Jadon Sancho: Un talento generacional en el Manchester United

Jadon Sancho se estrenó como titular en esta Eurocopa ante Dinamarca. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El fichaje de Jadon Sancho por el Manchester United es muy estimulante. El cuadro de Old Trafford se ha reforzado con uno de los mejores futbolistas jóvenes del momento (21 años), un jugador con claro potencial al Balón de Oro, que durante sus cuatro años en el Borussia Dortmund ha generado 50 goles y 57 asistencias en 137 partidos oficiales. Una auténtica locura. La temporada 2020-21 de Jadon Sancho ha sido, quizás, algo más floja que todas las anteriores, seguramente afectado en lo emocional (especialmente en los primeros meses de competición) porque no se pudo cerrar su regreso a la Premier League ya el verano pasado, pero aun así sus números hablan por sí solos: 16 goles y 14 asistencias en 38 partidos (entre todas las competiciones), y más teniendo en cuenta que el curso no ha sido sencillo para nadie en el Borussia Dortmund. Jadon Sancho es un talento especial. Diferente. Y casi hasta anacrónico para los tiempos que corren, porque el inglés es un extremo con capacidad para desbordar y generar a pie natural. Sancho es un regateador. Un futbolista con capacidad para producir grandes cifras a partir de sus dribles. Y ese descaro, esa amenaza tan infinita como impredecible, es un recurso tan potente, diferencial y distinto como para liderar el ilusionante proceso (de reconstrucción) de este Manchester United.

Sancho es un futbolista que automáticamente dispararía el nivel potencial de cualquier equipo. Y el Manchester United no iba a ser menos. Su desembarco en Old Trafford es una magnífica noticia para todas las partes. Para el propio futbolista, que se ha merecido con creces dar este salto; para el propio Manchester United, que aumentará claramente su propio listón con esta incorporación; y para la Premier League, que debería centrar todos sus esfuerzos en atraer a los próximos talentos generacionales a su competición (es decir, los Kylian Mbappé, Erling Braut Haaland, Jadon Sancho y compañía) que tomen el relevo de Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Es lo único que le falta a la Premier League, y de momento ya se ha llevado al primero. Jadon Sancho lo tiene todo para ser uno de los mejores fichajes del Manchester United en los últimos años. Una de esas incorporaciones que pueden cambiar patrones, invertir tendencias y asentar nuevas jerarquías a medio y largo plazo.

Sancho jugó en el Manchester City antes de fichar por el Dortmund. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Sancho jugó en el Manchester City antes de fichar por el Dortmund. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El inglés es un futbolista con capacidad para influir desde su velocidad y su desborde en los tres carriles. Seguramente, donde más cómodo se encuentra Sancho es por derecha, a pie natural (siendo diestro), ya que en este sector es donde más realizado se siente para intimidar y amenazar desde la conducción, el regate y el disparo, y todo hace indicar que aquí actuará en el Manchester United de Ole Gunnar Solskjaer; aunque esto obligue a desplazar a Mason Greenwood por dentro, o incluso al banquillo, teniendo en cuenta que la medipaunta seguirá siendo cosa de Bruno Fernandes. Jadon Sancho es un futbolista con capacidad para amenazar solo o acompañado. En el Borussia Dortmund 2019-2020 tejió una gran relación con Achraf Hakimi, el carrilero del lado derecho, repartiéndose roles, alturas y situaciones para complementarse en el último tercio y atacar de una forma ancha y profunda para los intereses del equipo, y en esta Eurocopa con la selección inglesa ha dejado muy buenas actuaciones (como ante Ucrania) jugando como extremo sin la ayuda ni la participación de un lateral que doblase su posición para darle oxígeno/soluciones en el pico del área (puesto que Kyle Walker, el teórico lateral, se quedaba como tercer central).

Contenido relacionado: Análisis de los fichajes del verano

Jadon Sancho ha promediado esta temporada en la Bundesliga 3 regates y 2,6 pases clave por encuentro, además de dos remates y 50 pases también por partido. Una serie de números que definen bien su enorme impacto en los ataques del Borussia Dortmund y que son la verdadera causa de su gran producción ofensiva (16 goles y 18 asistencias). Si antes destacábamos que Jadon Sancho mejoraría a cualquier equipo del máximo nivel es porque su fútbol puede destacar en cualquier situación o escenario dentro del juego. Sancho es un futbolista con una altísima capacidad de intimidación a campo abierto, en conducción, recibiendo y lanzando las transiciones ofensivas de su equipo; pero también es capaz de imponerse en escenarios más exigentes (en cuanto al tiempo y el espacio de ejecución) como son generalmente los ataques posicionales. Jadon Sancho en realidad es uno de esos talentos inabarcables para cualquier análisis; todo lo que pueda escribirse o decirse de sus cualidades más tangibles no haría justicia realmente con toda su calidad y su gran potencial.

