10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

El Fenerbahçe se reforzó con Kahveci y Özil en el mercado de invierno. Foto: Picture by Paul Terry/Focus Images Ltd +44 7545 642257
27/08/2013
Fenerbahce fans hold up a scarf during the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London.

Rival incómodo para iniciar la resurrección

Sassuolo – Inter de Milán (sábado, 15:00)

El Inter de Milán ha quedado muy tocado tras la derrota del miércoles ante el Real Madrid, que ha hecho que el cuadro nerazzurro esté en una situación realmente negativa en su grupo de Champions, con sólo 2 puntos de 12 y a cinco del propio Madrid quedando dos jornadas. El tempranero penalti de Barella a Nacho, la doble amarilla de Arturo Vidal a la media hora o el mal planteamiento de Conte hasta el descanso son demasiadas muestras de que salió mal todo lo que podía salir mal. Y es uno de esos partidos que duelen, porque al Inter se le adivina un gran potencial ya incluso desde hace dos temporadas, cuando aún estaba Luciano Spalletti, pero más aún con la llegada de Antonio Conte, el técnico destinado a hacer que el Inter aspire a estar entre los mejores de Europa y quien acabe con la hegemonía de la Juventus en la Serie A. Pero el técnico de Lecce está más discutido que nunca por su afición y los rumores de una posible destitución sobrevuelan el entorno nerazzurro. El propietario del club, Steven Zhang, defendió públicamente a Conte, asegurando que “es un líder que ha sentado las bases para un nuevo Inter ganador” y recordando que gracias a él “el Inter alcanzó una final europea 10 años después”. Ciclotímico como él solo, el entorno interista comienza a apuntar también hacia Samir Handanovič como un gigante con pies de barro, debido a los 20 goles que ha recibido en 12 partidos, y es que la hinchada nerazzurra tiene la sensación de que el esloveno ya no es la certeza que era antes. El Inter busca la luz al final del túnel y se agarra a lo que pueda: uno de los argumentos para la esperanza es el retorno de Stefano Sensi, que disputó los últimos minutos ante el Real Madrid y que espera que este regreso sea ya el definitivo, tras vivir un calvario en el último año con las lesiones. El Inter de Conte siempre carburó bien con él sobre el césped y hay muchas ganas de que vuelva ese Sensi que maravilló durante el pasado curso. Otro centrocampista que puede regresar hoy es Marcelo Brozović, toda vez que ha superado el coronavirus. En el capítulo de ausencias, Nainggolan es baja de última hora por un problema en el sóleo, mientras que Kolarov aún está terminando su cuarentena y Matías Vecino encara los últimos compases de su recuperación tras operarse del menisco en julio. Si algo se puede decir del Inter en relación a su último partido ante el Real Madrid es que su planteamiento estuvo entre dos aguas y eso le costó caro, cosa de la que no pecará el Sassuolo de Roberto de Zerbi, que es la gran revelación del curso en Italia, con sus 18 puntos y el invicto que mantiene tras las primeras ocho jornadas. Es un equipo con mucho talento ofensivo, que juega sin un mediocentro puramente posicional y que tiene una salida de balón sofisticada. La personalidad de De Zerbi hace mucho, tal y como demuestran sus declaraciones prepartido, en que pone por delante el hecho de “no tener miedo de perder”. El cuadro neroverde es realmente agradecido de ver y comparte con el Inter la faceta de máximo goleador de la Serie A (20 tantos). De Zerbi no podrá contar con Francesco Caputo -casi un mes fuera ya por una lesión de adductor-, Gregoire Defrel o Federico Ricci. Además del espectáculo que ambos aseguran, las estadísticas están del lado del Sassuolo, que en 7 duelos ante el Inter en el MAPEI Stadium ha ganado 4 y ha perdido 3. El Inter necesita la victoria como el comer debido a su mala racha reciente, en que sólo ha ganado 1 de los últimos 6 partidos, pero ante sí tendrá a un Sassuolo soñador y preciosista que puede ubicarse líder de la Serie A si gana y el Milan pincha ante la Fiorentina. J.N.

