10 alicientes del fin de semana

General view of The Emirates Stadium, home of Arsenal Football Club, before the Emirates Cup match at the Emirates Stadium, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
25/07/2015

Si el Madrid parece estar mal, la dinámica del Sevilla es numéricamente peor

Real Madrid-Sevilla (sábado, 16:15)

Aunque la imagen mostrada tanto en la victoria en el Villamarín ante el Betis como en la vuelta de Copa frente al Leganés sirvieron para dar fuerza a las voces críticas que señalan que el Real Madrid se encuentra en una mala dinámica, lo cierto es que el Sevilla está, numéricamente, peor. Los de Pablo Machín han ganado sólo uno de sus últimos seis partidos de Liga (7 puntos de 18 posibles), una cifra sensiblemente inferior a la de los blancos en el mismo periodo (cuatro triunfos y 13 puntos de 18). Los andaluces no ganan como visitantes en el torneo de la regularidad desde septiembre, acumulando cuatro empates y dos derrotas en sus seis últimas salidas. Eso es lo que ha acercado a ambos conjuntos en la tabla hasta el punto de estar ahora mismo empatados a 33 unidades. Aunque en la primera vuelta el 3-0 que registró el marcador del Sánchez Pizjuán fue el punto de partida del hundimiento de Julen Lopetegui, los precedentes en Chamartín son claramente favorables a los capitalinos: el Sevilla no gana en el Bernabéu desde 2008 (3-4, con Schuster y Manolo Jiménez en los banquillos). Por todo ello se diría que, a pesar de las bajas que obligarán de nuevo a Solari a presentar un ataque de emergencia en el que incluso Benzema jugará aplazando su operación en la mano, el campeón de Europa parte como favorito. Cualquier cosa que no sea un triunfo debilitaría enormemente la posición del técnico argentino. A.T.

Puedes escuchar a Axel Torres en los comentarios del Real Madrid-Sevilla en beIN La Liga.

Último tren de Champions para el Arsenal

Arsenal-Chelsea (sábado, 18:30)

Tras su impresionante racha de 11 victorias consecutivas y 22 partidos seguidos sin perder, el Arsenal ha entrado en una dinámica mucho más irregular y negativa. En la Premier ha caído en tres de sus últimos seis encuentros, en los que sólo ha sumado dos triunfos, alejándose a seis puntos ya de un Chelsea que si es capaz de vencer en el Emirates lograría abrir una brecha prácticamente insalvable. Además la imagen en el último compromiso en el Olímpico de Londres frente al West Ham fue la de un equipo pobre, anodino, incluso algo deprimido. En los blues, que ganaron este duelo en la segunda jornada por 3-2 cuando se disputó en Stamford Bridge, la inminente llegada de Gonzalo Higuaín está siendo recibida como la solución al problema del nueve. No es que Sarri no tuviera a ninguno, sino que ni Morata ni Giroud le daban las garantías suficientes para alinearlos de inicio de forma regular, apostando a menudo por Hazard como hombre más adelantado. El caso opuesto es el del Arsenal, que tiene a dos atacantes de referencia y tira a la banda a uno (Aubameyang) para que quepan ambos (con Lacazette) en el mismo once. A.T.

El regreso de O’Neill al Forest aumenta el carácter mediático de la segunda inglesa

Nottingham Forest-Bristol City (sábado, 16:00)

Si el Nottingham Forest es ya de por sí uno de los clubes más románticos del panorama mundial -por haber ganado más Copas de Europa (dos) que ligas nacionales (una)-, el fichaje como entrenador de uno de sus jugadores bicampeones continentales a las órdenes de Brian Clough aumenta aún más el misticismo de la institución de las Midlands. Martin O’Neill, ex técnico entre otros del Leicester, el Celtic y el Aston Villa, vuelve al fútbol de clubes tras su aventura en la selección irlandesa, con la que logró clasificarse para los octavos de final de la Eurocopa 2016. El norirlandés sustituye a Aitor Karanka y firma por un año y medio con el claro objetivo de ascender a la Premier. “Veinte años sin el Forest en la élite son demasiados”, dijo en su presentación. Coge al equipo octavo a cuatro puntos del Derby County de Frank Lampard, que marca los puestos de play-off, y a once -antes de empezar la jornada- del ascenso directo. Su primer rival, el Bristol City, está un puesto y dos puntos por encima, por lo que el estreno ya será exigente y estará cargado de trascendencia. A.T.

Martin O'Neill (Foto: Focus Images Ltd)
Martin O’Neill dirigirá al Nottingham Forest. Foto: Focus Images Ltd.

