10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Besiktas J.K. fans before the UEFA Champions League match at the Emirates Stadium, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
27/08/2014

La Atalanta se juega la Champions… antes de la final de Coppa

Genoa – Atalanta (sábado, 15:00)

La Serie A está que arde. Hasta cuatro equipos están peleando directamente por los puestos que dan a acceso a la UEFA Champions League la temporada que viene, como son la Atalanta (75 puntos), el Milan (75), el Nápoles (73) y la Juventus (72), mientras que en el farolillo rojo de la tabla aún hay una vacante que el Benevento se niega a ocupar hasta que las matemáticas le obliguen a ello. Precisamente los números confirmaron este miércoles que el Genoa se quedará el próximo curso en la Serie A. El cuadro de Davide Ballardini se impuso en el Renato Dall’Ara de Bologna gracias a los goles de Davide Zapacosta y Gianluca Scamacca, y este sábado, en un clima ya mucho más calmado, recibe a una Atalanta que se está jugando la Champions 2021-22. El equipo bergamasco llega a Genoa en una muy buena dinámica de resultados, puesto que su última derrota data del pasado 16 de marzo, cuando cayó ante el Real Madrid en el Alfredo Di Stéfano, y en Serie A no pierde desde hace más de dos meses. Dicho de otra forma, el equipo de Gian Piero Gasperini encadena una racha de ocho triunfos y dos empates en sus últimas 10 jornadas, y aunque esa buena dinámica le ha aupado hasta la segunda posición, el objetivo no está ni mucho menos asegurado, aunque este fin de semana también podría ser matemático: “Somos los dueños de nuestro destino en esta pelea por la Champions”, ha reconocido el propio Gasperini. “Con tres puntos estaremos matemáticamente clasificados para la próxima edición [Champions]. Debemos ir paso a paso y mantener los pies en tierra; realmente, nuca hemos hablado de nuestras opciones al Scudetto”, subrayó el técnico italiano este mismo miércoles tras derrotar al Benevento. Ahora bien, en la Atalanta son muy conscientes de que la próxima semana, el miércoles 19 (21:00 horas), el club afronta uno de los partidos más importantes de su historia más reciente: la opción de ganar un título en la final de la Coppa Italia ante la Juventus. La situación evidentemente no es sencilla para Gasperini, que deberá elegir entre mantener a los titulares este sábado, ante un rival que ya ha alcanzado el objetivo de la salvación, o rotar a los más habituales para que descansen y carguen pilas de cara a la final copera. Y prueba de la gran importancia que tiene el partido del próximo miércoles para la Atalanta es que, en 113 años de historia, la Coppa Italia del año 1963 es su mayor trofeo en las vitrinas; en 2019 fueron subcampeones tras perder ante la Lazio con dos goles en los últimos minutos. A.B.

Contenido relacionado: Gianluca Scamacca por fin ha llegado – Así juega el joven delantero (sub-23) italiano

El descenso está que arde en Alemania

Arminia Bielefeld – Hoffenheim, Augsburgo – Werder Bremen y Hertha BSC – Colonia (sábado, 15:30)

