5 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd.  07904 640267.1/10/11.General views of Old Trafford before the Barclays Premier League match at Old Trafford Stadium, Manchester.

El Lille es el único que sigue dependiendo de sí mismo

PSG – Lens (sábado, 17:00) y Lille – Niza (sábado, 21:00)

El liderato en la Ligue 1 está que arde. Lille, PSG y Mónaco están en un margen de apenas dos puntos de diferencia entre el primero y el tercero a solo cuatro jornadas para acabar el campeonato. El PSG, que será el primero en jugar esta jornada, recibe en el Parque de los Príncipes a una de las grandes revelaciones de la temporada, el RC Lens, recién ascendido, que pelea en estos momentos por los puestos europeos en la liga francesa. El cuadro de Mauricio Pochettino llega de caer en la Champions ante el Manchester City, y antes de afrontar el partido de vuelta debe superar un examen muy exigente ante una de las grandes sorpresas de la competición: el equipo entrenado por Franck Haise. El cuadro parisino no podrá contar para este fin de semana con Kylian Mbappé, que sufre una contractura en el gemelo de su pierna derecha, y tal y como ha confirmado Mauricio Pochettino en la rueda de prensa previa a este encuentro todo el equipo se encuentra con los dedos cruzados para que la lesión sea lo menos grave posible y el francés pueda llegar a tiempo para el encuentro del próximo martes. El PSG, como decimos, recibe al RC Lens este sábado, y el LOSC Lille recibe también en su estadio a un Niza que pelea en estos momentos en la zona tranquila de la clasificación. El cuadro de Christophe Galtier consiguió superar un examen dificilísimo el pasado fin de semana derrotado al Olympique de Lyon a domicilio, gracias a un doblete de Burak Yilmaz, pero el margen de error es inexistente en estos momentos. Cualquier pinchazo de aquí al final podría privarle del primer puesto, teniendo en cuenta que PSG y AS Mónaco se encuentran uno y dos puntos por debajo, respectivamente, con lo cual este Lille debe proteger su ventaja en estas cuatro jornadas: depende de sí mismo para ser campeón. A.B.

La mayor rivalidad del fútbol inglés ofrece un nuevo capítulo

Manchester United – Liverpool (domingo, 17:30)

Tras golear por 6-2 a la Roma en la ida de las semifinales de la Europa League, el Manchester United quiere retrasar una semana el alirón del Manchester City, que sería campeón de la Premier si vence al Crystal Palace y el Liverpool doblega al United. Por su lado, los de Jürgen Klopp afrontan el partido con la necesidad imperiosa de ganar para presionar al Chelsea y al West Ham en la pelea por la cuarta plaza, objetivo mínimo que se marcan en la entidad red tras la caída en picado desde el mes de enero. A los de Klopp les cuesta horrores ganar en Anfield, pero fuera de casa sí están siendo capaces de sacar adelante los partidos, habiendo ganado tres de los últimos cuatro encuentros que han jugado en Premier lejos de Anfield. El United, solvente y matador, llega en un punto de inspiración mayor, sabiendo que el equipo es sólido gracias al buen trabajo de la defensa, que el medio campo es fuerte gracias a la gran compenetración entre Fred y McTominay y que, arriba, con Bruno Fernandes, cualquier cosa es posible, independientemente de quién le acompañe. En los últimos partidos, Cavani está produciendo muchos goles (ha marcado cinco y ha dado dos asistencias en los últimos cinco encuentros) y eso ha provocado que se esté hablando muy seriamente de retenerle en el Manchester United, con quien solamente firmó por un año el pasado verano. En tal caso, se frustraría la gran aspiración de Boca Juniors, que anda loco por fichar al delantero charrúa. El buen funcionamiento de este United, que presumiblemente terminará subcampeón de la Premier y es el gran favorito a ganar la Europa League, contrasta con la poca fiabilidad del Liverpool, un equipo mentalmente agotado que últimamente es un tiro al aire en cuanto al rendimiento defensivo, algo bloqueado en la creación y con una delantera en un punto de inspiración y de frescura mucho más bajo que en temporadas anteriores. Las estadísticas en sus visitas a Old Trafford no transmiten demasiada confianza: el equipo red lleva ocho partidos sin ganar al United como visitante. Llegan los de Solskjær sin nuevos percances, siendo Anthony Martial y Phil Jones los únicos futbolistas que se van a perder este compromiso. Como se ha visto últimamente, Dean Henderson debería defender la meta de los red devils al tratarse de partido de Premier, torneo en que el ex del Sheffield United le ha comido la tostada a David de Gea. Por su parte, el Liverpool cuenta con la ausencia de Nat Phillips, que sigue afectado por una lesión de isquios, y mantiene a Henderson y Origi en la lista de bajas. J.N.

