5 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

Marco Reus of Borussia Dortmund during the UEFA Champions League match at Signal Iduna Park, Dortmund
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
22/11/2016
*** UK & IRELAND ONLY ***
EXPA-EIB-161122-0060.jpg

Un Derbi con aroma de Clásico

Borussia Dortmund – Schalke 04 (sábado 15:30)

Algo más de dos meses han pasado tras el último compromiso del Borussia Dortmund en París. Aquella eliminación europea a manos del PSG supuso una decepción para una entidad que ahora y, tras el parón obligatorio, se centra en reanudar su actividad en la Bundesliga con el objetivo de pelearle el título al Bayern Múnich. Y la reentré del campeonato alemán no puede ser más estimulante: el derbi de la Cuenca del Ruhr. Los amarillos, que llegan a la cita con las ausencias de Axel Witsel, Emre Can y Dan Zagadou, cuentan con la dúpla Sancho-Haland. El joven inglés, cuya productividad antes de la pandemia alcanzaba los 14 goles y las 16 asistencias en Bundesliga, será una de las armas del equipo que dirige Lucien Favre. Por su parte, el delantero noruego, que salía a gol cada 57 minutos desde su aterrizaje en el Signal Iduna Park en invierno, quiere seguir ofreciendo alegrías a unos aficionados que tendrán que presenciar el Revierderby a través de la señal televisiva. Los visitantes encaran el choque con muchas ganas de reivindicarse contra el eterno rival después de enlazar una serie de malos resultados – 6 partidos consecutivos sin vencer – justo antes de la suspensión. David Wagner, técnico de los mineros, confirmó en la previa las bajas de Ozan Kabak, Omar Mascarell y Stambouli aunque confía en poder rascar en un escenario donde el Schalke 04 no sabe lo que es perder desde noviembre del 2015. Sextos en la clasificación, los azules se centran en esta recta final de campaña en poder lograr un billete directo para la próxima edición de la Europa League. R.F

 

Volver y reengancharse

RB Leipzig – Friburgo (sábado 15:30)

El RB Leipzig no puede permitirse un periodo de adaptación a la nueva realidad si quiere mantenerse vivo en la lucha por la Bundesliga. Una serie de pinchazos justo antes del parón, unidos al gran momento del Bayern, ha dejado al equipo de las bebidas energéticas a cinco puntos del coloso de Múnich. La pausa ha podido servir a los de Nagelsmann para “volver a empezar” el 2020 con otra energía: en lo que va de año, sólo habían ganado tres de sus ocho partidos de Bundesliga. No obstante, el último encuentro que disputaron fue la contundente victoria ante el Tottenham en Champions (3-0) que les clasificó a cuartos de final. La duda con el equipo del este de Alemania es si lograran mantener la efervescencia física que les caracteriza después de largas semanas de inactividad, y cómo esto puede afectar a su juego. “Sin público, los jugadores pueden centrarse completamente en el juego”, señala Nagelsmann, “y a los jugadores que no son tan ruidosos en el campo les ofrece otras oportunidades de desarrollar sus habilidades”. El joven técnico alemán hizo entrenar a sus jugadores en el estadio para que se acostumbraran a la atmósfera. En frente tendrán al Friburgo, que está cuajando una gran campaña y a tan sólo un punto de los puestos europeos. De lograr la clasificación a final de temporada, será la tercera en los últimos 10 años. Todas ellas con el mismo entrenador, Christian Streich, con el que el equipo ha descendido y ascendido también en ese periodo. Striech no se fía de que el físico afecte a sus rivales: “Siguen siendo el Leipzig. No podemos permitirnos ninguna pérdida de balón estúpida”. Streich recuperará a Christian Günter y Janik Haberer, que no habrían podido jugar si el partido hubiera sido en marzo. Nagelsman, por su parte, seguirá teniendo problemas en defensa como el resto de la temporada y no podrá contar aún con Willi Orban, Upamecano ni Ampadu, tampoco con Emil Forsberg en el medio. Sí que parece en forma Kampl, que podría ser titular. E.M.

 

El Leipzig quiere evitar descolgarse de la lucha por el título. Foto: Focus Images Ltd
El Leipzig de Nagelsmann quiere evitar descolgarse de la lucha por el título. Foto: Focus Images Ltd

Duelo en la cumbre

BATE Borisov – FC Slutsk  (sábado 18:00)

