10 alicientes del fin de semana

General view of the King Power Stadium, home of Leicester City ahead of the Premier League match at the King Power Stadium, Leicester
Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714
01/02/2020

El Bremen quiere evitar una caída inesperada

Werder Bremen – Borussia Mönchengladbach (sábado, 15:30)

El curso 2020-21 estaba siendo tranquilo para el Werder Bremen: a falta de nueve jornadas llevaba 30 puntos y nada hacía indicar que este fuera un año de sufrir por la permanencia, pero habiendo sumado solamente un punto de los últimos 27 en juego, el ya ex equipo de Florian Kohfeldt ha visto cómo caía hasta la posición de promoción (16ª) antes de la última jornada, desencadenando la destitución del técnico que consiguió la permanencia in extremis el año pasado. Ahora, ha sido sustituido por el legendario Thomas Schaaf, que se va a ver en la complicada tesitura de jugarse a una carta la salvación con su amado Werder Bremen tras cinco años alejado de los banquillos. Para conseguir la permanencia sin pasar por la promoción, el Bremen necesita vencer al Gladbach y esperar a que el Arminia Bielefeld no gane en campo del Stuttgart, que se juega entrar a la Conference League y depende de una combinación algo complicada (ganar y que pierdan Gladbach y Union Berlin). Hoy, el Werder Bremen quiere evitar el primer descenso de su historia tras 40 años, que sólo se produciría si no gana y sí vence el Köln ante el Schalke. Frente al Bremen está el Borussia Mönchengladbach, del que se despide Marco Rose justo antes de irse al Borussia Dortmund. No ha sido una buena temporada para los potros, que ya antes de terminar el 2020 estaban siendo irregulares en liga y que tras el anuncio oficial de la marcha de Rose al BVB no han mejorado sus prestaciones. El Gladbach, que ya solamente tiene opciones de alcanzar la Conference League, necesita ganar y que no venza el Union Berlin para ser equipo europeo de cara a la próxima temporada, en la que llegará al banquillo Adi Hütter. Christian Gross es la principal baja del Werder Bremen, tras ver doble amarilla en el último partido de Bundesliga. Por su parte, el Gladbach llega con todo el equipo listo para afrontar este importante partido, Los precedentes no contribuyen al optimismo para el Werder Bremen, pues el Gladbach ha conseguido tres victorias en sus últimas cuatro visitas al Weserstadion. J.N. 

La undécima o la trigesimoquinta

Real Valladolid – Atlético de Madrid y Real Madrid – Villarreal CF (sábado, 18:00)

Por fin llegó el día. Hoy sábado, a eso de las 20:00, conoceremos de una vez por todas quién se lleva la Liga en el curso 2020-21, tras una carrera emocionante entre Atlético, Real Madrid y Barça en la que los de Koeman ya sucumbieron y en la que los dos grandes de la capital son quienes llegan a la última jornada con opciones de llevarse el premio gordo. Dos puntos separan a rojiblancos y madridistas, lo que significa que el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone depende de sí mismo para llevarse el undécimo título de Liga de su historia, mientras que el Madrid necesita ganar y que el Atleti empate (los de Zidane tienen ganado el gol average) o pierda. Siete años después de campeonar por última vez en el Camp Nou, el Atlético puede escribir uno de los capítulos más grandes de su historia en el Nuevo José Zorrilla, donde le espera un Real Valladolid muy tocado y prácticamente hundido. Los de Sergio González, que fueron vapuleados el pasado domingo por la Real Sociedad, mantienen mínimas opciones de permanencia, que pasan por ganar al Atlético y esperar que pierdan el Huesca y el Elche, que se enfrentan a rivales que ya no se juegan nada (Valencia y Athletic respectivamente). El Atlético llega con la ausencia de Stefan Savić por acumulación de amarillas y la de Thomas Lemar por lesión, tras caer lastimado en el importante compromiso del Camp Nou. Más larga es la lista de bajas del Valladolid, que ha perdido a cuatro jugadores con respecto a la pasada semana: Roberto Jiménez fue expulsado en el banquillo, Rubén Alcaraz vio la quinta amarilla, Bruno González tiene problemas en la rodilla y Kenan Kodro se ha roto el quinto metatarsiano del pie derecho. Más problemas para un Valladolid muy tocado. Por su lado, el Real Madrid recibe en el Alfredo di Stéfano al Villarreal, que a cuatro días de disputar la final de la Europa League quiere, como mínimo, asegurar su presencia en la segunda competición continental. El submarino amarillo necesita ganar y que la Real Sociedad o el Betis pierdan puntos (juegan ante Osasuna y Celta). El partido llega en un momento en que se habla muchísimo sobre la continuidad de Zinedine Zidane, a cuyos movimientos está atento el Real Madrid para saber si debe buscar un nuevo entrenador de cara al futuro próximo. En caso de materializarse el sorpasso al Atlético en la última jornada, Zidane sería el segundo técnico con más títulos de Liga en la historia del Real Madrid (tres), empatando con Luis Molowny. Los madridistas guardan el recuerdo de la temporada pasada, en la que se proclamaron campeones en casa ante el Villarreal, que sólo ha ganado una vez en 21 visitas al Real Madrid. La lista de bajas del Real Madrid incluye a Carvajal, Mendy, Kroos, Lucas Vázquez, Hazard e incluso a Marvin Park, mientras que el Villarreal sólo tiene la baja segura de Iborra y los problemas físicos de Juan Foyth y Samu Chukwueze. J.N.

