10 alicientes del fin de semana

A general view of the stadium before the Barclays Premier League match at the Emirates Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
02/03/2016

La lucha por la Champions tras la euforia de París

Arsenal-Manchester United (domingo, 17:30)

El desgaste de las lesiones y la acumulación de partidos en pocos días es menor cuando uno remonta una eliminatoria como lo hizo el Manchester United en el Parque de los Príncipes. El equipo de Solskjaer sigue de dulce pese a los contratiempos físicos que merman la confección de las alineaciones y se ha mostrado particularmente efectivo en los partidos de mayor exigencia disputados lejos de Old Trafford. Ha ganado en Stamford Bridge y el Emirates en la FA Cup, en París en la Champions y en la visita al Tottenham en la Premier League. El Manchester United se siente cómodo desplegándose al contragolpe y Romelu Lukaku vuelve a estar entonado. Son amenazas peligrosas para el Arsenal de Unai Emery, que se encuentra a un punto del Manchester United, actual inquilino de la cuarta posición. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Asegurar la próxima Champions tras el éxito en la presente

Southampton-Tottenham (sábado, 16:00)

La victoria de los londinenses en Dortmund confirmó su mayor madurez europea, y ahora Pochettino pretenderá que el espaldarazo moral que habrá supuesto alcanzar los cuartos de final de la Copa de Europa por tercera vez en toda la historia ayude a su equipo a poner fin a una mala dinámica de resultados en la Premier que lo han llevado de competir por el título a no tener garantizada una posición entre los cuatro primeros. El gran momento de Hugo Lloris (paró un penalti en el último minuto ante el Arsenal para evitar la tercera derrota liguera consecutiva y sostuvo a su escuadra en los instantes de mayor sufrimiento en el primer tiempo en Alemania con varias intervenciones de mérito) es una de las bazas principales con las que cuenta el técnico argentino para visitar a un rival que rozó la proeza en Old Trafford pero que acabó cayendo al final. Los de Hasenhüttl han ganado sólo uno de sus últimos seis partidos y mantienen una ventaja de dos puntos con respecto al descenso directo. A.T.

Choque entre dinámicas positivas

Manchester City-Watford (sábado, 18:30)

Flamante campeón de la Copa de la Liga y nuevo líder de la Premier tras una racha de ocho triunfos seguidos si incluimos la final contra el Chelsea, el Manchester City afronta el mes de marzo en un momento formidable. Sigue lesionado Fernandinho, pero el conjunto skyblue está ganando con regularidad y goza de un contexto propicio para alcanzar los cuartos de final de la Champions. Antes de recibir al Schalke, no obstante, debe jugar en el Etihad ante el Watford de Javi Gracia, que vuelve a pelear por una séptima posición que podría dar acceso a la Europa League en función de quién gane la FA Cup. Los hornets han ganado cuatro de sus últimos cinco partidos oficiales y solo han perdido dos duelos en lo que va de 2019: una derrota por los pelos en Wembley contra el Tottenham y una goleada en Anfield. El Watford ha recuperado la tónica de las primeras semanas de Premier, cuando se convirtió en un hueso duro de roer, y ha integrado a Gerard Deulofeu como acompañante de Deeney en la delantera del 4-4-2 del cuadro de Javi Gracia. En el horizonte, por otro lado, se encuentra otro de los retos del Watford en lo que resta de campaña: los cuartos de final de la FA Cup. El próximo fin de semana recibirán al Crystal Palace con las semifinales en juego. T.M.

Manchester City celebrate their goal during the Premier League match at the Vitality Stadium, Bournemouth Picture by Daniel Murphy/Focus Images Ltd 07432 188161 02/03/2019
El Manchester City se situó líder de la Premier League con su victoria en el campo del Bournemouth. Foto: Focus Images Ltd.

