10 alicientes del fin de semana

Maurizio Sarri Manager of Chelsea and Manager Pep Guardiola of Manchester City (left) during the FA Community Shield match at Wembley Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
05/08/2018

Un derbi regional aparentemente desigual pero siempre imprevisible

Schalke 04-Borussia Dortmund (sábado, 15:30)

Aunque es cierto que ha logrado levantarse tras una dinámica inicial que invitaba al derrotismo más absoluto (perdió los cinco primeros partidos de la presente Bundesliga), el Schalke no acaba de alcanzar una regularidad que le acerque a la zona alta de la tabla. Se encuentra a diez puntos de la cuarta plaza y a diecinueve del líder, su archirrival y adversario de este fin de semana en una nueva edición del derbi de la cuenca del Rühr. Con su clasificación para los octavos de final de la Champions asegurada -va a ser segundo en un grupo en el que ha aprovechado la debilidad del Galatasaray y el Lokomotiv para acompañar al Oporto-, Domenico Tedesco podrá concentrar todas sus energías en la preparación del gran duelo regional, con la intención de dar continuidad a una racha positiva sorprendente: el Schalke no pierde ante el Dortmund desde 2015. La temporada pasada, en la que el joven técnico alemán de origen italiano se estrenaba en el banquillo azul, su equipo fue capaz de igualar un partido en Dortmund en el que perdía por 4-0 al descanso, y en el duelo de vuelta se impuso por 2-0 en Gelsenkirchen. En esta ocasión querrá convertirse en el primer equipo que vence a Lucien Favre como entrenador amarillo en la Bundesliga, ya que la única derrota del líder esta temporada llegó en su visita al Metropolitano en la Champions. A.T.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Última oportunidad para la emoción

Juventus-Inter (viernes, 20:30)

¿Puede esta Juventus perder algún partido en la Serie A? En principio, si algún rival es capaz de ganarle, este es el Inter. El cuadro de Spalletti es tercero en la tabla, pero su dinámica ascendente tras un mal inicio y el potencial de su plantilla hacen que lo veamos como el segundo mejor equipo de Italia por delante del Nápoles, que tiene tres puntos más. La distancia entre turineses y milaneses es de once unidades, por lo que un triunfo visitante no sólo acabaría con la imbatibilidad de la Juventus en la era Cristiano: también generaría algo de esperanza entre aquellos que quieren pensar que puede existir algo de emoción en la pelea por el campeonato (en realidad, el Nápoles podría reducir la diferencia a cinco puntos si la jornada le sale redonda). Pero siendo sinceros, el gran favorito para llevarse el derbi de Italia es la Juventus, que volverá a formar con Dybala, Ronaldo y Mandzukic en punta. Spalletti medita repetir la fórmula que estuvo a punto de darle la victoria en Roma la semana pasada (2-2), con Joao Mario como sustituto del lesionado Nainggolan. Por unas horas, los nerazzurri intentarán abstraerse de su situación en la Champions, una competición en la que se sentían casi clasificados y por la que ahora sufren a cuatro días del desenlace porque el destino ya no está en sus manos. Esta es otra ventaja de la Juve: con el billete para octavos garantizado, nada en su mente les puede distraer de la gran cita de la semana. A.T.

Cristiano Ronaldo of Juventus during the UEFA Champions League match at Juventus Stadium, Turin Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 07/11/2018
La Juventus domina con autoridad en la Serie A. Foto: Focus Images Ltd.

Reengancharse o decir adiós para el Chelsea

Chelsea-Manchester City (sábado, 18:30)

Tras haber perdido sus dos primeros partidos de la era Sarri en la Premier en las tres últimas jornadas, el cuadro blue recibe al líder intratable con el único objetivo de reducir una diferencia de puntos que se ha disparado hasta la decena. No hace tanto se hablaba de una carrera de tres caballos disputándose el título de liga, y ese escenario puede diluirse definitivamente si los de Guardiola se llevan la victoria de Stamford Bridge. El Manchester City ha ganado todos sus encuentros de la presente Premier League salvo dos que empató fuera de casa: en Wolverhampton en agosto y en Liverpool en octubre. Su racha de imbatibilidad en liga alcanza ya los 21 partidos: no pierde desde ese derbi ante el United del mes de abril que aplazó la consecución del título de campeón 2017-18. Pese a todos estos números impresionantes, el City podría empezar el partido habiendo perdido el liderato de forma provisional si el Liverpool gana en el turno matinal en Bournemouth. Sarri, que ya fue ampliamente superado por Guardiola en su primer duelo en Inglaterra en la Community Shield en verano (0-2), dará de nuevo la titularidad a Jorginho, al que reservó en la derrota en Wolverhampton. A.T.