El Atlético de Madrid peleará en Zorrilla por ser campeón de Liga. Foto: Focus Images Ltd.
El Atlético de Madrid peleará en Zorrilla por ser campeón de Liga. Foto: Focus Images Ltd.

La final de la Copa griega será sin aficionados

Olympiacos – PAOK (sábado, 20:00)

En Grecia ha habido lío hasta última hora por la ausencia de aficionados en la final de Copa que se disputa este sábado. El Comité Organizador de la Federación Helénica de Fútbol, más conocida como la EPO, fijó la fecha de este partido en el calendario y lo hizo con la instrucción de que no puedan entrar aficionados en las gradas del OAKA, pero la última palabra la ha tenido el Comité de especialistas de enfermedades infecciosas del país. Por esta razón, al estadio este sábado solo podrán los miembros del Comité Ejecutivo de la EPO, los presidentes de los dos clubes (cuyas invitaciones no podrán ser transferibles a otros miembros de la directiva) y los empleados de la Federación que han trabajado en la organización de la final. Entre todos ellos, teniendo en cuenta que los clubes solo han tenido derecho a repartir 11 invitaciones, se calcula que este sábado en el OAKA haya únicamente unas 100 personas cuando el balón eche a rodar. El partido, por otro lado, ha llegado con suspense después de conocerse un caso de Covid-19 en la plantilla del PAOK. Uno de los test realizados a la plantilla obtuvo un resultado positivo y el pavor fue absoluto en el club por si ese contagio podría ser masivo dentro del vestuario, pero, por suerte, no ha sido así y el individuo en cuestión fue inmediatamente apartado y confinado en su domicilio. Olympiacos ha dominado con puño de hierro la Superliga griega, y con esta ya son 46 ligas desde la creación del torneo en 1930. De hecho, este sábado el equipo que actualmente dirige Pedro Martins tiene la oportunidad de firmar el doblete por segundo año consecutivo. La temporada pasada ya conquistó Liga y Copa, y este curso podría repetirlo si este fin de semana derrota a un PAOK al que ha aventajado en 26 puntos en la clasificación. El pasado 12 de mayo los dos equipos volvieron a verse las caras y Olympiacos se impuso por la mínima gracias a un gol de Georgios Masouras; segundo gran goleador del club esta temporada por detrás de Youssef El Arabi. Y al acabar este encuentro, siendo el último que Olympiacos ha disputado como local este curso, el equipo de El Pireo aprovechó para realizar la fiesta por el título conquistado. El PAOK ha levantado siete veces la Copa griega en toda su historia, y tres de ellas han sido en las últimas cuatro ediciones (2016-2017, 2017-18 y 2018-19). El AEK de Atenas, curiosamente, el tercer equipo con más Copas en el país, ha disputado las últimas cuatro, y las ha perdido todas; la última, en la temporada 2019-20, ante el Olympiacos. A.B.

