10 alicientes del fin de semana en el fútbol europeo

La baja de Christian Pulisic le resta mucha mordiente al ataque del Chelsea. Foto:
Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

El Leicester recibe a su bestia negra copera

Leicester – Chelsea (domingo, 17:00)

La historia dice que Leicester y Chelsea han disputado seis eliminatorias de FA Cup y cuatro de Copa de la Liga a lo largo de la historia y que todas las han ganado los blues, incluyendo las dos últimas veces que los foxes jugaron los cuartos de final de FA Cup (2012 y 2018), su techo en la historia reciente. Por si fuera poco, Brendan Rodgers tampoco le ha ganado nunca al Chelsea en los 14 partidos que ha dirigido ante ellos en toda su carrera. No le faltan motivaciones al Leicester, que se toma totalmente en serio la FA Cup a pesar de haber regresado algo flojo a la Premier después del parón: los de Rodgers han empatado sus primeros partidos tras el confinamiento contra Brighton y Watford, que pelean por no bajar, lo que les mantiene en posiciones Champions por solo 4 puntos. El Leicester se plantará en semifinales de FA Cup si gana, situación que le queda lejísimos, puesto que las últimas que disputó datan del curso 1981-82 -por no hablar de la última final, que fue en 1969-. Uno de los factores a tener en cuenta es que los foxes llegan al partido con dos días más de descanso que su rival, que viene de ponerle la Premier en bandeja al Liverpool con su victoria ante el City. Los blues sí han hecho pleno de puntos tras retomarse la liga y amenazan al Leicester en la pelea por el último escalón del podio de la Premier. Atendiendo a lo favorable de las estadísticas, el Chelsea quiere engordar el registro de victorias coperas ante los foxes con tal de avanzar a semifinales de FA Cup, torneo que ganaron por octava vez ante el Manchester United en 2018. Lampard no podrá contar con Tomori y Hudson-Odoi para un duelo en que las dudas están en medio campo: Jorginho está listo para volver al once, pero deberá desbancar a Barkley -el jugador del Chelsea que ha participado en más goles en esta FA Cup- o Mason Mount, titulares en la victoria ante el City. J.N.

Olvidar la Premier

Newcastle – Manchester City (domingo, 19:30)

De haber sido una temporada normal, se diría que el Manchester City se juega este fin de semana seguir vivo en la FA Cup sin tiempo para asimilar el haber perdido oficialmente la Premier este mismo jueves. Pero, si algo le ha sobrado al City, ha sido precisamente tiempo para asimilar que el Liverpool saldría campeón tarde o temprano. Los esfuerzos de los de Guardiola deben ponerse ahora en pasar página, hacer borrón y cuenta nueva para ser conscientes de que esta temporada aún puede acabar siendo muy positiva. De la Premier, poco puede sacarse. Si se confirma la sanción europea, que aún está por ver, las 38 jornadas no habrán servido ni para clasificar a Champions. Pero en los torneos coperos, contrariamente a la imagen que se tiene de los equipos de Guardiola, el City puede aún lograr un éxito rotundo. Campeón ya de la Carabao Cup y con serias oportunidades para clasificarse para la “Final Eight” de la Champions, este fin de semana se juega el pase a semifinales de FA Cup ante el Newcastle. Para los chicos de Steve Bruce, el final de temporada en Premier también pinta poco trascendente, desde una media tabla en la que los puestos europeos empiezan a quedarse algo lejos. Aun así, su racha más reciente no es ni mucho menos mala, encadenando 5 partidos sin perder, y los precedentes contra el City les invitan a soñar con la clasificación a semifinales. Esta misma temporada, en Premier, un gol de Jonjo Shelvey en el 88’ supuso un celebrado 2-2 en Saint James’ Park y, el curso pasado, el conjunto entonces entrenado por Rafa Benítez logró la victoria (2-1). Conociendo a Guardiola, estará dándole vueltas a la pizarra para evitar tropezar tres veces seguidas con la misma piedra, sobre todo teniendo en cuenta la sensible baja de Agüero. Ante el Chelsea, Bernardo Silva actuó de falso nueve, y el resultado no acabó de ser el esperado, por lo que Gabriel Jesus podría recuperar la titularidad. E.M.

