10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

La FA Cup siempre nos deja historias especiales. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

La oportunidad copera del Watford

Watford-Crystal Palace (sábado, 13:15)

Por si existía alguna duda relativa a las prioridades del Watford en la recta final de temporada, Javi Gracia las despejó el pasado fin de semana. El técnico español rotó de forma masiva a sus hombres de mayor peso en la visita al Manchester City. La razón era evidente. A la vuelta de la esquina asomaba un duelo decisivo en la FA Cup, en casa, contra el Crystal Palace. El Watford no es un equipo demasiado acostumbrado a los éxitos coperos en los últimos años: solo ha alcanzado las semifinales de la Copa inglesa en dos ocasiones en los últimos quince años. En 2007 perdió contra el Manchester United y en 2016 le apeó de la final el Crystal Palace, su rival este sábado. Los hornets tienen algunas cuentas pendientes con el conjunto azulgrana, que les dejó sin ascenso a la Premier en la final del playoff de 2013 y les eliminó en la FA Cup tres años más tarde. El equipo de Javi Gracia ha logrado vencer a los pupilos de Hodgson en los dos precedentes más recientes y espera hacer pesar la diferencia de diez puntos que les separa en la clasificación de la Premier. Con la mayor parte de favoritos fuera de la competición, el Watford sueña en repetir en una final de la FA Cup. Solo la alcanzó en una ocasión, en 1984, y perdió contra el Everton. También el Crystal Palace puede estrenar su palmarés en la competición -ha sido subcampeón dos veces-. Sakho es la única baja relevante para Hodgson, que acumula futbolistas de talento en ataque (Batshuayi, Zaha, Townsend) para intentar castigar al Watford a la contra. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El impactante Daniel James contra el Manchester City

Swansea-Manchester City (sábado, 18:20)

El golazo que marcó en la ronda anterior ante el Brentford recorriendo todo el campo tras robar el balón en la frontal de su propia área dio la vuelta al mundo. Desde entonces, el joven Daniel James, un chico de 21 años nacido en Inglaterra pero que ya ha debutado con la selección absoluta de Gales debido a sus orígenes familiares, está en el foco de atención de todos los observadores. Su arrolladora velocidad y su impresionante potencia en conducción lo convierten en un arma temible al contragolpe, y no es extraño que Graham Potter se plantee usarlo como hombre más adelantado del Swansea en el choque ante un Manchester City que tendrá el balón y dejará espacios. Con la duda del máximo goleador del equipo, el escocés Oliver McBurnie, que cayó enfermo esta semana, y con el habilido kosovar Bersant Celina no disponible por su condición de cedido por el Manchester City, gran parte de las opciones del Swansea de causar una sorpresa impactante y acabar con el sueño de los de Guardiola de levantar los cuatro títulos esta temporada dependerán de la inspiración de su gran sensación en ataque. En caso de darse el milagro, los cisnes, que actualmente son decimoquintos en segunda división, igualarían su mejor participación en la historia de la FA Cup: en 1964 alcanzaron las semifinales. A.T.

Daniel James es la principal amenaza del Swansea. Foto: Focus Images Ltd.
Daniel James es la principal amenaza del Swansea. Foto: Focus Images Ltd.

La oportunidad de emular la gloria de los sesenta

Wolverhampton-Manchester United (sábado, 20:55)

Los Wolves han ganado cuatro veces la FA Cup, pero la más reciente se remonta a 1960. Su formidable temporada y el hecho de que sólo queden vivos dos equipos que estén por encima de ellos en la tabla de la Premier (el City y su rival en estos cuartos de final, el United) les dan motivos para pensar que están ante una gran oportunidad de reeditar sus gestas del pasado. También las distracciones que pueden desviar el foco de atención en el conjunto de Solskjaer, que conoció en la víspera de su visita a Molineux que le espera un enfrentamiento de enorme prestigio y glamour ante el Barcelona en los cuartos de final de la Champions. La escuadra de Nuno es séptima en la Premier, lo que suele llamarse “liderar la tabla de los demás” o “ser el mejor del resto”. Teniendo en cuenta que el partido liguero en las Midlands aún no se ha jugado (en Old Trafford empataron a uno) y que el Wolverhampton acaba de ascender, esta será la primera vez que el United visite este mítico estadio en los últimos siete años. Entonces anotó un doblete Chicharito Hernández (ganaron los de Ferguson por 0-5) y hoy el atacante mexicano que levanta pasiones vestirá la camiseta naranja de los locales: Raúl Jiménez lleva catorce goles esta temporada. A.T.

