El increíble Brian Brobbey

Brian Brobbey of Netherlands and Francesco Lamanna of Italy during the UEFA Euro U17 Championship Final at Tallaght Stadium, Tallaght
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
19/05/2019

Brian Brobbey es una bestia impresionante. Este jovencísimo (19 años) delantero neerlandés del Ajax, que ya ha firmado para la próxima temporada con el RB Leipzig, es un futbolista que entra claramente por los ojos por su imponente presencia física. Si alguien nos viniese a contar que el chico en realidad se llama Bruce Banner, y que su cuerpo es una transformación provocada por una explosión de rayos gamma, seguramente nos creeríamos mejor esta versión de los hechos y desterraríamos la única historia oficial que nos han contado sobre su origen. Brian Brobbey es un prodigio de la naturaleza, una fuerza indómita de la propia Tierra capaz de chocar, correr y rematar con la misma energía con la que el Increíble Hulk aplasta todo cuanto está a su alcance. El Increíble Brobbey echó la puerta abajo con su impactante debut en la UEFA Champions League ante la Atalanta, como si fuese un gigante rodeado de liliputienses, y desde entonces, aunque ya había debutado con el Ajax meses antes en la Eredivisie, ha ido sumando partidos con el primer equipo y la selección sub-21 en los que ha dejado huella por su tremendo poderío. Aún es pronto, porque el futbolista es muy joven, pero después de varios meses ya en la élite todavía no se conocen los límites de la fuerza de Brobbey, y ese potencial, paradójicamente, ilusiona tantísimo como asusta de cara a un futuro en el que el fútbol, más pronto que tarde, pasará a estar dominado por criaturas que parecen ser mutantes sacados de un laboratorio secreto.

Contenido relacionado: Ryan Gravenberch: la nueva generación – Así juega el joven futbolista del Ajax

Brian Brobbey es un delantero centro con capacidad de moverse arriba y abajo, en las dos direcciones, dentro del carril central. El neerlandés sabe jugar bien con su cuerpo para ganar posiciones, imponerse en el remate y dominar duelos directos con el rival, ya sea por alto o por bajo, al pie o al espacio, más cerca o más lejos del área contraria, y esa habilidad tan consecuente con sus propias posibilidades redobla el valor de su colosal dominancia física. Resulta oportuno detenernos en esa movilidad bidireccional porque Brobbey no es un futbolista con una zancada súper dominante al espacio, es decir, no se trata de un ‘9’ con una punta de velocidad diferencial a campo abierto, pero sí es muy potente, se desmarca bien en los metros finales, y esa ruptura corta cerca o dentro del área es una acción que simplifica muchos procesos dentro un sistema. Aún hay muchas cosas que no conocemos en el fútbol de este chico, y esas incógnitas serán objeto de estudio a medio y largo plazo cuando el propio Brobbey ofrezca más detalles en la élite, ya que será interesante calibrar su respuesta en un escenario de mayor exigencia psicomotriz, como bien podrá ser la Bundesliga, para así comprobar la dimensión real de su potencial, pero, por lo pronto, no son pocas las destrezas que invitan al optimismo con el presente y el futuro de un chico que parece creado por el mismísimo Stan Lee. Este joven Brian Brobbey parece otro superhumano de ficción.

Brian Brobbey, en el Europeo sub-17 ante España. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Brian Brobbey, en el último Europeo sub-17 ante España. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Brobbey es diestro por naturaleza, y rara es la ocasión en la que recurre a su pierna menos hábil para participar directamente en el juego de su equipo; aunque en los metros finales, si debe resolver un mano a mano con su pie izquierdo, lo ha hecho, y eso habla bien de su respuesta ante estímulos muy exigentes. Como ya hemos comentando unas líneas más arriba, el flamante fichaje del RB Leipzig es un futbolista que destaca enormemente por su alucinante desarrollo físico. Realizar una descripción detallada del cuerpo de este chico es un reto considerable para cualquier persona que se preste a ello, y no tanto por la exposición detallada de su tronco y extremidades, sino por el desafío que supone construir una narrativa creíble cuando se habla de esta bestia. Físicamente, en el contacto más estrecho, Brobbey se ha mostrado insuperable para cualquier defensa, incluyendo aquí centrales de un nivel considerable dentro de las competiciones continentales (UEFA Champions League y UEFA Europa League). En los dos torneos, ya que el Ajax ha disputado ambos esta temporada, Brian Brobbey se ha impuesto con la superioridad con la que siempre han controlado los más mayores el patio del recreo. Y ni que decir tiene que la preeminencia ha sido total en las categorías inferiores del fútbol neerlandés, donde Brobbey se ha impuesto estos años como si fuese un gigante rodeado de futbolistas diminutos.

