Partido Polish Boyfriend: Un club profesional en una de las islas más bonitas del mundo

800px-oia_santorini_hdr_sunset

Llega la Eurocopa, acaban las ligas. Y nos marchamos de vacaciones con el último partido Polish Boyfriend. Así que elegimos un buen destino para cerrar la temporadas, las islas griegas.

Cuando llegó la pandemia, el mundo se paró. Especialmente en esos lugares más aislados, como las islas. Y si son lugares que viven del turismo fue como entrar en otra dimensión, como sucedió en Santorini. Esta isla griega es una de las mayores atracciones turísticas de Europa. Millones de personas sueñan con visitar una isla bella… gracias a una explosión. En su momento, la isla era una cono volcánico. Hasta que una erupción provocó que la mitad de la isla saltara por los aires. Media isla desapareció, provocando, según algunos expertos, que muchos mitos, leyendas o partes de la Biblia se inspiraran en los fenómenos naturales que provocó ese volcán, pues generó una maremoto que llegó a las costas de Egipto, inspirando la historia de las aguas del Mar Rojo ahogando el ejército que perseguía a Moisés y el pueblo de Israel.

La mitad de la isla encaja en la definición de lugar de dramática belleza. Donde antes existía la boca del volcán ahora hay una bahía, la caldera, rodeado de unos acantilados verticales impresionantes. Y justo arriba, se construyeron pequeñas poblaciones de casas blancas, que resaltan contra el fondo azul del mar. Como la bandera griega. Qué hermosa es Santorini, pese a que lleguen tantos turistas que en ocasiones, parezca un parque de atracciones.

Imagen de Santorini. Foto: Bgabel bajo licencia Creative Commons 3.0
Santorini es una de las islas Cícladas. Foto: Bgabel bajo licencia Creative Commons 3.0

Cuando los turistas dejaron de llegar, la vida se paró en Santorini. En su momento, muchas familias de esa isla en las Cícladas habían ganado mucho dinero gracias a su tradición de ser buenos marineros o comerciantes. El mar era su vida. Muchos marcharon a Atenas para trabajar en los barcos que cruzaban medio mundo y volvían ya ancianos a la isla para mejorar las casas de sus abuelos. El turismo lo alteró todo, ahora pocos jóvenes quieren ser marineros, cuando pueden alquilar la casa familiar y comprar un piso en la otra parte de la isla, esa de playas largas, no afectada por la explosión volcánica. Una parte más mundana, más fea. Donde se encuentra un campo de fútbol que por primera vez, ha visto fútbol profesional esta temporada.

Durante décadas, el fútbol griego no permitió a los equipos de sus centenares de islas subir a Segunda o Primera, pues los viajes eran demasiado complejos. Luego se puso como norma disponer de un aeropuerto en la isla, cosa que permitió a los clubes de islas grandes como Creta (3 equipos), Rodas (2 equipos) o Corfú llegar a Primera. En 2013, llegó un club de Lesbos gracias a un empresario que había ganado dinero siendo patrón de barcos en Arabia Saudita. Pocos clubes isleños han triunfado.

Imagen de la playa de Episkopí. Foto: Karpouzi bajo licencia Creative Commons
Imagen de la playa de Episkopí. Foto: Karpouzi bajo licencia Creative Commons

Aunque este año, Santorini, con sus 14.000 habitantes, se ha convertido en la isla más pequeña con club en Segunda. Aprovechando que la vida se paró con el coronavirus los responsables de diferentes equipos de la isla se reunieron para crear un proyecto del que se había hablado ya hace años: unificar esfuerzos para tener un equipo profesional. Y así nació el AS Santorini 2020. El 31 de mayo del año 2020 se celebraron simultáneamente las asambleas generales del Panthiraikos y el Tyhella Kamari, que ratificaron el nacimiento del Santorini 2020, con la participación de otros clubes: el Karterados, el Pyrgos y el Lava Emporiou. La idea era jugar la DG Ethniki, el equivalente de la Segunda B. Sin embargo, unos días antes del inicio del campeonato, en agosto, la Liga griega informó al equipo sobre la posibilidad de participar en el campeonato de la Liga de Fútbol de Segunda, pues otros clubes, afectados por la crisis, renunciaron a una división que se ha dividido en dos grupos regionales. El Santorini se puso manos a la obra, para poder tener listo su modesto campo en la ciudad de Fira. Un recinto de propiedad municipal con pista de atletismo y gradas provisionales.

El club funciona de una forma curiosa, pues los equipos fundadores no han dejado de existir. La directiva la forman 15 personas: Cinco del Tyhella Kamari, cinco de Panthiraikos, dos del Pyrgos, uno del Karterados, uno de Lava Emporiou y el teniente de alcalde de deportes. El Panthiraikos, el Lava Emporiou y el Karterados siguen existiendo aunque sin primer equipo, jugando en categorías formativas.

Imagen de Santorini. Foto: Pedro Szekely bajo licencia Creative Commons 2.0
Imagen de Santorini. Foto: Pedro Szekely bajo licencia Creative Commons 2.0

En su debut en segunda, el Santorini 2020 ha aguantado bastante bien. Y no bajará. Esta semana juega contra otro club isleño, el Episkopi FC, de la zona de Rethymno, en Creta. Creta, la isla griega más grande y poblada, también sufrió el golpe de perder su gran fuente de ingresos, el turismo que ha convertido su costa norte en una cadena casi sin interrupción de resorts hoteleros. A mitad de camino entre Chania y Heraklion, sus ciudades más grandes, el viejo puerto de Rethymno se ha convertido en una urbe donde millares de familias de toda Europa buscan un hotel en la primera línea de mar, antes de pasear por el casco viejo. Como en Santorini, pocos jóvenes quieren ser pescadores como antes. Viven del turismo.

El Episkopi jamás ha subido a Primera, como si lo han conseguido los dos grandes de la isla, el OFI y el Ergotelis (aquí contamos su derbi). O el Platanias, aunque tiene cierta tradición en Segunda desde su primer ascenso en 2012. Ahora lo entrena el bosnio Jasmino Velic, exjugador del Leganés en los 90. No ha buscado un mal lugar para vivir, el bueno de Velic. Con vistas al mar.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Pedro Szekely bajo licencia Creative Commons 2.0

Related posts

Deja un comentario

*