El Manchester City busca meterse en semifinales de FA Cup tras una extraña temporada liguera. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd
El Manchester City busca meterse en semifinales de FA Cup tras una extraña temporada liguera. Foto: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

De la cabeza a la pelea por la permanencia

Celta – Barcelona (sábado, 17:00) y RCD Espanyol – Real Madrid (domingo, 22:00)

El Celta recibirá esta jornada al FC Barcelona con la renovación de Óscar García recién firmada. La goleada del pasado fin de semana al Deportivo Alavés le ha dado alas al cuadro vigués y llega a este sábado tras derrotar a la Real Sociedad en San Sebastián. El sistema que junta sobre el campo a Rafinha, Denis Suárez, Iago Aspas y Smolov está cada vez más asentado, aunque esta jornada Óscar García podría optar por dar entrada a un tercer central en la defensa (Aidoo) y un segundo pivote (Bradaric) en medio campo. Un dibujo parecido, en cierto modo, al que Óscar García utilizó en su debut como técnico celtista precisamente en el Camp Nou. En el once de Quique Setién no se esperan grandes novedades, más allá de la conocida ausencia de Sergio Busquets por sanción. Por ello, Rakitic será el pivote en un centro del campo en el que Arthur y Vidal serán los interiores. Los azulgranas están obligados a ganar para pasarle la presión al Real Madrid, que visitará este domingo el RCDE Stadium de Barcelona. El Espanyol, último clasificado, llega herido de muerte a este encuentro. La distancia con respecto a la salvación es de ocho puntos (con 21 en juego, contando los de este fin de semana), y por ello una derrota ante los de Zinedine Zidane podría acabar siendo demoledora. El francés volverá al 4-3-3 más habitual y la gran novedad podría estar en medio campo con la entrada de Isco como interior desde el inicio. A.B.

El Villarreal llega lanzado al derbi valenciano

Villarreal – Valencia (domingo, 17:00)

Villarreal y Valencia llegan al derbi de este fin de semana en desigualdad de condiciones. En el plano físico el equipo de Javi Calleja ha contado con tres días más que su rival para preparar el enfrentamiento, mientras que a nivel de sensaciones la diferencia entre uno y otro parece mucho más amplia que los dos puntos que refleja la clasificación. El Villarreal, que llega de empatar a dos ante el Sevilla en la última jornada, es uno de los equipos que mejor ha vuelo tras el parón. El Submarino Amarillo podría recuperar este fin de semana el 4-3-3 que tanto ha utilizado esta temporada, con Gerard Moreno a pie cambiado, como teórico extremo derecho, y Moi Gómez en el costado opuesto, en un sistema que junta a Iborra, Anguissa y Cazorla en mitad de campo. El Valencia llega tocado a este derbi tras el tropiezo de Mestalla ante el Eibar y la situación de Albert Celades en el banquillo che está cada vez más en entredicho. Carlos Soler podría volver a la banda derecha del 4-4-2, con Guedes en el costado izquierdo, Maxi Gómez y Rodrigo como pareja de puntas y Hugo Guillamón de nuevo en el centro de la zaga. El Valencia sigue teniendo opciones de pelear por los puestos de UEFA Europa League, aunque ya muy lejos de la próxima Champions, mientras que el Villarreal, sexto clasificado, querrá ganar para seguir luchando por el más ambicioso de sus objetivos de aquí al final: volver la temporada que viene a la Liga de Campeones. A.B.

El Valencia necesita la mejor versión de Gonçalo Guedes para mantenerse en la pelea europea. Foto: Images Ltd
El Valencia necesita la mejor versión de Gonçalo Guedes para mantenerse en la pelea europea. Foto: Images Ltd

Día D, hora H

Werder Bremen – Colonia + Union Berlín – Fortuna Düsseldorf (sábado, 15:30)

