Gianluca Busio juega sin cadenas

800px-cinvskc_2019-04-07_-_botond_barath_gianluca_busio_46836815334

Gianluca Busio es una de las grandes apariciones de la temporada en el fútbol europeo. El futbolista norteamericano, fichado por el Venezia este mismo verano procedente del Sporting Kansas City, se proclamó campeón de la Copa Oro con la selección absoluta de Estados Unidos el pasado mes de julio. Gianluca Busio es un futbolista muy particular. Actúa como centrocampista en el Venezia de Paolo Zanetti, escudado por un segundo pivote más posicional y especializado en tareas defensivas como el galés Ethan Ampadu, mientras que él no tiene un rol o una demarcación muy concreta en todo lo que hace; no porque no se sepa muy bien cuál es su función sobre el césped, sino porque abarca una cantidad de zonas y registros que dificultan mucho una categorización más concreta de su perfil. Gianluca Busio crea, acelera y resuelve para después destruir el juego del rival en cada transición defensiva.

Gianlcua Busio es diestro, aunque resulta bastante común que se acueste sobre el perfil izquierdo del Venezia en salida de balón. Muy abierto, cada vez que lateraliza su posición en los reinicios del juego, Busio tiene capacidad para detectar y atacar los puntos más frágiles de presión del equipo contrario para recibir con el suficiente tiempo y espacio para levantar la cabeza y construir el juego con un ritmo y una dirección coherentes con el espíritu de este Venezia: siempre hacia delante, siempre de manera vertical. El joven norteamericano tiene una influencia total sobre el juego de su equipo en campo propio. Lo mismo, como decíamos, se escora a un perfil para recibir libre de marca y permitirle a su lateral izquierdo ganar altura por el costado, que baja entre centrales para ver el juego de cara o se sitúa por delante de estos para que su acompañante en medio campo estire por delante. En este sentido, resulta bastante oportuno señalar que Busio ya tiene muy interiorizado ese giro de cuello hacia los dos lados, como si llevara dos retrovisores incorporados en los dos hombros, para escanear frecuentemente todo lo que ocurre a su alrededor (vigilancias defensivas, zonas para mandar el balón, compañeros liberados, etcétera), antes de recibir por detrás de la línea divisoria.

Mapa de pases progresivos de Gianluca Busio con el Venezia 2021/22. Fuente: Driblab
Mapa de pases progresivos de Gianluca Busio con el Venezia 2021/22. Fuente: Driblab

De hecho, aquí caben dos aspectos a destacar dentro de su juego, uno positivo y otro que aún no lo es tanto: Gianluca Busio no se complica si siente o percibe que está acosado por la presión rival, sino que rápidamente suelta el balón al futbolista que está de cara y vuelta a empezar; pero esas devoluciones, condicionadas por la situación, no siempre se producen en las mejores condiciones para el receptor (por la dirección y la potencia del envío, muchas veces de primeras), que generalmente es uno de los centrales. En este sentido, es altamente probable que dentro de unos años hablemos del propio Busio como un centrocampista más autosuficiente a la hora de anular y superar estas acciones mediante el giro o la conducción. Condiciones tiene. El anterior mapa de Driblab refleja sus pases progresivos esta temporada.

Dicho lo cual, estas respuestas instintivas forman parte de una naturaleza muy activa e intervencionista. Hay contextos de partidos en los que Gianluca Busio no suma tanto en campo propio para abalanzarse en la parcela contraria, desmarcándose sin balón para estirar y profundizar el juego de este Venezia, lo cual acaba por simplificar un ataque que se caracteriza por ser desorganizadamente organizado. Paolo Zanetti le está dando mucha libertad ofensiva al equipo en suelo rival. El Venezia se estira desde las diagonales (dentro-fuera) de su delantero, David Okereke, que es rápido, potente y decidido en sus movimientos para ganarle metros a la defensa rival, la profundidad de sus laterales, el equilibrio de Sofian Kiyine y la calidad de Mattia Aramu. Y en este punto hay que sumar la profundidad de Busio, siempre de atrás hacia delante, y su pausa en los metros finales; una aptitud realmente valiosa en un futbolista que, como decimos, quiere hacer siempre muchas cosas (y muchas de ellas son las correctas), y en un equipo que trata de paliar sus principales déficits competitivos (de calidad técnica) siendo vertical y muy directo. Busio acompaña todos los ataques de su equipo, y pisa la frontal del área con frecuencia, y en todas sus acciones desacelera física, mental y gestualmente para no dejarse llevar por las emociones y tomar la mejor decisión posible en la zona más exigente del campo. Un detalle clave, aunque todavía tiene margen de mejora para añadir un punto extra de determinación a su juego en los metros finales para todas las veces que se incorpora. Ahí estará su siguiente gran salto.

Recuperaciones de Gianluca Busio esta temporada con el Venezia 2021/22. Fuente: Driblab
Recuperaciones de Gianluca Busio esta temporada con el Venezia 2021/22. Fuente: Driblab

Pero Gianluca Busio no es un futbolista de una única dirección. Es decir, el fútbol de este chico no arranca en campo propio y muere cerca del área rival, sino que a todo lo ya comentado añade un retorno defensivo muy constante y sacrificado. El norteamericano no es un especialista en la destrucción, vaya esto por delante, pero aun así se remanga siempre en todas las transiciones defensivas de este Venezia para tratar de recuperar el balón cuanto antes. Va fuerte a todos los duelos, sin ser un futbolista que destaque por su corpulencia, intenta anticiparse siempre en los cortes y no renuncia a ir al suelo si es necesario para limpiarle el esférico al rival. De hecho, esta temporada en la Serie A está promediando más de dos tackles por encuentro y cinco duelos ganados. Y su mapa de recuperaciones, como podemos observar en el anterior gráfico de Driblab, es de lo más variado. En definitiva, su impacto en la Serie A está siendo muy positivo. Gianluca Busio, nacido en Carolina del Norte, de padre italiano y madre afroamericana, es una de las grandes irrupciones de la temporada. Es cierto, como todo joven, que aún debe añadir y pulir registros en su juego, con y sin balón, pero la primera toma de contacto del norteamericano con la máxima élite del fútbol europeo ha sido muy prometedora. Otro estadounidense más, como Christian Pulisic, Gio Reyna, Sergiño Dest o Tyler Adams, que llega al Viejo Continente con un gran potencial para crecer y desarrollarse entre los mejores. Gianluca Busio amenaza con tirar la puerta.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Gianluca Busio
Edad: 19 años
Equipo: Venezia
País de nacimiento: Estados Unidos
Posición: Centrocampista

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 8 de noviembre: Josko Gvardiol
– 1 de noviembre: Yéremy Pino
– 25 de octubre: Marcos Antonio
– 18 de octubre: Marcos Antonio
– 4 de octubre: Kang-In Lee
– 27 de septiembre: Rodri Sánchez
– 20 de septiembre: Karim Adeyemi
– 13 de septiembre: Noa Lang

Foto de portada: Hayden Schiff bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic license.

Related posts

Deja un comentario

*