Contenido relacionado: Matheus Cunha es la resistencia

La gran revelación ante la gran decepción

Bayer Leverkusen – Hertha Berlín (domingo, 15:30)

Al Hertha le está costando arrancar esta temporada. El cuadro de Bruno Labbadia es actualmente decimotercero en la Bundesliga, después de haber sumado apenas siete puntos en las ocho primeras jornadas, y lejos parece ahora mismo de convertirse en una de las grandes revelaciones del curso en el fútbol alemán. El equipo tiene ahora mismo más del doble de derrotas (5) que victorias (2) en su casillero, y la diferencia entre los goles anotados (15) y los encajados (18), insistimos, después de las ocho primeras jornadas, no invitan al optimismo. El Hertha ha perdido este curso ante Bayern Múnich, RB Leizipig, y, más recientemente, Borussia Dortmund, y lo cierto es que en ninguno de estos tres partidos hizo méritos para acabar perdiendo (y menos goleado), pero el fútbol, por suerte o por desgracia, no entiende de esto, y la realidad es que el equipo está rindiendo muy por debajo de las expectativas. El Hertha viaja este sábado hasta Renania del Norte-Westfalia para medirse al Bayer Leverkusen, que hasta el momento sí puede ser considerado como una de las grandes revelaciones de la Bundesliga 2020-21. El cuadro de Peter Bosz es tercero, empatado a puntos con el RB Leipzig, segundo, y solo un punto por debajo del Bayern Múnich de Hansi Flick. De hecho, el Leverkusen, que llega de golear este jueves al Hapoel Beer Sheva en la UEFA Europa League, no ha perdido aún esta temporada en la Bundesliga: cinco victorias y tres empates. El argentino Lucas Alario es uno de los máximos goleadores del torneo alemán, con siete goles en las ocho jornadas que se han disputado hasta el momento. Sin embargo, no todo está saliendo a pedir de boca para todo el mundo en el Bayer Leverkusen. Kerem Demirbay, autor de uno de los goles ante el Hapoel Beer Sheva, se mostró muy crítico ante la prensa tras acabar el encuentro: “No voy a ponerme de pie ahora y decir que todo está yendo genial. Apenas he tenido minutos en los últimos tres partidos”. Una situación que, tal y como el propio futbolista matizó después, quiere corregir pronto “trabajando duro”. A.B.

Diego Pablo Simeone, en una rueda de prensa con el Atlético de Madrid. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd
Diego Pablo Simeone, en una rueda de prensa con el Atlético de Madrid. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

El calendario empieza a ser asfixiante

Valencia CF – Atlético de Madrid (sábado, 16:15)

El Atlético de Madrid trabajó ayer sobre el césped del Cerro del Espino sin Jan Oblak, y eso automáticamente encendió todas las alarmas. El guardameta esloveno, que arrastra molestias físicas desde el último parón de selecciones, no se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros en la última sesión previa al desplazamiento a Mestalla, aunque todas las informaciones señalan que no debería tener problema para estar en el once titular de Diego Pablo Simeone ante el Valencia CF. El cuadro rojiblanco apenas ha tenido dos días para preparar el partido de este sábado tras empatar a cero en casa el pasado miércoles ante el Lokomotiv, pero no se esperan demasiadas novedades en el equipo titular del Atlético de Madrid. La plantilla de Simeone es segunda en estos momentos en la Liga, con 20 de los 24 puntos que ha disputado hasta ahora, teniendo en cuenta que aún cuenta con dos partidos por disputar del arranque de temporada. Sime Vrsaljko, Héctor Herrera y Luis Suárez siguen siendo baja, y por tanto no podrán estar este sábado en Mestalla. Quien sí estará, aunque presumiblemente no como titular, es Geoffrey Kondogbia. El futbolista francés cambió hace unas semanas la camiseta del Valencia CF por la del Atlético de Madrid, y evidentemente fue protagonista en la rueda de prensa previa a este encuentro de Javi Gracia: “Es un jugador del rival, no es nuestro, creo que, por la disponibilidad de jugadores para el siguiente partido y debido a que no puede jugar en Euorpa, puede disponer de minutos y es un rival más. El tiempo que estuvimos juntos, se portó bien conmigo. Es un gran profesional y una buena persona. Pero es un rival y voy a hacer todo lo posible para anularlo si juega”. El técnico navarro llega a este partido con las bajas de José Luis Gayá, Jasper Cillessen, Mouctar Diakhaby y Denis Cheryshev. Una serie de bajas que el Valencia tratará de minimizar con futbolistas como Toni Lato, en el lateral izquierdo, o Gonçalo Guedes, por delante en el extremo. El futbolista portugués no es titular desde hace exactamente un mes. A.B.