Cuarenta años después, el Werder Bremen puede descender a Segunda, en la que solo han disputado una temporada en toda su historia. Los de Florian Kohfeldt alcanzan la última jornada de la Bundesliga sumando 28 puntos (con -32 en la diferencia de goles) y el Fortuna Düsseldorf, en promoción, lleva 30 (-28 en el saldo general). Por tanto, hay dos posibilidades de que el Bremen se salve y ninguna depende exclusivamente de él: ganar al Colonia y que el Düsseldorf pierda ante el Union Berlin o vencer por cuatro goles de ventaja y que los de Uwe Rösler empaten. Kohfeldt dijo antes del partido de Mainz -el que les tiene en esta dramática situación- que confiaba plenamente en el desempeño de sus futbolistas bajo presión, pero estos no actuaron en consecuencia hace 7 días y ahora hay que fiarlo todo a una carambola bastante difícil de cumplir. Tras el confinamiento, el Düsseldorf se ha caracterizado por sumar casi cada semana, aunque haya sido casi siempre de 1 en 1, y solo ha perdido ante el Bayern y el Dortmund. Los de Rösler se van a jugar el descenso en el Stadion an der Alter Försterei, contra un Union que no se juega nada. Tampoco el Colonia tiene objetivos que cumplir en el Weserstadion, aunque el Bremen en su situación sólo podrá meter verdadera presión al Fortuna si golea en su partido a los coloneses. Milot Rashica está tocado en el tobillo y tendría que forzar para poder jugar. Gebre Selassie -lesionado antes del descanso frente al Mainz- y Vogt están recuperados y pueden volver al equipo. Este encuentro puede ser el último de Claudio Pizarro antes de su retirada del fútbol y Kohfeldt ha confirmado que lo tiene en mente para los minutos finales por si hacen falta goles, al igual que a Niclas Füllkrug, quien sale en las últimas fechas de una larga lesión de 9 meses en la rodilla. Para el Fortuna, todos están en forma de cara a esta final por evitar el descenso, en la que el F95 quiere evitar el destino que vivió en 2013, cuando descendió en la última fecha partiendo 15º y sin haber pisado la zona roja en todo el curso. Quien se salve hoy de la quema aún deberá jugar la promoción a doble partido contra el tercero de la 2. Bundesliga. Mañana se decide en jornada unificada si es el Heidenheim o el Hamburgo. J.N.

El Hertha decide quién va a la Champions

Bayer Leverskusen – Mainz 05 + Borussia Mönchedgladbach – Hertha Berlin (sábado, 15:30)

El Hertha de Berlín se ha convertido en el inesperado juez de la Champions. La pasada jornada, el Bayer Leverkusen era cuarto y dependía de sí mismo, pero el 2-0 encajado ante el Hertha, golazo de Matheus Cunha incluido, les hizo caer de los puestos Champions. Su lugar lo ocupa ahora el Borussia Mönchedgladbach, que ganó al Paderborn y que jugará la Liga de Campeones si este fin de semana vence… al Hertha. El equipo de Berlín, curiosamente, ya se vio envuelto en una situación muy parecida la pasada campaña. Al igual que este año, el Borussia era cuarto y el Leverkusen quinto. El Gladbach perdió ante el Dortmund, y el Bayer goleó precisamente al Hertha (5-1) para clasificarse a la máxima competición continental. En Mönchedgladbach no quieren que se repita la escena del curso pasado y temen que, tras haber estado en puestos Champions en 24 de las últimas 27 jornadas, vayan a quedarse fuera justo al final. Para aumentar el nerviosismo, Marco Rose no podrá contar con Marcus Thuram ni Alassane Pléa, los dos puntas de su 4-4-2 en rombo y los hombres más talentosos de su sistema. Aun así, analizando fríamente la situación, tienen las de vencer. Sólo caerían al quinto puesto si pierden y el Leverkusen gana, o en el rocambolesco caso de que el Gladbach empate y el Bayer meta 9 goles. Los de Peter Bosz se enfrentan al Mainz, que no se juega nada pero que llega eufórico y enrachado tras lograr la salvación venciendo al Dortmund y al Werder Bremen. Bosz espera recuperar para este partido a Lars Bender, pero no lo forzará si no está al 100% con vistas a la Final de la DFB Pokal de la semana que viene ante el Bayern. Lo mismo sucede con Bellarabi, aunque su presencia ante el Mainz está prácticamente descartada. Todas las esperanzas del equipo de Leverkusen pasan porque el sorprendente Hertha de Bruno Labaddia haga con el Gladbach lo mismo que hizo con ellos la semana pasada, aunque esta vez no lo tendrá tan sencillo: hasta 11 bajas tienen en la enfermería los de Berlín, por lo que Labaddia va a tener que romperse la cabeza para alinear un once de garantías. E.M.

