Alexandru Matan: el gran impacto

Romanian players celebrate after Borden Stancu scores a penalty against Switzerland during the UEFA Euro 2016 match at Stade de France, Paris
Picture by Anthony Stanley/Focus Images Ltd 07833 396363
15/06/2016

Alexandru Matan ha sido la gran revelación de la fase de grupos del Europeo sub-21. Este joven futbolista rumano, recién fichado por el Columbus Crew de la MLS justo antes de arrancar este torneo, no estará con su selección en la ronda final, ya que Rumanía, pese a sumar los mismos puntos que Países Bajos y Alemania (5), quedó eliminada por la diferencia de goles. Ahora bien, Matan se ha destapado como un futbolista realmente especial en todas y cada una de sus acciones. Extremo a pie cambiado, y caracterizado físicamente por ser un futbolista bajo (1,67) con un tren inferior fuerte, acabamos antes si decimos que Alexandru Matan, técnica y sensorialmente, guarda un parecido razonable con el Eden Hazard del Chelsea. El jugador de Galati es habilidoso en el espacio reducido, capaz de aglutinar muchos defensas en torno a sus recepciones cerca del área para recortar hacia dentro, cambiar el ritmo y buscar el disparo o el centro con su pie derecho, y actúa con un protagonismo que nace en su calidad técnica y se refuerza con un gran sentido de la responsabilidad a nivel mental. Sabe que es muy bueno y no escapa de su poder.

Contenido relacionado: Así ha sido la participación de Rumanía en la fase de grupos de este Europeo sub-21

Esa misma mezcla hace sospechar que Alexandru Matan esconde un gran potencial para el máximo nivel. Siendo diestro en el costado izquierdo, donde ha gozado en la selección de Adrian Mutu de una autonomía muy grande para aparecer en muchas zonas muy diferentes, Matan ha demostrado que es capaz de adaptarse al escenario para darle al equipo continuas situaciones de control a través de sus acciones. Esto quiere decir que Alexandru Matan puede recibir cerca del pico izquierdo del área en un contexto más posicional, por ejemplo, o hacerlo cerca de la divisoria, en un partido de repliegue y contragolpe, y salir airoso en ambas acciones por puro talento, intuición e interpretación del juego. De hecho, en función obviamente de cada fase o situación del encuentro, todas sus recepciones van cambiando de forma y fondo con el paso de los minutos. Y lo cierto es que Matan ha demostrado tener soluciones para todas ellas. Por ahí se explica este impacto.

Aficionados de Rumanía en la Eurocopa del año 2016. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Aficionados de Rumanía en la Eurocopa de Francia del año 2016. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Cuando recibe en banda, en los momentos en los que juega de extremo más puro, el joven futbolista rumano lo hace previamente perfilado entre la cal, la cual deja cerca de su pierna menos hábil, la vigilancia de su par más cercano (generalmente el lateral derecho rival), y el pico/la frontal del área, que es por donde escapa habitualmente para darse a sí mismo la situación de armar el centro o el disparo a puerta. No obstante, en este punto cabe señalar que el fútbol de Alexandru Matan no es tan reductivo con su propio potencial; en este tipo de situaciones, pese a jugar a pie cambiado, también tiene capacidad para salir hacia línea de fondo para sorprender a su rival, explotar esos últimos metros y poner el balón en el área con la cabeza levantada. Y cuando ha tenido que recibir lejos del área, debiéndose adaptar a las distintas circunstancias del juego, Matan también ha sabido imponerse con sus controles recibiendo girado, en muchas ocasiones presionado por la espalda, amagando con el cuerpo para darse la vuelta anular a su marcador, y, en un visto y no visto, acelerar el juego de su selección entre las líneas defensivas del rival. Llegados a este punto, resulta oportuno señalar que a corto, medio y largo plazo será muy interesante ver y analizar de qué forma, o hasta qué punto, su propio físico puede condicionar su desarrollo o su hipotético aterrizaje en una liga de mayor nivel, ya que por una simple cuestión de estatura encaja muchos golpes muy arriba en el cuerpo a cuerpo que obviamente, en el acumulativo, van haciendo mella física y mentalmente, y aquí es donde deberá reforzar un tren inferior que le haga ser duro y resistente en los contactos a fin de mantener mayor estabilidad en todas sus acciones.