Un paréntesis en el sufrimiento liguero

Milwall-Brighton (domingo, 15:00)

Dos goles anotados por Ben Thompson el pasado miércoles en el estadio del Birmingham permitieron al Millwall salir provisionalmente de la zona de descenso a la League One, el tercer peldaño del fútbol inglés. El conjunto londinense sufre por mantenerse en la segunda división, pero alterna las decepciones de su día a día liguero con una fortaleza copera envidiable. Hull, Everton y Wimbledon han caído a manos de los lions, que esperan hacer valer su condición de local ante el Brighton, club de la Premier con escasa tradición en la FA Cup, para reeditar las semifinales de 2013, cuando se enfrentaron al Wigan pese a militar en ese momento en la segunda división. El héroe del triunfo intersemanal ante el Birmingham, Ben Thompson, no podrá participar en el choque de este domingo porque ya disputó la competición con la camiseta del Portsmouth, donde estuvo cedido hasta enero. Si la situación del Millwall en Segunda es delicada, tampoco es ideal el lugar en el que se encuentra el Brighton en la Premier. Todavía inmerso en la pelea por la permanencia, aunque con un colchón de cinco puntos respecto al descenso, el Brighton se debate entre la necesidad de mantener la categoría y la oportunidad de volver a una final de la FA Cup. El precedente más exitoso esconde algunos fantasmas: en 1983, el Brighton se estrenó en la final de la FA Cup, perdió contra el Manchester Untied y acabó descendiendo a Segunda. T.M.

El regreso de Zidane y la situación límite del Celta

Real Madrid-Celta (sábado, 16:15)

La directiva del Real Madrid ha logrado parar el golpe y cambiar por completo el ambiente de su hinchada, que ya respira ilusión y ha conseguido situar en la agenda pública la Champions que viene antes de que haya terminado esta. Era necesario agitar la coctelera, porque de lo contrario tres meses de partidos intrascendentes -la mitad de ellos en casa, exponiéndose al sopor y al desencanto de la gente- se hubiesen hecho interminables. Aunque no hay grandes alicientes deportivos para el Madrid -que está a doce puntos del líder y aventaja en diez al quinto-, el partido tiene un gran interés por descifrar qué novedades introducirá Zidane: ¿qué hará con Isco? ¿Y con la portería? ¿Jugará Ceballos al no estar Casemiro o le condenarán sus palabras? ¿Le gustará Brahim más que a Solari? ¿Contará tanto con Reguilón o volverá a Marcelo? Para el Celta, que cambió de técnico la semana pasada -Escribá debutó con derrota en casa ante el Betis-, el choque del Bernabéu tiene en cambio un aliciente puramente competitivo. Necesita sumar y romper una pésima dinámica (un punto de quince y nueve derrotas en las últimas once jornadas). Está ya en la zona de descenso y sigue sin poder contar con su gran estrella, el lesionado Iago Aspas. Además, el otro ídolo local, Hugo Mallo, está sancionado, por lo que tendrá que actuar Kevin en el lateral derecho. A.T.

Puedes escuchar a Axel Torres en los comentarios del Real Madrid-Celta en beIN La Liga.

Zinedine Zidane, manager of Real Madrid during the UEFA Champions League Semi-Final match at Allianz Arena, Munich Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/04/2018 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-GRO-180425-5004.jpg
Zinedine Zidane volverá a dirigir al Real Madrid en el Bernabéu. Foto: Focus Images Ltd.