Lukas Nmecha está siendo uno de los grandes nombres de la temporada en Bélgica. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
Lukas Nmecha está siendo uno de los grandes nombres de la temporada. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Las peculiaridades del formato belga

Brujas – Anderlecht (domingo, 18:30)

Brujas, Genk, Antwerp y Anderlecht pelean en estos momentos por el título de Liga de fútbol belga. Estos cuatro equipos lucharán entre sí por convertirse en el nuevo campeón de Bélgica, aunque el Brujas parte con una ventaja considerable sobre el resto. Una vez concluida la temporada regular, es decir, una vez los equipos han disputado las 34 jornadas correspondientes (esta temporada, debido a la pandemia, hubo dos equipos ascendidos, pero ningún club perdió la categoría; con lo cual, en la Jupiler Pro Legue son 18 equipos en lugar de los 16 habituales), los cuatro primeros equipos están peleando directamente por el campeonato, mientras que los cuatro siguientes (del puesto quinto al octavo) luchan por la última plaza que da acceso a la UEFA Conference League. Sea como fuere, este fin de semana se enfrenten Brujas y Anderlecht. Primero y cuarto clasificado en este pequeño torneo para definir al campeón de Liga, así como los equipos que obtendrán plaza para disputar alguna competición europea la temporada que viene. Una vez completada la fase regular, como decíamos, la Jupiler Pro League reduce a la mitad el número de puntos de cada equipo, y después de realizar esa división estos equipos, repartidos en distintos grupos (Grupo de Campeonato, Conference League Group y grupo de Descenso), se enfrentan en duelos directos por definir los objetivos. El duelo de este fin de semana entre el Brujas y el Anderlecht llega en una semana enrarecida para los primeros, que además ejercerán como locales en este primer enfrentamiento, puesto que Philippe Clement sigue sin confirmar qué hará con su futuro. El técnico del Brujas, líder en solitario en estos momentos en la tabla que pelea por el título de Liga, le está dando largas a la entidad para responder a la oferta de renovación [el contrato finaliza en 2022], consciente de que este verano tendrá ofertas seguramente mucho más ambiciosas de ligas del primer nivel europeo, y eso, según los diarios locales, ha provocado que el Brujas, pese a la (gran) ventaja de siete puntos que mantiene con el segundo (Genk), afronte este tramo tan crucial de la temporada con una sensación extraña. Clement, al parecer, es el primero que quiere centrarse en estos partidos para acabar certificando el título de Liga, pero la directiva del Brujas sospecha que puede ser la última si este verano, finalmente, se le presenta la posibilidad de cambiar de aires. A.B.

Una gran oportunidad para levantar cabeza

Valencia CF – FC Barcelona (domingo, 21:00)