Contenido relacionado: Calvert-Lewin, el guerrero del martillo

El primer Ancelotti-Bielsa de la historia

Everton – Leeds United (sábado, 18:30)

Ancelotti y Bielsa son dos entrenadores dados a hacer que sus equipos jueguen un buen fútbol desde prismas diferentes: Carletto dirige desde la calma, buscando la potenciación de sus jugadores más talentosos y gestionando al vestuario con una naturalidad pasmosa. Por su lado, Bielsa es el vivo representante de la enfermiza obsesión por el fútbol, buscando en su equipo un intercambio de posiciones constante y teniendo gente que puede desequilibrar partiendo desde fuera. Ancelotti tiene 61 años y Bielsa 65, pero hasta hoy nunca se habían encontrado, con lo que el partido promete. Parece que el Loco no anda por la labor de cambiar mucho el once que jugó ante el Arsenal, duelo en que los whites tuvieron argumentos de sobra para ganar, dada la expulsión de Pepé y los varios remates a los palos. Volvió Kalvin Phillips y el equipo lo notó para bien en su circulación, igual que en los contactos de Raphinha yendo al espacio o de Rodrigo en cuanto salió en la segunda parte. Fue otra gran actuación de los de Bielsa en la que nadie fue capaz de convertir el buen juego en goles. Por su lado, el Everton viene de un plácido partido ante el Fulham, un equipo con una tendencia peligrosa a pegarse tiros en el pie, teniendo en cuenta sus lagunas defensivas y los errores que comete en zonas realmente sensibles. Esos tres puntos en Craven Cottage permiteron al Everton ganar por primera vez tras una racha de cuatro partidos sin conocer la victoria, la cual se inició con ese derbi ante el Liverpool que parecía que podía refrendar la candidatura del Everton a pelear por la Premier. Un poco alejado de esa realidad, si bien el equipo está a solo cuatro puntos del liderato, Ancelotti ha preparado el partido con la dura baja de Lucas Digne. Eso le da ciertas opciones de titularidad al joven Niels Nkounkou. Fuera están también Seamus Coleman -isquios- y Gbamin, tocado en el tendón de Aquiles. Por el lado del Leeds, Pablo Hernández se lo va a perder por lesión, mismo caso que Diego Llorente. Habrá que ver si el talento apoyado en el caos, la presión y la posesión se impone a un Everton que tiene en James Rodríguez su mayor virtud pero también un importante defecto, su nula implicación defensiva, la cual le ha costado bastantes ocasiones en contra al Everton a lo largo de este curso. Para reforzar ese sector derecho desde el que debe partir el colombiano para ofrecer su mejor juego, Ancelotti reforzó los costados, jugando con tres centrales, carrileros y doble mediapunta, intentando que esa ausencia de esfuerzo de James se note lo mínimo posible. No tengáis duda: es uno de los partidazos de todo el finde. J.N.

Frank Lampard tiene la oportunidad de conseguir un récord histórico ante Mourinho. Foto: Daniel Murphy/Focus Images Ltd
Lampard tiene la oportunidad de conseguir un récord histórico ante Mourinho. Foto: Daniel Murphy/Focus Images Ltd

Lampard puede conseguir un récord histórico ante Mourinho

Chelsea – Tottenham (domingo, 17:30)