Las ausencias en la defensa condicionarán la alineación del Dortmund

RB Leipzig-Borussia Dortmund (sábado, 18:30)

Los seis puntos de ventaja del Borussia Dortmund respecto al Bayern suponen un colchón relativamente amplio para el conjunto aurinegro, el mejor club alemán en la primera vuelta del campeonato tanto por juego como por puntuación, pero es una distancia todavía menor para afrontar la segunda mitad de la Bundesliga sin mirar de vez en cuando al retrovisor. El año 2019 para el BVB empieza en un estadio difícil como el del Leipzig, cuarto clasificado, donde los de Favre acudirán con varias bajas sensibles en el eje de la defensa. Akanji, Zagadou y Toprak siguen lesionados, por lo que podría repetirse la fórmula de Weigl como acompañante de Diallo en la retaguardia. El líder de la Bundesliga fichó al central argentino de 19 años Leonardo Balerdi en el mercado invernal, pero el ex de Boca Juniors tendrá que esperar para debutar en la liga alemana, pues participará en el Sudamericano sub-20 con la Albiceleste. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Vietnam busca derribar el muro jordano tras pasar por tarjetas

Jordania-Vietnam (domingo, 12:00)

En la clasificación de mejores terceros, Vietnam y Líbano empataron a todo en el cuarto puesto: puntos, goles a favor y goles en contra. La igualdad debía romperse, porque el quinto ya se quedaba fuera de la Copa de Asia. El ránking de fair-play decantó la balanza a favor del conjunto del sureste asiático, que en esta edición ha registrado su primer triunfo en una fase final que no se haya disputado en su país (2-0 frente a Yemen). En la edición de 2007, que coorganizó junto a tres naciones vecinas, alcanzó los cuartos de final, pero tendría mucho más mérito lograrlo ahora, jugando lejos de casa y teniendo que superar una ronda eliminatoria más. Para conseguirlo debería apear a una Jordania que es indudablemente favorita tras acabar su grupo como primera por delante de Australia y sin encajar ni un solo gol en sus tres partidos. La fortaleza defensiva que le ha dado el técnico belga Vital Borkelmans, antiguo asistente de Mark Wilmots en los diablos rojos, es la mayor virtud del combinado de Oriente Próximo, en el que Musa Al-Taamari, atacante de 21 años del APOEL chipriota, ya mostró su calidad en la finalización en el primer tanto ante Siria. A.T.

Jordan players sings the national anthem during the AFC Asian Cup match at Melbourne Rectangular Stadium (AAMI Stadium) Melbourne Picture by Frank Khamees/Focus Images Ltd +61 431 119 134 20/01/2015
Los resultados de Jordania están siendo muy llamativos: victorias ante Australia y Siria y empate frente a Palestina. Foto: Focus Images Ltd.

Una oportunidad única para Tailandia

Tailandia-China (domingo, 15:00)

Tailandia tiene un gran recuerdo de su primera participación en la Copa Asia, en 1972, cuando organizó el torneo, rozó la final y terminó en la tercera posición. Su debut rozó la perfección y únicamente una tanda de penaltis le alejó del partido decisivo. Sin embargo, desde entonces Tailandia ni siquiera se ha acercado a emular su primer éxito. En sus últimas cinco partipaciones había caído en la fase de grupos e incluso se perdió las dos últimas ediciones de la Copa Asia. En 2019, sin embargo, ha superado la fase de grupos pese a perder con estrépito por 1-4 en el debut contra India. Una victoria ante Baréin y un empate ante el anfitrión, Emiratos Árabes Unidos, le han servido para acceder a los octavos de final como segunda de grupo y su rival, China, invita a pensar al equipo tailandés en que la posibilidad de colarse entre los ocho mejores del continente asiático es real. La imaginación del talentoso mediapunta Chanathip Songkrastin será uno de los mejores argumentos a esgrimir ante una selección china que se siente más cómoda cuando su delantero estrella, Wu Lei, goza de espacios para correr y castigar a la contra a equipos expuestos. T.M.

Intentar frenar a Irán sin Al Habsi

Irán-Omán (domingo, 18:00)

Omán acudió a la Copa Asia sin su futbolista más célebre. Ali Al Habsi, guardameta del Wigan durante varias temporadas en la Premier, se lesionó poco antes de la competición y dejó huérfana a su selección en el que podía ser su último gran torneo internacional. Pese a la ausencia del habitual capitán del cuadro omaní, Omán ha logrado superar la fase de grupos gracias a la victoria ante Turkmenistán en la tercera jornada de la competición. Pero todo apunta a que su participación terminará en octavos de final ante Irán, uno de los grandes aspirantes al título. Sin embargo, Omán ya ha demostrado que puede competir bien ante equipos de mayor entidad. Perdió sus dos primeros encuentros ante Uzbekistán y Japón, pero en ambos cayó por la mínima y tuvo opciones de empatar hasta el final. A esa capacidad competitiva se agarra el equipo de Pim Verbeek para desesperar a una selección que ha completado una primera fase de campeonato impoluta, con siete puntos, siete goles a favor y ninguno en contra. Con Azmoun entonado de cara a portería y Jahanbakhsh ya recuperado de su problemas físicos, Omán necesitará que su portero Al Rushaidi disfrute de un día particularmente inspirado. T.M.