Tras la inesperada y dolorosa derrota del jueves ante el Granada, aún muy fresca en la memoria, el Barça no tiene tiempo de lamentos: el domingo visita Mestalla, uno de esos estadios que siempre son incómodos independientemente del estado de forma del equipo local, un Valencia que está viviendo una temporada triste. A pesar de ser un curso desagradable, el equipo ché ha sido capaz de sacar buenos resultados en partidos importantes, pues goleó al Real Madrid en Mestalla, empató ante el propio Barça en el Camp Nou y ha ganado los dos derbis valencianos ante Levante y Villarreal en casa. El Valencia está seis puntos por encima del descenso y ganar le dejaría muy cerca de la salvación definitiva, mientras que si cae ante el Barça (que el año pasado perdió en Mestalla tras 14 visitas seguidas invicto) podría ponerse en riesgo, a la vez que los de Koeman mantendrían la presión sobre el Madrid y el Atlético. Tras hacer rotaciones ante el Granada, dando descanso a Pedri, Dest o Lenglet para las entradas de Ilaix, Sergi Roberto y Umtiti, Koeman podría volver al once de las jornadas anteriores. Además del cansancio de algunas piezas, para el Barça está siendo preocupante la dificultad para crear oportunidades de gol en las segundas partes de los últimos encuentros, a la vista de su escasa generación entre los minutos 45 y 90 en los duelos ante Getafe, Villarreal y Granada. El equipo, además, viene de un partido en que la defensa también dejó borrones considerables, con los tres centrales cometiendo errores que acercaron al gol al conjunto nazarí. La parte buena es que se está viendo a un Busquets esplendoroso, al nivel de las mejores épocas, aprovechando que tiene un mayor respaldo detrás, habida cuenta del sistema con tres centrales que está empleando Koeman. Su partido ante el Granada evidenció esta tendencia positiva de un hombre al que muchos ya daban por acabado. Su conexión con Messi siempre ha estado ahí, pero en estos partidos ha brillado todavía más. El Barça tiene argumentos de sobra para conseguir los puntos que necesita para ganar la Liga, pero conociendo con qué planteamientos ha sido capaz Javi Gracia de hacerle daño a los grandes del fútbol español, no sería de extrañar que el Valencia plantease un partido similar al del Granada: equipo muy replegado, líneas muy juntas y congestión del carril central, además de solidaridad por parte de todas las piezas y búsqueda de la velocidad al contragolpe. Habrá que ver si esta fórmula es útil para que el Valencia obtenga su segunda victoria consecutiva en Mestalla ante el Barça y rompa su racha de cinco partidos ligueros sin vencer. Ronald Koeman, tras su expulsión ante el Granada, no podrá sentarse en el banquillo de Mestalla, al que regresa por primera vez tras 13 años. Ya se sabe: en esa casa dejó muchos más detractores que admiradores. J.N.

Niko Kovac está haciendo una gran temporada al frente del AS Mónaco. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Niko Kovac está haciendo una gran temporada al frente del AS Mónaco. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

El Mónaco de Kovac sigue dando mucha guerra

AS Mónaco – Olympique de Lyon (domingo, 21:00)

El AS Mónaco de Niko Kovac se ha metido de lleno en la pelea por el título de Liga en Francia. El cuadro monegasco persigue muy de cerca a Lille (líder) y PSG (segundo) en la clasificación general, a solo dos puntos del primero y a uno del segundo, y este fin de semana tiene la oportunidad de abrir una brecha aún más profunda sobre el resto de competidores. El Mónaco recibe en su estadio al Olympique de Lyon de Rudi García, que seguramente la semana pasada dijo adiós a sus remotas posibilidades de alcanzar el título tras perder ante el Lille en casa, y lo hace inmerso en una racha espectacular de resultados: el equipo de Kovac no pierde en Liga después del pasado 3 de marzo, cuando cayó lejos de su estadio ante el Estrasburgo, y desde entonces acumula una racha de ocho triunfos y un único empate en sus últimos nueve partidos (entre todas las competiciones). Sin embargo, el Mónaco ha sufrido en las últimas semanas un brote de Covid-19 en su vestuario y en estos momentos, hasta que las pruebas digan lo contrario, cuenta con seis futbolistas del primer equipo contagiados, y, por tanto, fuera de la dinámica del grupo. “Esto ocurre así, no puedes controlarlo cuando desde el club haces todo lo posible por evitarlo. No quiero encontrar excusas [acerca de este brote de Covid-19 que ha afectado a varios futbolistas del primer equipo. Tenemos un grupo que es capaz de ser muy competitivo ante un equipo como el Lyon. Todos los futbolistas que están disponibles para este encuentro harán todo lo posible por el equipo”, ha reconocido el propio Kovac en la rueda de prensa previa a este encuentro. El Olympique de Lyon, por su parte, situado con una desventaja de cuatro puntos en estos momentos con respecto al propio Mónaco, llega a esta jornada tras vencer solo dos de sus últimas cinco jornadas en la Ligue 1; sin embargo, todo hace indicar que de aquí a final de temporada será muy complicado que pueda perder la cuarta plaza que ocupa actualmente con los 11 puntos de ventaja que mantiene sobre el quinto, la gran revelación, el Lens. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*