10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

A general view of the stadium before the Barclays Premier League match at Old Trafford, Manchester
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
11/02/2015

The Longstaff Brothers: Temporada 1, Episodio 2

Chelsea-Newcastle (sábado, 16:00)

El Newcastle United baja a la capital con la ilusión recuperada. Los problemas que tiene la afición con su dueño Mike Ashley y la poca confianza que transmite su entrenador Steve Bruce no se han esfumado. Pero en medio de este contexto cargado de negativismo ha surgido una de las historias más interesantes de lo que va de temporada. Antes del parón internacional, el Newcastle venció en casa al Manchester United gracias a un gol del debutante Matty Longstaff, que compartió el centro del campo con su hermano Sean, también canterano de los magpies. No solo su afición, sino casi todo el país quiere seguir disfrutando de esta bonita historia. Igual que en su día se seguía con expectación la irrupción de Marcus Rashford o la fantástica gesta del Leicester City, el dúo fraternal en el Newcastle podría ofrecer otra historia a la que aferrase durante este curso, una excusa para no perderse ninguno de sus encuentros. Vuelvan o no a jugar juntos esta jornada, su partido en Stamford Bridge ya merece la pena verlo teniendo en cuenta el buen momento del conjunto local. El encuentro ante el Newcastle le ofrece al Chelsea la oportunidad para reafirmase como uno de los equipos más excitantes del campeonato. Los de Frank Lampard encadenan cuatro victorias seguidas, incluyendo un triunfo en Champions. El buen hacer de jóvenes talentos como Tammy Abraham y Mason Mount está complementado por las actuaciones de otras figuras como Jorginho, Willian o N’Golo Kanté, aunque este último será baja al haber vuelto a caer lesionado. La de Kanté es la última ausencia que desearía un aficionado blue y quizás permita que la tarde de los hermanos Longstaff sea menos complicada. M.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Una visita incómoda para el City

Crystal Palace-Manchester City (sábado, 18:30)

El curso es tan largo como poderoso es el Manchester City. Pero la realida a día de hoy es que los de Pep Guardiola están a ocho del Liverpool y que antes del parón internacional perdieron en casa por 0-2 ante el Wolverhampton Wanderers. Por lo tanto, no es exagerado afirmar que el City visita Selhurst Park bajo más presión de la que le suele acompañar al vigente campeón. La situación en la tabla, el antecedente ante los Wolves, que el Palace sea sexto con solo dos puntos menos que ellos, el planteamiento defensivo que presentará el equipo del veterano Roy Hodgson, el empuje de uno de los estadios con más ambiente de la Premier… los ingredientes están servidos para una tarde incómoda para los citizens en el sur de Londres. Conociendo su potencial, es probable que sean capaces de solventar las adversidades con una amplia goleada. Pero el hecho de que la visita al Palace a priori se plantee como un hueso duro de roer para Guardiola y compañía debería ser suficiente incentivo para todo aquel que anhele más emoción en la Premier y que disfrute viendo choques de estilos. Los Wolves vencieron al City gracias a dos contragolpes culminados por Adama Traoré. En el Palace esperarán que su estrella Wilfred Zaha, a la que retuvieron a pesar de millonarias ofertas de clubes como el Everton, pueda ser igual de decisivo. La defensa del City estaba en una situación vulnerable, con Laporte y Stones lesionados, pero se espera que este último regrese a la zaga para suplir a Fernandinho en el dúo con Otamendi. M.M.

The Manchester City players applaud the travelling fans after the Premier League match at Selhurst Park, London Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156 31/12/2017
Los partidos contra el Crystal Palace no suelen resultar cómodos para el Manchester City. Foto: Focus Images Ltd.

Aunque sea por la historia

Manchester United-Liverpool (domingo, 17:30)

