La Inglaterra de Kalvin Phillips & Phil Foden

Phil Foden of England during the 2022 FIFA World Cup Qualifiers match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
30/03/2021

Inglaterra se estrenó con victoria en Wembley ante Croacia. La selección inglesa jugará sus tres partidos de la fase de grupos en Londres, ante su gente, y en su debut confirmó que sigue siendo una selección mejor preparada para atacar rápido, de manera vertical, a pesar de que el talento de los Mason Mount, Phil Foden y compañía facilitan cualquier proceso. Jadon Sancho no pudo jugar este partido, y ni siquiera llegó a sentarse en el banquillo, pero Inglaterra puede sacar conclusiones muy positivas de su estreno en esta Eurocopa 2020, empezando por un Kalvin Phillips muy poderoso en su centro del campo, mucho más orientado al movimiento que a la organización por la que destaca en el Leeds United de Marcelo Bielsa, y acabando por un compromiso colectivo evidentemente muy necesario en este tipo de torneos. Inglaterra derrotó con justicia a una Croacia algo coja en ataque.

Inglaterra 1 (Sterling 57′)
Croacia 0

Inglaterra vs Croacia - Football tactics and formations

Gareth Southgate planteó de inicio varias novedades sorprendentes en su once, al margen de la presencia de Tyron Mings en el eje de la defensa (junto a John Stones) debido a la ausencia por lesión de Harry Maguire. Kieran Trippier fue el lateral izquierdo, es decir, actuó a pie cambiado; Kalvin Phillips fue la pareja de Declan Rice en el centro del campo, como doble pivote de un 4-2-3-1 muy marcado; y Phil Foden arrancó el encuentro desde la derecha y no por izquierda, como ha hecho habitualmente esta temporada en el Manchester City. Inglaterra salió con ganas desde el principio. Quiso tener el balón, proponer a través de la posesión y al poco de empezar el propio Foden estrelló un balón en la madera (tras un buen recorte) de la portería de Livakovic. Inglaterra fue muy superior en el arranque, y no necesariamente debió pasar por su centro del campo para plantarse con peligro en el último tercio: Jordan Pickford y los dos centrales fueron los primeros en detectar que Croacia quería defender lejos de su área sin asfixiar los primeros toques de Inglaterra en su propio campo, una mala combinación si el equipo rival tiene buenos pasadores abajo y futbolistas rápidos al espacio, y esos desplazamientos largos fueron un problema desde muy pronto para Domagoj Vida y Caleta-Car, los centrales, que se vieron varias veces superados por Sterling y Foden.

Contenido relacionado: Los Patreonistas de MI tendrán todos los días un podcast exclusivo sobre la Eurocopa 2020

No obstante, una vez superado ese primer tramo Croacia consiguió ir estirándose poco a poco a través (cómo no) de Luka Modric. El centrocampista del Real Madrid, interior derecho de partida, retrasó su posición para auxiliar a Marcelo Brozovic en la salida de su selección. Y esa combinación en el costado derecho de Croacia, con Ante Rebic como extremo, Ivan Perisic por izquierda y Andrej Kramaric en punta, le permitió respirar a la selección de Zlatko Dalic, igualó el encuentro y obligó a los ingleses a simplificar aún más su juego hasta tal punto que esos envíos largos desde atrás se acabaron convirtiendo en el mayor argumento ofensivo de los Three Lions hasta el descanso. Modric empezó el partido presionando arriba a la misma altura que su ‘9’, Kramaric, lo cual organizó a Croacia en un sistema 4-4-2 en su fase defensiva, aunque ninguno de los dos mostró una actitud especialmente agresiva ni amenazante en la presión adelantada. La suficiente para que Inglaterra aceptase ese escenario y redujese su plan para no cometer fallos comprometedores en el medio campo.

Kalvin Phillips asistió a Raheem Sterling en el gol de Inglaterra. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
Kalvin Phillips asistió a Raheem Sterling en el gol de Inglaterra. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

De hecho, Croacia salió mejor tras el descanso. Modric mantuvo su protagonismo en el juego de la selección, apareciendo por todo el ancho para juntar a Croacia y darle mucho más empaque a sus posesiones, pero Kalvin Phillips, que jugó la mayor parte del tiempo escalonado por delante de Rice, encontró un pasillo peligrosísimo por dentro para desmarcarse, recibir, recortar delante de Josko Gvardiol (que actuó como lateral izquierdo y no como central) y asistir a un Sterling que sigue compensando con cifras la confianza de Gareth Southgate; el extremo del Manchester City generó 15 de los 37 goles de Inglaterra en la fase de clasificación a esta Eurocopa (ocho tantos y siete asistencias). Y no solo eso: el propio Raheem Sterling ha participado en 19 goles en las últimas 17 internacionalidades.

Inglaterra optó por proteger el resultado desde el espacio, replegando en pocos metros para salir rápido al espacio con Marcus Rashford (que ingresó al campo por Phil Foden), Mason Mount y el propio Sterling. Inglaterra defendió en muy pocos metros en un 4-4-2, obligando a Croacia a tener que masticar sus ataques posicionalmente, con un Modric demasiado lejos del área de Pickford (tras la salida de Brozovic), lo cual, de alguna forma, infrautilizó sus virtudes cerca del área para atacar la profundidad. Croacia se atascó en exceso durante ese tramo, incapaz de girar a los ingleses para después cargar el área, e Inglaterra acabó mucho más tranquila de lo previsto, pues no sufrió nada, para lo corto que fue el resultado.

Luka Modric of Croatia during the UEFA Nations League match at Wembley Stadium, London Picture by James Wilson/Focus Images Ltd 07522 978714‬‬ 18/11/2018
Luka Modric fue claramente el mejor futbolista de la selección croata. Foto: James Wilson/Focus Images Ltd

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*