7 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

El Leicester de Brendon Rodgers puede permitirse soñar. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Una final por la Champions League

Leicester – Manchester United (domingo, 17:00)

Solo puede quedar uno. Leicester y Manchester United se jugarán este domingo la cuarta y última plaza de Champions vía Premier League. El encuentro está altamente condicionado por lo que ocurra en Stamford Bridge, puesto que una victoria del Wolverhampton sobre el Chelsea abriría la puerta a que Leicester y Manchester United se acabasen clasificando ambos para la Champions en caso de empate, pero si Brendan Rodgers y Ole Gunnar Solskjaer quieren alejarse de carambolas siempre peligrosas saben que la única manera de ganarse el billete es ganando. Al Leicester solo le vale eso, precisamente, después de haber caído a la quinta plaza, mientras que el Manchester United puede conformarse también con el empate. El Leicester, que ha conseguido cuatro ‘clean sheets’ consecutivos en sus últimas cuatro jornadas como local, llega muy mermado a esta finalísima por la Champions debido a las ausencias obligadas de James Maddison, Ben Chilwell, Ricardo Pereira y Daniel Amartey, todos ellos lesionados, y de Çaglar Söyüncü, sancionado. Solskjaer, por su parte, podrá contar con todo el equipo a excepción de los lesionados Eric Bailly, Phil Jones y Axel Tuanzebe. A pesar de los dos últimos empates ante Southampton y West Ham, que han provocado que el Manchester United llegue a esta última jornada con los deberes muy encarrilados pero aún sin acabar, la dinámica del equipo sigue siendo muy positiva: los ‘red devils’ no conocen la derrota en Premier desde el pasado mes de enero, encadenando 8 victorias y 5 empates (5V y 3E tras el confinamiento), y de sus últimos 8 enfrentamientos ante el Leicester City (entre todas las competiciones) el Manchester United ha ganado 7. A.B.

Ambos se juegan entrar en Europa

Chelsea – Wolves (domingo, 17:00)

El Chelsea necesita únicamente un punto para estar en la Champions 2020/21. Empatando ante el Wolverhampton el próximo domingo en Stamford Bridge el cuadro de Frank Lampard estará en la siguiente fase de grupos, con todo lo que ello implica, a nivel monetario y también como proyecto, puesto que hay fichajes como el de Kai Havertz supeditados, en teoría, a este objetivo. Ganando obviamente se aseguraría su billete pero una derrota, en caso de que se produjese, podría ser especialmente dolorosa por todo lo anteriormente comentado, y más teniendo en cuenta que la entidad ya ha invertido bastantes millones en futbolistas como Hakim Ziyech y Timo Werner. Las dos últimas derrotas casi consecutivas ante Sheffield y Liverpool han puesto en jaque el objetivo de volver otra temporada más a la Liga de Campeones, pero el Chelsea, por méritos propios, se ha ganado el derecho a depender de sí mismo en esta última jornada. La temporada ‘blue’ podría pasar de buena a muy buena si acabase ganando la FA Cup ante el Arsenal la siguiente semana, puesto que la remontada ante el Bayern Múnich parece muy poco probable. Caso parecido es el del Wolverhampton, que depende de lo que haga en Londres para estar o no en Europa el próximo curso, puesto que una victoria frente al Chelsea le daría un pase directo a la UEFA Europa League. Pero aun perdiendo tiene opciones de acabar séptimo y tener una oportunidad, siempre y cuando el propio Chelsea acabe en el TOP-6 (cosa bastante probable) y acabe ganando la FA Cup. Nuno Espírito Santo llega con toda la plantilla disponible para este encuentro, mientras que Frank Lampard no podrá contar nuevamente con Tomori y Gilmour, lesionados, y Kanté seguirá siendo duda por sus molestias. A.B.