La disputa del balón en el Villamarín

Real Betis-Barcelona (domingo, 20:45)

El Betis es uno de los equipos que puso en más aprietos al Barcelona en 2018. El cuadro de Quique Setién ganó en el Camp Nou en la primera vuelta, en una exhibición que mezcló fútbol asociativo con transiciones rápidas para castigar a un Barça bastante desordenado en la presión, y en el precedente más reciente en Sevilla trabó la circulación del Barcelona hasta que su sistema de marcas individuales se desdibujó en la segunda parte (del 0-0 en el 55′ se pasó al 0-5 final). El Betis encarna dos de las premisas que más dudas generan en el conjunto azulgrana. Por un lado, es un equipo capaz de quitarle la pelota y obligarle a perseguir la posesión. Si la presión del Barcelona no está lo suficientemente coordinada, el Betis es un rival capaz de atraer jugadores hacia el balón para luego eliminarlos filtrando un pase entre líneas. Ahí es donde suele mostrar su mejor versión. Por otro lado, Setién suele plantear una línea de tres centrales y dos carrileros que suele resultar problemática para los de Valverde, que no siempre logran maniatar las irrupciones de los carrileros atacando el espacio. Si les siguen los laterales, los centrales quedan expuestos por dentro. Si los laterales priorizan la defensa del carril central, los carrileros suelen aparecer por sorpresa libres de marca. Esas serán algunas de las cuestiones que deberá resolver el conjunto de Valverde, que afronta la visita al sur de España con la clasificación para los cuartos de final de la Champions en el bolsillo pero sin Dembélé, lesionado tras forzar en los últimos minutos ante el Olympique de Lyon. T.M.

La Juve quiere más euforia ante un Genoa en sequía

Genoa-Juventus (domingo, 12:30)

Después de culminar la estoica remontada ante el Atlético de Madrid en Champions, la Juventus busca aprovechar el estado de euforia para afrontar el parón de selecciones con buen sabor de boca. Probablemente Allegri utilizará el partido para dar descanso a alguno de sus hombres más importantes, aunque otros menos habituales como Douglas Costa o Cuadrado serán baja para el encuentro. El Genoa tratará de aprovechar la posible falta de concentración tras el objetivo cumplido para dar la campanada y romper su sequía: llevan tres encuentros sin anotar un gol. La llegada de Prandelli al banquillo genovés antes de Navidad no ha surtido el efecto buscado: los rossoblu siguen vagando por la mitad baja de la clasificación y sólo han sumado dos victorias en lo que va de 2019. Los cambios de sistema efectuados por el exseleccionador italiano y la marcha de su indiscutible hombre gol Piatek parecen haber alejado al Genoa de los caminos hacia la portería contraria. Volver a encontrarlos parece más acuciante que nunca: en el calendario más próximo están Juventus, Napoli e Inter y, a medida que los puestos de Europa se alejan, la clasificación empieza a apretar por abajo. La tarea recaerá en hombres como Sanabria, que aterrizó en Genova enrachado con tres goles en cuatro encuentros aunque lleve varios partidos sin acertar, o Kouame, que no está logrando mostrar el mismo nivel que en la primera vuelta. Aun así, como síntoma del desolador panorama goleador de los de Prandelli, el atacante costamarfileño sigue siendo el máximo anotador de su equipo tras la venta de Piatek con tan sólo cuatro dianas en lo que va de liga. E.M.

Derbi en dinámicas opuestas

Milan-Inter (domingo, 20:30)

Recién eliminado de la Europa League y cuarto en la clasificación tras verse superado por el Milan en la tabla, el derbi llega en el peor momento posible para el Inter. El revuelo contractual y mediático alrededor de Icardi ha sido la punta del iceberg de un equipo que arrastra lesiones y dificultades para superar a la mayor parte de sus adversarios. Todo lo contrario que un Milan al alza, que ha encadenado cinco victorias seguidas en la Serie A, se ha colado en puestos de Champions, ha asaltado la tercera posición perteneciente al Inter y solo ha perdido un encuentro (Supercoppa) en lo que llevamos de 2019. Ahora el cuadro de Gattuso no solo es un bloque sólido al que cuesta marcarle, sino que ha mejorado su fluidez en el último tercio con la introducción de Paquetá y ha recuperado el olfato goleador con la contratación de Piatek, que no ha perdido su efectividad de cara a puerta en su mudanza de Genoa a Milán. Los estados de ánimo marcan una tendencia muy clara en ambos equipos, aunque afrontar el derbi desde la inferioridad le puede sentar bien a un Inter necesitado de un punto de inflexión positivo para no poner en peligro su clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones. T.M.