El Schalke 04 es el único equipo hasta el momento que sabe a ciencia cierta, por medio de las matemáticas, que la próxima temporada jugará en la 2.Bundesliga. Colonia, Arminia Bielefeld, Werder Bremen, Augsburgo, Hertha BSC y Mainz 05, los otros seis equipos implicados en esta pelea, se resisten a perder la categoría. El Colonia es el que peor lo tiene de todos ellos. El equipo que actualmente dirige Fridhelm Funkel es 17º, y si todo acabase así, pese a que solo está a dos puntos de la salvación, acompañaría a los mineros a la Segunda División. Y este fin de semana no lo va a tener sencillo: visita a un Hertha BSC que ha conseguido alejarse de la quema después de ganar dos de sus últimos tres partidos en la Bundesliga. Difícil también lo va a tener el Arminia Bielefeld, recién ascendido esta temporada, que ahora mismo, por la diferencia de goles con el Werder Bremen (15º), estaría obligado a jugar el Play-off de promoción con el tercer clasificado de la 2.Bundesliga (en estos momentos, el Fürth; un equipo que eliminó al Hoffenheim de la DFB-Pokal en los penaltis de la ronda de dieciseisavos de final). Esta temporada en la Bundesliga está ocurriendo una cosa realmente curiosa, y es que muchos equipos han anunciado ya la incorporación de un nuevo técnico para el próximo curso, como es el caso del Bayern Múnich (Julian Nagelsmann), el Borussia Dortmund (Marco Rose), el RB Leipzig (Jesse Marsch) o el Borussia Mönchengladbach (Adi Hütter), y en el descenso no iba a ser menos: esta misma semana el propio Colonia ha comunicado de manera oficial que Fridhelm Funkel no continuará al frente del equipo a partir del 1 de julio, y su puesto será ocupado por Steffen Baumgart, que no ha renovado su contrato con el Paderborn, a pesar de que el equipo tiene bastantes papeletas de jugar la 2021-22 en Segunda. En otro orden de cosas, el Werder Bremen conoció este miércoles la sanción de tres partidos al jovencísimo Eren Dinkci, expulsado el pasado sábado a los pocos minutos de ingresar al campo ante el Bayern Leverkusen. Y esto quiere decir que Dinkci no podrá estar en el trascendental encuentro de su equipo en Augsburgo. Este sábado Augsburgo y Werder Bremen se miden en el WWK Arena, y la situación está tan apretada que cabe la posibilidad de que el equipo entrenado por Markus Winzierl, 14º clasificado, pueda acabar el fin de semana en los puestos de descenso (si pierde ante el Werder Bremen y el Arminia Bielefeld derrota al Hoffenheim). El propio Markus Winzierl debutó el pasado fin de semana en el banquillo del Augsburgo tras la destitución de Heiko Herrlich, y a pesar de la derrota ante el Stuttgart (2-1), el técnico alemán de 46 años se ha mostrado optimista con el impacto que haya podido tener su llegada dentro del vestuario: “Si jugamos como hoy [refiriéndose al partido ante el Sttugart], obtendremos los tres puntos ante el Werder Bremen. Hemos visto una buena actuación del equipo; hemos tenido las mejores ocasiones, pero nos ha faltado el premio”, comentó el nuevo entrenador del Augsburgo. Este sábado, a partir de las 15:30, la Bundesliga también mirará hacia abajo: hay seis equipos peleando para escapar de los dos puestos que nadie quiere ocupar. A.B.

El Eintracht necesita al mejor Jovic para pelear por la Champions. Foto: Steve O'Sullivan/Focus Images Ltd
El Eintracht necesita al mejor Jovic para pelear por la Champions. Foto: Steve O’Sullivan/Focus Images Ltd

El Eintracht Frankfurt ya no depende de sí mismo

Schalke 04 – Eintracht Frankfurt (sábado, 15:30)

Al Eintracht Frankfurt no le queda otra que hacer los deberes y cruzar los dedos. La clasificación a la Champions 2021-22 ya no está únicamente en sus manos, sino que ahora debe confiar en hacer un seis de seis ante Schalke 04 (ya descendido a la 2.Bundesliga) y Friburgo y esperar que el Borussia Dortmund se deje algún punto ante Mainz 05 y Bayer Leverkusen en las dos últimas jornadas. La victoria en la DFB Pokal del pasado jueves ante el RB Leipzig influirá en el ánimo de los futbolistas de Edin Terzic, como no podía ser de otra forma, conscientes de que en la Bundesliga ya han hecho lo más complicado: remontar la desventaja, regresar a los puestos europeos y ganarse la opción de depender de sí mismos para volver una temporada más a la UEFA Champions League. Casualidad o no, desde que el Eintracht Frankfurt anunció que Adi Hütter dejaría el equipo a final de curso para fichar por el Borussia Mönchengladbach (que, a su vez, verá cómo Marco Rose ficha por el BVB), un club que en estos momentos es séptimo y disputaría la nueva Conference League, el club solo ha ganado uno de los cuatro partidos que ha disputado hasta la fecha (ante Augsburgo), encadenando dos derrotas (ante Gladbach y Leverkusen) y un empate especialmente doloroso (ante Mainz 05). Curiosamente, el propio Mainz 05 puede ser ahora su gran aliado. El equipo entrenado por Bo Svensson se encuentra en una muy buena dinámica de resultados, y tiene la permanencia muy encarrilada (aunque todavía no está asegurada de manera matemática). Una situación que, en cierto modo, recuerda a la de hace dos temporadas. En el curso 2018-19 el propio Mainz 05 ya le hizo un gran favor al Eintracht Frankfurt en la última jornada: los chicos de Adi Hütter cayeron goleados ante el Bayern Múnich en el Allianz Arena (5-1), un resultado que los dejaba fuera de Europa, pero el Mainz 05 remontó su partido (que perdía 0-2 en el tiempo de descanso) ante el Hoffenheim, y ese resultado sí le sirvió al Eintracht para jugar la temporada 2019-20 en la UEFA Europa League. Algo que en Frankfurt están esperanzados de poder repetir este sábado. El propio Hütter sabe perfectamente que el equipo necesita al mejor Luka Jovic para estos dos últimos partidos (no marca desde el pasado 10 de abril ante el Wolfsburgo), y el alemán, en una jugada muy inteligente, ha querido quitarle presión públicamente al delantero cedido por el Real Madrid: “Todos deseamos y esperamos que Luka [Jovic] vuelva a explotar en los últimos partidos. He enfatizado una y otra vez que, con suerte, puede ayudarnos mucho al final. Jovic entrena bien, y siempre lo hace, pero también necesita a sus compañeros para brillar”. A.B.

