10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

La FA Cup siempre nos deja historias especiales. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

El Valencia más reactivo ante los primeros pasos del Barcelona de Setién

Valencia-Barcelona (sábado, 16:00)

La baja de Dani Parejo, expulsado ante el Mallorca, condicionará los planes de Albert Celades en el partido de este sábado ante el Barcelona. Mestalla recibirá a un equipo con un plan de juego definido, que ha matizados su fútbol en los dos primeros partidos con Quique Setién en el banquillo. El entrenador cántabro ha ajustado la salida de balón desde atrás, con un lateral fijo para elevar un peldaño al primer centrocampista, a la vez que mantiene a dos piezas muy abiertas en las bandas para ofrecer amplitud y generar espacios por dentro. Las líneas maestras están definidas, pero hasta ahora al Barcelona le ha faltado algo más de fluidez y agilidad en la circulación a pesar de que ha minimizado las pérdidas comprometidas que pueden derivar en contragolpe. Sin Parejo para esconder la pelota, es probable que el Valencia opte por un plan más reactivo, que busque flotar a los centrales y procure forzar pérdidas en zonas delicadas, cuando arriesguen los centrocampistas, para desplegarse al contragolpe y tantear la firmeza defensiva del nuevo Barcelona. Es un traje que ya se ha puesto el elenco ché esta temporada, incluso después de la marcha de Marcelino, cuando se ha enfrentado a rivales que suelen dominar la posesión. También el dulce estado de forma de Ferran Torres, desequilibrante como nunca en el uno contra uno, contribuye a ejecutarlo con éxito. Rodrigo Moreno vuelve a la convocatoria tres semanas después mientras Cillessen, lesionado, no podrá reencontrarse con su exequipo. En el Barcelona, Luis Suárez sigue causando baja y Carles Pérez y Riqui Puig (enfermo) se cae de la lista para viajar a Valencia para ceder su lugar a Álex Collado. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Oportunidad para mandar en el Olímpico

Roma-Lazio (domingo, 18:00)

Sin ser algo raro, no es común que la Lazio llegue como clara favorita a un derbi romano, como lo harán este fin de semana. Los de Inzaghi están en uno de los mejores momentos de su historia, manteniendo actualmente su mejor racha de victorias consecutivas en Serie A (11) y viniendo de alzar el primer título del curso a finales de 2019. No obstante, los biancocelesti cayeron eliminados este mismo martes de la Coppa Italia ante el Napoli, en el que fue su primer revés del 2020. También es cierto que fue un partido extraño, con ambos equipos con 10 desde el minuto 25 y con una Lazio con bajas muy sensibles. Por fortuna para Inzaghi, de cara al derbi recuperará a dos de las más importantes: Luis Alberto y Joaquín Correa. Aun así, se espera que Caicedo acompañe al “capocannoniero” Ciro Immobile, el hombre de los 23 goles en 19 jornadas. Los que no podrán estar en la bancada lacial serán Cataldi, Marusic y Jordan Lukaku, que aún se recuperan de sus molestias, por lo que Luiz Felipe y Patric se juegan un puesto en el costado derecho del equipo. La Roma, por su parte, no está en un mal momento, pero sí que ha arrancado 2020 con el pie algo torcido. Los de Fonseca también han caído apeados de la Coppa ante la Juve, han perdido dos encuentros ligueros que hicieron peligrar el puesto de acceso a Champions y han sufrido la dolorosa baja de Nicolò Zaniolo. El derbi del domingo se presenta, por tanto, como una oportunidad de oro para la Lazio para ampliar a 10 puntos la diferencia liguera con su eterno rival y vencer como visitantes en el Olímpico, algo que sólo han logrado dos veces en lo que va de siglo. E.M.