Inter Milan Head Coach Luciano Spalletti during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 28/11/2018
Luciano Spalletti vive un mal momento al frente del Inter. Foto: Focus Images Ltd.

Hay vida después de la Champions

PSG-O. Marsella (domingo, 21:00)

Tras el tremendo colapso emocional que llevó al Paris Saint-Germain a quedar fuera de la Champions de manera irrisoria, los de Thomas Tuchel tienen que volver a ponerse el mono de trabajo doméstico para los meses de competición que quedan. Los parisinos afrontan la oportunidad de refrendar su histórico dominio nacional con un doblete: la Ligue 1 ya la tienen casi bajo el brazo (17 puntos sobre el Lille con un partido menos) y en Copa de Francia andan ya en semifinales. Este reto, unido a la posibilidad de seguir consolidando el proyecto de Tuchel, debe servir de motivación para un equipo construido para competir en Europa. Tanto Mbappé como Di María dieron un paso al frente en la victoria intersemanal ante el Dijon (0-4) pero sin Neymar, Cavani, Draxler y Verratti, el Olympique de Marsella puede tener la oportunidad para asaltar el Parque de los Príncipes. Los de Rudi García llegan al “clásico” francés enrachados y escalando en la clasificación: tras afianzar la cuarta plaza con una victoria en el duelo directo ante el Niza, los marselleses tienen el objetivo puesto en la plaza Champions que ahora mismo ocupa el Lyon, a tan solo tres puntos. Del buen hacer de Mario Balotelli, que lleva cinco goles en seis partidos como titular en Marsella, dependen parte de las aspiraciones de este OM tanto en la temporada como en el duelo con su rival parisino. E.M.

Día 1 después de Tedesco

Schalke-RB Leipzig (sábado, 15:30)

El doloroso 7-0 endosado por el Manchester City fue la gota que colmó el vaso. La Junta Directiva del Schalke 04 confirmó la destitución de Domenico Tedesco como técnico del club.  El joven entrenador italo-germano aguantaba aún en el cargo por las esperanzas que aún generaba la pasada campaña, más que meritoria, en la que el equipo minero acabó subcampeón de Bundesliga contra todo pronóstico. En el curso actual la situación dista muchísimo de ese ideal: el equipo anda a tan solo cuatro puntos del descenso y está en caída libre, contando sus últimos cinco partidos por derrotas y habiendo encajado 21 goles en dichos encuentros. Para tratar de frenar el desplome llega el veterano Huub Stevens, en la que será su tercera etapa a los mandos del club de Gelsenkirchen (1996-2002, 2011-12 y la actual) y su regreso a los banquillos desde que en 2016 abandonara el del Hoffenfeim por problemas de salud. Con el Schalke, Huub logró alzarse con una Copa de la UEFA (96-97) y dos DFB Pokal (2000-01 y 2001-02) y acabar subcampeón de liga (2000-01). El primer reto para el técnico holandés no será nada sencillo: recibir a un RB Leipzig en plena pelea por los puestos Champions. Los de Rangnick no pueden permitirse ningún tropiezo, pues a pesar de ocupar la tercera plaza tienen a Gladbach, Leverkusen y Eintracht en menos de cuatro puntos, con Wolfsburgo y Hoffenheim asomando más atrás. El neonato equipo de Leipzig suma 8 partidos sin perder desde que lo hiciera ante el Dortmund en el primer encuentro de 2019. Sin embargo, Rangnick tiene serios problemas de enfermería de cara a este sábado, con media plantilla entre algodones y con posibilidades de quedarse fuera: Kampl, Bruma, Sabitzer, Poulsen, Haidara, Demme, Upamecano… Será a esto y al orgullo de un equipo herido a lo que deba apelar Huub Stevens si quiere obviar la diferencia de dinámicas que separan a dos equipos que deberían estar en la misma lucha pero que andan muy lejos en la tabla. E.M.

Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Axel Torres (A.T.), Enrique Montesano (E.M.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

1 comments

Parece mentira que uno de los partidos más interesantes del fin de semana haya sido el del Dortmund. Con Reus marcando en el último segundo y Favre mordiéndose las uñas.

Deja un comentario

*