Norte de Escocia, un torneo de larga tradición para equipos que juegan en torneos regionales. Aunque luchar por un ascenso no forma parte de la realidad de un club que, como otros de la zona, encadena más de 30 años en la misma liga, sin aspirar a subir. Ni bajar. Y gozando con las numerosas copas regionales, muchas en Escocia. Manteniendo vivo el sueño del fútbol en estadios donde el viento del Mar del Norte entra con tanta fuerza que el balón sale del campo. La Highland League sigue siendo el sueño de quienes aman el fútbol sin valorar el estilo de juego, el talento o el resultado. Ligas con jugadores que trabajan de arquitectos, pastores o camareros. Con estadios en poblaciones hermosas, cruzando algunos de los paisajes más bonitos del mundo. Deporte en una zona donde seguir viviendo en la tierra de tus padres ya te convierte en un héroe. Una tierra hermosa, pero dura.

Foto de portada: Estadio del Fort William. Foto de dominio público subida por Me677 en Wikipedia Commons.

Related posts

2 comments

Si ya de por sí es un verdadero placer leer esta sección, ver a uno de mis ídolos, Toni Padilla, hablar y describir las Highlands, la tierra donde vivo, y su fútbol, ha sido todo un momentazo para mí 🙂 Muchas gracias y, por supuesto, invito a todo el equipo de MI y a todo el que ame el fútbol a conocer este fin del mundo que son las Highlands, ¡más futboleras de lo que parece!

Deja un comentario

*