El contexto liguero facilita la rotación pensando en el Lyon

FC Barcelona-Rayo Vallecano (sábado, 18:30)

Aunque Ernesto Valverde señalará con acierto que el Atlético sigue a siete puntos tras ganar en San Sebastián y que por lo tanto no se puede hablar de Liga sentenciada, lo cierto es que el declive del Real Madrid le ha dado al líder mucho más margen para gestionar la semana previa al encuentro de vuelta de la Champions League frente al Lyon, un choque que se observa con cierto recelo desde el entorno azulgrana por lo peligroso que resulta afrontarlo sin haber anotado en Francia. No suele ser el técnico extremeño muy amigo de la rotación porque teme que se interprete como un mensaje de restar importancia al compromiso más inmediato y que de este modo facilite la complacencia, pero el recuerdo de Roma permanece en el imaginario colectivo y difícilmente disponga el mismo once ante los de Genesio que el que se enfrente a los vallecanos el sábado. La dinámica de los de Míchel es preocupante: han perdido sus cinco últimos partidos, cortando de raíz la reacción anterior en la que habían sumado 13 puntos sobre 15 posibles. La permanencia sigue estando a su alcance: están a dos unidades del Celta, el primer equipo que se salvaría, y en la próxima jornada visitarán al Villarreal, uno de sus rivales más directos. Los madrileños tienen el precedente de la primera vuelta en la memoria y lo usan como argumento para convencerse de que pueden competirle al campeón: llegaron al minuto 86 ganando por 2-1, y sólo los tantos tardíos de Dembélé y Suárez evitaron la sorpresa. Ambos contendientes cuentan con la baja de un central titular: Lenglet está sancionado en los azulgranas, al igual que Abdoulaye Ba en los franjirrojos. El Rayo no puntúa en el Camp Nou desde el año 2001: entonces empató a uno. Desde ese día, ha encajado 27 goles en sus seis siguientes visitas (en ninguna ha bajado de los tres goles en contra y se llevó diecisiete en las tres últimas: 6-0, 6-1 y 5-2). A.T.

Puedes escuchar a Axel Torres en los comentarios del Barcelona-Rayo Vallecano en beIN La Liga.

La buena dinámica del Wolfsburgo contra el resurgir del Bayern

Bayern Munich-Wolfsburgo (sábado, 15:30)

La mejor forma de afrontar la vuelta contra el Liverpool es dar un nuevo golpe de autoridad a la Bundesliga, pensará el Bayern. Ha igualado la puntuación del Borussia Dortmund y si repite goleadas como la de la semana pasada podría arrebatarle el liderato por la diferencia de goles. Sin embargo, el duelo continental contra el conjunto que dirige Jürgen Klopp puede ser una distracción extra en una semana en la que Thomas Müller, Jerôme Boateng y Mats Hummels han conocido que Joachim Löw no los volverá a incluir en las convocatorias de la selección alemana. El momento en el que Löw ha hecho pública esta noticia no ha sentado nada bien al Bayern, que incluso publicó un comunicado lamentando que se tomara esta decisión pocos días antes del choque de Champions ante el vigente subcampeón de la competición. En este contexto intentará pescar el Wolfsburgo, que empezó mal en 2019 pero ha encauzado su dinámica gracias a sus buenos resultados lejos de casa. Se siente más cómodo cuando goza de espacios para correr y no debe llevar la iniciativa, como demostró en los triunfos en las visitas al Borussia Mönchengladbach o el Hertha. T.M.

John O'Shea of Republic of Ireland and Thomas Müller of Germany during the UEFA Euro 2016 Qualifying match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 08/10/2015
Joachim Löw anunció que Thomas Müller no volverá a jugar con la selección alemana. Foto: Focus Images Ltd.

