10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Jurgen Klopp  of Liverpool during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
13/03/2019

Duelo entre equipos Champions clave para la Premier

Liverpool-Tottenham (domingo, 17:30)

El único partido del fin de semana que enfrenta a dos equipos aún vivos en la Liga de Campeones puede resultar determinante para decidir quién se lleva el título de la Premier. El City habrá jugado el día anterior en el campo del Fulham y a priori el compromiso del Liverpool (líder con dos puntos y un partido más) reviste mayor dificultad. Los de Klopp se han recuperado de un tramo flojo en febrero y vuelven a estar pletóricos de moral tras su exhibición en Múnich ante el Bayern. En el Tottenham, en cambio, se percibe una cierta depresión en el torneo doméstico que está poniendo en duda su clasificación para la próxima Champions League. Aunque sigue tercero, sólo le quedan tres puntos de margen con la quinta plaza y su dinámica es muy negativa: un empate y tres derrotas en sus últimos cuatro partidos de liga. No han sido semanas sencillas tampoco para Mauricio Pochettino, al que se le han cerrado las puertas de los dos grandes clubes que parecían tenerlo en sus agendas: el Real Madrid volvió a fichar a Zidane y el Manchester United ha nombrado a Ole Gunnar Solskjaer entrenador permanente para las próximas tres temporadas. El riesgo de quedarse en un equipo que quizá no juegue la próxima Copa de Europa es real, y no existiría mejor respuesta a ese temor que una victoria en Anfield. A.T.

La rivalidad y Wu Lei

Barcelona-Espanyol (sábado, 16:15)

El Espanyol soñó primero con Europa y se preocupó después por el descenso. Ahora, ambas perspectivas parecen lejanas, por lo que ha caído en una especie de intrascendencia clasificatoria que vuelve a plantear debates existenciales en el seno del club y a preguntarse por el horizonte del proyecto chino. Con el Barça liderando la tabla con diez puntos de ventaja sobre el segundo, cuesta vender el derbi barcelonés por su importancia numérica, por lo que el gran aliciente se encuentra en la propia rivalidad local entre los dos clubes de la capital catalana. No es poca cosa: debería bastar para motivar a ambas hinchadas y a los dos equipos que salten al campo. El partido se ha colocado a las 16:15 para que coincida con una buena franja horaria de visualización en China, donde Wu Lei es un absoluto ídolo de masas y se espera con ansia el día en el que se enfrente a Leo Messi. En sus tres últimas apariciones, el atacante oriental ha marcado un gol y ha dado una asistencia, por lo que parece evidente que se está adaptando al campeonato español mucho mejor que otros futbolistas de esa misma zona del mundo que lo intentaron antes. La tarea que tiene ante sí es dificilísima: el Espanyol no gana fuera de casa desde el 21 de octubre (0-2 en Huesca), aunque sus recientes empates en Mestalla y San Mamés apuntan a una mejoría. Y el Barça ha sumado 19 de los últimos 21 puntos en disputa en partidos de Liga en el Camp Nou. A.T.

Puedes escuchar a Axel Torres en los comentarios del Barcelona-Espanyol en beIN La Liga.

Ernesto Valverde manager of FC Barcelona during the UEFA Champions League match at Stamford Bridge, London Picture by Simon Dael/Focus Images Ltd 07866 555979 20/02/2018
El Barcelona ha sumado 19 de los últimos 21 puntos en disputa en el Camp Nou. Foto: Focus Images Ltd.

Aspas y Calleja para creer sobre el alambre

Celta-Villarreal (sábado, 18:30)

Pocos habrían apostado a principios de temporada que un Celta-Villarreal a estas alturas sería un duelo directo por evitar el descenso y no por metas más altas. Los de Calleja marcan la salvación con un colchón de cuatro puntos sobre sus rivales vigueses, colchón que podría tanto evaporarse como hacerse casi inalcanzable tras este enfrentamiento. El Villarreal es, además, la bestia negra de Balaídos: desde la 2005-06 llevan sin conocer la derrota los castellonenses en Vigo. Calleja, que disputó aquel encuentro como jugador “groguet”, tratará de prolongar desde el banquillo la buena racha de su equipo desde su regreso, con cuatro victorias en los últimos cuatro encuentros. El técnico de Alcalá tiene, sin embargo, un problema de enfermería, pues sólo cuenta con cuatro defensas para el partido, lo que le obligará a mover piezas si quiere mantener la línea de cinco atrás que tan bien le ha funcionado. En el lado opuesto, Fran Escribá busca lograr su primera victoria en su nuevo club, pues no gana desde que ocupara precisamente el banquillo del Villarreal y fuera reemplazado por Calleja. Para conseguirlo, todo apunta a que podrá recuperar para este partido crucial a la esperanza celeste personificada, Iago Aspas. El capitán celtiña ya ayudó a su equipo a remontar una situación similar hace 6 años, cuando a falta de dos jornadas el club vigués marchaba colista y mirando a Segunda. Un gol y una asistencia del de Moaña ayudaron a obrar el milagro desde el que creció el proyecto celeste hasta hoy día. E.M.

