10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

A general view of the stadium before the Barclays Premier League match at Old Trafford, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
11/02/2015

La telaraña de Bordalás

Getafe-Barcelona (sábado, 16:00)

Tras una derrota en la primera jornada de La Liga, el Getafe poco a poco sube peldaños en la clasificación. El conjunto azulón ya encadena cinco jornadas sin perder, seis partidos si contamos el triunfo ante el Trabzonspor en el estreno en la Europa League. El segundo curso del proyecto de José Bordalás ha arrancado, aunque todavía no es tan fiable defensivamente como acostumbra y no ha dejado la portería a cero en ninguno de los duelos ligueros. En las dos últimas jornadas, de hecho, ha encajado hasta cinco goles contra Mallorca y Valencia. A eso se aferra el Barcelona para sumar la primera victoria fuera de casa tras un inicio de curso turbulento y condicionado por las lesiones de sus jugadores de mayor talento ofensivo. La irrupción de Ansu Fati ha desatado el optimismo del club azulgrana, al mismo tiempo que ha puesto de manifiesto la relevancia que tenía Leo Messi en cada arranque de temporada para ir sumando victorias incluso en las jornadas más grises para ganar tiempo a que los engranajes del centro del campo y la defensa se engrasaran. Sin el argentino al 100%, al Barcelona se la han atascado todos los partidos fuera de casa y este sábado además no podrá contar con Ansu, baja de última hora. En Getafe, Valverde deberá elegir si sustituye al capitán culé con Dembélé, que también se acaba de recuperar de una lesión, o si opta por recurrir al otro extremo formado en el fútbol base que ha asomado la cabeza en este primer mes de temporada, el recién renovado Carles Pérez. Otra de las decisiones derivadas de esta elección será la posición de Griezmann, si partirá desde la izquierda como en otras citas o puede pisar zonas parecidas a las de Messi con la derecha como punto de inicio. En el cuadro de Bordalás, anda particularmente inspirado Ángel, que encadena tres partidos oficiales viendo portería. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Que no estaba muerto

Atlético de Madrid-Real Madrid (sábado, 21:00)

Después de que la goleada en París provocara un pequeño terremoto en el entorno del club blanco, el Real Madrid llega líder al derbi después de vencer en sus dos últimos compromisos y recuperar un poco la estabilidad. Un partido serio en el Pizjuán mostrando ante todo la “intensidad” que demandaba Zidane y un par de destellos de la unidad B con Vinicius y Rodrygo haciendo las delicias del Bernabéu han logrado calmar las aguas, al menos por el momento. Como prueba de algodón llega el derbi y Zidane empezará a recuperar algunas piezas clave para su proyecto. Modric, Isco y Marcelo han vuelto a entrenar con el grupo, aunque no es seguro aún que puedan tener minutos. Además, Eden Hazard, que aún no ha podido estrenarse como goleador blanco, llega descansado tras rotar ante Osasuna. El Atlético querrá brindar la primera victoria ante su eterno rival al público del Metropolitano, que aún no ha celebrado al final de un derbi. Sí celebraron, desde la distancia, el último precedente: el doloroso 3-7 que le endosaron a los blancos este verano. Simeone no podrá contar con la misma delantera que alineó en ese encuentro: Morata será baja después de que el recurso a su sanción no prosperara y Lemar llega entre algodones. Serán, por tanto, pareja arriba los autores de cinco de aquellos siete goles y de los dos tantos de su equipo este miércoles en Mallorca: Diego Costa y Joao Félix. Siguiendo con los precedentes, también la temporada pasada arrancó con una contundente goleada atlética en verano (2-4 en la Supercopa), que no pudo, sin embargo, traducirse en una victoria en el primer derbi liguero, disputado hará justo un año el domingo. E.M.

Jose Maria Gimenez podría ser titular. Foto: Focus Images Ltd.
Giménez ha empezado la temporada a buen nivel. Foto: Focus Images Ltd.