Contenido relacionado: Once ideal de la fase de grupos del Europeo sub-21 celebrada en Hungría y Eslovenia (2021)

Alexandru Matan tiene una actividad muy continua en el desarrollo de los encuentros. Como decíamos al principio del texto, posee una personalidad acorde con su calidad, y esto le lleva a querer ser un futbolista útil para el equipo dentro del juego. Cuando no tiene el balón, antes de recibir, Matan es un jugador con una movilidad muy constante por delante del poseedor para abrir diferentes opciones de pase entre las líneas y los intervalos (el espacio entre dos futbolistas dentro del posicionamiento defensivo) del equipo rival. Matan sabe ocupar y desocupar ciertas zonas, fijar y flotar en muy poquitos metros cuadrados, y (casi) siempre, pues es algo que deberá ir corrigiendo con tiempo, respetar las distancias de relación con el pasador para que sus recepciones le otorguen al equipo una primera ventaja por la forma en que mantiene ocupado el espacio. Dicho lo cual, hasta que su juego consiga limar tácticamente esas pequeñas asperezas, pues lo cierto es que ya sabe moverse bien, la calidad técnica será un buen salvoconducto para darle tiempo y espacio a ese otro proceso.

Rumanía sub-21 se ha quedado fuera de la presente edición del torneo. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Rumanía sub-21 se ha quedado fuera de la presente edición del torneo. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

En cuanto a su calidad más pura, Alexandru Matan domina distintos registros con balón entre conducciones y cambios de dirección, recortes en seco, desaceleraciones, pases, centros y remates que, evidentemente, en una dimensión distinta, evocan al mejor Eden Hazard; porque la comparación sale sola cuando uno ve al futbolista rumano. Por posición, rol, registros, físico y hasta ritmo y cadencia de todos sus movimientos. Defensivamente, además, es un futbolista comprometido en los esfuerzos para recuperar el balón. Tanto en presión como en repliegue, defendiendo hacia delante o hacia atrás, Matán también tiene ahí un carácter bastante responsable para ayudar al equipo en las fases o situaciones en las que no tiene el balón. Suya, ante Hungría, fue la gran actuación individual de la fase de grupos del Europeo sub-21. Que es algo que, a sus 21 años, ya puede poner en su currículo junto a los dos títulos que ha ganado en el fútbol rumano, una Supercopa y una Copa, ambas con el Viitorul Constanta. Sea como fuere, habrá que estar pendientes del recorrido y la evolución del chico porque por talento y condiciones, con actuaciones de este tipo, su futuro promete.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Alexandru Matan
Edad: 21 años
Equipo: Columbus Crew
País de nacimiento: Rumanía
Posición: Extremo/mediapunta

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 29 de marzo: Teun Koopmeiners
– 22 de marzo: Bryan Gil
– 15 de marzo: Pedro Neto
– 8 de marzo: Jude Bellingham
– 1 de marzo: Jamal Musiala
– 22 de febrero: Matthew Hoppe
– 15 de febrero: Sergio Arribas
– 8 de febrero: Ozan Kabak
– 1 de febrero: Nicolò Rovella
– 25 de enero: Emile Smith Rowe
– 18 de enero: Ryan Gravenberch
– 11 de enero: Gianluca Frabotta
– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Anthony Stanley/Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Esperemos que el chico no se convierta en el nuevo Gabriel Torje. Tiene una camada de jugadores interesantes Rumanía, a ver si le da para regresar pronto a un gran torneo. Los de mi quinta (97) no hemos podido ver (o tener consciencia de ello) a Rumanía en un Mundial.

Deja un comentario

*