Ranieri en busca del punto de inflexión

Roma-Nápoles (domingo, 15:00)

La derrota en Ferrara ante la SPAL supuso un golpe anímico muy duro para la Roma. Antes del parón, con un enfrentamiento directo entre Inter y Milan particularmente propicio para recortar la distancia respecto a la Champions, la Roma tropezó. No solo pinchó, sino que perdió ante un equipo modesto que pelea por la permenencia. La derrota llegó justo antes del parón, lo que dejó ese poso aún más amargo de quien no tiene un nuevo partido para redimirse hasta dentro de dos semanas. Los de Ranieri, pues, no logran alzar la cabeza. Llegó el técnico capitalino para cambiar la dinámica tras la mala racha de resultados (y el vaso colmó tras perder el derbi ante la Lazio y caer ante el Oporto en la Champions), pero el choque ante la SPAL frenó cualquier conato de reacción giallorossa. El calendario, además, entra en una fase particularmente delicada de la temporada: la Roma recibe al Nápoles y a la Fiorentina, viajará a Génova para visitar a la Sampdoria, luego recibirá al Udinese y finalmente le tocará visitar al Inter. No son rivales propicios para cambiar una dinámica negativa, ni peritas en dulce con las que ganar confianza antes de retos de mayor dificultad, y de hecho una mala serie de resultados incluso podrían comprometer su concurso en la próxima edición de la Europa League. Por ese motivo, pese a las dudas de De Rossi, Kolarov y Manolas, Ranieri necesita que su equipo gane y muestre una versión convincente en casa ante el segundo clasificado de la Serie A, demasiado alejado de la Juventus para soñar con el título y a mucha distancia de la Roma como para sufrir por su posición de acceso a la Champions. La fortaleza de la Roma en el Olímpico es un plus (ha ganado siete de sus últimos ocho partidos en casa), pero deberá mejorar las prestaciones de una defensa que ha encajado al menos un gol en once de los últimos doce compromisos oficiales. T.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Sin Lautaro, todavía no vuelve Icardi

Inter-Lazio (domingo, 20:30)

La ausencia de Icardi facilitó el impacto de Lautaro Martínez como una de las noticias más positivas del último tramo de temporada en el Inter de Milán. La controversia generada alrededor del capitán del equipo a raíz de las conversaciones para prolongar su contrato con el club nerazzurro que derivaron en la retirada del brazalete permitió a Lautaro Martínez gozar de más minutos y oportunidades. No las desaprovechó. Ahora, sin embargo, el ex de Racing ha regresado del parón de selecciones con problemas musculares y se perderá el encuentro contra la Lazio, que coincide con el regreso de Icardi a los entrenamientos. Falto de ritmo de competición -no juega desde el 9 de febrero-, Icardi parecía convertirse en el principal aliciente de un choque relevante en la pelea por los puestos de Champions. El Inter se marchó al parón de selecciones con seis puntos de colchón respecto a la Roma (5ª) y a ocho de distancia de la Lazio, que apura sus opciones de meterse en la pelea por la cuarta posición. Si no gana, seguramente el tren de la Champions pase de largo para el conjunto celeste. Y con una victoria, el Inter terminaría de reconducir su situación e incluso podría sacar partido del duelo directo entre Nápoles y Roma en la capital transalpina. Este domingo, además, se cumplirán dos meses exactos del último gol de Mauro Icardi: se lo anotó a la Lazio, en la Coppa, el pasado 31 de enero. El argentino, no obstante, todavía no ha entrado en la convocatoria facilidada el sábado por la tarde. Sin demasiadas alternativas para sustituir a los internacionales con la Albiceleste, Keita Baldé apunta a delantero centro titular. T.M.