El regreso de Sarri a San Paolo en el intento de resurrección del Napoli

Nápoles-Juventus (domingo, 20:45)

Fueron tres años muy bonitos pero aquello quedó atrás. En el momento en que Maurizio Sarri decidió firmar con la Juventus, sabía que su regreso a San Paolo sería difícil. Gran parte de la afición napolitana, que había entendido su marcha al Chelsea, vio su fichaje por el gigante turinés como una traición. Tras perderse la ida por una neumonía, Sarri volverá a verse las caras con el equipo que le lanzó a la fama, y los napolitanos con el entrenador que más cerca estuvo de devolverles a un pasado de grandeza. Si cualquier tiempo pasado siempre parece mejor, las comparaciones con el Napoli actual son odiosas. Tras la crisis interna y los malos resultados que precipitaron la marcha de Ancelotti, la llegada de Gattusso no ha servido para calmar las aguas ni para ganar más partidos. Los partenopeos sólo han ganado uno de sus últimos 12 partidos ligueros, y llevan sin ganar en casa en Serie A desde el 19 de octubre. A estas alturas, están más cerca del descenso (a 8 puntos) que del cuarto puesto que da acceso a Champions (a 14). El único halito de esperanza llegó este martes en Coppa, cuando lograron clasificarse para las semifinales dejando por el camino a la Lazio. En el encuentro, en el que ambos equipos se quedaron con 10 en el minuto 25, debutaron como titulares los dos fichajes para la medular de Gattusso, Demme y Lobotka, dejando ambos buenas sensaciones, si bien Lobotka fue sustituido tras la expulsión de Hysaj. En estas, los napolitanos reciben a una Juve que está cogiendo velocidad de crucero. Los de Sarri también pasaron a semis de Coppa, y han marcado distancias en liga con respecto al Inter, contando sus últimos 6 partidos por victorias. En parte es gracias al estado de forma de Cristiano Ronaldo, que vuelve a llegar enchufado a los meses decisivos de la temporada, sumando ya 13 goles en los últimos 10 partidos que ha disputado. E.M.

Chelsea Head Coach Maurizio Sarri ahead of the Premier League match at Craven Cottage, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 03/03/2019
Chelsea Head Coach Maurizio Sarri ahead of the Premier League match at Craven Cottage, London
Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714
03/03/2019

Amorim puede ganar un título en su quinto partido como entrenador

Sporting Braga-Oporto (sábado, 20:45)

El Sporting de Braga buscará el cuarto título de su historia en su propia ciudad. El Estadio Municipal de la ciudad norteña de Portugal es la sede de la fase final de la Copa de la Liga (semifinales y final), por lo que el conjunto minhoto podría coronarse en casa si derrota al Oporto en la final de este sábado. Lo hará con un entrenador novato, que todavía no ha completado todos los niveles de su etapa de formación como técnico: Rúben Amorim, que cumplirá 35 años el lunes, asumió las riendas del equipo a principios de enero y aspira a ganar un título en su quinto partido al mando del Sporting de Braga. Aunque no puede constar oficialmente como primer entrenador -ese rol lo ostenta de forma provisional Micael Sequeira-, desde que Amorim reemplazó a Sa Pinto el Sporting de Braga ha ganado los cuatro partidos que ha disputado. Uno de ellos fue precisamente ante el Oporto, en Do Dragao, el pasado viernes. El Oporto también trae buenos recuerdos al Sporting de Braga en la Copa de la Liga: aunque su último título (Copa) fecha de 2016, la única vez que el club arsenalista alzó la Copa de la Liga derrotó a los dragones en la final. Entonces, en 2013, Rúben Amorim se sentó en el banquillo… como suplente. El Oporto, en caso de vencer, encauzaría una temporada irregular en la liga con el primer título del año. Danilo, ausente en la semifinal ante el Vitória de Guimaraes, el gran rival regional del Sporting de Braga, ha participado en el entreno previo a la final y se espera que pueda jugar de inicio. T.M.

Sin Nübel en Múnich

Bayern-Schalke (sábado, 18:30)