La final de la FA Cup y la lucha por Europa en la Premier

Chelsea – Leicester City (sábado, 18:15)

La situación en la Premier League es compleja. Liverpool, West Ham, Tottenham, Everton, Arsenal, Leeds United y Aston Villa están peleando por entrar en Europa, pero no todos han disputado el mismo número de partidos hasta la fecha. El cuadro de Mikel Arteta es noveno, con 55 puntos, y eso quiere decir que a estas alturas está fuera de cualquier competición europea, pero, a diferencia del resto de equipos con los que está luchando, ya ha disputado 36 jornadas (y no 35). Una situación que también ocurría hasta este viernes entre los cuatro primeros clasificados de la competición: Manchester United, Leicester City y Chelsea habían jugado 36 partidos, y el Manchester City, ya campeón de manera matemática, contaba con una jornada menos en su casillero hasta su triunfo ante el Newcastle (3-4). Con el título ya decidido y los tres equipos descendidos ya confirmados (Sheffield United, West Brom y Fulham), el mayor interés que tendrá la Premier League en estas últimas jornadas de campeonato será la batalla por los puestos europeos. Leicester y Chelsea tienen bastante avanzada su clasificación a la UEFA Champions League, pero esta aún no es matemática y en los próximos tres días se verán las caras en dos ocasiones. La primera será este sábado en Wembley, en la final de la FA Cup, y el próximo martes, ya en la Premier League, en Stamford Bridge, en un duelo en el que ambos se juegan mucho más que el tercer y cuarto puesto de la clasificación. De hecho, si alguno de los dos cae en este partido de liga, se podría estar metiendo en un marrón con tan pocos puntos ya en juego porque el Liverpool viene apretando por detrás, ansioso por acabar de remontar y alcanzar los puestos Champions, y el cuadro de Jürgen Klopp se mide este fin de semana a un WBA ya descendido a la Championship. El flamante finalista de la UEFA Champions League llega a esta final de la FA Cup con las dudas de Mateo Kovacic y Christian Pulisic, ambos tocados, y esto podría provocar que Thomas Tuchel opte por incluir en su once a N’Golo Kanté y Kai Havertz. El Leicester, por su parte, arriba con las bajas por lesión de James Justin, Harvey Barnes, Cengiz Ünder y Wes Morgan, mientras que Jonny Evans está entre algodones. El Chelsea superó en la semifinal al Manchester City, su rival del próximo sábado 29 de mayo en la gran final que se disputará en Oporto (y no en Estambul, como estaba previsto), y el Leicester derrotó al Southampton por la mínima gracias a un gol de Kelechi Iheanacho. Y antes decíamos que quien pierda el encuentro del próximo martes en Londres podría estar metiéndose en problemas porque ninguno de los dos tendrá una última jornada fácil en la Premier League. El Chelsea debe visitar Villa Park, ante un Aston Villa que igual para entonces está apurando sus opciones de entrar en Europa, y el Leicester, que ya sabe lo que es quedarse a las puertas de la Champions en las últimas jornadas, debe recibir la visita de un Tottenham que ahora mismo, antes de que eche a rodar el balón el fin de semana, estaría clasificado para disputar la nueva UEFA Conference League la próxima temporada. A.B.