La última vez que Chelsea y Tottenham se vieron las caras fue hace escasos dos meses. Sucedió a finales del mes de septiembre, en la Carabao Cup, y el cuadro de José Mourinho se acabó imponiendo en los penaltis tras acabar el partido en empate (1-1) durante los 90 minutos reglamentarios. La última vez que Chelsea y Tottenham se vieron las caras en Stamford Bridge, como volverá a ocurrir este domingo, el encuentro acabó con victoria ‘blue’ por dos goles a uno. Aquel partido se disputó en febrero de este mismo año 2020, poco antes de que la vida dejase de ser tal y como la conocíamos, y los de Frank Lampard se impusieron a los de José Mourinho con goles de Olivier Giroud y Marcos Alonso. De hecho, este domingo podría ocurrir algo completamente histórico. José Mourinho ha perdido sus dos últimos partidos en la Premier League ante Frank Lampard, y los números dicen que el portugués no ha perdido nunca tres partidos consecutivos ante un mismo entrenador o ante un mismo club. Y esas mismas estadísticas dicen que el Tottenham solo ha ganado una de sus últimas 34 visitas al Chelsea en todas las competiciones (11 empates y 22 derrotas). Es más, la última victoria del Tottenham en Stamford Bridge fue en abril del año 2018. No obstante, las estadísticas siempre están para romperlas y el Tottenham ha ganado todos sus partidos fuera de casa en esta Premier League 2020-21. La última victoria lejos de su estadio en liga se produjo el pasado 8 de noviembre, ante el West Brom, y esta racha incluye, por ejemplo, la goleada por seis goles a uno al Manchester United en Old Trafford, el cinco a dos ante el Southampton de mediados de septiembre. Para este partido se espera que Lampard y Mourinho recuperen a dos activos importantes en sus plantillas. Cristian Pulisic, por un lado, y Giovani Lo Celso, por el otro. Pero aún así habrá futbolistas que no lleguen a tiempo para este encuentro, como ocurre con Toby Alderweireld y Erik Lamela, los dos, por parte del Tottenham. José Mourinho fue preguntando en la rueda de prensa por su regreso a Stamford Bridge, y el luso volvió a demostrar que se sigue encontrando muy cómodo en la previa de estos encuentros: “Es otro partido para mí, es otro partido. No hay ningún problema. El Chelsea tiene una plantilla increíble, así que no me preocupa quién va a jugar porque solo tienen muy buenos jugadores”. El Tottenham es líder en estos momentos, con los mismos puntos que el Liverpool (20), mientras que el Chelsea, tercero (18), tiene incluso la posibilidad de asaltar el primer puesto de la Premier League venciendo este sábado. A.B.

Contenido relacionado: El divertido plan de Marco Rose

La euforia del Gladbach, la crisis del Schalke

Borussia Mönchengladbach – Schalke 04 (sábado, 18:30)

La Champions le está sentando bien al Gladbach. Los de Marco Rose cuentan sus últimos dos partidos por goleadas y lideran un grupo muy complicado, teniendo un pie ya en octavos de final. Falta trasladar ese buen hacer a la Bundesliga, donde marchan séptimos y sólo han ganado dos de sus últimos cinco partidos. Claro que ésta es una estadística que envidiará su rival de este fin de semana, el Schalke. El conjunto de Gelsenkirchen es colista, pues en ocho jornadas ha encajado 24 goles y no ha ganado un solo partido. De hecho, por no ganar no gana desde el 17 de enero, cuando se enfrentó, curiosamente, al Borussia Mönchedgladbach. Los chicos de Baum buscarán revertir la maldición que nació aquel día, pero las aguas están aún más caldeadas esta semana. El club ha anunciado que rescindirá en diciembre el contrato de Ibisevic después de una pelea con el cuerpo técnico en un entrenamiento, y ha apartado de los entrenamientos del primer equipo a Harit y Bentaleb por razones similares, aunque estos quizá se reincorporen a la plantilla pasado el “castigo”. Además, Michael Rescke, uno de los principales responsables de la parcela deportiva, ha abandonado su cargo tras desavenencias con el resto de la directiva. En definitiva, el club minero es ahora mismo un polvorín que augura pocas esperanzas. Por si fuera poco, la lista de bajas sigue creciendo, pues a las de Fharmann, Sané y Paciencia se les une un positivo por coronavirus cuya identidad aún no se ha revelado. En el extremo opuesto está el Gladbach, que recupera a Pléa, quien podría volver a ser titular tras superar su convalecencia por el virus, y que ha recuperado mentalmente a Embolo. El delantero suizo marcó en Champions su primer gol esta temporada y lo hizo a lo grande: de chilena. “El alivio es muy grande, como delantero siempre quiero marcar. Ahora me dicen en el vestuario que meto las más difíciles y las más fáciles no”, bromeó un Embolo al que se espera como titular ante el Schalke para aprovechar la euforia del momento. E.M.