Inter Milan Head Coach Luciano Spalletti during the UEFA Champions League match at Wembley Stadium, London Picture by Martyn Haworth/Focus Images Ltd 07463250714 28/11/2018
Luciano Spalletti recupera a Icardi para el duelo contra la Lazio. Foto: Focus Images Ltd.

Cruce duro para el Dortmund antes de la visita a Múnich

Borussia Dortmund-Wolfsburgo (sábado, 15:30)

El Borussia Dortmund recibe al Wolfsburg con la vista puesta en el choque frente al Bayern de la próxima semana que será crucial en el devenir del campeonato alemán. Con ambos colosos empatados a 60 puntos en la cima de la clasificación, ganar y sacar buenas sensaciones es vital para los de Lucien Favre, cuya temporada depende ya exclusivamente de la Bundesliga. Para ello contará con los regresos de Alcácer y Witsel, así como con un Jadon Sancho entonado. El extremo inglés selló su primer partido oficial como titular con Inglaterra con una asistencia de gol, su especialidad esta temporada. Con las tres que ha realizado en las últimas cuatro jornadas suma ya 12 en Bundesliga, dato que sólo iguala Messi en las grandes ligas europeas. Sus rivales este sábado, por su parte, necesitan sumar para no descolgarse de la apretada lucha por Europa. La barrera de entrada la marca el Leverkusen, empatado a puntos precisamente con el Wolfsburg, y por detrás de ellos asoman también Werder Bremen y Hoffenheim. Los de Bruno Labaddia consiguieron reponerse a la dura goleada encajada en el Allianz Arena (6-0) que puso al Bayern en el liderato, y lograron endosarle un 5-2 al Düsseldorf gracias a un Weghorst estelar. El punta holandés participó en los cinco goles de su equipo, anotando el primer hat-trick de su carrera, y ya suma 12 tantos esta temporada. Los precedentes no son muy alentadores para los visitantes, que llevan desde 2012 sin ganar en el Signal Iduna Park, plaza en la que aún no ha ganado nadie en lo que va de Bundesliga. E.M.

Una final entre modestos

Estrasburgo-Guingamp (sábado, 21:05)

Estrasburgo y Guingamp compartieron penas en la tercera división francesa en la temporada 2010-11, peldaño demasiado menor para dos clubes acostumbrados a competir ante rivales de mayor entidad. Al término de esa campaña, el Estrasburgo entró en liquidación y tuvo que voler a empezar desde cero, en el quinto peldaño del balompié galo. El Guingamp, por su parte, subió y dio el pistoletazo de salida a una de las mejores épocas de su historia: acabó ascendiendo a la Ligue 1 en 2013 y en 2014 alzó su segunda Coupe de France. Como ocurrió en 2008, le ganó la final al Rennes, el equipo bretón de mayores dimensiones. Ahora ambos juegan en la Ligue 1 se disputan el primer título de la primavera en Francia. Estrasburgo y Guingamp optan a ganar un título especial en su palmarés. El conjunto alsaciano puede ganar su primer trofeo desde su descenso a las catacumbas del fútbol galo (alzó una liga en los 70, tiene tres Coupe de France y otras tres Copas de la Liga, la última de 2005) mientras los bretones pueden ampliar su palmarés con su primera Copa de la Liga. Además, también se encuentra en juego un billete a la próxima edición de la Europa League para dos equipos poco acostumbrados al fútbol continental. El Estrasburgo ocupa la zona media de la tabla y no juega en Europa desde 2006 y el Guingamp actualmente pelea por mantener la categoría. T.M.

La última oportunidad del Ajax para agarrarse a la lucha por el título

Ajax-PSV (domingo, 16:45)