Andrea Pirlo se está jugando su futuro en el banquillo de la Juventus. Foto: Focus Images Ltd.
Andrea Pirlo se está jugando su futuro en el banquillo de la Juventus. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd

Un Derby d’Italia con muchísimo morbo

Juventus de Turín – Inter de Milán (sábado, 18:00)

Juventus e Inter se ven las caras en el Allianz Stadium en un partido absolutamente capital para la Vecchia Signora, que a falta de dos jornadas está dando con sus huesos fuera de la Champions, una situación absolutamente insospechada antes de arrancar la temporada. El equipo bianconero ha visto finalizada su hegemonía de nueve años consecutivos ganando el Scudetto y, precisamente, les visita el responsable de este fin de ciclo. El Inter de Conte, campeón desde hace dos semanas, no parece haber bajado el pistón tras ganar su primera liga desde 2010, pues ha vencido de forma acaparadora sus dos partidos siguientes ante Sampdoria y Roma, y ahora tiene una motivación extra: dejar sin Liga de Campeones a uno de sus mayores rivales. La Juventus lleva muchas semanas transmitiendo malas sensaciones, sobre todo en el aspecto ofensivo, pero lo que sorprendió en su último partido ante el Sassuolo fue que el equipo hizo infinidad de concesiones en defensa, las cuales fueron desaprovechadas por el conjunto de Roberto de Zerbi. El equipo neroverde contó, incluso, con un penalti a su favor en el minuto 16, pero la parada de Buffon a disparo de Berardi le restó cierta confianza al Sassuolo, que al descanso se vio con una desventaja de dos goles a pesar del despliegue poco convincente de la Juve. Por su lado, el Inter vive en una auténtica balsa de aceite, algo que se demuestra viendo cómo se solventan los mínimos problemas que pueden aparecer: tras el enfado tremendo de Lautaro Martínez en el partido ante la Roma (fue sustituido en el minuto 77 tras entrar en el 36), es ya conocida la imagen del “combate de boxeo” entre el propio Lautaro y Conte en el entrenamiento del día siguiente, con ambos arreglando de forma divertida un desencuentro que en cualquier otro contexto podría haber acabado bastante peor. Desde la inauguración del Juventus Stadium en 2011, el Inter ha ganado una sola vez a la Vecchia Signora actuando como visitante: fue en el curso 2012-13, así que quiere romper un gafe que ya dura ocho temporadas. La Juventus tiene a Frabotta como única ausencia, mientras que el Inter cuenta con las bajas de Aleksandar Kolarov, Alexis Sánchez o Arturo Vidal. J.N.

Contenido relacionado: Partido Polish Boyfriend: El campeón de liga que puede descender a Segunda, por Toni Padilla

Tres aspirantes a ganar la Superliga turca

Göztepe – Besiktas, Galatasaray – Yeni Malatyaspor y Kayserispor – Fenerbahçe (sábado, 19:30)