Última oportunidad para el Werder Bremen de seguir siendo el equipo más longevo de la Bundesliga. Foto: Kristian Kane/Focus Images
Última oportunidad para el Werder Bremen de seguir siendo el equipo más longevo de la Bundesliga. Foto: Kristian Kane/Focus Images

La Lazio no puede permitirse más fallos

Lazio – Fiorentina (sábado, 21:45)

El tropiezo de la Lazio el miércoles pasado en Bérgamo ha dado aún más importancia si cabe al enfrentamiento de este sábado entre los de Simone Inzaghi y la Fiorentina de Giuseppe Iachini. La Juventus se ha puesto a 7 puntos de ventaja (contando con su victoria de ayer ante el Lecce), y un nuevo pinchazo ‘laziale’ podría ser definitivo en la carrera por el Scudetto. Contando la presente, restan 11 jornadas para el final y extraño sería que la Juventus acabase desperdiciando dicha diferencia en tan poco tiempo. Simone Inzaghi no podrá contar este fin de semana con Lucas Leiva, su ‘regista’ titular, ni Luiz Felipe, uno de sus centrales. Senad Lulic, Danilo Cataldi, Adam Marusic y Bobby Adekanye tampoco estarán disponibles para este encuentro. Felipe Caicedo será el acompañante de Ciro Immobile en punta, capocannoniere actual del Calcio (27 goles y 7 asistencias), y en medio campo Marco Parolo será el pivote por detrás de Sergej Milinkovic-Savic y Luis Alberto, interior derecho e izquierdo, respectivamente. Con todo ello, la Lazio se medirá a una Fiorentina que mira más hacia abajo que hacia arriba. El cuadro ‘viola’ respira con seis puntos por encima del descenso, pero con el del pasado lunes ante el Brescia encadena ya tres empates consecutivos. Sin Iachini en el banquillo ni Federico Chiesa sobre el campo, ambos sancionados, la Fiorentina visitará el Olímpico de Roma con Cutrone y Ribéry en ataque y la necesidad de seguir sumando para mantener alejado cualquier fantasma en este último tramo de temporada. La Lazio, por su parte, no puede permitirse más fallos si quiere mantener vivo este pulso al menos hasta que las matemáticas digan lo contrario. A.B.

Milan y Roma están obligados a ganar

Milan – Roma (domingo, 17:15)

Milan y Roma han vuelto con buen pie tras el parón. El cuadro de Stefano Pioli llega al fin de semana tras golear (4-1) al Lecce fuera de casa y la Roma venció (2-1) a la Sampdoria en el Olímpico. Mientras que los rossoneri deben pelear a contrarreloj de aquí al final para alcanzar los puestos que dan acceso a Europa, el equipo de Paulo Fonseca no debe relajarse si quiere conservar sus opciones de jugar en Champions la temporada que viene. Simon Kjaer, Mateo Musacchio y Zlatan Ibrahimovic se quedarán fuera de la convocatoria milanista por lesión, mientras que Pau López y Nicolò Zaniolo serán duda hasta el último momento en la Roma. Con Bonaventura nuevamente por detrás de Rebic, como en la vuelta de semifinales de Coppa ante la Juventus, y Castillejo (que viene de marcar en Lecce) en el once titular, el Milan aspira a mejorar sus guarismos en casa esta temporada. El equipo rossonero ha perdido hasta el momento tantas veces (4) como ha ganado (4) en San Siro, con cinco empates y una diferencia negativa de dos goles entre los tantos encajados y los conseguidos este curso en Lombardía. La racha de la Roma lejos de su estadio es mucho más positiva: siete victorias, tres empates y tres derrotas, con un +9 en la diferencia total de goles. Fonseca podría alinear a Mkhitaryan, Pellegrini y Cengiz Ünder por detrás de Dzeko. Un 4-2-3-1 en el que Veretout y Cristante conformarían el doble pivote. Ninguno de los dos puede permitirse muchos resbalones de aquí al final, pero menos aún en una jornada en que los rivales más directos de Milan (Parma ante Inter, en Milán) y Roma (Atalanta en Udine) podrían dejarse algún punto en sus respectivos enfrentamientos este fin de semana. A.B.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

