7×22 Morning Show

La creación de la UEFA Europa Conference League ha tenido lugar durante el mandato de Aleksander Čeferin. Foto: MarcadorInt/T.Martínez

El podcast analiza la propuesta de reforma de la Champions que publicó L’Équipe y las palabras de Rubiales en El Larguero sobre la necesidad de modificar los formatos de las ligas nacionales si ésta sale adelante. Además, Rulo pronostica la final de la Copa del Rey y valora el título del Bayern en Catar y el liderato del Manchester City en la Premier.

Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestro canal en iVoox y darle a Me Gusta al propio podcast. ¡Contribuirás a que podamos seguir realizándolos! Ahora también puedes escucharlo en Spotify.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt/T.Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

5 comments

A propósito del nuevo formato de Champions y la posible variación del formato de la liga, no creéis que lo que sobrevuela con ese formato de Champions es un miedo a caer pronto en la competición y que por tanto no se cumplan las espectativas económicas?

No habéis tratado en el podcast el tema del contrato de Messi, no tanto por las cantidades o las clausulas, si no por lo que deja entrever. Tengo la impresión que el Barcelona sólo puede asumir ese contrato desde la victoria continuada y que dos temporadas malas pueden hacer que un club tan grande como ese tenga un riesgo importante de llegar a la bancarrota. Pongo el ejemplo del Barça, pero supongo que otros grandes clubes tendran contratos con estrellas que supongan el mismo esfuerzo económico que supone Messi para el Barça.

Digo esto porque tengo la impresión de que al final todo esto de la superliga es una huida hacia adelante en pos de no desinflar la burbuja del fútbol y el movimiento (enorme!) de dinero que supone en vez de fiscalizar de una forma seria a los clubes de fútbol.

En España un equipo de Primera División tiene asegurados 39 partidos oficiales al año, 38 de Liga y 1 de Copa. Menos de la mitad se juegan en casa (pues el de Copa es fuera), pero significan su espacio para recaudar en día de partido, por derechos de TV y por otros conceptos, porque si no compite oficialmente no tiene presencia en los medios y no hay patrocinios ni mercadotecnia.

No es La Liga la que tiene un problema con el calendario. La mayoría de sus cubes juegan un día por semana y dos si hay Copa o jornada intersemanal. Son los equipos inmersos en competiciones europeas los que quieren más partidos internacionales y menos locales. Pero eso no haría sino agrandar la brecha entre los ingresos de unos y de otros. Proponer continuamente una reducción de las ligas nacionales no hace sino demostrar lo pernicioso que está resultando la imposición de los intereses de los grandes sobre el resto. Pedirles a los modestos que jueguen menos partidos para que los grandes se den el festín en Europa y en España es obsceno. Que participe en ello el Presidente de la RFEF nos da una idea de hasta dónde está presionada UEFA en estos momentos.

Se van a ir, pero mientras más cedamos para retrasar ese hecho, más desértico van a dejar el panorama del fútbol local que acabarán abandonando. “Para hacer una tortilla hay que romper huevos” y UEFA aún camina sobre ellos sin querer romper ninguno. Las nuevas propuestas de “Superchampions” son esperpénticas, aunque hay que reconocer que se encuentran en una fase preliminar y que son muchas las “teclas” que tiene que tocar Ceferin para sacar un nuevo formato adelante.

Llegados aquí y viendo las propuestas del oficialismo, cualquiera se puede lanzar a dar ideas. El Real Madrid no quiere jugar el domingo contra el Huesca y el miércoles contra el Bayern. La Champions League se puede jugar los sábados, 32 equipos a doble vuelta, los 16 primeros en eliminatorias a un sólo partido hasta la final, los 8 últimos se juegan el descenso con los 8 primeros de la Europa League. Las ligas nacionales clasifican para la Europa League y los equipos de Champions participan en las copas nacionales y optativamente en la liga, pero si también participan en ella han de asumir tres partidos por semana ajustándose a los calendarios del resto de equipos de su país.

Esa Champions generaría muchos ingresos, parte de los cuales administraría UEFA como ahora. Pero hay que reducir los parones de selecciones. Sobra la Nations League y la fase de clasificación para el Mundial, la Eurocopa puede sustituir a ambas. Los números son muy sencillos, una jornada de Champions produce más que una de selecciones y, en conjunto, una gran Champions mucho más que el resto de competiciones continentales de selecciones. Pero esos son ya muchos “huevos que romper”…

A mí el único formato que se me ocurre con 20 equipos y 33 partidos es el siguiente: todos los equipos juegan una vuelta (19 partidos); después se separan en dos grupos de 10 (los 10 mejores y los 10 últimos) y juegan una vuelta entre sí (9 partidos); por último, los 8 mejores se clasifican para unos play-off con cuartos y semis a ida y vuelta (4 partidos) y final a partido único (1 partido). Así, los equipos que llegarían a la final jugarían 33 partidos. Es un sistema que no me gustaría nada, pero es el único que se me ocurre con esos requisitos de 20 equipos y 33 partidos.

En cuanto al nuevo sistema de la Champions, creo que más importante que el sistema de competición (que a mí a priori me gusta) es saber los cupos para clasificarse. ¿Alguien sabe cómo se repartirían esas 36 plazas? Porque si la gran mayoría de esas plazas van automáticamente a equipos de las 5 grandes ligas, no tendremos una Superliga cerrada pero sí una Champions muy excluyente, y eso tampoco es bueno para el fútbol europeo en su conjunto.

Por último, muy decepcionante que haya tanta gente enganchada a La Isla de las Tentaciones, un programa que cosifica al máximo a la persona y banaliza valores tan importantes como el respeto, la fidelidad, el compromiso, o la intimidad. El éxito de este tipo de programas es un claro reflejo de algunos de los males de nuestra sociedad. Nos quejaremos del fútbol moderno, pero la televisión moderna anda mucho peor…

La competición de 33 jornadas que se me ocurrió a mí fue: 20 equipos, 19 jornadas. 2 grupos de 10, 9 jornadas. 4 grupos de 5, 5 jornadas. En total 33 jornadas y 3 posibles “clásicos”

Creo, Axel Torres, que eres una de las personas más concisas y directas a la hora de hablar. Se nota que piensas mucho lo que dices. A veces es como si hablases a cámara lenta. De hecho, en mi opinión, una de las claves del éxito que habéis alcanzado como dúo reside en lo distintos que sois en la manera de expresaros. Rulo es mucho más espontáneo, balbucea mucho y en ocasiones hasta se contradice con expresiones del estilo “bueno sí, em…no, no sé”. Me encanta escucharos y analizar estos detallitos.

Responder a Balonlargo Cancelar respuesta

*