La rivalidad entre Manchester y Liverpool es histórica. El desprecio entre Scousers (oriondos de Liverpool) y Mancunians (de Manchester) surgió de un canal. La revolución industrial tuvo a ambas urbes contentas: Liverpool se consolidó como uno de los principales puertos y Manchester, 35 millas hacia el interior, se ganó el apodo de Cottonopolis en referencia a su importancia en la industria del algodón. Hasta que Manchester prescindió de Liverpool. Con la construcción de un canal entre Merseyside y Manchester, los barcos ya no tenían que parar en Liverpool y la industria de la ciudad portuaria decayó. Los Scousers pasaron a odiar a los Mancunians. Como no podía ser de otra manera, esta enemistad se tradujo al terreno de juego. Liverpool y Manchester son los protagonistas de una de las rivalidades más emblemáticas del fútbol inglés. El Liverpool FC y el Manchester United son los dos clubes más laureados del país. Sus encuentros siempre han sido una fecha en rojo en el calendario. Lo fue incluso cuando al Liverpool no le iba tan bien y en cierta medida lo sigue siendo ahora que al United no le salen las cosas. Pero es innegable que este fin de semana se medirán sin el mismo grado de expectación que solía caracterizar este derbi. Ambos equipos persiguen objetivos muy distintos y United y Liverpool llegaron al parón internacional siguiendo dinámicas totalmente opuestas. El United le había dado continuidad a su nefasto momento con una derrota por 1-0 en Newcastle, mientras que el Liverpool sumaba su octava victoria en ocho jornadas ligueras. El partido se jugará en Old Trafford y sin embargo, el gran favorito es el equipo de Jürgen Klopp. Por si no tuviese ya suficientes problemas, el United afrontará el partido sin los lesionados David de Gea y Paul Pogba. Sobre el papel se trata de otra fecha en la que el Liverpool se mide a un equipo menor. Pero este encuentro tiene un trasfondo histórico que supera cualquier circunstancia actual. M.M.

La disputa del balón en el Metropolitano

Atlético-Valencia (sábado, 16:00)

El único duelo entre equipos que disputan Champions en esta jornada de LaLiga depara la incógnita de quién se verá obligado a llevar la iniciativa. El Valencia ha mantenido las líneas maestras dibujadas por Marcelino García Toral en las últimas temporadas y no ha realizado ningún cambio radical bajo las órdenes de Albert Celades, por lo que es probable que proponga un plan de juego reactivo en la visita al Metropolitano incluso pese a las bajas de Gonçalo Guedes y Rodrigo Moreno. La ausencia del internacional español mermará las opciones del Valencia a la hora de desplegarse a la contra, que podrá hacer daño con la velocidad de Ferran Torres y Cheryshev en las bandas, aunque en cualquier caso un encuentro que obligue al Atlético a llevar la iniciativa y exponerse puede crear dificultades al elenco colchonero. Esta temporada los laterales se incorporan en ataque como nunca, aunque Simeone no ha logrado ajustar la fortaleza del equipo en la transición defensiva después de cada pérdida y no siempre ha logrado conectar con Joao Félix en tres cuartos con naturalidad. Si la circulación no es fluida, el Valencia posiblemente encuentre opciones de robo adelantado para castigar al Atlético en transición. T.M.

Rodrigo Moreno of Valencia celebrates scoring their first goal during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London Picture by Jeremy Landey/Focus Images Ltd 07747773987 17/09/2019
Rodrigo Moreno se pierde la visita al Atlético por lesión. Foto: Focus Images Ltd.

El Leipzig quiere recuperar autoridad ante un Wolfsburgo crecido

RB Leipzig-Wolfsburgo (sábado, 15:30)

La Bundesliga está en un puño. Hasta siete equipos podrían ser líderes al final de esta jornada y esto no incluye al Dortmund. Sí que podrían serlo tanto Wolfsburgo (2º) como RB Leipzig (4º), separados por sólo un punto. El equipo de la bebida energética empezó la liga como un tiro y se postulaba como uno de los tres principales candidatos al título pero se desinfló ligeramente antes del parón, ganando solamente uno de sus últimos cuatro encuentros ligueros y perdiendo en casa ante un Lyon en crisis en Champions. Por su parte, el Wolfsburgo aún no sabe lo que es perder en los 19 encuentros (oficiales y amistosos) que Olivier Glasner dirige su banquillo, y a pesar de que sólo ha anotado cinco goles en los últimos cinco encuentros, le ha sido suficiente para seguir sumando al ser la defensa menos goleada de la liga (cuatro goles encajados). El de Leipzig es el primer test serio para Glasner, que conoce el sistema de sus rivales desde dentro por haber sido asistente de Roger Schmidt en el RB Salzburgo de 2012 a 2014. También será un buen escenario para medir el estado de forma de la dupla Brekalo–Weghorst, que suma 9 goles ya esta temporada. Glasner no podrá contar con Mehmedi ni Roussillon para este encuentro, los cuales se suman a los lesionados de larga duración como Ignacio Camacho, Ginczek o el guardameta Casteels. También la lista de bajas es larga en Leipzig, con Konaté, Ampadu, Schick y Kampl fuera de combate. E.M.