De peores han salido

Tottenham-Southampton (sábado, 16:00)

El ambiente en el Tottenham no llega a ser de crisis, pero los spurs flirtean con ella. Desde la final de la Champions League que perdieron ante el Liverpool, la situación en White Hart Lane ha sido inestable. El inicio de temporada del equipo de Mauricio Pochettino ya estaba siendo más irregular de lo que su hinchada hubiese deseado cuando la semana pasada cayeron derrotados en su visita al Leicester City. Por si fuese poco, el martes fueron eliminados de la Copa de la Liga al perder en los penaltis ante el Colchester United de cuarta división. La Copa de la Liga es una competición complicada para los equipos de Premier porque un triunfo no se valora igual que una victoria en liga, mientras una derrota ante un club más modesto hace el mismo o más daño que perder en liga. A pesar de las circunstancias, Pochettino negó que este fuese el momento más delicado en sus seis años al frente del Tottenham. El técnico argentino afirmó que sus primeros meses en el club fueron mucho más duros. Este fin de semana recibirán al Southampton, precisamente el equipo que Pochettino entrenaba antes de llegar al norte de Londres, con la ambición de lograr un triunfo como el que ya consiguieron hace dos semanas frente al Crystal Palace. En aquel partido parecieron haber enterrado toda duda al golear por 4-0. Después fueron a Leicester, se adelantaron y duplicaron distancias, pero ese segundo gol no subió al marcador por un fuera de juego muy justo y acabaron perdiendo por 2-1. Y ahora White Hart Lane parece rozar el estado de alarma. Así es el fútbol. M.M.

Marco Silva pide calma en vísperas de recibir al City 

Everton-Manchester City (sábado, 18:30)

“No estamos contentos, yo el primero, pero es muy pronto para mirar la clasificación y entrar en pánico”. Con estas palabras, Marco Silva trató de restarle importancia al irregular inicio liguero de su Everton, que llega a esta nueva jornada ocupando un puesto en la parte baja de la tabla. El técnico portugués aboga por la sensatez. No obstante, cuesta imaginarse que su discurso lo compartan todos los toffees. Si las actuaciones de su equipo siguen dejándoles fríos, los aficionados del Everton acabarán cansándose de Silva como ya se hartaron de Sam Allardyce. Esta semana ganaron en casa del Sheffield Wednesday en la Copa de la Liga. Pero ese triunfo en la competición copera no compensa la derrota en Goodison Park del fin de semana ante el Sheffield United. Para trasladar tranquilidad, el conjunto de Silva tendrá que mejorar su dinámica en Premier. Precisamente en este momento de necesidad se les presenta uno de los duelos más exigentes de la temporada: recibirán en casa a un Manchester City que en la pasada jornada le endosó ocho goles al Watford. El equipo de Pep Guardiola también ganó en copa entre semana (jugaron en casa del Preston North End) y no presenta dudas más allá de las lesiones que ya se conocían. Otamendi y Fernandinho volverán a formar en la zaga, pues Laporte y Stones son baja. Estas dos piezas atrás con poco recorrido como pareja podrían considerase el punto más débil del City. Está en manos del Everton comprobarlo. M.M.

Ya no es lo que era

Manchester United-Arsenal (lunes, 21:00)

Cuando el Manchester United reciba al Arsenal este lunes en Old Trafford, más de alguno se acordará de la magnitud que tenían estos partidos cuando Sir Alex Ferguson y Arsène Wenger ocupaban los banquillos de cada equipo. Será una ocasión en la que los más nostálgicos se perderán en el recuerdo de aquellos años en los que todo iba bien. Los un poco nostálgicos se detendrán unos instantes y también valorarán que ese ayer era mejor. Los nada nostálgicos no tendrán tiempo para eso; bastante tienen ya con lamentar la situación actual y pensar en cómo saldrán adelante. Son dos aficiones muy exigentes, pues sus equipos han sido dos de los clubes más punteros del país. Pero las ambiciones deportivas de ambos conjuntos han ido a menos y esta decadencia todavía no la ha asimilado del todo ninguna de las dos hinchadas. Las inquietudes de una de ellas, sin embargo, están mucho más lejos del alarmismo que las de la otra. En el Arsenal pueden cuestionar el planteamiento de Unai Emery, echarle en cara que opte por Granit Xhaka y lamentar errores defensivos. Pero al fin y al cabo, cuentan con otros motivos para estar ilusionados, como el gol de Pierre-Emerick Aubameyang o la irrupción de jóvenes talentos como Mattéo Guendouzi. Más penumbroso es el ambiente entre los red devils. El proyecto de Ole Gunnar Solskjær transmite la sensación de no ir a ninguna parte, sensación avalada por sus discretos resultados. La semana pasada perdieron por 2-0 en su visita al West Ham. Solo una racha como la que lograron la temporada pasada cuando Solskjær relevó a Mourinho podría disuadir todas estas dudas, y la mejor manera de arrancarla sería con un triunfo en casa ante un rival directo como es el Arsenal. Ya no es lo que era, pero sigue siendo un partido imperdible. Un plus para el United sería el regreso de Paul Pogba, que viene de lesión y es duda. Pero tanto Martial como Rashford serán baja. Solskjær no ha tenido suerte con las bajas en este inicio de temporada. M.M.