El Nápoles recibe este fin de semana a la Roma en casa. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd
El Nápoles recibe este fin de semana a la Roma en su estadio. Foto: Antonio Polia/Focus Images Ltd

Derbi para resurgir

Fenerbahçe – Besiktas (domingo, 17:00)

La temporada pasada fue extraña en Turquía. No sólo por la pandemia, sino porque ninguno de los tres grandes históricos de Estambul compitió por la liga hasta el final. A todos ellos se les pidió un paso adelante este curso, y el que más lo está consiguiendo es el Fenerbahçe, que colidera la clasificación junto al Alanyaspor. El Besiktas, su rival este fin de semana, es al que más trabajo le queda por hacer. Los de Sergen Yalçin son séptimos, si bien están a siete puntos del liderato con un partido menos. Además, vienen de lograr una victoria de prestigio frente al Basaksehir, actual campeón, aunque el partido se les complicó un poco. Después de ponerse 3-0, acabaron pidiendo la hora contra un Basaksehir en inferioridad numérica que logró ponerse 3-2. Aun así, el Besiktas ha logrado vencer cuatro de sus últimos cinco partidos y parece recuperado del golpe que supuso caer eliminado de las rondas previas tanto de Champions como de Europa League. Entre las buenas noticias está el rendimiento del delantero canadiense Cyle Larin, que ha marcado gol en los últimos cuatro partidos y se ha convertido en el máximo goleador de los de Yalçin. Por su parte, el Fenerbahçe sigue esperando que sus dos delanteros de renombre, Papis Cissé y Mbwana Samatta, afinen la puntería, pues sólo suman 3 goles entre los dos y deben cubrir la baja del lesionado Enner Valencia. La carga goleadora la están asumiendo dos ex de La Liga, José Sosa y Diego Perotti, que suman tres tantos por cabeza, y están permitiendo al conjunto de Erol Bulut seguir líder contando sólo una derrota en su casillero. El Besiktas buscará darle la vuelta a esa estadística y a una más dolorosa para ellos:  llevan desde 2005 sin ganar en casa del Fenerbahçe en un partido liguero. E.M.

La memoria del Diego y el liderato a tiro

Nápoles – AS Roma (domingo, 20:45)

En Nápoles se sigue jugando al fútbol, aunque el presente parezca seguir adelante por su cuenta, sin que nadie lo acompañe. Los hinchas miran hoy a su estadio, vacío, y sus ojos vuelven al pasado, viendo los días en que Diego Armando Maradona les hacía soñar con lo imposible. Los homenajes se suceden, oficiales y espontáneos: ofrendas, camisetas oficiales, monumentos artesanales… Mientras el tiempo siga su ritmo inexorable, mientras el estadio Diego Armando Maradona siga llamándose San Paolo, el Napoli debe esforzarse al máximo por seguirle el tempo y mantener la inercia competitiva. Es el mejor homenaje posible a la herencia ganadora del Pibe de Oro. Lo lograron este jueves en la Europa League, en un partido trampa y crucial para sus aspiraciones que solventaron con una victoria frente al Rijeka (2-0). Un partido en el que se oyó a los hinchas acompañaron desde fuera, como ahora acompañan a su ídolo, cantando el “Oh mamà, mamà, mamà, ho visto Maradona”. No lo tendrán tan sencillo para continuar el tributo este domingo frente a la Roma. El cuadro capitalino también cumplió en su compromiso europeo frente al Cluj (0-2), sentenciando su pase a los dieciseisavos. El cuadro de Fonseca está en uno de sus mejores momentos, encadenando 11 partidos sin perder y con el liderato a tiro. Sólo tres puntos les separan del Milan, y tres puntos por detrás de los romanos está el Napoli, que cae hasta el sexto puesto en esta apretada Serie A. Los de Gattusso cayeron tanto ante Milan como Sassuolo, los dos primeros clasificados, y tienen ante la Roma la oportunidad de demostrar que pueden vencer ante uno de los contendientes por los puestos altos. Para ello recuperan a Osimhen, que se ha perdido los tres últimos partidos por lesión. También la Roma recupera a Dzeko, que estuvo ausente en los dos últimos partidos ligueros. El delantero bosnio tuvo un claro sustituto en la parcela goleadora: Henrikh Mkhitaryan marcó un hat-trick y un doblete en sendos partidos y está demostrando un gran momento de forma. E.M.

