Partido Polish Boyfriend: El Zalgiris contra el Zalgiris, fuera de las pistas de baloncesto

Kaunas Marcadorint

Lituania es tierra de baloncesto. Ya en los años 20 y 30, esta pequeña república báltica entregó su corazón al baloncesto. En la actualidad, pese a que los resultados no fueron los mejores en el Mundial de China, los lituanos siguen brillando en este deporte, aunque el fútbol también tiene su peso en Lituania. Durante las últimas décadas ha existido cierto orden: Vilnius, la capital y ciudad más poblada, es la sede del gran club de fútbol, el Zalgiris de Vilnius. Mientras que la segunda ciudad más poblada, Kaunas, tiene su equipo de baloncesto, el Zalgiris de Kaunas. Un club que ganó ligas soviéticas y Copas de Europa. Y desde la independencia lituana han seguido ganando de todo. El Zalgiris de baloncesto es un gigante.

O sea, las dos grandes ciudades tienen su Zalgiris. Uno en baloncesto, el otro en fútbol. Uno en Kaunas, el otro en Vilnius. Y los dos vistiendo de verde. Y aunque pueda confundir no tienen nada en común. Los dos tienen el mismo nombre pues Zalgiris se refiere a una batalla mitificada por todos los lituanos. Se trata de la batalla conocida en otras lenguas como la Batalla de Grunwald. En 1410, una alianza entre el Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania derrotó a las tropas de los caballeros teutónicos prusiano-alemanes. Fue una batalla muy famosa en su momento por las tropas y técnicas usadas, y porque significó el fin de la expansión alemana hacia el este. Como el ejército ganador tenía tropas tanto polacas como lituanas, los dos países la recuerdan, convirtiendo Grunwald, o Zalgiris en lituano, en un momento clave en la identidad de estos pueblos, siempre rodeados, por rusos en el este, y alemanes en el oeste.

En la antigua Unión Soviética, la mayor parte de entidades asumieron nombres vinculados al nuevo poder comunista, aunque el nombre Zalgiris sobrevivió porque en Moscú usaron el ejemplo de esta batalla como muestra de que se podía derrotar a los alemanes. Por eso el Zalgiris de baloncesto pudo ganar ligas soviéticas con este nombre y no con otros tipo Dinamo o Spartak. Y el Zalgiris de fútbol, club de Vilnius, fue el único club lituano en llegar a la primera división soviética, donde jugaron 11 temporadas, acabando una de ellas en la tercera posición en 1987. O sea, los dos Zalgiris eren buenos equipos en sus deportes.

El Darius y Girenas Stadium es la casa del Kaunas. Foto: MarcadorInt.
El Darius y Girenas Stadium es la casa del Kaunas. Foto: MarcadorInt.

Con la independencia lituana de 1990, cuando junto a estonios y letones estos estados recuperaron la independencia que ya tenían en los años 20 y 30, el Zalgiris de Vilnius se convirtió en el gran dominador del fútbol lituano junto al Ekranas de Panevėžys, un club ya desaparecido, y al FBK Kaunas. Sí, en Kaunas, ciudad de baloncesto, existían clubes de fútbol de cierta tradición como el FK Kaunas y el Inkaras Kaunas, entidad fundada en los años 30. O este FBK, fundado en los años 60 como Banga Kaunas. El FBK Kaunas ganó ocho ligas lituanas, más que el Zalgiris de Vilnius, gracias al dinero de su patrocinador, el Banco Ūkio, propiedad de Vladimir Romanov. Fueron años duros para la capital, pues los clubes de baloncesto de Kaunas ganaban. Los de fútbol, también.

Artículo relacionado: El estadio de los aviadores

Aunque 10 años atrás, el FBK Kaunas empezó a sufrir cuando Romanov, un tipo peculiar, decidió comprar al Hearts escocés, al que llevó a una previa de Champions antes de dejarlo arruinado camino del descenso. Romanov empezó a ser famoso por sus deudas y salidas de tono. Y acabó desapareciendo del mapa perseguido por gente reclamando su dinero, provocando la desaparición del FBK Kaunas en 2012. De repente, la ciudad se quedaba sin club en Primera. El vacío lo ocuparía en 2015 un club llamado Spyris. Se trataba de un club pequeño fundado en 2004 por la escuela de fútbol Tauras. Inicialmente nació para dar salida a los chicos formados en la academia, aunque poco a poco el club ascendió categorías, hasta que aspiraron al ascenso a Primera.

Sábado 5 de octubre, 12:00h, Kauno Zalgiris-Zalgiris Vilnius

Y el debut en Primera, en 2015, llegó con escándalo. El Spyris, buscando crecer, anunció que colaboraría con el Zalgiris de Kaunas. O sea, con el equipo de baloncesto de su ciudad. El día del debut, cuando derrotaron por 2-1 al Klaipedos Granitas, lucían un uniforme verde y blanco con el escudo del club de baloncesto. Ese año acabaron en la quinta posición, llegando hasta las semifinales de copa, cuando perdieron con el Zalgiris de Vilnius. Nacía una rivalidad, pues existe entre las dos urbes. Cómo no, a los hinchas del Zalgiris de Vilnius no les gustó la camiseta de su rival. Existía un pacto tácito: en baloncesto, Zalgiris era cosa de Kaunas. En fútbol, de Vilnius. Y los de Kaunas rompieron el pacto, pues en 2016, directamente, el club pasó a ser oficialmente el Zalgiris de Kaunas, pasando a formar parte de la estructura del club de baloncesto. El Zalgiris de Vilnius llegó a presentar una demanda, primero en la Federación, después en la justicia, para defender que el único Zalgiris en fútbol eran ellos. Las dos fueron rechazadas y esta será ya la quinta temporada con el derbi de Zalgiris. De momento, el Zalgiris de Kaunas ha ganado solamente una vez, en junio de 2017, por 2-0. El resto de partidos han sido goleadas del Zalgiris de Vilnius, muy superior, y dos empates. Esta temporada, el Zalgiris de Vilnius, después de dos años con el sorprendente Suduva ganando la liga, parece que recuperará la corona. Aunque cada vez se acerca más el Zalgiris de Kaunas, que por primera vez aspira a jugar la Europa League y ser tercero. A la sombra de las canastas, ha nacido una rivalidad.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*