Paul Pogba of Manchester United collects the ball during the Premier League match at Molineux, Wolverhampton Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 19/08/2019
Paul Pogba se ha perdido varios partidos de Premier por lesión. Foto: Focus Images Ltd.

La pausa de Harit ante el vértigo del Leipzig

RB Leipzig-Schalke 04 (sábado, 15:30)

Sin hacer mucho ruido, el Schalke ha recuperado su condición de candidato a disputar las competiciones europeas la próxima temporada. Ya encadena tres triunfos seguidos, suma diez puntos y se encuentra a solo tres unidades del líder de la Bundesliga, a quien se enfrenta este sábado. David Wagner ha renovado la ilusión del equipo blanquiazul, donde últimamente ha brillado con luz propia Amine Harit. La inspiración del internacional marroquí fue clave para derrotar al Mainz en la jornada anterior (rubricó una asistencia y un golazo en el último minuto) y también destacó con dos goles en el partido previo ante el modesto Paderborn. Habilidoso en espacios reducidos, técnico en el regate y poseedor de una pausa especial para soltar la pelota en el momento oportuno, las virtudes de Harit se antojan vitales para frenar la mejor versión del Leipzig. El primer clasificado de la Bundesliga imprime un ritmo altísimo a sus partidos, presiona y roba muy arriba y cortocircuita a casi todos sus adversarios sin piedad alguna. Nagelsmann lamenta, no obstante, las múltiples bajas que arrastra su equipo: Laimer se pierde el encuentro por sanción, Adam, Wolf, Kampl y Schick no están disponibles y Halstenberg será duda hasta última hora. T.M.

Una mancha o un problema

Girondins-PSG (sábado, 17:30)

Después de una racha de cinco victorias seguidas, entre las que se encontraban la contundente goleada al Real Madrid y el siempre complicado asalto al estadio del Olympique de Lyon, el PSG cosechó su segunda derrota de la temporada este miércoles, en casa, ante el Stade de Reims. Teniendo en cuenta la lista de bajas sensibles que ha sufrido el cuadro parisino en este arranque de temporada, el balance viene a ser bastante positivo para un equipo que es líder en liga y Champions. Pero algo queda de preocupación en Tuchel. Preguntado por unas declaraciones en las que Paulo Sousa decía que el PSG es vencible, el alemán señaló a un problema estructural de su equipo: “después de la derrota contra el Manchester United la temporada pasada, perdimos el espíritu y a muchos jugadores (…) y a causa de esto, los adversarios han ganado confianza”. Aunque no vuelva la confianza, Tuchel recuperará jugadores, y Mbappé e Icardi podrán tener minutos. También Neymar, que entrenó con normalidad después de su viaje exprés a Barcelona por asuntos judiciales. En cuanto al Girondins, los de Sousa encadenan seis partidos sin perder, después de caer en la primera jornada ante el sorprendente Angers, que es segundo. En caso de vencer, los locales igualarían a puntos al PSG. Los de Burdeos están comandados por la vieja guardia: en defensa, Laurent Koscielny, y en ataque, Jimmy Briand, que a sus 34 años ha anotado 3 goles en este arranque de curso y se acerca a la centena en Ligue 1. E.M.

Head coach Thomas Tuchel of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 22/11/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-EIB-161122-0056.jpg
El Stade Reims derrotó al PSG esta semana. Foto: Focus Images Ltd.

Dos nuevos proyectos jóvenes que no terminan de despegar

Milan-Fiorentina (domingo, 20:45)

La última semana de septiembre se ha convertido en un trago muy amargo para el Milan. En el momento en el que esperaba pegar un salto en la clasificación, ha acabado dando un par de pasos hacia atrás. La derrota en el derbi ante el Inter vino seguida de una remontada del Torino en el Piamonte que ha vuelto a rebajar los ánimos de la hinchada rossonera. Marco Giampaolo no termina de dar con la tecla para activar a sus mejores jugadores de ataque. Tras cinco jornadas de Serie A, el Milan apenas ha marcado tres goles. Piatek, Rafa Leao, Suso, Ante Rebic, Çalhanoglu… jugadores con pegada no faltan, pero el Milan no genera abundantes ocasiones y aún más dificultades se presentan a la hora de concretarlas. En una dinámica inversa parece encontrarse la Fiorentina, que se aprovechó del pésimo arranque de la Sampdoria para sumar la primera victoria del nuevo curso. Poco a poco la Fiorentina ha escalado puestos en la clasificación y lo que antes eran jornadas sin sumar de tres en tres ahora son jornadas en las que ya no pierde tras empatar ante la Juventus y Atalanta y derrotar a la Samp. El duelo de este domingo también resultará especial para Vincenzo Montella, en su segunda etapa al frente del club viola, que dirigió al Milan durante algo más de una temporada entre 2016 y 2017. T.M.