El Liverpool acumula bajas en el momento menos indicado

Bournemouth-Liverpool (sábado, 13:30)

Siete partidos en apenas 27 días. El Liverpool afronta la etapa más exigente de la temporada con una retahíla de bajas que merma el margen de maniobra de Jürgen Klopp. Pocos días antes de jugarse el pase a los octavos de final de la Champions, el Liverpool visita al Bournemouth sin Joe Gomez, Lovren, Mané, Clyne, Solanke y los lesionados de larga duración Brewster y Oxlade-Chamberlain. Una lista de ausentes lo suficientemente larga como para comprometer las opciones de dar descanso a alguno de sus futbolistas más importantes en la visita a un estadio difícil como el Vitality, donde el Manchester United ganó gracias a un gol en el 90′ y en el que el Arsenal también venció recientemente por un ajustado 1-2. El calendario se ha cebado con el Bournemouth en esta fase de campaña, pues en apenas entre noviembre y diciembre los cherries se habrán medido a Manchester United (dos veces), Arsenal, Manchester City, Liverpool, Chelsea y Tottenham, pero los de Eddie Howe atesoran recursos para hacer daño al Liverpool si logran contragolpear con la velocidad de Fraser o King. Si las bajas se siguen amontando en el Liverpool, los de Klopp pueden terminar acusando la acumulación de minutos en algunas posiciones. T.M.

Artículo relacionado: El paso adelante de la defensa del Liverpool

La Copa Libertadores se define en el Santiago Bernabéu

River Plate-Boca Juniors (domingo, 20:30)

Una edición de la Copa Libertadores que termina por primera vez con un Superclásico iba a ser excepcional, pero los sucesos extraordinarios han superado cualquier tipo de expectativa. Cambio en el calendario para que se dispute en fin de semana al conocerse que la disputarán River Plate y Boca Juniors, partido de ida aplazado durante 24 horas por las lluvias torrenciales, partido de vuelta suspendido por los incidentes en los aledaños al Monumental en las horas previas, incluido el ataque al autobús con los jugadores de Boca Juniors, y final aplazada durante dos semanas que se termina resolviendo fuera de Sudamérica, en Madrid, porque el calendario aprieta con el Mundial de Clubes en el horizonte. Si River y Boca lograron que gran parte del ruido posterior al encuentro de ida se centrar en lo meramente futbolístico, pues los primeros 90 minutos de fútbol fueron maravillosos, la vuelta está indudablemente marcada por la faceta extradeportiva. La final de este domingo -era el partido de vuelta, pero a efectos prácticos el ganador se llevaba el trofeo y cualquier empate provocaba la prórroga- tendría que haberse disputado hace un par de semanas en Argentina. La suspensión seguramente permitirá a ambos equipos apurar la recuperación de futbolistas como Pavón o Scocco, que arrastraban problemas físicos. T.M.

General view of the exterior of the stadium pictured ahead of the first leg of the UEFA Champions League semi-final at the Estadio Santiago Bernabeu, Madrid Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222 02/05/2017
El último partido de la Copa Libertadores 2018 se disputará en el Santiago Bernabéu. Foto: Focus Images Ltd.