El BATE Borisov ya ha puesto la directa en la liga bielorrusa y va a ser difícil pararles. El Slutsk, que desde el bajón del Energetik era quien dominaba la competición, perdió precisamente ante el propio Energetik y dejó que el coloso de Borisov les empatara a puntos en el liderato la pasada jornada. Ahora mismo, sin embargo, el líder es el Torpedo Zhodino, que ya ha ganado su partido de esta jornada y aventaja a ambos contendientes por dos puntos. En el BATE, se está viendo la mejor versión de Igor Stasevich, que a sus 34 años sigue demostrando que está por encima del nivel de la división. Stasevich, que ha sido nombrado el mejor jugador de la liga en las dos últimas campañas, suma ya dos goles y cinco asistencias y ha sido clave en el resurgir del BATE. El equipo más laureado de Bielorrusia empezó la temporada con muchas dudas y dos derrotas en sus dos primeros encuentros, pero poco a poco ha vuelto a la senda de la victoria. El Slutsk, equipo al que, sorprendentemente, ha seguido durante el confinamiento una horda de aficionados australianos, quiere aguantar el tirón y no venirse abajo en una situación que no les es común: en los apenas 7 años que llevan en primera, nunca han quedado por encima del séptimo puesto. Será uno de los partidos más atractivos de la liga que nos ha acompañado durante la cuarentena y quién sabe si uno de los últimos, pues los recientes positivos por coronavirus de varios jugadores de la competición amenazan con parar el fútbol en el único país que optó por no pararlo. E.M.

 

El Bayern quiere recuperar la inercia en Berlín

Union Berlin – Bayern Munich (domingo 18:00)

Generalmente, en el fútbol, las inercias positivas se cortan por un resultado negativo. No hace falta explicar el motivo por el que el fantástico momento de forma del Bayern se frenó en seco hace 2 meses. Con el liderato de la Bundesliga recuperado y con el acceso a cuartos de final de Champions virtualmente conseguido, tras arrasar en Stamford Bridge(0-3), los esfuerzos del equipo de Hans-Dieter Flick deben centrarse en recuperar lo antes posible el estado prepandémico y volver a jugar la partida como si las fichas no se hubieran movido de la mesa. La operación de Coutinho ha generado la baja más destacada en el cuadro bávaro durante el parón, sin embargo, la importancia del carioca había bajado mucho en las últimas fechas. Tolisso y Süle también serán baja el domingo. Del último Bayern conocido podemos destacar a muchos jugadores en gran forma: Lewandowsky podría ser candidato a Balón de Oro de acabarse hoy la temporada, sale casi a gol por partido y por supuesto el domingo será la referencia ofensiva visitante en Berlín. La velocidad de Coman, Davies y Gnabry venía rompiendo defensas a un ritmo frenético, algo que, en principio, llevará una puesta a punto reparar. De recuperar eso cuanto antes dependerá el éxito de una plantilla que iba desbocada y que posiblemente era el mejor equipo del continente hasta que el infame virus se interpuso. A 8 puntos de la salvación, el Unión Berlín está cumpliendo el objetivo de estar alejado del descenso. Los chicos de Urs Fischer se han mostrado como un grupo competitivo que ha sabido vivir holgado en gran parte gracias a los goles de Sebastian Andersson: el sueco ha marcado prácticamente un tercio de los goles de su equipo. Para el encuentro del domingo, el Union Berlin tendrá 22472 bajas: 22467 espectadores y 5 jugadores, siendo el sancionado Marvin Friedich la más destacada; el central es una garantía por arriba y su ausencia se va a notar con total seguridad. A.F.

 

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

¿Se mantendrán las dinámicas?

Werder Bremen – Bayer Leverkusen (lunes 20:30)

De disputarse en condiciones normales, el Bremen – Leverkusen tendría un pronóstico más o menos claro. Los locales llevan una de las peores temporadas de su historia, si no la peor: van penúltimos, a cuatro puntos de la promoción de descenso y ocho de la salvación. Y esto no es poca cosa para el equipo que más temporadas ha disputado en primera división, más incluso que el Bayern, pues sólo han descendido una vez y sólo pasaron una temporada en segunda. Por su parte, el Bayer Leverkusen era, en marzo, uno de los equipos más en forma de Europa, habiendo ganado 9 de sus últimos 10 encuentros de Bundesliga y asomándose seriamente a la lucha por los puestos Champions. El parón ha podido igualar la contienda y, dentro de lo que cabe, al Bremen es, quizá, al que menos le afecte jugar sin el aliento de su público: son el equipo con peores datos en casa, sumando sólo un 28% de sus puntos en su estadio. Tanto es así que pueden batir récords como locales: si no marcan, igualaran la peor racha histórica de la liga sin anotar en casa y, si pierden, sumarán 6 derrotas seguidas en su campo, quedándose a una de la peor marca. Por si fuera poco, un jugador de la plantilla, cuyo nombre no se ha revelado, dio positivo en un test esta semana, por lo que se le ha enviado a casa por precaución. El resto de sus compañeros, no obstante, han seguido dando negativo. Tampoco podrá contar el entrenador Florian Kohfeldt con Ludwig Augustinsson ni con Claudio Pizarro, aunque en este caso por lesiones convencionales. Para el Bayer, aún no es seguro que esté recuperado Kevin Volland, máximo goleador (9) y asistente (8) del equipo. E.M.

Textos de Raúl Fuentes (R.F.), Albert Fernández (A.F) y Enrique Montesano (E.M.). Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

¡Una gran noticia la vuelta de esta sección!
Esperemos que sea un símbolo de esperanza en estos momentos duros. Mientras, intentaremos disfrutar dentro de lo posible del FÚTBOL. Salud para todos

Deja un comentario

*