Jonathan Walters of Republic of Ireland scores a goal while tackled by Abdul Salam Al-Mukhaini of Oman during the International Friendly match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 31/08/2016
Omán nunca se ha clasificado para los cuartos de final de la Copa Asia. Foto: Focus Images Ltd.

Duelo de clásicos en la primera eliminatoria a cara o cruz

Japón-Arabia Saudí (lunes, 12:00)

El cuadro de octavos de final ha deparado un choque entre dos de los países que más veces han alzado la Copa Asia. Japón busca su quinta corona en los Emiratos Árabes Unidos y para ello deberá superar a Arabia Saudí, que pelea por alzar su cuarto título. Entre ambas selecciones se han repartido casi todos los títulos disputados desde 1984: Arabia Saudí ganó ese año su primera Copa Asia, mientras la primera corona nipona llegó en 1992. Desde entonces, solo Irak (2007) y Australia (2015, en casa) han sido capaces de romper la hegemonía de estos dos combinados nacionales. En la primera fase de esta edición de la Copa Asia, Japón ha mostrado un fútbol algo más convincente, aunque no ha completado 90 minutos redondos. Le costó arrancar ante Turkmenistán en su debut y en la segunda jornada, ante Omán, jugó mucho mejor en la primera mitad que en la segunda parte. El conjunto nipón certificó su primera posición con una victoria ante Uzbekistán en un duelo en el que aprovechó para rotar a casi todos sus efectivos, una aproximación opuesta a la de Arabia Saudí en el choque en el que se jugaba la primera posición contra Catar. En cualquier caso, el enfrentamiento ante Japón deparará un escenario en el que los saudíes gozarán de espacios para hacer daño con Al Muwallad a la contra. T.M.

2011 es imposible de olvidar

Australia-Ubekistán (lunes, 15:00)

La última vez que Australia y Uzbekistán se vieron las caras fue en la semifinal de la Copa de Asia de 2011. Aunque hoy parezca imposible de creer porque aquel partido acabó 0-6 a favor de los canguros, Uzbekistán llegaba habiendo desplegado un fútbol más atractivo e incluso era ligeramente favorito en opinión de varios analistas. Aquella durísima derrota, cimentada en la superioridad física de los aussies y en un contragolpe arrollador, acabó con el sueño de la generación dorada de la ex república soviética de Asia central, que ahora desea cobrarse la venganza aprovechando que Australia parece algo más débil que su versión campeona de hace cuatro años. Las opciones de que lo logre dependen en gran medida de su gran esperanza, el delantero de 23 años del Rostov Eldor Shomurodov, autor ya de cuatro tantos en la presente competición y una de las grandes sensaciones del torneo. En los oceánicos, sumidos en un proceso de cambio generacional, está llamando especialmente la atención el media punta del Perth Glory Chris Ikonomidis (también del 95), que dio cuatro asistencias de gol y anotó uno él mismo en la fase de grupos.  A.T.

Toda la presión es para el anfitrión

Emiratos Árabes Unidos-Kirguistán (lunes, 18:00)

Kirguistán ya ha superado todos los pronósticos con su buen desempeño en la fase de grupos de la Copa Asia. Uno de los tres países debutantes en el torneo compitió en los dos encuentros ante China y Corea del Sur (perdió ambos por un gol de diferencia e incluso se adelantó ante China) y luego hizo historia con una victoria bastante clara ante Filipinas (3-1) que le garantizó la clasificación para las rondas eliminatorias. El gran protagonista del triunfo ante el cuadro filipino fue el delantero Vitalij Lux, nacido en Kirguistán pero criado en Alemania, que juega regularmente con el Ulm, club de la cuarta división teutona. De hecho, esta temporada ya participó con un gol en una de las mayores sorpresas del curso en el fútbol alemán, pues marcó contra el Eintracht de Frankfurt en la primera ronda de la DFB Pokal y contribuyó a la eliminación del vigente campeón. Con los deberes hechos, Kirguistán intentará jugar con la presión de Emiratos Árabes Unidos. Después de alcanzar las semifinales en la edición de hace cuatro años, la primera fase del anfitrión no ha sido del todo satisfactoria. EAU ha sido primera en su grupo y no ha perdido aún, pero salvó los muebles in extremis en la última jornada y no ha desplegado un fútbol a la altura de algunos nombres que integran su plantel. T.M.

Australia defiende la corona en la Copa Asia. Foto: Focus Images Ltd.
Australia defiende la corona en la Copa Asia. Foto: Focus Images Ltd.
Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*