El Leicester ha vuelto a vérselas con los fantasmas del pasado

Leicester City – Tottenham Hotspur (domingo, 17:00)

El Leicester City podría volver a quedarse de la Champions por segunda temporada consecutiva en la recta final de la Premier League. La derrota del pasado martes ante el Chelsea y la posterior victoria del Liverpool ante el Burnley han provocado que el cuadro de Brendan Rodgers llegue a esta última jornada quinto, fuera de los puestos que dan acceso a la UEFA Champions League 2021-22, y ya sin depender de sí mismo para alcanzar este objetivo. El Leicester debe ganar este domingo al Tottenham, que también se está jugando la séptima plaza (que da acceso a la Conference League) ante el Everton y confiar en el tropiezo del Liverpool en su estadio ante un Crystal Palace que se encuentra en la zona tranquila. A todo esto, el Tottenham tampoco supo hacer sus deberes este miércoles en Londres, cayendo en su estadio (1-2) ante el Aston Villa, y eso le obligará a ganar este fin de semana en el King Power Stadium para asegurarse su participación en la nueva competición de clubes organizada por la UEFA, aunque aún está a tiempo de clasificarse para la Europa League, siempre y cuando el West Ham, sexto clasificado, tropiece en su estadio ante el Southampton. Aunque en juego está algo tan importante como la clasificación a las competiciones europeas, sobre todo en el caso del Leicester, que peleará hasta el último segundo por regresar a la Champions, la previa de este duelo llega muy marcada por las últimas informaciones que apuntan a una salida este mismo verano de Harry Kane del Tottenham. El punta inglés disputará en junio la Eurocopa con Inglaterra, pero este jueves el diario The Guardian avanzó el fuerte interés del Manchester City de contratar al delantero, y el propio Kane se pronunció este viernes para abrir la puerta a una posible salida: “Es el momento de reflexionar y hablar con el presidente. Después de 16 años [en el club], confío en que podamos mantener una conversación honesta”. En el plano deportivo, el Leicester llega a esta final con las bajas de James Justin, Harvey Barnes y Jonny Evans, mientras que Ryan Mason, el actual técnico del Tottenham, no podrá contar con los defensores Japhet Tanganga y Ben Davies. Todo hace indicar que será el último partido de Harry Kane con la camiseta Spur, y seguramente tratará de despedirse con una actuación a la altura de su legado en el club, pues esta temporada, sin ir más lejos, el delantero de la selección inglesa ha generado 35 goles en la Premier League 2020-21 (22 tantos y 13 asistencias). Pero es que lo más llamativo es que, con sus dos puntas en el TOP-4 de máximos goleadores (porque Son es cuarto, con 17 goles y 10 asistencias), el Tottenham esté sufriendo tanto para meterse en los puestos europeos. Jamie Vardy, con 13 dianas y nueve pases de gol, es el octavo máximo artillero de este campeonato. Como curiosidad, Kelechi Iheanacho se convirtió el pasado martes en el primer futbolista en toda la historia de la Premier League que ha marcado al menos un gol en los siete días de la semana en una única temporada. A.B.

El Leicester City se juega la Champions este fin de semana. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
El Leicester City se juega la Champions este fin de semana. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

El Liverpool querrá rematar la faena en Anfield

Liverpool – Crystal Palace (domingo, 17:00)