Histórica primera visita del Madrid al Alcoraz

Huesca-Real Madrid (domingo, 16:15)

Ni por el potencial de ambas plantillas ni por sus dinámicas actuales existen argumentos para pensar que el Huesca le pueda complicar al Real Madrid su primer partido oficial en El Alcoraz. Si sumamos los encuentros de Copa (dos goleadas por 4-0 ante el Athletic), el cuadro oscense presenta unos números deprimentes desde el cambio de entrenador: ninguna victoria, dos empates y siete derrotas. Pero su estadística invita aún más al fatalismo si ampliamos el foco y le agregamos los partidos que propiciaron el despido de Leo Franco: tres empates y doce derrotas en los últimos quince compromisos. Parece evidente que no es, pues, una cuestión sólo relacionada con la dirección técnica: la confección de la plantilla, que por nombres parecía estimulante, arriesgó en exceso apostando por muchas nacionalidades distintas, poco conocimiento de la categoría y muchos cambios con respecto al bloque del ascenso. Un adversario idóneo, pues, para que Santiago Solari amplíe su casi inmaculado registro al frente del primer equipo del campeón de Europa: tras el 6-1 al Melilla, son ya siete sus victorias en sus primeros ocho duelos. El único que no ganó fue especialmente doloroso y se produjo en un campo que, por dimensiones, puede asemejarse al Alcoraz: Ipurua. Ganar de forma convincente en Huesca sería la mejor medicina para alejar aquellos fantasmas y convencer al entorno de que se trató de un accidente propio del que empieza a circular con un vehículo nuevo. Isco y Asensio hicieron méritos en Copa para ser más tenidos en cuenta por el técnico argentino, aunque el contexto en el que se enmarcaba el choque frente a los de la Ciudad Autónoma dificulta que sus brillantes actuaciones puedan cambiar los planes del entrenador a corto plazo. A.T.

Puedes escuchar a Axel Torres en los comentarios del Huesca-Real Madrid en beIN La Liga.

Punto de inflexión o el final de la paciencia

Valencia-Sevilla (sábado, 16:15)

Si no fuera por el crédito adquirido la temporada pasada, cuando resucitó a un equipo deprimido y devolvió la ilusión a la grada, Marcelino García Toral estaría ya muy discutido en Valencia. Es evidente que los resultados de esta campaña están muy por debajo de la expectativa, y lo que se insinuaba como una reacción tras tres victorias consecutivas (Young Boys, Getafe y Rayo) ha sufrido un nuevo frenazo al encadenarse tres encuentros muy distintos pero que han evidenciado que el equipo aún no ha recuperado su nivel: la digna derrota en Turín ante la Juve, el 2-0 del Bernabéu con un primer tiempo muy flojo y el pírrico 1-0 frente a un Ebro que tuvo incluso algún momento para soñar en Mestalla. El compromiso de este sábado ante el Sevilla puede marcar un antes y un después en la temporada, tanto a nivel anímico como de puntuación. Considerando que lo más lógico, por potencial y por la ventaja que ya han logrado, es que el Barcelona, el Atlético y el Real Madrid acaben por encima del Valencia, la única plaza de Champions que le quedaría al conjunto de Marcelino por atacar sería la que ahora ocupan los de Machín, actualmente diez puntos por encima. Vencer significa recortar ese margen a siete y mandar un mensaje de inicio de remontada. Cualquier otro resultado, y especialmente una derrota, alejaría enormemente esa posibilidad y probablemente desataría una serie de reacciones que empiezan a percibirse en el ambiente pero que andan aún bastante contenidas. Los andaluces esperan aprovechar esas urgencias para generar nerviosismo con la verticalidad de sus ataques e intentar volver a un liderato que estará de nuevo a su alcance si el Barcelona no es capaz de ganar el derbi en Cornellà. A.T.

Marcelino Garcia Toral, head coach of Villarreal CF during the La Liga match at Estadio El Madrigal, Villarreal Picture by Maria Jose Segovia/Focus Images Ltd +34 660052291 24/04/2016
Marcelino García Toral. Foto: Focus Images Ltd.

El primer derbi de Rubi

Espanyol-Barcelona (sábado, 20:45)

No existe mayor motivación para un equipo que ha bajado sus prestaciones recientemente que un derbi que permita cambiar una dinámica descendente. El Espanyol de Rubi, uno de los equipos revelación del arranque de curso en La Liga, encadena tres derrotas consecutivas en el torneo de la regularidad que le han distanciado de las posiciones de Champions. Séptimo en la clasificación, a siete unidades del líder, el Barcelona, el derbi catalán supone una oportunidad para volver a tomar impulso. Ya ayudó la clasificación en la Copa del Rey, con la remontada en casa ante el Cádiz, pero un buen resultado en el derbi multiplicaría los efectos terapéuticos de cualquier victoria. Uno de los retos del cuadro perico en el choque contra el Barcelona será evaluar si el Espanyol es capaz de imponer su guion con el balón y obliga a los azulgranas a correr detrás de la pelota durante algunas fases (largas) del partido. La dificultad para quitarle la posesión al Barcelona será mayor si finalmente Arthur se encuentra en plenitud física para jugar de la partida en un duelo en el que también se espera el regreso de Luis Suárez, al menos en la convocatoria. T.M.

