10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

The players of Juventus during training, ahead of their UEFA Champions League Final, at Juventus Stadium, Turin
Picture by Stefano Gnech/Focus Images Ltd +39 333 1641678
01/06/2015

El United visita Goodison en un buen momento

Everton-Manchester United (domingo, 15:00)

Cinco equipos hay entre el Everton, undécimo clasificado, y el Manchester United, quinto. Pero solo cinco puntos separan a estos dos conjuntos que se medirán en Goodison Park. El Everton estará deseando resarciese de esa derrota por 3-2 que sufrieron en Londres ante el Arsenal la semana pasada y que supuso el fin de su racha de cinco jornadas sin perder. Los de Carlo Ancelotti necesitarán volver a sumar si no quieren descolgarse de la competitiva lucha por los puestos europeos. Aunque el técnico italiano ha querido rebajar la presión: “La pelea por Europa está abierta y lo seguirá estando después del partido [independientemente del resultado]”, respondió cuando se le preguntó sobre las ambiciones europeas de su equipo. “El Manchester United es un equipo fuerte en un buen momento, pero jugamos en casa y eso es importante. El apoyo de la grada nos da confianza, nos hace estar más concentrados”, añadió Ancelotti. El United, en efecto, llega a la cita reforzado anímicamente. En Premier encadenan dos triunfos, un 0-2 en Stamford Bridge ante el Chelsea y un 3-0 en casa frente al Watford, y en la Europa League vienen de eliminar al Club Brujas tras ganar por 5-0 el encuentro de vuelta. Por otro lado, haber jugado el jueves noche podría darles cierta desventaja física con respecto al Everton, que no disputa competiciones europeas. Pero Ole Gunnar Solskjær se encargó de dosificar los minutos de jugadores como Daniel James, Bruno Fernandes o el mediocentro Scott McTominay, que viene de lesión. Anthony Martial ni siquiera entró en la convocatoria porque, tal y como explicó su entrenador noruego, “no se encontraba bien”. Quienes no descansaron fueron sus defensas y en Goodison tendrán que medirse a Dominic Calvert-Lewin y Richarlison, la dupla en ataque de los Toffees que lleva dos jornadas seguidas viendo portería. M.M.

Otro duelo directo por Europa

Tottenham-Wolverhampton (domingo, 15:00)

Las posiciones europeas están tan ajustadas que prácticamente cada semana se da por lo menos un duelo entre rivales directos. Esta jornada son dos. Mientras Everton y United se enfrenten en Liverpool, el balón también correrá en el norte de Londres, donde el Tottenham, sexto con un punto menos que el United, recibirá la visita del Wolverhampton, octavo con un punto menos que los Spurs. Por si esta igualad en la tabla no fuese suficiente aliciente, el partido es además un duelo entre los dos técnicos portugueses de la Premier, José Mourinho y Nuno Espírito Santo. En el Tottenham, Mourinho se había pasado las últimas semanas reiterando que deseaba que fuese ya verano para poder trabajar con un plantilla completa, ya que ahora tenía bajas sensibles como las de Heung-Min Son y Harry Kane. Pero esta semana han mejorado los ánimos entre los Spurs con la noticia de que la recuperación de Kane está avanzando más rápido de lo previsto. Aunque todavía no está disponible, como tampoco lo están Son, Ryan Sessegnon, Moussa Sissoko y Juan Foyth, Mourinho se muestra más optimista: “Espero que pueda ayudarnos para el tramo final de la temporada”. Mientras tanto tendrá que seguir apañándoselas con los que sí que están. La semana pasada, cuando cayeron derrotados en Stamford Bridge por 2-1, Mourinho le dio la titularidad arriba a Steven Bergwijn. La otra opción que tiene en la delantera es Lucas Moura. También han encontrado peligro ofensivo cuando Erik Lamela ha entrado en la banda, pero el argentino sigue tocado y puede que todavía no pueda ser titular. Otros jugadores como Giovani Lo Celso o Dele Alli deberán dar un paso al frente. Los Wolves, por su parte, vienen de haber perdido por 3-2 ante el Espanyol en la Europa League, pero aun así superaron la eliminatoria con un global de 3-6. Nuno le dio descanso a Raúl Jiménez y Diogo Jota, que en su anterior encuentro de Premier habían firmado los tres goles de los Wolves en su triunfo ante el Norwich City. M.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