Contenido recomendado: Raúl Jiménez: un ‘9’ viene a verme

Los Wolves de Nuno pueden dejar fuera de la Champions al Chelsea. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd
Los Wolves de Nuno pueden dejar fuera de la Champions al Chelsea. Foto: Martyn Haworth/Focus Images Ltd

Los ‘villanos’ lo tienen en su propia mano

West Ham – Aston Villa (domingo, 17:00)

El Aston Villa ya ha conseguido lo más difícil: llegar a la última jornada dependiendo de sí mismo. La victoria frente al Arsenal del pasado martes en Villa Park, aprovechando la goleada del Manchester City ante el Watford, sacó a los chicos de Dean Smith del descenso por primera vez desde febrero. La situación está ahora en su mano, visitará este domingo a un West Ham sin nada en juego y necesita al menos igualar el resultado del Watford (en el Emirates Stadium) para quedarse una temporada más en la Premier League. Se esperan pocas variaciones en el once titular de los ‘villanos’, con la única excepción de Ahmed El Mohamady (lesionado ante el Arsenal) que dejará su sitio como lateral derecho a Frederic Guilbert, en un sistema en el que Grealish y Trézéguet volverán a ser los extremos. Por otro lado, el que vuelve a una lista del equipo es Neil Taylor. Las estadísticas siempre están para romperse y eso es lo que deberá hacer el Aston Villa este fin de semana, puesto que la dinámica lejos de casa no podría ser más negativa: siete derrotas en sus últimos siete desplazamientos. El propio Dean Smith ha sido muy claro en la previa del encuentro: “Lo más importante es llegar a este partido fuera de las posiciones de descenso. Sabemos que debemos ganar y haremos todo lo posible para ello”. El Watford, una verdadera trituradora de entrenadores, anunció el pasado lunes la vuelta de Hayden Mullins a su banquillo, el técnico que estuvo una semana en el cargo esta misma temporada tras la destitución de Quique Sánchez Flores y hasta la llegada de Nigel Pearson, y tras caer goleado ante el Manchester City ha llegado en un momento crítico para la entidad: pues debe ganar al Arsenal en Londres y esperar el tropiezo del Aston Villa en su correspondiente encuentro. A.B.

El Brentford parte como favorito para el ascenso

Swansea City – Brentford (domingo, 19:30) + Cardiff City – Fulham (lunes, 20:45)

Brentford, Swansea, Fulham y Cardiff. Solo uno podrá acompañar a Leeds United y West Brom a la Premier 2020/21. El Brentford, tercero, se enfrentará al Swansea, sexto, por un lado, y el Fulham, cuarto, se medirá al Cardiff, quinto clasificado. Los enfrentamientos se jugarán a doble partido y la final se disputará el próximo 4 de agosto en Wembley. El Nottingham Forest perdió su plaza en la última jornada tras caer estrepitosamente en casa (1-4) ante un Stoke sin nada en juego, cuando únicamente necesitaba un punto para asegurar su billete a los play-offs. Y el Fulham se quedó sin opción de ascenso directo después de empatar ante el Wigan. Pero lo más llamativo de todo es que el tropiezo del Nottingham, permitiendo al Swansea ocupar la sexta plaza, ha sido el único cambio que ha experimentado el TOP-6 de la Championship desde el Boxing Day. Durante días numerosos debates y análisis han reflexionado sobre esto mismo en Inglaterra: ¿cómo es posible que la diferencia entre el Play-off y el resto de competidores haya sido tan grande? Thomas Frank, el técnico del Brentford, ya pudo contar en la última jornada con Shandon Baptiste y Sergi Canos, ambos recuperados de sus respectivas lesiones, teniendo así toda la plantilla a su disposición. Y todos los favoritos concuerdan en señalar que el cuadro londinense es el principal favorito para el ascenso. En estos Play-offs estarán dos de los máximos goleadores de la Championship esta temporada: Aleksandar Mitrovic, autor de 26 goles y dos asistencias, y Ollie Watkins, con 25 tantos y 3 pases de gol a sus espaldas. A.B.

El Brentford perdió la oportunidad de ascender directamente y se la jugará en el playoof. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd
El Brentford perdió la oportunidad de ascender directamente y se la jugará en el playoof. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd

Génova en la Serie A que nadie quiere

Genoa – Inter (sábado, 19:30) + Juventus – Sampdoria (domingo, 21:45)

