10 alicientes a seguir este fin de semana

klopp-manteo-editado

Un título pendiente en el palmarés del Liverpool

Liverpool-Flamengo (sábado, 18:30)

Pudo ganar el Mundial de Clubes en 2005, pero perdió la final contra Sao Paulo y se le escapó la oportunidad de añadir un título extra a sus vitrinas. El Liverpool afronta la final del Mundial de Clubes con el aliciente de mantener la hegemonía del fútbol europeo en la competición y sumar un título que todavía no posee. Ni siquiera en su antigua versión, menos amplia, de la Copa Intercontinental. En 1976 fue el Borussia Mönchengladbach quien participó en el lugar del Liverpool y en 1978 no se celebró la final contra Boca Juniors, por lo que el Liverpool no pudo optar a un título al que sí aspiró en 1981 y 1984. En la primera de estas dos finales perdió por 3-0 precisamente ante Flamengo, mientras tres años después perdió ante Independiente de Avellaneda. Los de Klopp ya sufrieron para doblegar a Monterrey en una semifinal marcada por las rotaciones y las bajas -la inclinó Firmino en el descuento- y ahora su último obstáculo será de nuevo Flamengo. El cuadro rubronegro remontó ante Al-Hilal para mantener viva la ilusión de la hinchada brasileña, que rememora el enfrentamiento de hace 38 años con la esperanza de volver a derrotar al Liverpool. Gabigol y Bruno Henrique son la principal amenaza de Flamengo, pues siguen inspiradísimos en el área contraria, aunque a los de Jorge Jesus les costó conservar el orden defensivo en los tramos en los que el campeón de la Champions asiática les arrebató la posesión de balón. T.M.

Naby Keita of Liverpool celebrates scoring their first goal with team mates during the UEFA Champions League match at Red Bull Arena, Salzburg Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 10/12/2019 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-ADE-191210-5014.jpg
Naby Keita marcó el primer gol de la semifinal del Mundial de Clubes. Foto: Focus Images Ltd.

El debut de Arteta

Everton-Arsenal (sábado, 13:30)

A sus 37 años, Mikel Arteta regresa al Arsenal, club en el que jugó desde 2011 hasta 2016, ahora para ejercer de entrenador. Ya había sido entrevistado para el puesto cuando el Arsenal buscaba al sucesor de Arsène Wenger, pero finalmente Unai Emery fue el candidato escogido. Hace menos de un mes, Emery fue despedido y tras cierta dilación -un período de cinco partidos en los que hasta el técnico interino Freddie Ljungberg acabó pidiéndole al club que tomara una decisión- Arteta finalmente ha sido presentado como técnico del Arsenal. Justo a tiempo para iniciar su etapa en el encuentro con el que arrancará esta jornada de Premier: un duelo ante el Everton en Goodison Park. Arteta, evidentemente, todavía no ha tenido tiempo para trabajar nada e incluso todavía no se sentará en el bamquillo, pero su llegada ya trae cierto optimismo en una hinchada tan exigente como la del Arsenal. Puede resultar imprudente usar las redes sociales como barómetro, pero el viernes por la tarde en Reino Unido uno de los hashtags más usados era el irónico #ArtetaOut, que bromea con cómo un sector de la afición del Arsenal fue muy vocal a la hora de pedir la marcha tanto de Wenger como de Emery. Que Arteta ya haya lucido los colores del club lo posicionan en un punto de partida más favorable al de Emery. Eso sí, estará tan sujeto a los resultados como cualquier otro. Todavía no tiene experiencia como primer entrenador, pero viene de haber sido asistente de Pep Guardiola en el Manchester City, que no es poco. “Tengo tanto respeto por este club que si no me sintiese preparado, no estaría sentado aquí”, dijo en su presentación. El Arsenal visitará a un Everton que también está a punto de suplir a su antiguo entrenador, Marco Silva. Parece que la llegada de Carlo Ancelotti es inminente. Mientras tanto, volverá a sentarse en el banquillo el técnico interino Duncan Ferguson, con el que en liga han logrado un triunfo ante el Chelsea y un empate frente al Manchester United. M.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El primer gran reto del Leicester en el período navideño

Manchester City-Leicester City (sábado, 18:30)