El derbi de Hamburgo enfrenta a dos candidatos al ascenso

St. Pauli-Hamburgo (domingo, 13:30)

El Millerntor-Stadion de Hamburgo alojará por primera vez un derbi de la ciudad hanseática correspondiente a la segunda división alemana. El descenso del HSV convirtió el duelo contra el Sankt Pauli en todo un acontecimiento que quizás no se volverá a repetir en esta categoría. No es habitual que ambos equipos se crucen, como demuestran los datos de los últimos precedentes: el Hamburgo no gana el derbi desde 2002… en parte porque desde entonces solo se ha disputado en dos ocasiones. Cuando coincidieron por última vez en la Bundesliga el St. Pauli sumó cuatro puntos de seis posibles y el encuentro de la primera vuelta se saldó con un empate a cero. Más allá de la rivalidad y la hostil acogida que pueda recibir el campeón de Europa en 1983 en el estadio del St. Pauli, el derbi de la urbe norteña también es muy trascendente en la clasificación. El Hamburgo se ha topado con un buen puñado de clubes que están complicando su regreso a la élite del fútbol teutón. Ahora es segundo, un punto por detrás del Colonia, y acechan su puesto de acscenso directo tanto el Union Berlín, a tres puntos, como el propio St. Pauli, a cuatro unidades. El St. Pauli ha confeccionado una plantilla competitiva, con futbolistas que han disputado partidos de exigencia en primeras divisiones competitivas como Ryo Miyaichi (ex Arsenal o Feyenoord), Sobota (ex Brujas) o Daehli (ex Cardiff y cantera del Manchester United). A esas piezas ha sumado dos incorporaciones llamativas en el mercado de invierno: la cesión del central neerlandés Hoogma procedente del Hoffenheim y el fichaje de Alexander Meier, leyenda del Eintracht Frankfurt, que ha marcado cinco goles en sus seis primeros partidos tras regresar al club en el que debutó como profesional. T.M.

Una revancha antes del Camp Nou

Estrasburgo-O. Lyon (sábado, 17:00)

A cuatro días de su partido en Barcelona, el Lyon viaja a Estrasburgo para enfrentarse al equipo que lo eliminó en los cuartos de final de la Copa de la Liga. En aquella noche de principios de enero, los alsacianos se impusieron por 1-2 en el Parc OL y empezaron a cimentar su presencia en una final ante el Guingamp (30 de marzo) que les ha desenfocado en la competición liguera: desde el 3-2 ante el Girondins en semifinales, el Estrasburgo ha sumado dos puntos de quince posibles y se ha alejado de las posiciones Champions con las que llegó a soñar hace poco más de un mes. De hecho, la tercera plaza la marca el propio Lyon, que aventaja ahora en doce puntos a su adversario de este fin de semana. Genesio no tiene tanto margen como Valverde para rotar: el cuarto clasificado, el Marsella, está a cinco puntos, y convendría también intentar alcanzar al Lille, segundo con cinco unidades más, para no depender de quién gana la Europa League para asegurarse una plaza en la fase de grupos de la próxima Champions. A.T.

Balotelli se mide a su ex equipo con el olfato redescubierto

O. Marsella-Niza (domingo, 21:00)

Duelo mediterráneo entre el equipo en el que jugó hasta este invierno Mario Balotelli y su nuevo club, con el que está rindiendo bastante mejor que antes de cambiar de aires (en la presenta campaña de Ligue 1 no se estrenó en 758 minutos con la camiseta del Niza y en cambio ya lleva cuatro dianas en 404 con la del Marsella). Es un partido que los visitantes consideran un duelo directo por la Europa League (el OM ocupa ahora mismo la cuarta plaza, la única que garantiza el billete sin tener que depender de los torneos coperos, y tiene cuatro puntos más que ellos) y que en cambio para los locales se lee como una oportunidad de acercarse a un Lyon al que quizá la distracción de la Champions le pueda suponer un tropiezo en Estrasburgo. El Niza no gana fuera de casa desde noviembre y se ha quedado sin marcar en sus tres últimos desplazamientos (todos acabaron en derrota). Números que contrastan con los del Marsella: 13 puntos de los últimos 15 posibles y portería a cero en sus tres encuentros más recientes en casa (todos ganados). A juzgar por estas estadísticas, el favoritismo del OM parece evidente. A.T.

Mario Balotelli ha empezado con buen pie su andadura en el Niza. Foto: Focus Images Ltd.
Mario Balotelli fue uno de los protagonistas de la última jornada de la Ligue 1. Foto: Focus Images Ltd.