Tras el inoportuno tropiezo en la visita al AZ Alkmaar en la jornada previa al parón internacional, el Ajax afronta el duelo directo ante el PSV Eindhoven a cinco puntos del liderato. El conjunto de Erik ten Hag vive una temporada histórica, en la que ha alcanzado los cuartos de final de la Champions tras eliminar al Real Madrid, pero sufre para mantener el ritmo que impone el PSV, que solo ha perdido un partido de la Eredivisie. La regularidad del cuadro de Mark van Bommel, que solo ha caído en la visita al Feyenoord y que ha salvado varios encuentros sobre la bocina, está obligando al Ajax ha ganar cada fin de semana si quiere reconquistar un título que no alza desde 2014. Paradójicamente, pese a contar con una generación de futbolistas jóvenes prodigiosa que ha levantado el ánimo de la selección y ha roto una barrera de más de una década sin pasar ronda en la Champions, la mayor parte de la plantilla del Ajax nunca ha ganado la liga. El duelo ante el PSV, pues, es su última oportunidad para presionar a los de Eindhoven hasta la última jornada. Si el PSV puntúa y deja al Ajax a cinco o incluso ocho unidades de distancia a falta de siete jornadas, las opciones de remontada en los últimos meses de competición serán ínfimos. El precedente de la primera vuelta sonríe a los de Van Bommel, que crujieron a base de contragolpes a un Ajax demasiado vulnerable en la transición defensiva. El choque estilístico y la pléyade de jóvenes valores (el último, el talentoso mediapunta de 17 años Mo Ihattaren) son otros alicientes del duelo más importante de lo que resta de temporada en la Eredivisie. T.M.

Ihattaren.
Acaba de cumplir 17 años, pero Ihattaren empieza a asomar la cabeza en el primer equipo del PSV Eindhoven e incluso ha jugado algún partido de liga como titular. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Duelo norteño que puede repescar al Braga

Sporting Braga-Oporto (sábado, 16:30)

Parecía descartado de la pelea por el título, pero sus tres victorias consecutivas y los tropiezos del Benfica y el Oporto han devuelto al Braga a la ilusión de poder competir por la liga. Lo tiene sumamente difícil, ya que se encuentra a cinco puntos de ambos, pero ya no es una utopía y además recibe en esta jornada a uno de los dos equipos que tiene por encima. Será, de hecho, el primero de los dos duelos entre ambos conjuntos norteños en el mismo escenario en cuatro días: el martes se volverán a ver las caras en la vuelta de una semifinal copera que los dragones tienen muy bien encarada tras el 3-0 de la ida. Para tener alguna opción de derrotar a un campeón que se siente fuerte tras asegurar su presencia en los cuartos de final de la Champions, el Braga deberá recuperar el olfato goleador de un Dyego Sousa que viene de debutar con la selección portuguesa. El atacante de origen brasileño ha anotado catorce goles en la presente liga, pero el último se remonta al 10 de febrero. Haris Seferovic le ha adelantado en la tabla de máximos realizadores y Bas Dost le ha alcanzado. El Oporto se ha dejado tres empates en sus seis últimos desplazamientos, pero no pierde fuera de casa desde el 7 de octubre (en Da Luz ante el Benfica). A.T.

El Genk inicia el asalto al título 8 años después

Genk-Anderlecht (sábado, 20:30)

La primera jornada del playoff de la liga belga abre por todo lo alto con un Genk-Anderlecht, un duelo entre un renovado aspirante al campeonato contra un grande en horas bajas. El sistema de competición premia la regularidad esta temporada del Genk, que partirá con ventaja para asaltar el trofeo: al empezar el playoff por el título, los seis primeros equipos de la liga, los únicos participantes, ven reducidos sus puntos a la mitad y comienzan una liguilla con ida y vuelta. El Genk lleva sin hacerse con la liga desde la 2010-11, temporada en la que contaba con Thibaut Courtois y Kevin De Bruyne entre otros en sus filas. Este curso, el proyecto de Philippe Clement se asienta en figuras como Trossard o Samatta, que lleva 20 goles en 28 encuentros, pero ambos llegan tocados de sus compromisos con las selecciones y podrían no ser de la partida. El Anderlecht afronta el playoff como una tabla de salvación en un año convulso. Por segunda temporada consecutiva, los bruselenses han tenido tres entenadores en el banquillo, síntoma de que las cosas no acaban de arrancar. La llegada de Fred Rutten como técnico y el fichaje de Yannick Bolasie contribuyeron a calmar las aguas en invierno y afianzar un puesto de playoff que se llegó a poner en riesgo. Las turbulencias deportivas del club más laureado de Bélgica llegan a la directiva, desde la que lejos de apaciguar los fuegos se habla de que esta es la peor temporada en 75 años y que la continuidad de Rutten no está confirmada hasta que no asegure el acceso a Europa con buen fútbol y un tercer puesto como mínimo. Para ello, deberán comenzar por sumar en Genk y contar con día inspirado por parte Santini, Kums, Bolasie y compañía. E.M.

Foto de portada: Focus Images Ltd. Textos de Axel Torres (A.T.), Enrique Montesano (E.M.) y Tomàs Martínez (T.M.).

Related posts

Deja un comentario

*