Nakajima en Do Dragao

Oporto-Portimonense (viernes, 21:30)

El japonés Shoya Nakajima es, con total seguridad, el mejor futbolista de la liga portuguesa fuera de los cuatro grandes aspirantes al título. Si salimos de la burbuja de Oporto, Sporting CP, Benfica y Sporting de Braga, el extremo nipón brilla como pocos en el campeonato luso. Autor de cinco goles y tres asistencias en los diez partidos que ha jugado con su equipo, Nakajima ha protagonizado partidos extraordinarios en la primera mitad de temporada. Alguno incluso ante rivales de mayor exigencia, como su exhibición ante el Sporting CP en octubre. Es cuestión de tiempo que abandone el equipo alvinegro y de hecho en Portugal suena con fuerza la opción del Wolverhampton, dispuesto a pagar unos 20 millones de euros para hacerse con sus servicios. Por este motivo, el encuentro de este viernes ante el Oporto puede ser la última oportunidad para disfrutar de un choque ante un gigante portugués con la camiseta del Portimonense. Una oportunidad para disfrutar de un extremo diestro que prefiere partir desde la izquierda, con cambio de ritmo, habilidoso en el regate y pegada para producir goles con regularidad. T.M.

Una final en una fecha atípica

Urawa Reds-Vegalta Sendai (domingo, 10:00)

Por segunda vez en los últimos 50 años, la final de la Copa del Emperador no se disputará el 1 de enero. Es una de las citas más esperadas del primer día del año en el mundo del fútbol, pero esta vez se adelanta por dos razones. Primero, por la Copa Asia que se disputará en enero de 2019. Como no se quería entorpecer la preparación de la cita de la selección nipona, se adelantó la final al 24 de diciembre. Sin embargo, la conquista de la Champions Asiática por parte de Kashima Antlers y su consiguiente clasificación para el Mundial de Clubes provocó un segundo movimiento en el calendario. Como Kashima Antlers alcanzó las semifinales de la Copa del Emperador, se decidió adelantar la fecha de la final por segunda vez. Finalmente Kashima Antlers cayó ante Urawa Reds, que disputará la final del domingo contra Vegalta Sendai. Solo seis puntos han separado a ambos equipos esta temporada en la J-League, pero Urawa Reds parte como favorito si tenemos en cuenta que el año pasado ganó la Champions Asiática. Vegalta Sendai aspira a ganar el primer título de su corta historia (30 años) en una final que también permite al campeón acceder a la Champions asiática. T.M.

Textos de Axel Torres (A.T.) y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Gran trabajo el vuestro, Tomás y Axel.
Me llama la atención la situación del Liverpool. Si las bajas le pasan factura, creo que habrá un claro paralelismo con la Premier del año pasado y el City se escapará en cabeza del campeonato inglés.
El Inter (que ya ha perdido cuando escribo estas líneas) parece haber desfondado su estrategia y puede precipitarse si el PSV y Tottenham hacen sus deberes en Champions.
Un saludo a ambos.

