El Santos de Marinho, Soteldo y Kaio Jorge

estadio_urbano_caldeiracampo_do_santos_fcbrasil_-_panoramio

La Copa Libertadores 2020 tendrá final brasileña. Santos FC se clasificó anoche para la gran final derrotando en su estadio a Boca Juniors con un contundente tres a cero. Los de Cuca, muy superiores desde el arranque del partido, se impusieron a los argentinos en todo momento y en todas las fases del juego. Santos fue mucho mejor que Boca. Lo fue con la pelota, siendo un equipo muy directo y vertical en todos sus ataques, y lo fue también sin ella, defendiéndose ante un rival que no corrigió a tiempo las carencias que ya mostró en la ida. El cuadro de Miguel Ángel Russo ya sufrió mucho sin balón en el encuentro de Buenos Aires, a consecuencia de una presión que se quedó a mitad de camino entre muchas cosas y ninguna, y la vuelta de Jorman Campuzano al centro del campo, ausente en la ida por una lesión, no impidió que Santos transitase con mucha facilitad al espacio. Si en la ida fue Yeferson Soteldo el que encendió todas las alarmas en el posicionamiento defensivo de Boca Juniors a través de sus apoyos, cada vez más continuos y distendidos entre líneas, anoche, durante largos tramos del encuentro, las acciones técnicas de Marinho y Kaio Jorge hundieron a los de Russo cerca de Andrada. El Santos de Cuca es justo finalista.

Contenido relacionado: Soteldo y Tévez en el desorden de sus equipos – Análisis del partido de ida

Santos FC vuelve a una final de la Libertadores casi diez años después. La última que disputaron los santistas actualmente preside la sala de trofeos del Estadio Vila Belmiro, porque en junio del año 2011 Santos jugó y ganó su última final de Copa Libertadores ante Peñarol. Aquel Santos, compuesto por futbolistas como Neymar Jr., Danilo Luiz (el actual defensor de la Juventus de Turín) o Alex Sandro, y dirigido por Muricy Ramalho, disputó en aquella ocasión su cuarta final del torneo de clubes más importante de toda América del Sur, y volvió a hacerse con la Copa 48 años después. Esta será la tercera final de la Copa Libertadores que Santos disputará en el presente siglo. Además de la final de 2011, el equipo santista ya disputó la de 2003, pero aquella, cosas del destino, fue a parar a las vitrinas de Boca Juniors. Santos ha conseguido vengarse así de algo que ocurrió hace ya unos cuantos años, y lo hizo sin compasión alguna ante un equipo que se ha quedado muy lejos de competir esta eliminatoria en sus 180’. El partido de Boca fue realmente pobre.

Santos 3 (Pituca 16′, Soteldo 49′, Braga 51′)
Boca Juniors 0

Santos vs Away team - Football tactics and formations

Santos se organizó desde el arranque en un 4-2-3-1 bastante reconocible. El sistema, eso sí, iba adaptándose en función de la posición de Soteldo, que partía por detrás del delantero, como mediapunta, pero actuó la mayor parte del tiempo desde el costado izquierdo, a pie cambiado. De hecho, desde esta zona el jugador venezolano participó en la acción del uno a cero, rematando a puerta un disparo que Diego Pituca convirtió en el primero, y redondeó su actuación con un buen tiro (2-0) que se coló por el palo corto de la portería de Boca. Santos fue superior a su rival durante todo el encuentro, como ya lo fue en algunos tramos de la ida. Cuca le ganó claramente la partida a Russo desde el banquillo. Y Santos impuso la calidad de sus jugadores sobre el campo. Ya que Soteldo recibía y actuaba muchas más veces en banda que por dentro, Braga entendió que su rol debía completar las acciones técnicas del venezolano en el lado izquierdo, y por ello actuó muchas veces como el apoyo más cercano a Kaio Jorge en los ataques de su equipo.

El joven delantero brasileño de Santos fue uno de los nombres propios de esta vuelta. El punta, con y sin balón, le garantizó todo tipo de situaciones a su equipo en las distintas fases del juego. En el ataque se movió muy bien en el apoyo, mostrándose bastante activo en esas acciones de espaldas al área, y al espacio consiguió estirar a Santos FC tanto en la conducción como a través del desmarque. Pero la buena actuación de Kaio Jorge no acabó ahí. Defensivamente, siendo la referencia más adelantada del sistema, consiguió condicionar intencionadamente los primeros pases de Boca perfilándose de tal forma en la presión que los centrales no tuvieron otra opción que jugar la pelota siempre hacia el costado. Con el balón en banda, saltando con los volantes sobre los laterales, Santos consiguió provocar varios errores entre los primeros pases de Boca. Y la estrategia respondió así al plan de partido que Cuca había ideado para la vuelta: su equipo se abalanzó arriba sobre su rival, presionó fuerte, acabó sus jugadas y consiguió anular la respuesta Xeneize hasta tal punto que Boca remató una única vez a portería en este encuentro.

El otro gran nombre de la noche fue el de Marinho. El brasileño fue el responsable del balón al palo con el que Santos abrió la noche. Marinho, zurdo a pie cambiado (desde la banda derecha), fue un auténtico dolor de cabeza para la defensa de Boca Juniors. Recibiendo siempre al pie y anulando a sus rivales más cercanos a través de la finta y la conducción, el brasileño, premiado con el MVP del partido en la ida, desesperó a los argentinos a partir de su constante activación en el perfil derecho del ataque de Santos. Fabra acabó pagando su desesperación en la segunda parte con una entrada injustificable en la que acabó pisándole en el pecho al propio Marinho. Pero, por suerte, el brasileño pudo reponerse de la acción y ya en el segundo tiempo, con tres cero a favor de su equipo, continuó haciendo de las suyas cerca de la portería de Andrada. Boca lo intentó, especialmente a través de su mejor futbolista, Carlos Tévez, pero en ningún momento encontró el modo de reengancharse a la eliminatoria, y menos cuando Santos hizo dos tantos muy rápidos a la vuelta del descanso. Lo cierto es que el equipo Xeneize se ha quedado bastante corto de recursos y sensaciones en los 180’ de estas semifinales, mientras que Santos aprovechó este encuentro para presentar su candidatura al título.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Foto de portada: Caveira43 bajo licencia Creative Commons 3.0

Related posts

4 comments

Qué alegria más grande leer sobre el Santos en MI!

Santos fue superior en los 4 tiempos, es justo finalista (por las semis y por todo el torneo). El marcador fue incluso corto, después del tercer gol y la expulsión, ambos equipos dejaron de jugar y Santos falló un par de situaciones muy claras.

Destacar también los partidazos de Pituca (espero que Europa no se dé cuenta de ese jugador…) y Veríssimo que se marcha al Benfica.

Saludos

¡Gracias por tu comentario, Eduardo!

El partido de Veríssimo pone la piel de gallina. Su enfado con el cuarto árbitro para regresar al campo cuanto antes después del aparatoso golpe que se llevó en la cabeza es una de las imágenes de esta Copa Libertadores.

Me gusto mucho el partido de Kaio Jorge. Habrá que seguir de cerca a este chico.

Kaio Jorge es buenísimo. Fue campeón mundial sub 17 junto con Sandry, y Verón del Palmeiras.

Kaio Jorge es un delantero que no está muy presente en el juego, son otras sus características, pero cuando aparece en el área es un delantero matador. Pronto Adri tienes que escribe sobre él.

Deja un comentario

*