Aunque sus objetivos son diametralmente opuestos, solo tres puntos separan a Bayern y Schalke 04. Ambos están metidos en el pelotón de equipos que persiguen al actual líder, el RB Leipzig, y ambos estrenaron 2020 con victoria. El Schalke afronta la visita a la capital bávara con la moral alta después de derrotar al Borussia Mönchengladbach, aunque David Wagner cuenta con varias incógnitas por despejar en las horas previas al partido de este sábado. Benito Raman y Ozan Kabak son dudas tras pasar la semana entre algodones, del mismo modo que el estado físico de McKennie genera dudas hasta el último momento. Quien seguro que no se vestirá de corto en el Allianz Arena es Alex Nübel, flamante fichaje del Bayern para la temporada 2020-21. El guardameta del Schalke aún debe cumplir con los últimos partidos de castigo impuestos por la roja directa que vio ante el Eintracht Frankfurt antes del parón. Una dura entrada sobre Gacinovic le ha abierto la puerta de la titularidad a Schubert, que intentará aprovechar estos encuentros para birlarle la titularidad a un futbolista que ya no militará en el club la próxima campaña y a quien ya se le ha retirado la capitanía. No será hasta el término de la sanción cuando Wagner mostrará sus cartas y decidirá si exprime los últimos meses de Nübel en el club minero o inicia ya la transición hacia el próximo curso. En el Bayern, Odriozola podría debutar. La llegada del lateral derecho español permitirá ordenar las piezas bávaras acorde con las preferencias de Hansi Flick: Pavard en el eje de la defensa (Boateng presumiblemente en el banquillo) y Kimmich en el centro del campo tras perderse la jornada anterior por sanción. T.M.

Manuel Neuer of Bayern Munich celebrates his side’s 6th goal during the UEFA Champions League match at Tottenham Hotspur Stadium, London Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 01/10/2019
Manuel Neuer no se enfrentará a su futuro competidor por la titularidad en el Bayern. Foto: Focus Images Ltd.

Un impulso en la cuesta de enero

Inter-Cagliari (domingo, 12:30)

El último mes ha sido un periodo duro tanto para Inter como Cagliari. El equipo de Antonio Conte ha pinchado en dos jornadas consecutivas y ha cedido cuatro puntos que han abierto una pequeña brecha respecto a la Juventus, líder de la Serie A. En un campeonato que apenas concede margen para los errores, el Inter está empezando a temer por sus opciones de competir por el título hasta el final y ha acudido al mercado para reforzarse. Victor Moses, que ya rindió muy bien con Conte en el Chelsea, es el último nombre propio a la espera de que se resuelva la situación de Eriksen en el Tottenham. Más crítica es la situación del Cagliari: el conjunto sardo encadena siete partidos seguidos sin ganar y ya se ha despedido de la Coppa. Precisamente el Inter fue su verdugo hace semana y media. El cuadro dirigido por Rolando Maran ha perdido fuelle tras un inicio prodigioso en el que incluso se asomó en los puestos de acceso de Champions, aunque a pesar de su mala racha reciente todavía ocupa la sexta posición en la tabla. T.M.

Frenar la caída ante el rival más difícil

Lille-PSG (domingo, 21:00)

El Lille no está bien. Durante un par de meses pareció la alternativa más seria al PSG en Ligue 1, mientras duró la efervescencia de Osimhen y el bajón del resto de aspirantes, pero 2020 se le está atragantando a los de Galtier. El Olympique de Marsella les ha superado claramente en  la pugna por ser el “mejor del resto”, y las dos últimas derrotas que ha sufrido el Lille les han hecho caer fuera de los puestos europeos. Por si fuera poco, esta semana han perdido su oportunidad más clara de pelear por un título esta temporada, cayendo ante el Lyon por penaltis en las semifinales de la Copa de la Liga. El futuro más inmediato no se presenta especialmente alentador para tratar de darle la vuelta a la situación, pues este fin de semana reciben al PSG. Por si fuera poco, los de Thomas Tuchel llegan especialmente inspirados. Los parisinos han ganado 9 de sus últimos 10 partidos, en los que han marcado además la friolera de 40 goles. Como el lector ya habrá adivinado, sale a una media de 4 goles por partido, una auténtica locura. Al contrario que el Lille, los capitalinos sellaron además su pase a la final de Copa de la Liga este miércoles, venciendo con rotundidad al Reims (0-3). En ese encuentro, además, marcó su primer gol con la elástica parisina el jovencísimo Tanguy Kouassi (17 años), al cual el club le ha ofrecido ya su primer contrato como profesional, si bien el jugador sigue demorando su respuesta. El principal argumento para la esperanza por parte del Lille es el precedente más reciente en el Stade Pierre-Mauroy. El Lille goleó al PSG (5-1), si bien las cosas eran muy distintas para aquel equipo liderado por Nicolas Pepé. E.M.