Todo se decidirá en la última jornada de la Superliga turca. Besiktas, Galatasaray y Fenerbahçe llegan con opciones al título a este sábado. El Besiktas, que sigue siendo líder por la diferencia de goles, ha perdido sus dos últimos partidos, y eso ha abierto el liderato a una gran final a tres este fin de semana. Una de esas derrotas, precisamente, ocurrió ante el Galatasaray, que se impuso en su estadio el pasado 8 de mayo con un 3-1 que dejó muy tocados a los de Sergen Yalçin. Y prueba de ello es que el Besiktas cayó este martes en el Vodafone Park de Estambul ante el recién ascendido Fatih Karagümrük; el equipo que se ha reforzado en los últimos meses con futbolistas de la talla de Lucas Bigilia, Ervin Zukanovic, Andrea Bertolacci o Fabio Borini. Precisamente estos dos últimos fueron los autores de los dos goles en la victoria de su equipo ante el líder (1-2). Los tres equipos, eso sí, tienen una última jornada relativamente cómoda, aunque con los nervios lógicos del desenlace liguero no habrá partido sencillo. El Besiktas visitará el estadio del Göztepe, 10º clasificado, el Galatasaray recibirá en su estadio a Yeni Malatyaspor, 14º, y Fenerbahçe visitará la cancha del Kayserispor, 17º. Ahora bien, la semana no está siendo sencilla para el Besiktas. Al margen de estas dos derrotas que pueden acabar siendo decisivas en la pelea por el título, esta semana se ha sabido que Vincent Aboubakar, lesionado desde el pasado 20 de abril, se ha quedado a un partido de renovar automáticamente una temporada más su contrato con el club, y Fanatik ya ha empezado a especular con la posibilidad de que el verano pueda marcharse a otro club sin dejar dinero en las arcas de Estambul. El equipo, por otro lado, confía en recuperar para esta última jornada a los lesionados Gökhan Töre y Oguzhan Özyakup. El Galatasaray, por su parte, llega envuelto en una dinámica mucho más positiva: ha ganado seis de sus últimos ocho partidos, con dos empates ante Fatih Karagümrük y Trabzonspor, y este sábado, ganando su partido y esperando el tropiezo del Besiktas, tiene la oportunidad de volver a conquistar un título de liga que levantó de manera consecutiva en la 2017-18 y la 2018-19. Antes, Besiktas había firmado otras dos ligas también seguidas, en 2015-16 y 2016-17. El equipo de Sergen Yalçin, por cierto, tiene también la oportunidad de levantar esta temporada la Copa; el próximo martes, cuando se haya resuelto el embrollo de la liga, el Besiktas jugará la final ante Antalyaspor. Por cierto, Istanbul Basaksehir, el vigente campeón, es 15º, muy lejos del éxito de la campaña pasada, pero fuera del descenso. A.B.

El Olímpico acogerá este fin de semana el derbi de la capital. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd
El Olímpico acogerá este fin de semana el derbi de la capital. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd

Las últimas esperanzas pasan por el Olímpico

AS Roma – SS Lazio (sábado, 20:45)

El Derby della Capitale número 192 enfrenta a Roma y Lazio por objetivos europeos de distinta índole: el equipo giallorosso, que hizo una apuesta frustrada por el título de la Europa League con tal de alcanzar la Champions, se ha desinflado en este final de Serie A de forma muy preocupante, hasta el punto de no poder luchar por nada más que una plaza para la primera edición de la UEFA Europa Conference League. El único contendiente de la Roma por esa séptima plaza es el Sassuolo, que visita a un Parma que no se juega nada. Por su lado, la Lazio mantiene una mínima esperanza de alcanzar la Champions, que pasa por ganar todo lo que le queda (incluyendo el partido pendiente del próximo miércoles ante el Torino) y esperar que pinchen los equipos que ahora mismo ocupan plaza de Liga de Campeones. A pesar de que el balance histórico de derbis es favorable a la Roma con cierta claridad, la Lazio está invicta en los últimos cuatro partidos disputados ante el equipo giallorosso, algo que puede explicarse desde la superioridad táctica y la mayor capacidad de la Lazio para ser un equipo compacto, algo que la Roma nunca ha terminado de conseguir con Paulo Fonseca en el banco. De hecho, el propio técnico portugués reconocía en la rueda de prensa previa al partido que en el duelo de la primera vuelta (que terminó 3-0 para la Lazio) no estuvieron suficientemente equilibrados. Fonseca también reconoció que la Roma iba a jugar este derbi con defensa de cuatro y no con tres centrales, manteniendo su apuesta de los últimos tres partidos oficiales. Por su parte, la Lazio viene de una victoria más sufrida de lo esperado ante el Parma, que contó con dos remates al palo y acabó cayendo con un gol en el minuto 95 de Ciro Immobile. El equipo biancoceleste no tiene ninguna baja de cara a este encuentro, habiendo recuperado en el último partido a Strakosha tras cuatro meses de lesión, situación que contrasta con la retahíla de ausencias del equipo giallorosso: se pierden el derbi Zaniolo, Calafiori, Veretout, Spinazzola, Pau López, Diawara, Carles Pérez y Smalling. J.N.

