André Silva en el RB Leipzig de Jesse Marsch

André Silva Portugal sub-19 MarcadorInt

André Silva viene de hacer su mejor temporada en la máxima élite. El delantero luso ha firmado 29 goles y cinco asistencias este último curso en el Eintracht Frankfurt de Adi Hütter, solo superado en la Bundesliga por los 41 tantos de Robert Lewandowski, y con ello se ha vuelto a reivindicar como uno de los delanteros más interesantes de Europa. Porque la carrera de André Silva, que el próximo mes de noviembre cumplirá 26 años, hasta el momento es eso: constantes picos de forma arriba y abajo que, como es lógico, seguramente han sido la razón por la que hoy no hablamos de André, como delantero, en otros términos.

Contenido relacionado: Análisis de los fichajes del verano

André Silva nunca ha tenido un problema de nivel. El delantero portugués es un buen jugador que ha ido incorporando registros a su fútbol en los últimos años. Es decir, André Silva ha ido desarrollando una progresión positiva en su juego al tener que adaptarse a escenarios, contextos y sistemas tan diferentes entre sí; porque obviamente el Sevilla FC de Pablo Machín no tiene nada que ver con este Eintracht, y seguramente lo que ahora le espera en el RB Leipzig de Jesse Marsch también será muy diferente a lo ya conocido, aunque el cambio seguramente será menos dramático que todos los anteriores. Pero el luso sí es un futbolista que hasta ahora, dejando a un lado esta última temporada en el Deutsche Bank Park, ha sufrido evidentes altibajos que han frenado su progresión, y de ahí que una temporada tan regular como esta última le ha permitido salir muy reforzado.

André Silva jugó en el primer equipo del Porto durante dos años. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd
André Silva jugó en el primer equipo del Porto durante dos años. Foto: Stefano Gnech/Focus Images Ltd

Dentro del área, ya desde su etapa en el Porto, André Silva es una certeza. Si el equipo le lleva a rematar con cierta continuidad en el punto de penalti, el delantero portugués posee una fiabilidad bastante destacada en sus disparos. Buena prueba de ello es que esta temporada en el Eintracht, un equipo que en el fondo podría compartir un lenguaje parecido con la pizarra de Jesse Marsch, André Silva ha realizado todos sus goles en Bundesliga desde dentro del área (con un éxito de conversión a tener en cuenta: 24%). El delantero luso remata mucho, pero sobre todo remata muy bien. André Silva maneja una importante cantidad de recursos al primer toque para acomodar el cuerpo y chutar de primeras tal y como le viene el balón, especialmente con su pie más hábil (el derecho) y la cabeza, y aprovechando situaciones de centro desde los costados que es como más veces le ha buscando este Eintracht; siendo, no por casualidad, el segundo equipo de la Bundesliga 2020-21 (solo por detrás del Bayern Múnich) con más centros exitosos por encuentro.

Ahora bien, André Silva es un delantero que también ha sabido crecer lejos del área. El atacante portugués destaca por su capacidad para ver, detectar y entender los espacios, ofreciendo movimientos muy continuos en un partido para relacionarse de espaldas en la línea más adelantada del sistema y darle continuidad a las circulaciones del equipo, y esa habilidad, que ya la lució en su etapa en Sevilla, también ha sido clave para mejorar el juego colectivo de este Eintracht, y, por ende, dotar al equipo de recursos y soluciones para que el sistema táctico después sea capaz de ponerle a rematar a él en los metros finales.

Jesse Marsch entrenará al RB Leipzig tras la salida de Julian Nagelsmann. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd
Jesse Marsch entrenará al RB Leipzig tras la salida de Julian Nagelsmann. Foto: Kristian Kane/Focus Images Ltd

Aún está por ver qué quiere Jesse Marsch de este RB Leipzig, que de cara a este nuevo curso también debería contar con la esperada incorporación de Dominik Szoboszlai, que aún no ha podido debutar con el equipo alemán debido a una lesión que también lo dejó fuera de esta Eurocopa, pero si el técnico norteamericano trae consigo a la Bundesliga ese estilo tan directo, vertical y dinámico, cosa que parece altamente probable, el portugués ya ha demostrado que tiene fútbol (y potencial para seguir mejorando) para influir y mejorar el desarrollo y desenlace de una pizarra que, a la espera de conocer su forma definitiva, tendrá un fondo fácilmente adaptable a las leyes (no escritas) que rigen las nuevas normas de esta Bundesliga. Y André Silva está en ese punto en el que necesita otra temporada como esta última para empezar a suavizar esos picos en su rendimiento para alcanzar la regularidad.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: MarcadorInt/Todos los derechos reservados.

Related posts

Deja un comentario

*