El Leicester City ha llegado a diciembre como segundo clasificado. La temporada del equipo de Brendan Rodgers está siendo cuanto menos meritoria. Pero más allá de sus propios aciertos, han contando con una ventaja con respecto a sus rivales por los puestos Champions (nadie lo diría antes de que arrancara la temporada, pero ahora el Leicester puede soñar con terminar entre los cuatro primeros): no disputan competiciones europeas. Ahora llega el frenético ritmo navideño, con dos jornadas cada semana, para igualar condiciones. Si lo superan con la firmeza con la que han competido hasta ahora, podrán seguir soñando a lo grande. El primer gran reto es nada más y nada menos que una visita al vigente campeón, el Manchester City, y unos días más tarde les tocará medirse al Liverpool, líder incontestable. Los foxes vienen de haberse dejado puntos al empatar contra el Norwich en la pasada jornada, un resultado con el que pusieron fin a una impresionante racha de ocho triunfos consecutivos en Premier. Entre semana empataron a dos frente al Everton en la Copa de la Liga, pero ganaron en los penaltis. El Manchester City, que es tercero a cuatro puntos del Leicester, afronta la cita después de haber derrotado al Arsenal por 0-3 en el norte de Londres con una exhibición de Kevin De Bruyne. En su respectiva eliminatoria de Copa de la Liga vencieron al Oxford City por 1-3. Sergio Agüero, que llevaba casi un mes fuera por una lesión muscular, podría regresar para este encuentro. También es duda John Stones, mientras que David Silva no llega a tiempo. M.M.

Un derbi londinense con interés añadido

Tottenham-Chelsea (domingo, 17:30)

Estos dos equipos londinenses comparten una ferviente rivalidad. Es un desprecio mutuo, pero se podría decir que quizás se viva de forma más intensa por parte del Chelsea, pues el Tottenham ya tiene bastante con su vecino en el norte de la ciudad, el Arsenal. Los Tottenham-Chelsea siempre son interesantes. Y con ambos equipos persiguiendo los mismos objetivos, la magnitud del duelo crece. Es el caso en esta jornada: el Chelsea es cuarto con 29 puntos y el Tottenham quinto con tres menos. Por si fuese poco, en el banquillo del Tottenham se sienta José Mourinho, un entrenador que cuando dirigía el Chelsea dijo que nunca se iría a los spurs. “Eso fue antes de que me despidieran”, aclaró entre risas cuando se le recordaron esas declaraciones en su primera rueda de prensa como entrenador del Tottenham. Parecía complicado cuando Mourinho relevó a Mauricio Pochettino que el conjunto de White Hart Lane pudiese pelear por meterse entre los cuatro primeros. Pero el Tottenham ha obtenido buenos resultados con el técnico portugués y ahora tienen los puestos Champions a tiro de piedra. Al estar eliminados, ninguno tuvo compromisos de Copa de la Liga entre semana. El Tottenham viene de rescatar una victoria en su visita al Wolverhampton con un gol en el descuento de Jan Vertonghen. Los ánimos están más bajos en el Chelsea. Los hombres de Frank Lampard tendrán que levantar cabeza ante uno de sus principales rivales después de tres derrotas en sus últimos cuatro partidos de liga, la última por 0-1 ante el Bournemouth. M.M.

José Mourinho se enfrenta a su ex-equipo. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.
José Mourinho se enfrenta a su ex-equipo. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

Thiago Motta regresa al Meazza con el puesto en juego

Inter-Genoa (sábado, 18:00)

El “efecto Thiago Motta” duró poco en Génova. Concretamente, un partido. En su primer encuentro al frente del Genoa, Motta logró la victoria, pero no ha vuelto a ver los tres puntos desde entonces. Siete jornadas después y con el equipo a cuatro puntos de la salvación, la paciencia empieza a agotarse. Según el diario Tuttosport, Enrico Preziosi, presidente del club genovés, estaría dispuesto a cesar al exmediocentro y buscar su tercer entrenador para lo que va de curso. Y este fin de semana, Motta no lo tendrá nada fácil, pues volverá a la que fue su casa para medirse ante el Inter. Además, se trata de un estadio que se le da especialmente mal al Genoa, pues solo ha ganado una vez en las últimas 32 visitas que ha hecho al Inter. Los neroazurri llegan líderes al encuentro, si bien es cierto también que no han sido capaces de ganar en sus últimos tres partidos. Entre ellos se incluye la derrota en casa frente al Barcelona que les relegó a la Europa League y que puede haber dejado algo tocado al equipo en lo anímico. Además, para recibir al Genoa, Antonio Conte no podrá contar con Brozovic ni Lautaro Martínez, pues ambos están sancionados. En lugar del punta argentino se espera que entre Sebastiano Esposito, en la que sería su primera titularidad con el club interista a sus 17 años. E.M.