Visita del casero

Coventry City-Birmingham City (sábado, 16:00)

La afición del Coventry City lleva años protestando la gestión de su propietario actual. La última decepción tuvo lugar el pasado verano, cuando su dueño no logró cerrar un acuerdo con el club de rugby que posee la propiedad del estadio en el que jugaban. Como no tenían un campo en el que jugar como local, la Football League amenazaba con expulsar al Coventry. Al final lograron acordar con el Birmingham City que compartirían su estadio, St Andrew’s. Ambas ciudades están a una media hora en coche. Una de las anécdotas de esta Cuarta Ronda de la FA Cup es que el inquilino recibirá la visita de su casero, pues al Coventry le toca jugar como local ante el Birmingham. Existe un ambiente de cordialidad entre ambos clubes y las entradas se han vendido a partes iguales. Pero no dejará de ser un día extraño para el Birmingham, que usará el vestuario visitante de su propia casa. El Coventry está en la parte alta de la tabla de tercera división, mientras que el Birmingham se encuentra en los puestos de abajo en segunda. M.M.

El Tranmere busca un nuevo cupset

Tranmere Rovers-Manchester United (domingo, 16:00)

El Tranmere Rovers está protagonizando una de las historias más épicas de esta FA Cup. Tras superar dos rondas, el sorteo de la Tercera Ronda les emparejó con el Watford. Al descanso en Vicarage Road perdían por 3-0. Centrado en su lucha por la permanencia en la liga, el técnico del Watford, Nigel Pearson, había alineado un once con hasta nueve cambios. Las rotaciones no parecían haberle pesado al equipo. Hasta el segundo tiempo. El Tranmere se metió en el partido gracias a dos jugadas a balón parado y empató de penalti. Este jueves, apenas dos días después de que el Watford jugara en Premier, ambos equipos se volvieron a ver las caras para resolver la eliminatoria. El Tranmere se adelantó antes del descanso, el Watford empató en el segundo tiempo y el partido se fue a la prórroga. En el 104’, el equipo de Merseyside, que juega en tercera, volvió a ponerse por delante y con ese 2-1 terminó el encuentro. Este triunfo le aporta al Tranmere unos ingresos muy importantes para que puedan reforzar su plantilla y evitar así el descenso a cuarta. Sobre ese mismo césped, bastante destrozado, recibirán este domingo al Manchester United. La FA Cup ya le ha dado al Tranmere lo que necesitaba, pero puestos a pedir, buscarán dar otro cupset. El United viene de haber perdido el miércoles en Old Trafford por 0-2 ante el Burnley. La presión crece en los hombros de Ole Gunnar Solskjær. Su equipo, además, está mermado por bajas sensibles, como la de Marcus Rashford, y la semana que viene también tendrán que jugar la vuelta de las semifinales de la Copa de la Liga ante el City (perdieron la ida por 3-1). M.M.

Los jóvenes del Liverpool

Shrewsbury Town-Liverpool (domingo, 16:00)

Con un calendario tan apretado y enfrentándose a un equipo de tercera división, Jürgen Klopp volverá a aprovechar la FA Cup para darle minutos a los menos habituales. Lo hace el Liverpool y lo hacen muchos otros equipos de Premier. Pero cuando se trata de los reds, sus encuentros no pierden interés por muchos titulares que falten. Prueba de ello fue su derbi en la anterior ronda ante el Everton, en el que ganaron por 1-0 en Anfield con grandes actuaciones de futbolistas de la Academy como Neco Williams, Pedro Chirivella o Curtis Jones. En esta ocasión visitarán Shrewsbury, la ciudad donde nació Charles Darwin. Su rival, el Shrewsbury Town, ocupa un puesto en la parte baja en League One. Pero su mediocentro Josh Laurent afirma que plantearán un encuentro duro para el Liverpool: “Vamos a hacer que sea un partido muy físico. Si sacan un equipo joven nos aseguraremos de que vean que somos un equipo de League One y que estamos aquí para pelear por la victoria”. M.M.

Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*