La final de la Copa de la Liga

Aston Villa-Manchester City (domingo, 17:30)

Aston Villa y Manchester City se enfrentarán en la final de la Copa de la Liga. Será la primera visita de la temporada a Wembley; la segunda si se tiene en cuenta la Community Shield de agosto, en la que el City le ganó al Liverpool en los penaltis después haber empatado a uno. La Community Shield teóricamente ejerce de supercopa, ya que enfrenta a los campeones de liga y de copa, pero no está valorada como un título al uso y algunos la tildan de amistoso. Algo similar, aunque en menor medida, le sucede a la Copa de la Liga. Esta competición, que celebra su 60 aniversario, la disputan los equipos de las primeras cuatro divisiones del fútbol inglés. Antes, la liga y la FA Cup eran los dos grandes torneos en Inglaterra. Pero últimamente la FA Cup ha perdido importancia a medida que los beneficios económicos de la Premier han ido ganado peso. Si incluso la copa más antigua ya no se valora del mismo modo, la Copa de la Liga, también conocida como la EFL Cup (English Football League Cup) o Carabao Cup por un acuerdo de patrocinio, está todavía menos considerada. Los clubes la aprovechan para dar minutos a sus suplentes y canteranos poco experimentados. Es un trofeo menospreciado. Pero un trofeo al fin y al cabo. Y eso es todo lo que le importará a los Villains y los Citizens cuando salten al césped de Wembley este domingo. El equipo de Pep Guardiola, que viene de vencer por 1-2 en el Santiago Bernabéu, intentará completar un triplete, ya que han ganado las dos últimas ediciones (vencieron al Arsenal en 2018 y al Chelsea el año pasado). El Villa, que en liga pelea por la permanencia, también alzó un trofeo al cielo de Wembley la temporada pasada, cuando liderados por su entrenador Dean Smith, que es aficionado del Villa desde que era pequeño, ganaron la final del playoff de ascenso por 2-1 ante el Derby County de Frank Lampard. M.M.

Vincent Kompany of Manchester City lifts the trophy at the end of the Carabao Cup Final match at Wembley Stadium, London Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979 25/02/2018
El Manchester City aspira a alzar de nuevo la Carabao Cup. Foto: Focus Images Ltd.

Certezas las justas

Real Madrid-Barcelona (domingo, 21:00)

En pocos días, la clasificación de la liga española ha dado un nuevo giro de guion. El Real Madrid, en uno de los mejores momentos de su temporada, ha sumado uno de los últimos seis puntos en disputa hasta el punto de perder la primera posición en favor del Barcelona en un mes en el que también ha perdido en la ida de los octavos de final de la Champions ante el Manchester City y ha caído eliminado en la Copa del Rey. Tras ocho victorias consecutivas y 19 partidos seguidos sin perder, los de Zidane solo han ganado uno de sus últimos cinco compromisos oficiales. Se ha diluido un poco el efecto sorpresa de Fede Valverde como pegamento en la medular junto a Casemiro y su capacidad para irrumpir en zona de remate y la baja de Hazard cuando el belga volvía a entrar en la dinámica de la plantilla blanca resta un punto de desequilibrio determinante en el último tercio, donde solo Vinicius se atisba como elemento agitador desde la banda en este momento del curso. El Real Madrid tiene la capacidad de arrebatarle la posesión al Barcelona, pero necesitará del concurso del extremo brasileño y de la inspiración de Benzema para traducir sus fases de control de la pelota en ocasiones de gol. Asimismo, el Barcelona puede sufrir si el Real Madrid le aprieta arriba y le arrebata el control del balón, pues sin la pelota los de Setién no pueden imponer su plan. El Barcelona necesita encuentros de ritmo lento que le permitan asentarse en campo contrario para activar a Leo Messi, aunque el argentino también necesita de amenazas que piquen al espacio, estiren la defensa rival y le abran algún espacio más para intervenir. El dinamismo de Griezmann y la profundidad que puedan aportar Ansu Fati e incluso Braithwaite son bazas que necesita el Barcelona para generar más ocasiones de peligro que el pasado martes en Nápoles. T.M.