Jadon Sancho jugará en el Manchester United a partir de la próxima temporada. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Sancho jugará en el Manchester United a partir del próximo curso. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El extremo inglés es un futbolista indescifrable. Su fútbol no conoce límites en términos de creatividad y determinación, y no hay mejor indicador que esa mezcla entre el regate y las cifras (goles/asistencias) para adivinar que estamos ante uno de esos talentos que pueden adueñarse de absolutamente todo; de su equipo y hasta del propio juego. Jadon Sancho posee un abanico de recursos inabarcable para la imaginación porque ni siquiera él sabe cuál será el siguiente regate. El inglés va improvisando acciones técnicas sobre el césped a medida que el encuentro le va planteando diferentes retos, y en este sentido cabe resaltar que Jadon Sancho tiene un porcentaje de acierto superior al 50% en todos sus regates. Esto quiere decir que Sancho regatea mucho y muy bien. Con balón al pie, cuando se siente acosado, el instinto natural del nuevo futbolista del Manchester United es superar a todos los rivales que tiene encima con una rápida velocidad de ejecución mientras va encadenando acciones técnicas de una alta complejidad psicomotriz entre conducciones, bicicletas, caños, toques con la pierna menos hábil y hasta disparos. De hecho, llegados a este punto cabe subrayar que Jadon Sancho tiene una gran definición en los metros finales; tanto con el interior como con el empeine en función de la jugada hasta tal punto que es capaz de ladear el cuerpo en situaciones de uno para uno como haría cualquier delantero centro delante del portero para finalizar ajustando el disparo abajo, de manera rasa, como un especialista.

Sancho puede actuar en cualquier posición de ataque. Lo puede hacer por dentro o por fuera, desde la derecha (a pie natural) o desde la izquierda (para encarar por dentro y probar el remate), o incluso desmarcarse en diagonal por delante del balón para atacar desde los dos picos del área. Por derecha, como decíamos, tira de una autosuficiencia muy impactante para fabricarse él mismo sus propias jugadas, algo clave como decíamos en esta Eurocopa al compartir perfil con Kyle Walker en la selección inglesa, pues es bastante probable que también deba hacerlo útil ahora en el Manchester United debido a las cualidades (y las limitaciones) del que será su lateral, Aaron Wan-Bissaka; y todo lo hace con una naturaleza vertical orientada a acelerar la posesión de su equipo. El alto número de asistencias prueba que Jadon Sancho es capaz de reconocer todo lo que ocurre en su entorno en cualquier situación, incluso con las pulsaciones disparadas, y posee un porcentaje de acierto bastante alto en todos sus pases. Es muy probable que por aquí, en algunas acciones, Sancho tenga un margen de mejora sobre el que trabajar a medio y largo plazo, y que lo más difícil no es haber llegado a estas cifras sino poder mantenerlas en el tiempo, pero no existe razón alguna para dudar de su encaje en este Manchester United. Sancho es muy bueno y lo tiene todo para ser uno de los futbolistas más importantes de Old Trafford en los próximos años. Jadon Sancho es futuro. Y también el presente. Es algo muy grande.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

Jason Sancho, ¡qué futbolista! Como seguidor del Dormunt, es una gran pérdida. Haland es un pedazo de futbolista, muy distinto sí, pero es que muchas veces solo se depara en él cuando Sancho le ha facilitado mucho las cosas (asistencias, ser otra amenaza que atender..). El partido de ida contra el Sevilla fue un ejemplo de ello. Para nada quiero desmerecer a Haland, yo lo adoro, pero me da la sensación que no todos aprecian a Sancho como Adrián. Es que inclina partidos, asiste, marca, mete miedo a una defensa él solo…. Y lo que es más importante, hace todo esto en cualquier contexto como bien comenta Adri, tanto en juego posicional con defensas cerradas como con espacios.
Para mí su margen de mejoría está en depurar sus decisiones algunas veces (sus asistencias atestiguan que ya es muy bueno) así como en conseguir una constancia absoluta en su juego ya que a veces cuando empieza mal un partido encadena varios fallos. Pero estamos hablando de un futbolista con 21 años y un superdotado técnicamente. Es que de verdad, que placer verlo, sobre todo cuando este tipo de futbolista parece en peligro de extinción. Y qué gran pena perderlo a él y a su sociedad con Haland, fue maravilloso mientras duró. Espero que lo disfruten los red devils, muchas gracias por este pedazo de análisis Adri. Saludos!

¿Tendra el mismo efecto que tuvo Cristiano Ronaldo en sus inicios? Espero que sea aún mayor y esos diablos Rojos vuelvan a realizar buenos partidos y luchen codo con codo con Manchester City.

Deja un comentario

*