El Liverpool ya ha hecho lo más complicado, que es llegar a la última jornada de liga dependiendo única y exclusivamente de sí mismo para clasificarse a la Champions League 2021-22. El gol salvador de Alisson Becker en el tiempo de descuento ante el West Bromwich Albion, un remate de cabeza aprovechando un saque de esquina para firmar el 1-2 definitivo, le permitió al equipo llevarse los tres puntos de The Hawthorns y el triunfo del pasado miércoles en Turf Moor, un 0-3 incontestable ante un Burnley que firmó hace semanas su permanencia, le sirvió para adelantar al Leicester City en la clasificación a solo una jornada para terminar la Premier League. La liga inglesa utiliza como criterio de desempate a puntos en la tabla la diferencia general de goles, y esta, por ahora, sigue siendo favorable para los de Jürgen Klopp. En caso de que los dos equipos acaben esta Premier empatados a puntos, es decir, si el Liverpool vence al Crystal Palace este domingo y el Leicester City hace lo propio ante el Tottenham, el cuadro de Jürgen Klopp será cuarto (y, por tanto, irá a la próxima Champions), siempre y cuando el equipo de Brendan Rodgers no recorte la desventaja de cuatro goles que tiene ahora mismo en su contra. La racha final del Liverpool en este último tramo de la temporada es muy positiva, puesto que el equipo no pierde en liga desde el pasado 7 de marzo, y en las últimas cuatro jornadas ha hecho pleno de puntos ante Burnley, WBA, Manchester United y Liverpool. Como ha ocurrido durante toda la temporada, el Liverpool llega a este último partido con bastantes bajas: Jordan Henderson, Diogo Jota (que será duda hasta última hora), Ozan Kabak, Ben Davies y Naby Keita se han incorporado a las ausencias ya conocidas de Joel Matip, Joe Gomez y Virgil Van Dijk, que hace unos días ya confirmó que se perderá la Eurocopa del próximo verano, así que Jürgen Klopp deberá volver a arreglárselas, especialmente en defensa, para armar un equipo competitivo ante un Crystal Palace que, pese a que ya no tiene objetivos en juego, peleará en Anfield por acabar lo más arriba posible en la clasificación. El equipo de Londres ya sabe que Roy Hodgson no seguirá el próximo curso, y el nombre de Frank Lampard empieza a sonar con fuerza. A.B.

La Juventus debe ganar y esperar noticias

Bolonia – Juventus (domingo, 18:30)

La Juventus debe ganar en el Renato Dall’Ara de Bolonia y confiar en el tropiezo de Milan (ante Atalanta) o Nápoles (ante Hellas Verona). Es el único escenario posible para que la Juventus esté la próxima temporada en la UEFA Champions League. En estos momentos, solo un punto distancia a Milan y Nápoles, tercero y cuarto, respectivamente, de una Juventus que le ha acabado sacando siete puntos al sexto, la Lazio, y con el que compartiría billete el próximo curso en la Europa League, si no vence al Bolonia (o si lo hace, pero ninguno de sus dos rivales en esta pelea se dejan puntos esta jornada). Para la Juventus este partido tiene una importancia mayúscula. Lo tiene por una cuestión de estatus, obviamente, porque el equipo podría quedarse fuera de la máxima competición continental, paradójicamente, el año de la fallida Superliga europea, pero sobre todo por lo económico. Si la Juventus no se metiese en la Champions 2021-22, el batacazo monetario va a ser importante, y las consecuencias pueden ser demoledoras. Si el equipo no queda entre los cuatro primeros, el primero en hacer las maletas será Andrea Pirlo, cuyo cargo pende de un hilo pese a los dos títulos que ha conquistado esta temporada (Supercoppa Italia y Coppa Italia), pero la desbandada de estrellas en el vestuario podría ser dramática. Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala son claramente los dos activos más valiosos que tiene el club en estos momentos, y ambos, tal y como se ha venido especulado estos días en Italia, podrían marcharse este verano del equipo si la Juventus no obtiene su pase a la siguiente Champions; y aún así, aun consiguiéndolo, tampoco es descartable que el equipo deba hacer importantes ventas este verano. La economía de la Juventus ha quedado muy tocada debido a la pandemia, y esto podría acelerar la salida de Cristiano Ronaldo del club bianconero después de la Eurocopa. El crack portugués acabó bastante cansado el pasado miércoles la final de Coppa Italia, pero Andrea Pirlo repetirá un once muy parecido al del encuentro ante la Atalanta. De hecho, se espera que Dejan Kulusevski vuelva a ser el acompañante de Cristiano en el ataque. Rodrigo Bentancur será baja para esta última jornada de Serie A por sanción, mientras que Sinisa Mihajlovic, el técnico del Bolonia, no podrá contar con varios de sus hombres: Mitchell Dijks y Roberto Soriano serán baja por sanción, mientras que Aaron Hickey, Nicolás Domínguez y Danilo llegan lesionados. El Bolonia es 11º, con 41 puntos, y desde el pasado 18 de abril (4-1 frente al Spezia) no ha vuelto a ganar un encuentro. A.B.