Una prueba para el nuevo líder

Borussia Dortmund-Borussia Mönchengladbach (sábado, 18:30)

La elevada competencia en la Bundesliga ha llevado a varios equipos menos habituales a ocupar puestos de honor en la tabla. Quien se marchó al parón de selecciones al frente de la clasificación fue el Borussia Mönchengladbach, el club más en forma en Alemania después de encadenar cuatro victorias seguidas en la competición de la regularidad. Tardó un poco en arrancar, pero parece que Marco Rose empieza a lidiar con la expectativa que despertó su fichaje por los potros procedente del RB Salzburgo, al que metió en las semifinales de la Europa League hace un par de temporadas. Por la confección de la plantilla, el Borussia Mönchengladbach es un equipo que se siente muy cómodo cuando puede correr. Zakaria y Kramer abarcan muchos metros en la medular y arriba cuenta con balas de la velocidad de Marcus Thuram, Breel Embolo o Alassane Pléa, capaces de despedazar a cualquiera en diez minutos de inspiración cuando el adversario se tambalea. La visita al Borussia Dortmund supondrá un reto de madurez para el equipo de Rose, que recupera a Lars Stindl, del mismo modo que implica una oportunidad para que los de Favre se metan de nuevo en la pelea tras una serie de empates que le han descolgado de la cabeza. El Borussia Dortmund sufre para mantener la portería a cero -encadena tres empates a dos en Bundesliga- y además lamenta la baja de Paco Alcácer, todavía de baja para el encuentro ante el Gladbach. T.M.

Jadon Sancho of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 13/02/2019
El Borussia Dortmund necesita la mejor versión de Jadon Sancho. Foto: Focus Images Ltd.

Ranieri después de Di Francesco por segunda vez en 2019

Sampdoria-Roma (domingo, 15:00)

Después de ser destituido en el Leicester y especialmente después de su temporada en el Nantes, Claudio Ranieri ha quedado como un entrenador tópico para rescatar banquillos en apuros. El técnico romano, que cumplirá 68 años esta semana, ya lo intentó dos veces la campaña pasada. Primero asumió las riendas del Fulham, al que no pudo cambiar la cara, y posteriormente reemplazó a Eusebio Di Francesco al frente de la Roma en su segunda etapa en el club capitalino. Aguantó hasta final de temporada, aunque no logró clasificar para la Roma en la Champions, y ahora se vuelve a vestir con el traje de bombero para rescatar a la Sampdoria del descenso tras su pésimo inicio de Serie A… después de que Eusebio Di Francesco haya sido destituido. El exentrenador de la Roma ha durado siete jornadas, en las que apenas ha sumado tres puntos, y ahora Ranieri empieza su nuevo camino ante el último equipo al que dirigió. Armas no le faltan a la Sampdoria para huir del descenso, pues cuenta con uno de los máximo artillero del Calcio el curso pasado, Fabio Quagliarella, que esta campaña solo ha logrado marcar una diana. T.M.

Día 1 para Stefano Pioli

Milan-Lecce (domingo, 20:45)

La victoria del Milan en la visita al Genoa no sirvió para alargar la estancia de Marco Giampaolo al frente del siete veces campeón de Europa. El Milan sigue en crisis y ha aprovechado el parón de selecciones para agitar la estructura con un cambio de entrenador. El elegido, ante la imposibilidad de firmar a Spalletti, finalmente ha sido Stefano Pioli. El nuevo entrenador del Milan vivió sus mejores años al frente de la Lazio, con una trayectoria exitosa que terminó de forma precipitada pero que le permitió fichar posteriormente por el Inter. Sin embargo, ni en la ciudad lombarda ni en la Fiorentina acabó de reproducir el rendimiento que mostró su Lazio. Más difícil todavía es el reto que afronta ahora en el Milan, un equipo hasta ahora muy pesado con la posesión en los pies que no ha logrado exprimir al máximo el rendimiento de sus mejores futbolistas. Piatek solo ha marcado dos goles, Suso no ha estrenado su casillero goleador y futbolistas creativos como Rebic, Paquetá y Bennacer no han terminado de desplegar todo su potencial en el arranque liguero. Después de siete jornadas, el Milan suma nueve puntos y ha perdido cuatro partidos. Más de la mitad de los que ha disputado. El Lecce no es ni mucho menos una potencia, sino que parece un buen adversario ante el que estrenarse en casa, aunque el club sureño se encuentra solo a tres puntos de distancia y cuenta con gotas de calidad arriba (Falco, Mancosu, Babacar o Lapadula) que pueden incendiar San Siro tal y como está el Milan actualmente. T.M.