Artículo relacionado: Así juega Sebastiano Esposito

La Supercoppa italiana, en diciembre en Arabia Saudí

Juventus-Lazio (domingo, 17:45)

No es la primera vez que se disputa en el extranjero ni tampoco la primera vez que se celebra a estas alturas de temporada, cerca del ecuador de la Serie A. Juventus y Lazio se miden este domingo en la Supercoppa italiana cuando todavía está fresco el enfrentamiento en el que el cuadro celeste derrotó a la Vecchia Signora en la liga. De hecho, la Lazio es el único equipo que ha sido capaz de doblegar a la Juventus en partido oficial, por lo que saben cómo hacer daño a los pupilos de Sarri, que afrontarán el choque con sed de venganza. Immobile, autor de 17 goles en la liga, y Luis Alberto (11 asistencias) están de dulce en una Lazio que anda inspirada en el último tercio también cuando debe atacar con más paciencia ante rivales replegados atrás. No obstante, el líder de la Serie A también presume del buen estado de forma de Cristiano Ronaldo. El delantero portugués ha exhibido toda su contundencia de cara a portería en las últimas semanas y ya enlaza cinco encuentros seguidos perforando las metas rivales. En los dos últimos partidos, además, Maurizo Sarri ha apostado por juntar a Dybala, Higuaín y Cristiano Ronaldo en el once inicial, un tridente al que podría dar continuidad en la Supercoppa transalpina. T.M.

Paulo Dybala of Juventus during the UEFA Champions League match at Juventus Stadium, Turin Picture by Antonio Polia/Focus Images Ltd +393473147935 07/11/2018
Paulo Dybala está jugando a un gran nivel últimamente. Foto: Focus Images Ltd.

El mejor momento para enfrentarse al Bayern

Wolfsburgo-Bayern (sábado, 15:30)

Una plaga de lesiones asola al vigente campeón de la Bundesliga. Además de que le está costando ganar partidos con asiduidad y se encuentra a cuatro puntos de la cabeza de la clasificación, el Bayern arrastra lesiones que merman su techo. Algunas ausencias de larga duración han descompuesto la defensa, que echa de menos a futbolistas como Niklas Süle o Lucas Hernandez. A la lista de bajas hay que sumar a Coman, Cuisance, Arp, Tolisso, Goretzka y a Lewandowski, que sufre una lesión en la ingle. Thiago, sancionado, es otro futbolista que no podrá comparecer en el último partido de 2019 ante el Wolfsburgo y el estado de David Alaba es dudoso tras recibir un golpe ante el Friburgo. Hansi Flick reconoció que el Bayern solo cuenta con 11 futbolistas de campo del primer equipo a los que añade el refuerzo de otros cinco jóvenes del filial para completar la convocatoria. Este es el panorama que se encuentra el Wolfsburgo en su visita a Múnich, quizás el más propicio para intentar sumar algún punto en Baviera. El Wolfsubrgo ha desplegado un fútbol irregular a lo largo de la primera vuelta del campeonato: primero se convirtió en un rival muy duro de batir, pero luego su seguridad defensiva se esfumó. Ahora ha encadenado algunos resultados de mérito, como un triunfo ante el Borussia Mönchengladbach o un empate ante el Schalke, en un par de encuentros en los que Glasner ha modificado su esquema más habitual coincidiendo también con el regreso de Xaver Schlager, que se ha perdido gran parte de la primera mitad de curso por lesión. T.M.