Domingo de transistor en la lucha por el título

Atlético de Madrid – CA Osasuna y Athletic Club – Real Madrid (domingo, 18:30)

Nunca en la historia de la Liga un equipo ha remontado una desventaja de dos puntos con respecto al liderato a solo dos jornadas para el final. El Real Madrid (78 puntos), ya distanciado de FC Barcelona (76) y Sevilla (74), es el único equipo que ha conseguido mantenerle el pulso al Atlético de Madrid (80) hasta la jornada 36, y este domingo, en horario unificado (18:30), la Liga afronta su penúltimo partido de la temporada. El líder de la clasificación recibe en su estadio a Osasuna, que ha firmado una gran temporada de la mano de Jagoba Arrasate y desde hace semanas vive con la tranquilidad de haber llegado nuevamente a este tramo final del campeonato con todos los deberes hechos. Osasuna aterriza en el Wanda Metropolitano tras vencer al Cádiz el pasado martes en El Sadar (3-2), gracias a los tantos de Ante Budimir (2) y Roberto Torres, y lo hace con la única ausencia de Nacho Vidal, su lateral derecho, por sanción. En el Atlético de Madrid podría reaparecer José María Giménez en el once, aunque no se descarta que Diego Pablo Simeone prefiera no arriesgar con el uruguayo y Felipe Monteiro vuelva a ocupar el centro de la defensa con Stefan Savic y Mario Hermoso. Los que sí estarán seguro son Ángel Correa y Yannick Carrasco, dos de los futbolistas más en forma del cuadro rojiblanco en este tramo tan decisivo de la temporada. El atacante argentino ya ha superado a estas alturas sus mejores números en una temporada con el Atlético de Madrid, habiendo participado directamente en 19 goles (ocho dianas y 11 asistencias) entre todas las competiciones, mientras que el belga es el futbolista más determinante de la Liga desde el inicio del mes de abril: ha creado cuatro goles y cuatro asistencias. El Real Madrid, por su parte, conoció este viernes que Toni Kroos deberá guardar una cuarentena preventiva tras haber estado en contacto con una persona contagiada por Covid-19, y eso, lógicamente, vuelve a alterar los planes de un Zinedine Zidane que ya ante el Granada alineó su once titular más joven en esta Liga (una media de 26 años y 18 días). El equipo blanco no quiere rendirse tan fácilmente y su triunfo ante el cuadro nazarí le ha permitido igualar su mejor racha en la Liga (que, a su vez, es un récord en esta competición): 16 partidos invicto (11 victorias y cinco empates); los mismos que consiguió en la exitosa temporada 2016-17 (12 triunfos y cuatro empates). El equipo blanco visitará San Mamés este domingo, un estadio en el que ya se impuso la campaña pasada, aunque los rojiblancos ya saben lo que es derrotar al Real Madrid en la 2020-21 de la mano de Marcelino García Toral: fue en enero, en la Supercopa de España, por un gol a dos. A.B.

Aficionados del Lille, en las gradas del estadio. Foto: Ian Wadkins/Focus Images Ltd
Aficionados del Lille, en las gradas del estadio. Foto: Ian Wadkins/Focus Images Ltd

El Lille está a las puertas de hacer historia

LOSC Lille – Saint-Étienne y PSG – Stade Reims (domingo, 21:00)

Quedan dos jornadas para el final en Francia y el LOSC Lille tiene a tiro volver a ser campeón de liga 10 años después. El empate del PSG ante el Stade Rennais (1-1) del pasado fin de semana le ha permitido a los de Christophe Galtier llegar a la jornada 36 del campeonato con una ventaja de tres puntos sobre los parisinos. Saint-Étienne (en casa) y Angers (fuera) son los dos últimos partidos que le faltan al Lille esta temporada, mientras que el PSG recibirá el domingo en su estadio al Stade Reims, el equipo que dirigirá Óscar García Junyent la próxima temporada, se medirá al AS Mónaco en la final de la Copa de Francia, tras derrotar al Montpellier en los penaltis, y visitará al Brest en la jornada 38 dentro de una semana. El PSG, por cierto, conoció este mismo viernes que Neymar se perderá la final copera del próximo miércoles ante los monegascos, aunque aún cabe recurso por parte del club. Cabe la posibilidad de que el LOSC Lille sea campeón este mismo fin de semana; para ello necesita mejorar el resultado del PSG, o si no esperar a la última jornada y sumar, como mínimo, cuatro de los seis puntos que aún faltan por jugarse. Al hilo de esto es importante señalar que la Ligue 1, como ocurre también en la Eredivise, por ejemplo, recurre a la diferencia general de goles en la clasificación como criterio de desempate, y no al golaveraje particular como sí sucede en España. Es decir, si Lille y PSG tienen los mismos puntos al acabar la jornada 38, el cuadro de Pochettino será campeón de Liga porque, por ahora, tiene una diferencia de goles superior a la del equipo de Galtier: +52 del PSG por +40 del Lille. Pese a todo, el técnico de los dogos ha sido el primero en calmar los ánimos en rueda de prensa: “Ni relajación ni excitación. Los futbolistas han estado trabajando bien, están concentrados, y todos están operativos a excepción de Isaac Lihadji [por lesión muscular]”. Desde el último título de Liga del LOSC Lille, en la 2010-11, Francia solo ha conocido tres campeones distintos: Montpellier, Mónaco y PSG, que ha ganado siete de las últimas ocho ligas que se han disputado. En otro orden de cosas, el Lille podría asegurarse ya de manera matemática este domingo su clasificación a la Champions League 2021-22; la última vez que los dogos encadenaron dos temporadas seguidas en la fase de grupos de la Champions fue en la 2011-12 y la 2012-13, los dos cursos posteriores a su último título de Liga. Una década después, los Burak Yilmaz, Jonathan David, Jonathan Ikoné, Jonathan Bamba y compañía tienen la oportunidad de hacer historia con el LOSC Lille, como en su día la hicieron los Eden Hazard, Gervinho, Yohan Cabaye, Mathieu Debuchy, Adil Rami o Idrissa Gana Gueye. A.B.