El Galatasaray no quiere ceder su trono

Basaksehir – Galatasaray (domingo, 20:00)

El vigente campeón de la liga turca, el Galatasaray, se enfrenta al aspirante con más posibilidades de desbancarle y alzarse con el título: el Istanbul Basaksehir. El, hasta ahora, cuarto equipo de Estambul tiene en sus manos ganar la liga por primera vez y convertirse así en el sexto club en conseguirlo en toda la historia de la competición. Tras el tropiezo la pasada jornada del Trabzonspor, su principal competidor este curso, el Basaksehir tiene ya dos puntos de ventaja en el liderato. El encuentro frente al Galata es el único verdaderamente exigente de las jornadas que le quedan y se ve como la etapa más dura a superar para asegurar el título. El Galatasaray, por su parte, necesita ganar si quiere jugar Champions la próxima campaña. Los de Fatih Terim son cuartos, a dos puntos del tercer puesto que ocupa el Sivasspor y que daría acceso a la Copa de Europa debido a la sanción europea del Trabzonspor (2º).  Hace pocas jornadas, parecían un contendiente serio al título, pero no han logrado vencer en ninguno de sus cuatro últimos partidos. El más reciente, el rocambolesco 3-3 frente al Gaziantep (que fue ampliamente relatado en el Patreomorning de esta semana y bautizado como “el partido más divertido post-pandemia”), fue un duro golpe anímico tras perder los tres puntos en el 104’ tras casi una hora jugando con 10. Entre otras cosas, los de Fatih Terim echaron de menos a su guardameta Muslera, que estará de baja durante al menos 6 meses por una fractura de tibia y peroné. La pasada campaña, ambos equipos se enfrentaron en la penúltima jornada en lo que era una final por la Liga. Ganó el Galatasaray, que se llevó el título, y el Basaksehir tuvo que contentarse con el segundo subcampeonato de su corta historia. Ahora las tornas han cambiado y hay un nuevo equipo en Estambul que tiene ganas de celebrar. E.M.

El primer gran desafío para Dino Skender

Olimpija – Maribor (domingo, 20:45)

Milan Mandaric, el controvertido propietario del Olimpija Ljubljana que se dio a conocer a principios de siglo adquiriendo sucesivamente varios clubes ingleses (el Portsmouth, el Leicester City y el Sheffield Wednesday), sorprendió a todo el fútbol esloveno cuando decidió destituir la semana pasada a Safet Hadzic pese a que el equipo ocupaba la primera posición en la tabla. El drástico movimiento, que fue fruto de la derrota en casa ante el entonces segundo clasificado Celje, tuvo consecuencias funestas: con un técnico interino en el banquillo, el Olimpija cayó por 0-5 en el partido siguiente en el derbi de la ciudad contra el Bravo. Esas dos debacles, sumadas a la racha de un Maribor que ha ganado sus cuatro encuentros tras la reanudación de la competición, han recortado el margen de ventaja del cuadro capitalino, que ahora mismo sólo posee un punto más que su histórico rival antes del choque que puede decidir el título -pese a que quedarán aún seis jornadas después-. Mandaric presentó tras la humillación frente al Bravo a su nuevo técnico: Dino Skender, un croata de 36 años que dirigió al primer equipo del Osijek hasta que dimitió en septiembre para centrarse en la dirección de la academia del club. Pese a los pocos meses de experiencia en un banquillo profesional, logró un cierto reconocimiento al clasificar para las rondas previas de la Europa League a su antigua escuadra, con la que acabó tercero en la liga croata. En su debut en el banquillo del Olimpija, Skender obtuvo un triunfo agónico en Domzale (0-1) con un gol del veinteañero Haris Kadric en el minuto 90. El resultado le sirvió para conservar el liderato y llegar al gran clásico nacional aún por delante del Maribor. Lo que ocurra el domingo puede empezar a determinar ya, sólo unos días tras su llegada, cuán larga será su experiencia en Ljubljana. A.T.

Textos escritos por Adrián Blanco (A.B.), Axel Torres (A.T), Enrique Montesano (E.M.) y Jaume Naveira (J.N.). Foto de Portada: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*