Derby d’Italia a puerta cerrada

Juventus-Inter (domingo, 20:45) *FINALMENTE SUSPENDIDO

Como ya ocurrió este jueves con la visita del Ludogorets a Milán, el Inter volverá a jugar un partido a puerta cerrada ante el brote de coronavirus que ha hecho saltar las alarmas en el norte de Italia. En este caso el equipo que no podrá contar con el apoyo de su afición es la Juventus, que defiende su condición de líder de la Serie A después de perder en Lyon en la ida de los octavos de final de la Champions. A pesar de la brillante racha goleadora de Cristiano Ronaldo, que ha marcado en once partidos seguidos en la Serie A, la Juventus no termina de despegar. La circulación en el centro del campo está siendo muy espesa, con Pjanic rindiendo por debajo de las expectativas y sin el apoyo de otro centrocampista con el que compartir responsabilidades creativas en la medular. El Inter planteará el mismo sistema que usó el Lyon para cortocircuitar el fútbol turinés, pero con un extra de calidad en todas las posiciones. Brozovic y Lautaro Martínez descansaron esta semana en Europa -el argentino estaba sancionado- y Sarri recuperará a Khedira y Douglas Costa, que se antoja un elemento de desequilibrio relevante para batir a la mejor defensa del Calcio. La circunstancia de jugar a puerta cerrada podría beneficiar también al Inter en su reto por recortar la distancia con la Juventus y romper una mala racha en Turín: el elenco nerazzuro no gana en el campo de la Juventus desde noviembre de 2012, cuando rompió una racha de 49 partidos sin perder de la Vecchia Signora cuando la dirigía Antonio Conte. T.M.

Chelsea manager Antonio Conte during the FA Cup semi-final match at Wembley Stadium, London Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264 22/04/2017
Antonio Conte regresa al estadio de la Juventus. Foto: Focus Images Ltd.

Seguir siendo imparable sin Lewandowski

Hoffenheim-Bayern Múnich (sábado, 15:30)

La goleada del Bayern al Chelsea (3-0) este martes en Champions supone un antes y un después en la temporada de los de Baviera por dos motivos. El primero, porque confirma lo que se venía constatando en Bundesliga, que el Bayern ha conseguido recuperar el modo apisonadora de la mano de Hansi Flick (lleva 12 partidos sin perder) y sus candidaturas a la Champions y a la liga han adquirido otro cariz. El segundo, negativo, por la lesión de Robert Lewandoski, que estará como mínimo un mes sin jugar. El polaco estaba siendo el estandarte del equipo, con la absoluta burrada de cifras que implica marcar 39 goles en 33 partidos esta temporada. Flick tendrá que encontrar la manera de reinventarse, pues no tiene un sustituto puro en plantilla. El último partido que Lewandowski descansó, aún con Kovac en el banquillo, fue Gnabry el que ocupó su lugar. Los medios alemanes especulan con que se repita esta fórmula este fin de semana ante el Hoffenheim, pues si bien Müller ha ocupado más veces la posición de “9”, Flick prefiere mantenerle en banda derecha. Sería una oportunidad para Coutinho, que con las bajas de Coman y Perisic ocuparía el costado izquierdo del ataque del Bayern. Los bávaros deberán ganar al Hoffenheim para mantener el liderato, pues tienen al Leipzig sólo un punto por detrás. El Hoffenheim, por su parte, busca colarse en los puestos europeos, pues está a sólo dos puntos del Schalke, que es sexto. También deberán lidiar los de Alfred Schreuder con bajas en ataque, pues el club ha confirmado esta misma semana lesiones de larga duración tanto para Munas Dabbur como para Sargis Adamyan, y ambos deberán ser operados. E.M.