Montella no estará contento con el desempeño defensivo del Milan. Foto: Focus Images Ltd.
Montella se reencuentra esta semana con el Milan. Foto: Focus Images Ltd.

Duelo de equipos Champions con el liderato en juego

Lokomotiv de Moscú-Zenit (sábado, 18:00)

La liga rusa es uno de los campeonatos más emocionantes de Europa en las últimas temporadas, con un abanico de candidatos al título de nivel parecido que compiten hasta las últimas jornadas. Pasadas las 10 primeras fechas del calendario, apenas cinco puntos separan al líder (Zenit) del quinto clasificado (Lokomotiv de Moscú). Ambos se enfrentan este fin de semana antes de ejercer como locales ante Benfica y Atlético de Madrid en la Champions. En el Lokomotiv, mermado por las bajas recientes de Farfán o los hermanos Miranchuk, está emergiendo Krychowiak en un rol inesperado de llegador. El futbolista polaco es el máximo goleador del equipo ferroviario en liga con cuatro tantos y también anotó en la victoria en Leverkusen en la Champions. Por su parte, en el vigente campeón destaca el momento de forma del delantero Aleksey Sutormin, que ha marcado cuatro goles en los últimos tres partidos en los que ha participado y se postula como una alternativa para incrementar la competitividad de los hombres de ataque del conjunto de San Petersburgo, donde Azmoun, Dzyuba y Driussi parecen indiscutibles cuando están todos disponibles. El Zenit no solo parte como líder, sino que también afronta el choque en mejor dinámica. Encadena seis partidos sin perder, aunque el precedente más reciente cayó del lado moscovita: el Lokomotiv se impuso en el duelo inaugural de la temporada y se llevó a casa la Supercopa tras ganar por 2-3. T.M.

Ser un equipo grande

Galatasaray-Fenerbahçe (sábado, 19:00)

La Superliga turca ha empezado aún más imprevisible de lo que cabría esperar. Ninguno de los cinco equipos que acabaron en puestos europeos la pasada temporada ocupa ahora alguno de esas cinco posiciones. Sólo el Fenerbahçe, de entre los equipos teóricamente “grandes”, destaca en segunda posición y viene precisamente de una pasada temporada oscura que le alejó de las competiciones europeas. Tan solo dos puntos por detrás pero con sensaciones distintas llega el Galatasaray (7º) al derbi que enfrenta a ambos conjuntos. Fatih Terim aún no ha dado con la tecla que encaje a su nuevo elenco de futbolistas, sobre todo en la delantera. Mbaye Diagne y Eren Derdiyok, dos de los máximos goleadores del equipo la pasada campaña, abandonaron el equipo este verano para dar cabida a Radamel Falcao y Florin Andone, quienes aún no han logrado marcar las diferencias en el campo. En las filas del Fenerbahçe está llevando el timón el ataque compuesto por Vedat Muriqi (tres goles) y Max Kruse (cinco asistencias). El Galatasaray querrá dar una alegría a su afición antes de recibir al PSG la semana que viene, aunque lleva sin vencer un derbi liguero en casa desde 2014, habiendo acabado los últimos cuatro enfrentamientos entre ambos en empate. La disputa del derbi ha estado en entredicho en las últimas horas por el reciente terremoto de magnitud 5,7 que se ha producido en Estambul, pero la falta de daños graves hace pensar que tendrá lugar con normalidad. De disputarse, quien logre vencer esta vez será el único equipo grande de Turquía que verdaderamente esté ejerciendo como tal. E.M.

Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Vi el Torino-Milan y el equipo de Giampaolo no juega a nada. La remontada del Torino no fue fruto de la casualidad, sino una lógica aplastante del juego.
El partido que más me motiva del fin de semana es el United-Arsenal. Veo favoritos a los londinenses, pero su defensa es un mal poema.

Este tipo de artículos son necesarios sobre todo para los que vamos justos de tiempo para recopilar lo más interesante del fin de semana. Grandes MI.

Deja un comentario

*