Luciano Spalletti, head coach of Inter Milan (left) and Stefano Pioli, head coach of ACF Fiorentina, during the Serie A match at San Siro, Milan Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 25/09/2018
Aunque intentó fichar a Luciano Spalletti (derecha de la foto), el Milan acabó firmando a Stefano Pioli (izquierda). Foto: Focus Images Ltd.

Rudi García para darle la vuelta al Lyon

Olympique Lyonnais-Dijon (sábado, 17:30)

El Olympique de Lyon estrena entrenador. Rudi García se sentará por primera vez en el banquillo lionés frente al Dijon, equipo al que también entrenó durante cinco temporadas. García llega al Lyon después de que el proyecto de Sylvinho se viniera abajo cual castillo de naipes, habiendo impresionado en las primeras dos jornadas pero sin haber logrado recuperar aquella versión desde entonces. La gota que colmó el vaso, la derrota en el último minuto en el derbi del Ródano ante un Saint-Étienne inmerso en una crisis casi más grave, que dejó al Lyon un punto por encima del descenso. El objetivo de García es claro: “Lo más importante ahora mismo es ganar, y vamos a hacerlo todo por ganar”. El hispanofrancés no ha sido recibido con un apoyo unánime en la afición del OL, tanto por su pasado en clubes como el Saint-Étienne o el Olympique de Marsella, como por su escaso palmarés. Para esta jornada, Rudi podría recuperar a Denayer, que se ha pronunciado ya sobre su nuevo técnico: “Es un entrenador que aporta su propio estilo con un juego un poco más ofensivo, depende de nosotros adaptarnos a él”. Para infortunio del Lyon, lo que parecía un partido sencillo en el calendario quizá no lo sea tanto. El Dijon ha sumado siete de los ocho puntos que lleva esta temporada en las últimas tres jornadas y, por sorprendente que parezca, encadena dos victorias seguidas en liga por primera vez desde agosto de 2018. Si uno mira la clasificación, quizá no sea un duelo tan desigualado, con ambos equipos separados por solo un punto. Con Mama Baldé lesionado, las esperanzas del Dijon recaen en Tavares, capitán y autor de tres de los cinco goles de su equipo. E.M.

Descolgarse del liderato a cuatro

Zenit-Rostov (sábado, 18:00)

Han pasado doce jornadas, pero la liga rusa sigue tan igualada como al principio. Cuatro equipos son co-líderes, empatados a puntos, con el CSKA, quinto en discordia, con una unidad menos. Tanto el Zenit como, sorprendentemente, el Rostov están entre esos cuatro líderes y se enfrentan en un duelo que dejará a uno o a ambos un paso por detrás en una carrera que no permite despistes. En el sorprendente Rostov entrenado por el carismático Valeri Karpin, la estrella indiscutible es el delantero uzbeko Eldor Shomurodov, pichichi de la liga con 10 goles en 12 encuentros. Aun así, en Rusia, los ojos estarán puestos en el reencuentro entre Dzyuba y Karpin. Cuando el primero estuvo bajo las órdenes del segundo en el Spartak de Moscú, los desencuentros entre ambos fueron airados y acabaron con el delantero de la selección rusa en el banquillo primero y abandonando su Moscú natal después. El Zenit llega con varias bajas en defensa, Smolnikov, Douglas Santos y Mammana, que se unen a la de Malcom. Quien sí estará  es Serdar Azmoun, que está ya completamente recuperado de su lesión y ha anotado seis goles en sus últimos cinco encuentros entre club y selección. Los de Sergei Semak jugarán con un ojo puesto en su compromiso del miércoles en Leipzig en el que tienen la oportunidad de dar un gran paso adelante para asegurarse una plaza en octavos de Champions. El Rostov, por su parte, tratará de aprovechar su estado de forma para vencer en San Petersburgo por primera vez en los últimos seis años. E.M.

Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.) Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

La Liga alemana está apasionante. Creo que vemos a llegar a finales del invierno sin estar nada aclarado en los primeros puestos. Es una pena que el calcio siga la tónica habitual y la Juve se destaque haciendo la Serie A el campeonato menos discutido de los grandes de Europa.
Gran artículo.

Deja un comentario

*