El equipo de Didier Deschamps

Kylian Mbappe of France celebrates scoring his side’s 4th goal during the 2018 FIFA World Cup Final match at Luzhniki Stadium, Moscow
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
15/07/2018

La vigente campeona del mundo ya ha hecho acto de presencia en la Eurocopa 2020. Francia se impuso a Alemania en el estreno del grupo F con una de esas actuaciones que solo consigue hacer tan bien (a nivel de selecciones) el cuadro que actualmente dirige Didier Deschamps. Francia parte con una ventaja considerable sobre el resto de las selecciones en esta Eurocopa y es que, más allá de la montonera de talento técnico que dispone, a lo que hay que sumar el regreso de Karim Benzema, ninguna otra ha llegado a este torneo con tantísimas certezas a sus espaldas. Hay muy pocas selecciones en todo el planeta que se reconozcan tan fácilmente como la Francia de Didier Deschamps, y eso, evidentemente, en una competición de este estilo, es un plus considerable como volvió a demostrarse anoche ante la Alemania de Joachim Löw. Francia fue mejor de principio a fin en todas las fases y situaciones del juego, y buena prueba de ello es que, pese a lo corto que acabó siendo el resultado, la sensación es que Alemania no hubiese sabido cómo meterle mano ni con una hora más de encuentro por delante. Francia es un hueso durísimo de roer para cualquiera.

Francia 1 (Hummels 20′ pp.)
Alemania 0

GER vs FRA - Football tactics and formations

Deschamps ordenó de inicio un 4-1-4-1 en el que, curiosamente, Mbappé fue extremo izquierdo y Griezmann el extremo derecho, con Kanté como pivote y dos interiores por delante: Pogba (derecha) y Rabiot (izquierda). Tras un arranque en bloque medio-bajo, a la espera de que fuese Alemania quien tuviese que mover ficha primero, Francia optó por adelantar la altura de su presión y ese paso al frente destapó la primera debilidad de esta Alemania: salvo Gosens, carrilero izquierdo, todos los futbolistas del once titular de Joachim Löw pedían el balón al pie y no al espacio, y esa situación provocó que la selección germana se quedase especialmente corta de profundidad y amenaza en los metros finales. Alemania organizó de inicio un sistema con tres centrales y dos carrileros en los costados, con Ginter, Hummels y Rüdiger, de derecha a izquierda, encargados de dar el primer pase, y pese a que Kroos se mostró bastante activo a la hora de encontrar un hueco en el que recibir y levantar la cabeza, lo cierto es que a la selección germana le costó un mundo adueñarse del duelo y generar peligro a través de sus posesiones, y, de hecho, no llegó realmente a conseguirlo.

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

En esas, con Francia defendiendo muy cómodo lejos de su área, Pogba se inventó uno de los mejores gestos técnicos que se han visto hasta el momento en la Eurocopa: un golpeo con el exterior del pie derecho para asistir a Lucas Hernández dentro del área, y su centro al segundo palo (buscando a Mbappé) se topó con un Hummels que no supo (ni pudo) cómo despejarlo sin colárselo dentro de su propia portería. El centrocampista del Manchester United fue elegido el mejor futbolista del encuentro, y no es de extrañar. Pogba bordó una actuación de altísimo nivel como interior derecho en el medio campo de Francia, tanto en ataque como en defensa, muy comprometido con la causa, como se puede decir también lo mismo de Griezmann. El jugador del FC Barcelona lideró a la selección desde su arrojo y su trabajo, tanto para recibir, detener el tiempo y lanzar las transiciones (con Mbappé corriendo al espacio), como siempre le ha gustado, como por la gran cantidad de carreras, tackles y despejes que realizó para condicionar al máximo el juego de la selección alemana. Además de ellos dos, otros como Varane (defendiendo el corazón de su área), Kanté, Mbappé, Lucas, Rabiot y Benzema también clavaron sus actuaciones, y desde todos ellos se explica una victoria que recuerda a 2018 y que confirma que el proyecto de Deschamps goza de muy buena salud. Alemania lo intentó, especialmente en la segunda mitad (con una Francia ya más replegada en su propio campo; aunque amenazando varias veces con muchísimo peligro al espacio con Pogba, Benzema, Griezmann y Mbappé), juntando muchas piezas por dentro para liberar la recepción en los costados de los carrileros, Kimmich y Gosens, pero esta Francia es una selección tan completísima que consigue reducirlo todo al absurdo.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Grandísimo duelo Pogba-Kroos durante todo el partido.

A mi me gustó Alemania, y no la vi tan superada por Francia. Me parece que Low tardó un poco a hacer cambios, y más teniendo a Sane y Werner en el banquillo.

A mí la dirección de campo me dejó algo frío.

Los cambios estaban muy bien tirados, en eso estamos de acuerdo, pero me hubiese gustado ver a Sané por fuera para desbordar a Lucas Hernández.

¿Cambiará de sistema de cara a la segunda jornada? Yo creo que es bastante probable.

La pregunta es quien jugará de carrilero/lateral. Porque está claro que Kimmich tiene que jugar en el medio.
Ante Portugal creo que Can o Klostermann pueden ser una buena opción en una defensa de 4. Sin embargo ante Hungría (más viendo el partido que planteó ante los lusos) debería apostar por algo mucho más ofensivo, como por ejemplo situar a Gnabry en el carril.

Francia es como jugar a un videojuego de fútbol en modo difícil. Da igual cuánto te esfuerces, las veces que chutes… al final van a tener las justas para meter uno más que tú. Tiene que ser muy frustrante.

Y da esa sensación. Si ayer en lugar de 6 minutos añaden 15 seguramente Alemania tampoco hubiese marcado gol. Y quizá ni hubiese chutado a portería.

Creo que como aficionados al fútbol deberíamos exigir más a Francia y no aplaudir el ganar 1-0 con gol en propia a una Alemania en horas bajas…

La mejor Francia en años, el equipo que une más talento de la Eurocopa, se conforma con ganar por la mínima, no fue a buscar el segundo gol, sacó el autobús y a esperar… Francia es Suecia, la versión buena obviamente, pero juega a lo más sencillo con las mejores piezas del tablero… Me parece triste, no pueden ofrecer un futbol más ofensivo, más alegre? si fuera francés me sentiría decepcionado de desperdiciar la oportunidad de machacar a Alemania…
Si mi equipo jugase a este futbol con semejante plantilla cada fin de semana no pondría el partido y miraría el resumen con las 4 contras…

Deja un comentario

*