Contenido relacionado: Antony tiene más cara que espalda

Hay quien ya se ha atrevido a decir que Brian Brobbey es una versión rejuvenecida de Romelu Lukaku. Y más allá de evidentes y lógicas comparaciones físicas, en el fondo el neerlandés comparte un denominador común con el ‘9’ belga (aunque, evidentemente, hablamos de futbolistas que se encuentran en dimensiones muy diferentes), y es que para el defensor rival resulta mucho más oportuno esperar a que se gire que encimar, chocar y tratar de meter la pierna ante un futbolista que se hace mucho más fuerte en ese contacto. En los metros finales, a la hora de cargar la zona de remate, Brobbey es un futbolista que maneja bastantes recursos en el remate. Posee un disparo poderoso con su pie derecho, totalmente coherente y consecuente con el volumen y la fuerza de su propio tren inferior, el cual exhibe en cualquier golpeo entre palos, ya sea en jugada o desde el punto de penalti, y un remate de cabeza bastante eficaz por la dirección y la energía que consigue darle a la trayectoria, pero, sobre todo, por el control con el que se adueña del espacio o la situación siendo tan extremadamente difícil chocar con él y comprometer su estabilidad con semejante planta.

Brian Brobbey, con Países Bajos, en el Europeo sub-17. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd
Brian Brobbey, con Países Bajos, en el último Europeo sub-17. Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd

Si bien es cierto que a nivel técnico se podría echar en falta un punto extra de sensibilidad en algunas acciones, pues por ahora Brobbey no destaca por tener un toque demasiado limpio cuando recibe al pie y/o corre al espacio, sí dispone de una rápida capacidad de respuesta para armar la pierna y generar remates o incluso pases en muy poco espacio haciendo uso del empeine o la puntera de su pie derecho. En este sentido, en esos metros finales, Brobbey es un futbolista bastante inteligente para detectar situaciones y anticiparse a sus propios contactos con el esférico para activar a sus compañeros en mejor posición con una descarga al primer toque perfilado o girado completamente, con el pie, pero también con la cabeza. Ya decimos que Brobbey aún tiene muchas cosas que ofrecer y demostrar con su crecimiento, porque esta irrupción promete aún más que el impacto que ya ha tenido en noches o escenarios importantes, y ese margen aún desconocido alimenta el pavor que este joven genera entre los mortales. Tiene 19 años, ha nacido en Ámsterdam, pero Brobbey posee ese Gen-X de los nuevos mutantes que han nacido para dominar.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Brian Brobbey
Edad: 19 años
Equipo: Ajax (traspasado al RB Leipzig)
País de nacimiento: Países Bajos
Posición: Delantero

Cada lunes, el análisis de un joven talento en edad sub-23.

– 10 de mayo: Jonathan David
– 3 de mayo: Antonio Blanco
– 26 de abril: Dusan Vlahovic
– 19 de abril: Lukas Nmecha
– 12 de abril: Rafael Leao
– 5 de abril: Alexandru Matan
– 29 de marzo: Teun Koopmeiners
– 22 de marzo: Bryan Gil
– 15 de marzo: Pedro Neto
– 8 de marzo: Jude Bellingham
– 1 de marzo: Jamal Musiala
– 22 de febrero: Matthew Hoppe
– 15 de febrero: Sergio Arribas
– 8 de febrero: Ozan Kabak
– 1 de febrero: Nicolò Rovella
– 25 de enero: Emile Smith Rowe
– 18 de enero: Ryan Gravenberch
– 11 de enero: Gianluca Frabotta
– 4 de enero: Curtis Jones
– 28 de diciembre: Wesley Fofana
– 21 de diciembre: Florian Wirtz
– 14 de diciembre: Illan Meslier
– 7 de diciembre: Jérémy Doku
– 30 de noviembre: Eberechi Eze
– 23 de noviembre: Darwin Núñez
– 16 de noviembre: Cristian Romero
– 9 de noviembre: Gianluca Scamacca
– 2 de noviembre: Rayan Aït-Nouri
– 26 de octubre: Giovanni Reyna
– 19 de octubre: Antony
– 12 de octubre: Matheus Cunha
– 5 de octubre: Tariq Lamptey
– 28 de septiembre: Dominik Szoboszlai
– 21 de septiembre: Marash Kumbulla
– 14 de septiembre: Adil Aouchiche

Foto de portada: Yannis Halas/Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*