España deberá construir en torno a Koke Resurrección

Koke of Atletico Madrid during the  Atletico Madrid press conference at the Wanda Metropolitano Stadium, Madrid
Picture by Kristian Kane/Focus Images Ltd +44 7814 482222
26/09/2017

A España le faltó ante Suecia lo más importante. El partido en líneas generales de la selección fue bueno. Atacó mucho y sufrió poco. Pero evidentemente no es suficiente. Y este empate a cero obligará claramente a España a no conformarse. La sensación que deja el encuentro es que la selección de Luis Enrique fue de más a menos a lo largo del partido, y aún así pudo acabar ganando perfectamente en la recta final. De hecho, la dirección de campo del asturiano fue muy positiva en este sentido. España mejoró a raíz de los cambios, con la entrada de Gerard Moreno, Thiago Alcántara y Pablo Sarabia, que visto lo visto podrían tener un hueco en el once de cara al partido de la segunda jornada ante Polonia, y además Luis Enrique decidió mover el banquillo en el mejor momento. A nivel de juego, como ya analizamos hace unos días, la presión tras pérdida sigue siendo la fase mejor ejecutada por la selección actualmente, y ese esfuerzo por recuperar la pelota de manera rápida y agresiva dejó sin salida durante muchísimos minutos a una Suecia que solo consiguió estirarse (y generar peligro) a partir de un nombre propio: Alexander Isak. Álvaro Morata tuvo la mejor oportunidad de la selección y Gerard Moreno tampoco estuvo demasiado fino en el remate (aunque su ingreso en el campo mejoró el juego de España), pero al margen de estos dos futbolistas hay otros dos jugadores que salen claramente reforzados de este primer partido de España: Koke Resurrección y Pedri González.

España 0
Suecia 0

ESP-SUE vs Away team - Football tactics and formations

El primer tiempo de Koke fue una exhibición con todas las letras. El centrocampista del Atlético de Madrid arrancó el partido por derecha, como interior en un centro del campo de tres alturas con Rodrigo Hernández como pivote y Pedri como interior izquierdo, y su impacto en el juego fue absoluto. Koke hizo de todo y todo lo hizo bien. La influencia de Koke fue máxima en todas las fases y situaciones del juego, con y sin balón, y lo mismo lateralizaba su posición abajo en salida para asegurar ese primer pase (lejos de la presión de Isak y Berg) y liberar a su vez la subida por fuera de Marcos Llorente, de nuevo como lateral derecho, que aceleraba el juego desde sus rupturas (sin la pelota) para generarle opciones de pase al resto de sus compañeros y hasta lo finalizaba en el último tramo incorporándose desde la segunda línea. Además, a nivel gestual, Koke demostró un liderazgo muy necesario en esta selección para ordenar a todos los futbolistas que tenía a su alrededor en torno a sus propias acciones. Koke le dio muchísimo criterio al juego de España, siendo claramente el mejor de la primera mitad, y ese protagonismo pasó de manos en la segunda con un Pedri que fue creciendo en el encuentro, aprovechando que el partido pasó a jugarse por su costado.

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

Si la posición de Koke por derecha obligó a la selección a jugar más sobre este sector en la primera parte, aunque el futbolista rojiblanco se movió también varias veces por el lado opuesto, la conexión por izquierda entre Jordi Alba (lateral) y Dani Olmo (extremo) activó en el momento más indicado a un Pedri que acabó el duelo a un grandísimo nivel. En la recta final, cuando más prisas entran y cuando más empiezan a pesar las piernas, el futbolista canario tiró de valentía y calidad técnica para jugar con muchísima claridad en los metros finales. De hecho, se inventó varias acciones de muchísimo peligro dentro de su sector izquierdo, y consiguió, sobre todo, que Jordi Alba atacase por su lado como hace en el FC Barcelona habitualmente: llegando hasta línea de fondo y no estando con el balón al pie.

España mereció más, pero no pudo pasar del empate ante Suecia. Foto: Luis Tato/Focus Images Ltd
España mereció más, pero no pudo pasar del empate ante Suecia. Foto: Luis Tato/Focus Images Ltd

Suecia, que también tuvo alguna ocasión bastante clara para adelantarse en el marcador, se quedó automáticamente sin salida tras la marcha de Isak, y acabó resistiendo dentro del área con un Robin Olsen inspiradísimo en todas sus intervenciones. Como decíamos, las entradas de Thiago y Gerard Moreno le dieron otro aire a la selección, moviendo el balón muy rápido y amenazando en campo rival, pero evidentemente tampoco fueron suficientes para romper un empate que coloca líder a Eslovaquia del grupo E. Ahora está por ver si Luis Enrique, de cara al próximo sábado ante Polonia, decide cambiar algo y trata de encajar nuevas piezas en el once titular, pero, por lo pronto, la noticia más destacada que deja el debut en clave España es que Koke y Pedri están para ser importantes. Al menos ya hay algo sobre lo que construir.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Kristian Kane/Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Qué gusto leer un análisis que se centra en explicar lo que pasó con perspectiva y sin voluntad de participar en debates tóxicos.Por buscar algún pero al juego de la Selección, dejó dudas Pau Torres, que le vi blandito, aunque es verdad que el partido no le dio muchas oportunidades de activarse. También esperaba más de Ferran, que por en medio no encontró espacio y en la banda parecía ocupar el espacio de un imparable Llorente. Nada grave y muchos motivos para que España sea optimista si consigue abstraerse del ruido que genera su entorno. En líneas generales, el mejor partido que he visto de España en un gran torneo desde 2012.

Comparto las dudas con Pau Torres.

A mí también me dejó algo frío en esas acciones con Alexander Isak.

El tema con Ferran Torres y Marcos Llorente es que la banda se vuelve muy lineal. Los dos son futbolistas de una única dirección en banda, además a pie natural, y la ocupación de los espacios no fue la más productiva.

Eché en falta alguna recepción de Ferran en banda para detenerse y lanzar a Llorente a línea de fondo, como hace Trippier en el Atlético de Madrid.

Yo no entendí la primera tanda de cambios. El equipo había estado bien posicionalmente con Rodri en posición de ancla y creo que había cierto clamor porque saliera Gerard a sustituir a Morata. Sin embargo, se gastaron minutos con Ferran en la posición de falso 9, un concepto que incluso en el City ha quedado en un segundo plano en los grandes partidos. Por suerte, el seleccionador sueco tampoco se quedó atras y decidió quitar a Isak, cuando era su principal amenaza.

¿ Pau Torres quizá note la ausencia de Albiol / Ramos ? Ha jugado siempre con centrales veteranos al lado y quizá juega mas tranquilo con un “peso pesado” al lado.

Muy de acuerdo con tu análisis. Para mi fue claro el impacto de Koke, y cuando este cayo físicamente, hubo unos momentos de descontrol, hasta que Luis Enrique saco a Thiago. Con la entrada del hispano brasileño, empezaron a aparecer espacios… y los aprovecho Pedri. No puedo entender como la gente no ve que ese chico esta en el Top5 de talentos jóvenes del mundo. Va a ser un nuevo Iniesta. Como activo a Alba en los últimos minutos. Lo que me lleva a preguntar, ¿no creéis que Gaya aportaría más a la selección?
Por otro lado, tanta critica focalizada a Morata, probablemente lo que haga es que Luis Enrique se refuerce en su posición.

Deja un comentario

*