Contenido relacionado: Maradona y Burruchaga acabaron con la mejor Bélgica de la historia

Olympiacos y Aris, los dos líderes, se verán las caras este sábado. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Olympiacos y Aris, los dos líderes, se verán las caras este sábado. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Los dos líderes de Grecia, frente a frente

Aris – Olympiacos (sábado, 18:30)

Aris y Olympiacos se enfrentan en la parte alta de la Superliga griega. El Aris, que ejercerá como local este sábado, es segundo, y el Olympiacos, por su parte, líder de la competición helena. Los dos están empatados a puntos, con 19 cada uno, después de las siete jornadas que han disputado hasta el momento. Sin embargo, este no será el octavos partido de la liga griega, sino el décimo, y esto quiere decir que tanto Aris como Olympiacos tienen partidos por recuperar en los próximos meses; y aún así, dominan ahora mismo la liga de su país. Las rachas de los dos equipos, de hecho, son muy parecidas: Aris y Olympiacos han ganado sus cuatro últimos partidos y han empatado un quinto. El balance, a excepción de los goles (donde Olympiacos ha marcado más y ha encajado menos), es idéntico: seis victorias y un único empate. Es decir, ninguno de los dos ha perdido por ahora en la Superliga griega, y esto le añade un punto extra de picante al duelo de este sábado. El Arabi y Koka, los dos máximos artilleros de Olympiacos, se verán las caras ante Bruno Gama, el máximo goleador hasta el momento del Aris. Porque Pedro Martins, el actual técnico de Olympiacos, recupera para este partido al delantero marroquí y al griego José Holebas, mientras que Rafinha, recuperado de unas molestias físicas que arrastra ya desde hace varios días, ha entrado en la lista y apunta a la titularidad en el once de Olympiacos. El que no estará es el joven portugués Ruben Vinagre, que se ha quedado fuera de la lista para este partido. Olympiacos llega de perder en casa ante el Manchester City, en la UEFA Champions League, aunque el fin de semana derrotó al Panathinaikos en el clásico por excelencia del fútbol griego. Konstantinos Fortouinis, titular también en la Champions, el futbolista que ha estado sustituyendo a El Arabi durante estos partidos, hizo el gol de la victoria en la jornada anterior. En la convocatoria del Aris para este encuentro, además de Bruno Gama, destacar la presencia de otros hombres también interesantes como es el caso de los argentinos Facundo Bertoglio y Daniel Mancini o los otros dos españoles Javier Matilla y Cristian López. A.B.

Contenido relacionado: El rédito a la paciencia con Pedro Martins

El plato fuerte de la jornada, en ‘primer time’

Real Sociedad – Villarreal CF (domingo, 20:45)

Las dos grandes revelaciones de la Liga 2020-21 se verán las caras este domingo por la noche en San Sebastián. Real Sociedad y Villarreal CF son, por méritos propios, dos de los mejores equipos actualmente en la máxima élite del fútbol español, y eso no es cualquiera cosa. La Real Sociedad llega líder en solitario a este encuentro. El cuadro de Imanol Alguacil ha sumado más puntos que nadie hasta el momento en la Liga, con 23 de los 30 puntos que se han disputado ya en su casillero, y esa posición viene a avalar lo bien que se están haciendo las cosas desde hace tiempo en el equipo txuriurdin. El Villareal de Unai Emery, por su parte, es tercero, y eso quiere decir que ahora mismo se encuentra por encima de Real Madrid, Sevilla, Athletic Club, Valencia o Barcelona. Los dos vienen de jugar este jueves en Europa, que es algo a tener siempre en cuenta, y los dos se jugarán bastantes cosas en la jornada del próximo jueves en la Europa League. Cabe la posibilidad de que, dadas las exigencias actuales del calendario, tanto Imanol Alguacil como Unai Emery se vean obligados a realizar algunas rotaciones (no obligadas por lesiones, sanciones o contagios) en sus correspondientes equipos. Sin David Silva, que sigue recuperándose de la lesión muscular que sufrió el fin de semana anterior, la Real Sociedad podría volver a probar con Adnan Januzaj en medio campo, como ante el AZ Alkmaar, o darle la titularidad a Roberto López. En ese centro del campo todo hace indicar que Ander Guevara podría ser el pivote titular elegido por Imanol Alguacil y en ataque Willian José podría recuperar el puesto de ‘9’ dentro del once. En el caso del Villarreal, en cambio, no se prevén demasiadas novedades porque el equipo pudo dar descanso a algunos de sus futbolistas más habituales ante el Maccabi Tel Aviv. En el ataque, Gerard Moreno, Samu Chukwueze y Moi Gómez volverá a ser la tripleta titular, y en el centro del campo, salvo sorpresa de última hora, Dani Parejo y Manu Trigueros, ambos interiores, volverán a estar escoltados por Vicente Iborra actuando como pivote. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Jaume Naveira (J.N.), Enrique Montesano (E.M.) y Adrián Blanco (A.B.). Foto de portada: Paul Terry/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*