Carlos Soler es un nuevo futbolista

Carlos Soler. Foto: MarcadorInt/T.Martínez (todos los derechos reservados).

Carlos Soler ha caído de pie en la España de Luis Enrique. Los dos primeros partidos del valenciano como internacional absoluto han sido muy positivos y todo hace indicar que Soler ha llegado para quedarse en esta selección española, salvo que las circunstancias (bajón de rendimiento, una lesión, etcétera) digan lo contrario. El futbolista del Valencia CF representa un perfil interesantísimo para el juego de España gracias a este rol con el que también ha arracado LaLiga de la mano de José Bordalás en Mestalla. Carlos Soler está siendo muy importante en estas primeras semanas de temporada 2021/22 por la gran determinación con la que se está incorporando a los metros finales. El valenciano está sumando mucho con su ruptura desde la segunda línea, estirando el juego de su equipo (y, en este caso, también de la selección absoluta) desde sus movimientos por delante de la línea del balón y está siendo un llegador peligrosísimo cuando se incorpora al área. Un papel alejado de la gestión a la que nos tenía acostumbrados, tanto en el centro del campo como en la banda (en el Valencia de Marcelino García Toral), y que está sacando la mejor versión de un futbolista que, a sus 24 años de edad, ya necesitaba urgentemente un giro de rosca en su trayectoria deportiva.

Ante Suecia, en el partido de su debut, Carlos Soler actuó como interior derecho (con Koke en el perfil izquierdo, un detalle importantísimo) y su función fue estirar constantemente las posesiones de España desde una posición mucho más adelantada que las otras dos piezas en medio campo: Busquets, pivote, y el propio Koke, en el lado zurdo. Conviene detenernos brevemente en la figura de Koke porque el centrocampista del Atlético de Madrid jugó en un primer momento de Pedri, es decir, moviéndose entre líneas por delante de la línea del balón, pero sin tener la agilidad, la sensibilidad y la hiperactividad del canario en sus apoyos (sin apenas tiempo o espacio), y acabó el primer tiempo mucho más cerca de su mediocentro. Algo que, en consecuencia, le permitió a Carlos Soler soltarse con mayor libertad en el perfil derecho. El valencianista rompió varias veces al espacio en la última línea, sumándose desde atrás y no estando en la posición de delantero, y sus movimientos encajaron bien con los de su extremo de partida (Ferran Torres). Un papel que mantuvo también ante Georgia, aunque en ese caso actuando en el interior izquierdo, con Marcos Llorente en el derecho.

Carlos Soler ha arrancado la temporada 2021/22 a un gran nivel en el Valencia de José Bordalás. Foto: Cristian Trujillo/Focus Images Ltd
Carlos Soler ha arrancado la temporada a un gran nivel en el Valencia. Foto: Cristian Trujillo/Focus Images Ltd

Conocer la naturaleza del futbolista que acompaña desde el perfil opuesto es muy relevante para definir el rol de Carlos Soler en esta selección española. Consciente de que Llorente no es Koke, pues se trata de dos futbolistas muy diferentes entre sí, el valencianista jugó ante Georgia a muchas más alturas que ante Suecia pocos días antes. Soler se movió al espacio y pisó el área rival, firmando el segundo tanto del partido (tras una buena llegada hasta línea de fondo del propio Marcos Llorente) con una buena definición al primer toque delante del portero, pero también descendió varias veces al costado izquierdo, lateralizando su posición en los reinicios del juego de la selección, para influir en el posicionamiento de España en campo contrario y acelerar el juego desde más atrás. Una doble función que, evidentemente, hizo que su actuación fuese muchísimo más completa que ante Suecia, y que sirve para reafirmar que la evolución de Carlos Soler ya es una realidad. Su fútbol necesitaba un input de este estilo y esta versión le ha abierto de par en par las puertas de la selección española.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Tomàs Martínez/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Related posts

2 comments

Esta en la edad perfecta para dar este salto y convertirse en un volante mas cercano al media punta que al medio centro. Su golpeo lo hace muy recomendable para merodear el área. Gran artículo.

Responder a Víctor M Payán Cancelar respuesta

*