Dos equipos peleando por el último billete a la Champions

AS Mónaco – Stade Rennais y Nimes – Olympique de Lyon (domingo, 21:00)

AS Mónaco y Olympique de Lyon también se están jugando mucho en estas dos últimas jornadas. Para empezar, aunque sus opciones son bastante más remotas que las de LOSC Lille y PSG, cualquiera de los dos puede ser aún campeón de Liga: el cuadro de Niko Kovac llega tercero, con 74 puntos (cinco por debajo del líder), y el equipo de Rudi García es cuarto, con 73 (a seis de la cabeza de la tabla), y ambos pelearán hasta el final por la última plaza que da acceso a la Champions 2021-22. El equipo monegasco, que llega de clasificarse entre semana a la final de Copa que disputará el miércoles que viene ante el PSG, recibe este domingo la visita de un Stade Rennais (7º) que apura sus opciones de jugar la temporada que viene en Europa, mientras que el Lyon visitará a un Nimes (19º) que tiene pie y medio en la Ligue 2. A lo largo de la semana el atacante neerlandés Memphis Depay ha sido noticia por las distintas informaciones que vuelven a relacionar su futuro con el FC Barcelona, pero no han sido las únicas publicaciones que ponen el ojo en el mercado del Olympique de Lyon. Este viernes el diario L’Equipe se hizo eco de un rumor que se ha hecho cada vez más grande en las últimas semanas: Marcelo Gallardo podría ser el sustituto de Rudi García en el banquillo, toda vez que el francés acaba este año su contrato y parece que no renovará más temporadas, pero el argentino ya le habría hecho saber a la directiva del OL que River Plate no le dejará irse hasta que finalice el año 2021. Roberto De Zerbi (el actual técnico del Sassuolo), que parece muy cerca de firmar por el Shakhtar Donetsk, Christophe Galtier (LOSC Lille) y Patrick Vieira (libre) son las otras opciones que el Olympique de Lyon baraja para su banquillo de cara a la temporada 2021-22. Les Lions, por cierto, llegan invictos a este partido en sus últimas 16 jornadas de la Ligue 1 como visitantes, y para este domingo recuperan a varios efectivos muy importantes: Memphis Depay, Maxence Caqueret y Marcelo, sancionados ante el Lorient, así como Jason Denayer, que ya ha superado su lesión, mientras que el italiano Mattia De Sciglio se lo perderá por sanción. El enfrentamiento entre AS Mónaco y Stade Rennais será un duelo directísimo por los puestos europeos. Quedando tercero, el cuadro monegasco disputará la ronda previa de clasificación a la UEFA Champions League, y aún tiene la oportunidad de ponerle el broche de oro a la temporada: este jueves derrotó al GFA74 de Cuarta División en la semifinal de Copa y este miércoles se enfrentará al PSG en Saint-Denis por un título que no gana desde hace 30 años. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Textos de Jaume Naveira (J.N.) y Adrián Blanco (A.B.). Foto de portada: David Horn/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*