La Atalanta ya tiene asegurada su clasificación a la Champions. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd
La Atalanta ya tiene asegurada su clasificación a la Champions. Foto: Chesterton/Focus Images Ltd

El Milan se lo juega todo a la última carta

Atalanta – AC Milan (domingo, 20:45)

El Milan se ha acabado metiendo en problemas. El cuadro rossonero deberá ganar este domingo en Bérgamo ante una Atalanta que ya tiene asegurada matemáticamente su clasificación a la fase de grupos de la Champions, teniendo en cuenta que Nápoles y Juventus, sus dos rivales directos en esta lucha, se medirán a Hellas Verona y Bologna, dos equipos que ya han cumplido sus objetivos esta temporada. Puede pasar de todo. Cabe la posibilidad de que las cosas se queden tal y como están, es decir, que Milan y Nápoles sean los dos equipos clasificados (tercero y cuarto) y acompañen a Inter y Atalanta a la próxima Champions, pero también puede ocurrir que alguno de los dos tropiece y la Juventus aproveche para acabar entre los cuatro primeros equipos de la Serie A. Todo esto sucede porque el Milan no supo hacer los deberes cuando le tocaba y el empate (0-0) del pasado domingo ante el Cagliari, un equipo que ha acabado 16º, solo cinco puntos por encima del descenso, ha encendido todas las alarmas. En unas pocas semanas, el Milan ha pasado de estar peleando por el título de liga (aunque el reto parecía ciertamente ambicioso para las posibilidades reales de la plantilla) a poder quedarse fuera de la Champions League en la última jornada. El cuadro de Gian Piero Gasperini llegará cansado a este partido tras el desgaste sufrido el pasado miércoles en la final de Coppa Italia ante la Juventus, y quizá eso pueda ser una oportunidad para un Milan que desde el pasado 18 de marzo está compitiendo solo una vez por semana. El propio Gasperini, pese a todo, ya ha avisado: “Nosotros queremos el segundo puesto”, dijo en la rueda de prensa posterior a la final de este miércoles, y la Atalanta ya sabe lo que es ganarle esta temporada al Milan: lo hizo en enero, en San Siro, en un encuentro que acabó llevándose por 0-3. Los dos equipos llegan con todas las piezas disponibles, a excepción de Kovalenko, en el caso de la Atalanta, y de Ibrahimovic y Gabbia, en el caso del Milan. En las últimas horas, por cierto, Italia se ha hecho eco de una de esas informaciones que no suelen ser plato de buen gusto en el vestuario, y mucho menos cuando el equipo en cuestión se encuentra inmerso en una batalla de estas dimensiones: el Al-Duhail de Catar, equipo que disputó el último Mundial de Clubes, le habría ofrecido un contrato potentísimo a Hakan Calhanoglu para los próximos tres años a razón de más de 10 millones de euros por cada temporada, y eso habría frenado las negociaciones entre el club lombardo y el futbolista turco, convocado por su selección para la EURO del próximo verano. Una noticia que llega después de conocerse lo difíciles que están siendo también las negociaciones entre Gianluigi Donnarumma y Mino Raiola con el equipo por la renovación del portero, que acaba contrato el próximo 30 de junio y podría salir gratis. A.B.

La Ligue 1 se decide en la última jornada

Angers – LOSC Lille y Brest – PSG (domingo, 21:00)