La verdad que es el típico fin de semana en el que los planes de tu vida luchan contra tu (nuestra) pasión futbolística. Muy completo el artículo.
– En lo referente al Viernes, el artículo sobre el partido de la liga portuguesa me descubre a Nakajima, pues nada sabía de su tan alto rendimiento. Si se confirma su fichaje por los Wolves, habrá oportunidad de verlo en algo más que resúmenes o vídeos.
Sobre el duelo italiano, me sigue pareciendo que el Inter está todavía un par de peldaños por debajo de la Juventus, encontrándose el Napoli en el medio de ambos. Victoria por la mínima de los locales, y nuevamente, cómo no, portería a cero.
– Sobre la jornada del sábado, tengo muchas ganas de ver el Valencia – Sevilla. La batalla del cuarto, en teoría. Y digo esto porque los del Turia no acaban de cogerle el punto a la temporada (a pesar de esas tres victorias consecutivas que se menciona), mientras que los de Machín sí están cumpliendo en lo que va de temporada, aunque su liderato no hubiera sido posible en una liga “normal”. Muy importante de nuevo que Jesús Navas cause baja otra vez.
En el duelo alemán, agradezco a Axel el recordatorio sobre la épica remontada de los mineros la temporada pasada. Uno de los encuentros del año sin duda. ¿Seguirá apostando de nuevo Favre por Götze de falso 9 como titular y Alcácer de revulsivo en la segunda? Visto el resultado que le está dando, tiene toda la pinta.
En la Premier, me espero un Bornemouth muy combativo como siempre y que ponga en dificultades al Liverpool, lo que no sé es si repetirá el guión de lo que va de temporada: partido igualado en el que el Liverpool acaba consiguiente los tres puntos. Sobre el Chelsea – City, es una pena que no llegara una semana atrás, cuando todavía los blues luchaban contra su rival de hoy por la cabeza, y sin haber tenido esos dos últimos tropiezos Pongo foco de atención en dos jugadores: Hazard y ver si puede volver a recuperar el nivel que habia demostrado hasta antes de sus problemas musculares, y si Guardiola copiará la ideal de su homónimo Pochettino y establecerá marca individual sobre el motor del equipo Jorginho, pues creo que el papel de Alli en el derbi fue primordial.
Sobre el derbi catalán, me ocurre un poco lo mismo que contaba anteriormente con el Chelsea. Es una pena que el encuentro no se hubiera disputado dos semanas atrás donde el Espanyol se estaba mostrando tan sólido. Si Suárez finalmente está disponible, me gustaría ver el duelo con el ahora popular Mario Hermoso, a ver cómo se desenvuelve el central perico en un partido de la más alta exigencia.
– En los duelos del Domingo, está claro que veré con interés la final de Libertadores aunque ya no es lo mismo. Lo único positivo de todo es la posible recuperación de algunos jugadores que hubieran sido baja seguro para el encuentro que debió disputarse hace dos semanas.
Como siempre, Tomás aporta el toque exótico con esa final.
Y del duelo disputado en el Alcoraz, me espero un Huesca que saldrá a morder y veremos si el Madrid muestra la misma actitud de Eibar o ha aprendido de aquello. Como menciona Axel, hay interés en ver si el partido de copa frente al Melilla ha servido para que Isco y Asensio vuelvan a contar 100% para Solari. Tengo ganas de ver de nuevo a Marcos Llorente, cuyas actuaciones frente a Roma y Valencia me han sorprendido mucho.

Viendo el Shalke-Dormunt, decae mi opinión de Valverde viendo a Alcácer asociarse fuera del área. Fantástico atacando espacios y bajando a recibir para empezar las jugadas de ataque. Su dupla con Marcu Reus está dando enormes alegrías a los amarillos.
Achraf no me ha gustado nada. Debe de mejorar mucho para asentarse en un equipo grande.

En realidad ya en Valencia Alcácer era un jugador delicioso en las asociaciones cerca del área a pocos toques. Por ser un excelente rematador y no participar en cadenas de pases largas lejos de su zona de influencia se le ha colgado la etiqueta de “goleador y nada más”, pero ese instinto para pensar rápido y ejecutar a un toque o dos siempre lo ha usado también para asistir.

Es una pena que no hayan sabido aprovecharlo en la capital catalana para dar un buen relevo a los 31 años de Suárez. Qué verdad es que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

El problema es traer a un jugador muy bueno pero no con un gran cartel en la misma posición de un tipo que no sientas jamas. Cuando hay partidos que Suarez con la edad que tiene y el desgaste de su juego podría o no jugar o cuando el Barça va ganando en el 60 3-0 ir al banquillo. Luego no los pones y claro cuando se lesiona un dia Suarez lo pones y si no marca es que es un paquete. Cuando si repasas los minutos y goles de asistencias de Alcacer no tuvo mala media en el Barça, pero si no juegas…

Deja un comentario

*