Confirmar la buena racha

Monaco-Reims (sábado, 20:00)

El Monaco quiere dar un paso al frente en su objetivo de esta temporada, que no es otro que colarse en los puestos europeos de la Ligue 1. En todo lo que va de curso, tanto con Leonardo Jardim primero como con Robert Moreno ahora, al equipo monegasco le ha costado mantener un mínimo de regularidad que les permitiera alejarse con firmeza del descenso y asaltar los puestos más altos. Este mes, no obstante, Moreno parece haber dado con la tecla y encadena cuatro partidos sin perder. No es una maravilla, está claro, pero en una liga que está vendiendo barato Europa a quien muestre un mínimo de regularidad es un gran paso. La línea de atacantes compuesta por Jovetic, Ben Yedder y Slimani, por sí sola, está teniendo un gran peso en el resurgir del equipo, pues aportan una cuota de calidad y goles difícilmente equiparable en la liga. Resalta el caso de Slimani, que tuvo pie y medio fuera del equipo en invierno tras haber sido la estrella bajo las órdenes de Jardim, y una vez frustrada su salida ha vuelto a ganarse un puesto en el equipo a base de goles. Los de Robert Moreno se enfrentarán este fin de semana al Reims, que está cuajando una notable temporada y podría adelantar a los monegascos de lograr una victoria. La principal amenaza ofensiva de los de David Guion será Boulaye Dia, que suma 8 goles en lo que va de temporada, y contarán con el regreso del atacante kosovar Arber Zeneli, que llevaba lejos de los terrenos de juego desde que sufriera una lesión con su selección el pasado mes de junio. E.M.

Derbi para marcar un punto de inflexión

O. Lyon-Saint Étienne (domingo, 21:00)

Cruce de dinámicas en el derbi del Ródano, uno de los partidos más calientes del fútbol francés. El Olympique de Lyon empieza a ver la luz tras un año turbulento: los de Rudi García siguen siendo séptimos en liga y aún están algo lejos de los puestos europeos, pero han encadenado dos victorias más que esperanzadoras. La última, el miércoles ante la Juventus, ha encendido los ánimos de la afición y el equipo, sobre todo por inesperada. El cambio de sistema con tres centrales y las grandes sensaciones que ha dejado Bruno Guimaraes en los pocos minutos que ha disputado desde su fichaje han recargado de optimismo a los de Rudi García de cara al resto de la temporada y al derbi de este domingo. “Un derbi no se juega, se gana” ha insistido el técnico del OL, “Esperamos jugar un buen partido pero, si no es el caso, lo que hace falta es ganar”. Muy lejos queda del optimismo el Saint-Étienne. Y muy lejos queda el impulso que le propició al equipo la llegada de Claude Puel, cuyo primer partido fue precisamente el derbi en la primera vuelta contra el Lyon, su exequipo, que se saldó con victoria para los verdes. El Saint-Étienne, que se acercaba al descenso, comenzó a sumar y a subir hasta llegar al quinto puesto. Pero tan rápido como subió se volvió a desplomar: sólo han ganado uno de sus últimos 10 partidos y vuelven a verle las orejas al lobo del descenso. Por si fuera poco, la crisis deportiva ha abierto una interna dentro del equipo. La mitad de la plantilla está en guerra abierta con el cuerpo técnico. Stéphane Ruffier, guardameta y capitán del equipo ha perdido su puesto hasta en las convocatorias por un duelo con Puel que su agente ha dinamitado con declaraciones incendiarias. Una victoria en el derbi puede servir para calmar las aguas, pero una derrota puede acabar por hacer estallar todos los problemas. E.M.