El Lille jugará los 90 minutos más decisivos de la temporada sin su capitán general sobre el césped, José Fonte, que ha sido sancionado por el Comité Disciplinario de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en Francia. El veteranísimo central luso (37 años), líder del equipo bretón, dentro y fuera del vestuario, no podrá estar en esta última jornada de Liga por una controvertida acumulación de amonestaciones. Fonte vio la amarilla ante PSG, Metz y Lens, es decir, tres cartulinas en menos de 10 encuentros, pero el colegiado encargado de dirigir el encuentro entre Lille y PSG se olvidó de notificar su amarilla en el acta del partido y esto ha retrasado una semana la sanción al central. El Lille decidió recurrir la sanción al Comité Nacional de Deportes Olímpicos de Francia, pero el fallo ha decretado que José Fonte deberá perderse el Angers-Lille del próximo domingo. “Respeto la decisión. José [Fonte] vio una cartulina en París y punto. Me inclino ante la decisión que se ha tomado sin pensar en más motivos. Durante toda la semana hemos preparando nuestro partido considerando que José no iba a poder jugar. Nunca es buen momento para perder a tu capitán, y menos en este tipo de partidos que son finales, pero tampoco quiero dramatizar con su ausencia. No me preocupa la presencia de Tiago Djaló en este partido”, ha reconocido Christophe Galtier en la rueda de prensa previa a este encuentro. Djaló, a sus 21 años, ha jugado 777 minutos esta temporada en la Ligue 1 repartidos en 16 jornadas, de las cuales solo en siete ha sido titular. El último partido de Djaló con el Lille fue en abril, precisamente ante el PSG, y el joven central portugués se marchó expulsado por doble amarilla. Sea como fuere, el Lille ha llegado a este partido dependiendo única y exclusivamente de sí mismo para ser campeón. Si gana ante el Angers, conquistará el título de Ligue 1, pero el margen sobre el PSG es mínimo. El cuadro de Mauricio Pochettino es segundo, solo un punto por debajo del Lille, y este fin de semana visita a un Brest que no gana desde hace un mes (su última victoria en Liga fue el pasado 24 de abril ante el Saint-Étienne). El PSG llega a este partido después de conquistar entre semana la Copa de Francia, tras imponerse en la final al AS Mónaco (0-2) con bastante superioridad, y con el mejor portero de la Ligue 1 bajo palos: Keylor Navas fue elegido este viernes el mejor portero de la competición por encima de Mike Maignan (Lille), Anthony Lopes (Olympique de Lyon) y Benjamin Lecomte (AS Mónaco). La Ligue 1 se decide este fin de semana, en la última jornada, y el Lille será campeón si igual o mejora el resultado del PSG, mientras que a los parisinos solo les vale superar el marcador de los dogos. Ambos se enfrentan a equipos sin objetivos reales ya en juego. El Lille puede volver a ganar la liga 10 años después, mientras que el PSG querrá arrebatarle el título y celebrar su cuarta Ligue 1 consecutiva (y la 8º en los últimos nueve años). Las espadas están por todo lo alto. A.B.

El Benfica derrotó al Sporting CP el pasado fin de semana. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd
El Benfica derrotó al Sporting CP el pasado fin de semana. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd

El Paulista también se decide este domingo

Sao Paulo – Palmeiras (domingo, 21:00)

El campeonato Paulista se decidirá este domingo en el Estadio Morumbi de Sao Paulo. El duelo de ida, disputado en la madrugada (horario peninsular español) del jueves al viernes de esta semana, terminó 0-0 en el Estadio Allianz Parque, con Palmeiras como local, y este domingo los chicos de Abel Ferreira podría revalidar su corona (ya ganaron el campeonato Paulista en el año 2020) o Sao Paulo volverá a levantar este título 16 años después. Un dato bastante revelador es que en lo que va de siglo, Santos y Corinthians han sido los dos grandes dominadores del campeonato Paulista. Ambos han levantado siete veces el trofeo durante estos 20 años, aunque la victoria del año pasado le permitió a Palmeiras superar a Santos como el segundo equipo con más Paulistas en toda la historia. Corinthians ha ganado este título 30 veces (siendo subcampeón en 21 ocasiones), Palmeiras ha levantado 23 (con 26 subcampeonatos), Santos tiene 22 (con 11 subcampeonatos) y Sao Paulo, con 21, tiene la oportunidad de igualar este domingo al Peixe en este ranking histórico del campeonato Paulista. Ahora bien, en el plano deportivo, Sao Paulo llega con varios futbolistas tocados a este partido y su presencia penderá de un hilo hasta última hora: Dani Alves, Eder, Luciano y Benítez llegan entre algodones, y, según el propio Hernán Crespo, el que tiene más opciones de llegar en buenas condiciones al encuentro ante Palmeiras es el delantero (Eder). Dani Alves se retiró del duelo de ida en el descanso tras sentir un dolor en su rodilla derecha y fue reemplazado por el joven Igor Vinícius. El encuentro disputado en el Allianz Parque fue más competido que vistoso, y acabe como acabe lo del próximo domingo, este Campeonato Paulista ya será histórico: por primera vez desde 1975, es decir, desde hace 46 años, el entrenador campeón será extranjero. Hernán Crespo, que viene de conquistar la Copa Sudamericana con su anterior club, Defensa y Justicia, o Abel Ferreira, vigente campeón de la Copa Libertadores. En otro orden de cosas, estos dos equipos ya tienen asegurada su participación en la ronda de octavos de la Copa Libertadores: Palmeiras, líder de su grupo, estará en el Bombo 1 del sorteo y Sao Paulo, por su parte, estará en el 2. Aún queda una jornada para el final y se espera que el sorteo se haga en la primera semana de junio. A.B.