Prohibido fallar más para el Inter

Inter-SPAL (domingo, 15:00)

Semana complicada en el Meazza. El culebrón Icardi no se resuelve (este viernes ha vuelto a entrenar a parte del grupo cuando se especulaba con un regreso a la dinámica colectiva), el Milan está eufórico tras haberle superado en la tabla y en Frankfurt tocó sufrir para amarrar un prometedor 0-0 en el que sin embargo dolió desperdiciar la pena máxima que Trapp le paró a Brozovic. Y aunque la Roma parezca en crisis total (se ha confirmado la destitución de Di Francesco y el adiós de Monchi), en la tabla sólo está tres puntos por debajo, por lo que amenaza con quitarle la cuarta posición a un Inter que se marcó la clasificación para la próxima Champions como el mínimo exigible para que Spalletti no sea reemplazado en verano. Vencer a una SPAL que se encuentra cinco unidades por encima del descenso y que ha ganado sólo uno de sus últimos diecisiete partidos de Serie A resulta obligatorio. A.T.

Un derbi de Estambul con los papeles cambiados

I. Basaksehir-Fenerbahçe (sábado, 17:00)

Si a un aficionado con nociones básicas de fútbol turco pero que no ha seguido la actualidad de esta temporada en ese país le contamos que en un Basaksehir-Fenerbahçe se enfrentan un equipo que va líder y que pelea por el título de liga contra otro que está en la parte baja y que acaba de coger aire en su lucha por evitar el descenso, probablemente pensará que el gigantesco e histórico conjunto de la parte asiática de Estambul es el primero de la tabla y que el pequeño club creado por Erdogan cuando era alcalde de la ciudad firmaría la permanencia. Pero ocurre todo lo contrario. Con ocho puntos de ventaja sobre el Galatasaray (el único rival con opciones reales de alcanzarlo), el Basaksehir acaricia su primera liga y se mide a un Fenerbahçe que está dos unidades por encima del descenso gracias a su triunfo agónico ante el Rizespor con gol de Victor Moses de penalti en el minuto 84. Si a alguien se le había ocurrido que quizá los del Ersun Yanal no se empleen a fondo para no facilitar que su enemigo íntimo gane el título es que no han reparado con detenimiento en la clasificación: una derrota del Fenerbahçe combinada con triunfos del Bursaspor y el Göztepe les haría acabar la jornada en la zona roja. El favoritismo debe ser para los de Abdullah Avci, que han sumado 19 de los últimos 21 puntos en disputa. A.T.

Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

1 comments

Parece que por fin los clubes ingleses vuelven a ser fiables en Europa tras demasiados años de descalabros en Champions. United y Tottenham pasan a cuartos, y previsiblemente se unirá el City. Hace ya demasiado de esa época en que Liverpool, United y Chelsea eran cocos. La batalla por estar entre los 4 primeros de la Premier muestra que el nivel es muy alto, y parece que si desempolvamos el viejo debate de qué liga es mejor, la inglesa tiene papeletas porque aquí nuestra clase media, por así decirlo, ha perdido regularidad y músculo económico. Por comparar, en Inglaterra con cuarto y quinto United y Arsenal, aquí Getafe y Alavés. Echo en falta un empujón de clubes como Sevilla, Valencia, Betis, Athletic o Real Sociedad, que deberían ser capaces de pelear una plaza en Champions y entrar al menos con solvencia en Europa League.
Me llama bastante la atención el caso del Istanbul Basaksehir. Hasta donde sé, el capital del club es privado, el presidente es empresario y tiene fuertes lazos políticos con Erdogan y con la cúpula de la liga turca. He mirado por curiosidad la plantilla y hay mucho viejo conocido: Adebayor, Demba Ba, Arda Turan, Elijero Elia, Robinho, Emre Belozoglu, Gokan Inler, Serdar Tasci, Clichy, Babacan… Hasta qué punto funciona este equipo? Es llamativo que Galatasaray, Fenerbace y Besiktas sufran tantísimo en la liga turca.

Deja un comentario

*