Rudi García vuelve a enfrentarse a la Juventus
El OL afronta el derbi contra el Saint-Étienne después de ganar a la Juventus. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Solo puede quedar uno en la persecución de AZ Alkmaar y Ajax

PSV Eindhoven-Feyenoord (domingo, 14:30)

El PSV Eindhoven pone a prueba el fantástico estado de forma del Feyenoord, que enlaza 10 victorias consecutivas entre todas las competiciones y ha resucitado bajo el mandato de Dick Advocaat. Desde que el veteranísimo técnico neerlandés cogió las riendas del club de Rotterdam, el Feyenoord ha pasado de competir en la media tabla a soñar con colarse en los puestos de acceso a la Champions. Antes de que el AZ juegue en Ámsterdam, el Feyenoord empieza la jornada a cuatro puntos de la segunda posición. Con la única baja confirmada de Nicolai Jorgensen, se espera que el delantero eslovaco Robert Bozenik empiece de titular y prolongue el impacto que ha tenido en sus primeros pasos en los Países Bajos: en los dos últimos partidos, Bozenik ha marcado el gol de la victoria del Feyenoord. Advocaat recupera a Botteghin y Özyakup para una contienda en la que no participará Sam Larsson, traspasado al Dalian PFC chino este mismo viernes. Por su parte, el PSV Eindhoven ha encadenado tres victorias consecutivas y se ha consolidado como cuarto en la clasificación, ya por delante del sorprendente Willem II y a un solo punto del Feyenoord. Sam Lammers viene jugando a buen nivel en las últimas semanas, por lo que el rendimiento del nueve formado en la cantera del PSV está paliando el impacto de las ausencias del traspasado Bergwijn y del lesionado Malen. El PSV-Feyenoord también servirá para ver a dos de los talentos de tres cuartos más estimulantes del campeonato en ambos conjuntos: Kokçu en el Feyenoord y Mo Ihattaren en el PSV. T.M.

Resaca tras la eliminación europea

Ajax-AZ Alkmaar (domingo, 20:00)

El AZ Alkmaar desafía la primera posición del Ajax en el peor momento de la temporada. El equipo de Arne Solt acaba de caer eliminado en la Europa League a manos del LASK austríaco y ha perdido tres de sus últimos cinco partidos entre todas las competiciones. La acumulación de minutos en las piernas de una plantilla bastante corta está pasando factura al AZ, que en las últimas semanas se ha visto obligado a retrasar a Koopmeiners a la posición de central ante las bajas de Hatzidiakos, Wuytens y Ron Vlaar. El parón invernal no ha acabado de refrescar a su tridente ofensivo, de tremenda calidad técnica, pero algo menos inspirado en una temporada muy exigente que empezó con las previas europeas a finales de julio. Aun así, la calidad de Stengs, Boadu e Idrissi puede poner en un compromiso al Ajax, que tampoco atraviesa su mejor momento a pesar de los tres puntos de ventaja que conserva respecto al AZ. El Ajax también ha caído eliminado en la Europa League, en este caso a manos del Getafe, y viene de perder en Almelo contra el Heracles en su último compromiso liguero. En los últimos encuentros Eiting y Gravenberch se ha consolidado como la pareja favorita de Ten Hag en el doble pivote, pues la presencia de ambos en la base de la jugada permite liberar a Van de Beek para que ataque el área a placer. En cualquier caso, Ten Hag a priori dispondrá de más opciones ofensivas para confeccionar su once, pues Promes ya jugó un rato ante el Getafe y Ziyech también podría reaparecer. T.M.

Ihattaren.
Ihattaren es uno de los mayores talentos del momento en la Eredivisie. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).
Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*