El último título en juego en Portugal

SC Braga – Benfica (domingo, 21:30)

La Copa de Portugal se decidirá este domingo en Coímbra. Benfica y SC Braga se enfrentarán este fin de semana por el último título en juego en el fútbol portugués y lo harán para acabar una temporada en la que el Benfica, siendo tercero, se ha quedado muy lejos de las expectativas que consiguió levantar durante el verano, y el SC Braga, siendo cuarto, ha completado uno de sus mejores cursos de los últimos años. Los dos necesitan claramente este título. El cuadro de Jorge Jesus para maquillar una campaña ciertamente floja, teniendo en cuenta la gran inversión realizada en julio y agosto, y el equipo entrenado por Carlos Carvalhal para tocar un metal que reafirme la tendencia tan positiva del proyecto. El Benfica, eso sí, llega con una baja sensible a este partido: la de su central, Lucas Veríssimo, que sufre una rotura muscular y esta lesión le hará perderse esta final copera y la convocatoria con la selección brasileña (en su lugar, Tite ha decidido convocar a Felipe Monteiro, el central del Atlético de Madrid). “La baja de Veríssimo va a cambiar mis ideas. Mañana [este sábado] entrenaremos y veremos qué sistema escogemos para la final, pero esta lesión complica lo que veníamos haciendo. Ganando este título, el panorama no va a cambiar, pero es mejor cerrar la temporada con un broche de oro. Una victoria, por pequeña que sea, pese a que la Copa sea el segundo título más importante [después de la Liga], siendo el último partido, siempre es importante”, ha reconocido Jorge Jesus, cada vez más cuestionado por la hinchada lisboeta. La mala temporada del Benfica y el título de Liga del Sporting CP de Rúben Amorim han escocido en el seno de la afición encarnada. De hecho, esta final de Copa es un partido trampa para el club: ganando, como ha reconocido Jorge Jesus, el curso no merecerá una nota muy alta, y una derrota podría resultar demoledora; sobre todo, para el técnico portugués. Con mucha menos presión llega el SC Braga, que, con este título, podría ponerle “la guinda al pastel”, tal y como ha reconocido Carlos Carvalhal. “Hemos sido un equipo con iniciativa, un equipo que ha jugado muy bien al fútbol, y agradezco enormemente a todos mis compañeros entrenadores que han reconocido el buen fútbol de nuestro equipo. No solo ha sido la calidad del juego, sino que además hemos conseguido llegar a dos finales y hemos realizado una gran actuación en UEFA Europa League. Sabemos que el rival tiene la misma ambición que nosotros por ganar este título, y tiene un entrenador y unos futbolistas de gran calidad, pero creemos que vamos a Coímbra con la intención de ganar la Copa”, ha dicho el propio Carvalhal. El SC Braga disputará así su segunda final de la temporada tras caer derrotado en la Copa de la Liga ante el Sporting CP (1-0) el pasado mes de enero. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Jaume Naveira (J.N.) y Adrián Blanco (A.B.). Foto de portada: Martyn Haworth/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*