Hace ya varias jornadas que parecía “imposible” que la Juventus dejara escapar la Serie A. Y, sin embargo, no paran de perder puntos. Pero es que, aun así, siguen a un paso de ganar la liga. Los turineses han sumado sólo cinco de sus últimos 15 puntos en juego, pero en ese mismo periodo, Inter y Atalanta sólo han logrado nueve y la Lazio, cuatro. Es decir, nadie ha rendido con ritmo de campeón. Sea como sea, la Juve se llevará la liga salvo hecatombe histórica, pues sólo precisa sumar dos puntos en las tres jornadas que restan, siempre y cuando Inter y Atalanta sigan ganando sus compromisos. Es decir, el Inter debe ganar ante el Genoa para mantener viva la liga hasta el domingo. Y no será un partido sencillo, pues los genoveses se juegan la permanencia y están rindiendo a un gran nivel, ganando tres de sus cuatro últimos partidos. El más reciente de ellos, en el derbi de Génova ante la Sampdoria, curiosamente, el equipo al que se medirá la Juventus. La “Samp” ha logrado holgadamente la salvación y ahora se sitúa en tierra de nadie, razón por la que el club, según informan medios italianos, ha ofrecido una renovación por dos temporadas a Claudio Ranieri. Serán un hueso duro de roer para la Juve, pues son el equipo con más victorias después del confinamiento (cinco, por sólo dos de los turineses). También el Inter lo tendrá crudo con el Genoa, que parece enfilado a conseguir la permanencia por la vía rápida. Están cuatro puntos por encima del Lecce, que marca el descenso, a falta de tres jornadas, pero no se contentan con ello. En palabras de su entrenador, Davide Nicola: “Contra el Inter no podemos andarnos por las ramas. Tenemos hambre de puntos y queremos sumar el máximo en los tres partidos que nos quedan”. E.M.

La Champions en sus manos

Goztepe – Sivasspor (sábado, 20:00)

El Sivasspor tiene en sus manos un acontecimiento histórico: disputar la Champions League. El conjunto de Sivas depende de sí mismo pero no puede permitirse un tropiezo: han llegado a la última jornada terceros, puesto que da acceso a la Champions debido a la sanción europea del Trabzonspor, pero tienen al Besiktas sólo un punto por detrás. Y el Besiktas es, probablemente, el equipo más en forma de Turquía, habiendo ganado cinco de sus últimos seis partidos. El Sivas, parecía haber entrado en la dinámica opuesta, encadenando cuatro partidos sin ganar, pero lograron despertar a tiempo y ganaron sus dos últimos compromisos. Apareció Arouna Koné, el veterano delantero ex del Everton y Sevilla entre otros, que venía siendo suplente, para anotar dos goles clave en la consecución del objetivo europeo. En la última jornada, este sábado, se enfrentarán al Goztepe, que no se juega nada y que ha entrado en barrena: no han conseguido ganar ninguno de sus últimos siete partidos. El club de la ciudad de Esmirna se encuentra en la undécima posición y ya anda en cómo remontar el rumbo en la próxima temporada: la prensa turca recoge que el Goztepe quiere contratar a Abdullah Avci para el banquillo, aunque probablemente le quede un poco grande al club la contratación de uno de los mejores entrenadores del país. E.M.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Un nuevo campeón o una nueva hegemonía

FK Khimki – Zenit (sábado, 16:00)

En la Final de la Copa rusa se ha colado un inesperado contendiente. El FK Khimki es un club fundado en 1997 y que este año ha jugado en segunda división. Y a pesar de ser un club tan joven y tan pequeño, no es la primera vez que disputan una final de copa: ya lo hicieron en 2005. Perdieron ante el CSKA, pero fue el preludio de los años más brillantes del club, los únicos en que lograron estar en primera división antes de caer otra vez a tercera. La historia se repite para el Khimki, pues este año, además de volver a llegar a la final, han logrado ascender de nuevo a la élite. La temporada de segunda división quedó suspendida por el coronavirus en marzo y el Khimki ocupaba los puestos de ascenso directo entonces. Empatado a puntos, eso sí, con el Chertanovo y sólo un punto por encima del Torpedo Moscú, lo que ha generado revuelo en Rusia. El Khimki podría acusar, por tanto, la inactividad, pero ya lograron eliminar al Ural de primera división el domingo pasado (1-3). Enfrente tendrán al Zenit que ha demostrado ser, con diferencia, el equipo más dominante del país. Los de San Petersburgo han ganado la liga con un margen de 17 puntos, saliendo campeones por segundo año consecutivo. Lograr el doblete implicaría conquistar un trofeo que se les suele resistir (sólo lo han ganado tres veces) y confirmar su hegemonía como equipo dominante de Rusia. E.M.

 Textos escritos por Adrián Blanco (A.B.) y Enrique Montesano (E.M.). Foto de Portada: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*