Artículo relacionado: Marco Rose despertó al Gladbach

Duelo de emergencias en Butarque

Leganés-Espanyol (domingo, 12:00)

Este domingo se cruzan los dos últimos clasificados de LaLiga en un enfrentamiento que ambos esperan que sirva de impulso para salir de la zona de descenso. Tanto Espanyol como Leganés suman 10 puntos y apenas han anotado 12 goles en las 17 jornadas disputadas, lo que les convierte en los equipos menos goleadores del campeonato. El Espanyol, además, es el equipo que más ha encajado (32 dianas en contra). A pesar de las dificultades para superar al Andorra en la eliminatoria copera del pasado martes, el Leganés ha mejorado sus prestaciones desde la llegada de Javier Aguirre. Con el mexicano al mando, el conjunto pepinero ha mejorado su competitividad, no ha perdido ningún partido por más de un gol y ha sumado 4 de los últimos 6 puntos en disputa. Es una dinámica más positiva que la del Espanyol, que va camino de terminar la primera vuelta sin ganar en casa y apenas ha conseguido 2 de los últimos 21 puntos en la competición de la regularidad. Una derrota castigaría a cualquiera de los dos contendientes y hurgaría aún más en su herida, aunque un empate tampoco serviría de demasiado y les podría alejar aún más de la permanencia, actualmente situada a cinco puntos de distancia. T.M.

El Lille le pone la soga al cuello a Jardim

Mónaco-Lille (sábado, 20:45)

Mónaco y Lille se volverán a ver las caras por segunda vez esta semana después del duelo de Copa de la Liga de este martes. En ese partido, el Lille venció con rotundidad a los del Principado (0-3) y les eliminó de la Copa en octavos. A pesar de la poca afluencia de público en un estadio ya de por sí poco animado, los cánticos pidiendo la dimisión de Jardim como técnico del Mónaco se hicieron oír. El técnico portugués sigue sin dar con la tecla en esta segunda etapa al frente del club monegasco, que está dentro del pelotón de media tabla que va desde el 6º al 14º sólo separado por tres puntos. “No necesito que todas las semanas me reafirmen en el puesto. El presidente me pidió volver y ahora estamos construyendo un nuevo equipo. Prefiero que las críticas vayan a mí y no a los jugadores”, declaró Jardim. El Lille, por su parte, está empezando a coger forma en este tramo de la temporada. A pesar de la eliminación en Champions, los de Galtier se han encaramado al tercer puesto en liga, sumando cuatro victorias seguidas con resultados ajustados pero demostrando solidez. Renato Sanches está empezando a dejar trazas de su mejor nivel cuando ya pocos le esperaban, e Ikoné y Loic Remy también se están enganchando a la dinámica del equipo. El que sigue yendo a más es Osimhen, estrella indiscutible, que marcó gol el martes en Mónaco pero tuvo que retirarse con molestias, por lo que podría descansar este fin de semana. Aun así, se le realizaron pruebas por unas posibles anomalías cardíacas que se descartaron al momento, por lo que se le espera pronto de vuelta. E.M.

Artículo relacionado: El Mónaco ya es de Ben Yedder y Slimani

Monaco coach Leonardo Jardim talks during a press conference at Stade Louis II, Monaco ahead of their UEFA Champions League last 16 second leg match against Arsenal. Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 16/03/2015
Leonardo Jardim está otra vez en la cuerda floja. Foto: Focus Images Ltd.

Un derbi para no descolgarse de la lucha por el título.

Fenerbahçe-Besiktas (domingo, 17:00)

La liga turca avanza y parece que los equipos grandes empiezan a tomar posiciones, pero sin llegar del todo a asaltar el liderato del Sivasspor. Fenerbahçe y Besiktas se enfrentan en un derbi en un momento extraño. Cuando ambos parecían estar cogiendo un buen ritmo de puntuación, se han cortado un poco las alas. El Fenerbahçe cayó derrotado precisamente ante el Sivasspor, lo que ha hecho aún más líderes a los de Sivas (seis puntos con respecto al segundo) y han dejado en un triste quinto puesto a los de azul y amarillo. El Besiktas, por su parte, había encadenado seis victorias seguidas y parecía estar afianzándose como serio candidato al título, pero en la última semana ha perdido los tres compromisos que ha jugado. Eso sí, dos de esas derrotas fueron intrascendentes, pues en Europa League ya estaban eliminados y en Copa pasaron aun así, pero no dejan de ser malas señales y malas sensaciones ahora que llega el momento clave de la temporada. Ambos equipos tendrán mucho que demostrar, y el Besiktas querrá conquistar por primera vez en los últimos cinco años el estadio del Fenerbahçe. Los locales contarán con una baja bastante sensible como es la de Max Kruse, máximo asistente del equipo con 6 pases decisivos en lo que va de campaña. E.M.

Textos de Miguel Mosquera (M.M.), Enrique Montesano (E.M.), y Tomàs Martínez (T.M.). Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

Deja un comentario

*