La nueva España sub-21 que ya conocemos

10

España estará en el próximo Europeo sub-21 de selecciones. El cuadro de Luis de la Fuente certificó ayer mismo su pase tras derrotar a Kazajistán en casa, en el Estadio Santo Domingo de Alcorcón, sellando así una fase de clasificación difícilmente mejorable en términos numéricos: 7 victorias en 8 partidos, con un solo empate (ante Israel), y un balance de 15 goles a favor y uno solo en contra. Cierto es que España era muy favorita desde un primer momento para clasificarse en primera posición a la fase final del torneo tras haber sido encuadrada en el mismo grupo que Macedonia del Norte, Israel, Kazajistán, Montenegro e Islas Feroe, y lo ha conseguido. El objetivo se ha cumplido. Pero a nivel de juego y sensaciones, que son dos cosas que generalmente suelen ir de la mano, la impresión que ha dejado España en términos generales es muy mejorable. La selección sub-21 deberá defender título en el próximo Europeo, en un torneo que se jugará en dos tramos bien diferenciados, entre marzo (fase de grupos) y mayo (fase final) del año 2021, así que tiempo tiene todavía para trabajar y acabar de dar fondo y forma a un sistema que debe potenciar todo el talento que dispone esta generación, que vuelve a ser muy grande.

Brahim Díaz, Pedri, Riqui Puig o Dani Gómez son solo algunos de los futbolistas que han completado esta última convocatoria de España, confeccionada para jugar ante Islas Feroe y Kazajistán, y muy probablemente estarán en el Europeo del próximo verano junto a otros como Gonzalo Villar, Carles Aleñá o Martin Zubimendi, que se han quedado fuera de esta última lista pero cuentan con bastantes papeletas para jugar la fase final del torneo. Cualitativamente, en términos absolutos, la selección sub-21 que se proclamó el año pasado campeona de Europa tenía un nivel muy alto, al contar con jugadores de primera talla mundial como Fabián Ruiz, Dani Ceballos o Marc Roca. Pero esto no quita que España sigue manejando muy buena materia prima en sus categorías inferiores. Dani Olmo, por ejemplo, que también estuvo el verano pasado en el torneo, ya es internacional absoluto con Luis Enrique, pero todo hace indicar que será el líder de esta generación en el Europeo del año que viene. Como también ocurre con Ferran Torres, Ansu Fati y Eric García, convocados con los ‘mayores’ para los dos duelos ante Suiza y Ucrania. La calidad no está en duda, así que lejos de ser ese un impedimento, el objetivo ahora de la sub-21 no debe ser otro que dar con la mejor fórmula para todos dentro de la pizarra de Luis de la Fuente.

Luis de la Fuente deberá dar ahora con la mejor tecla. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Luis de la Fuente deberá dar ahora con la mejor tecla. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Talento hay. Eso es innegable. Pero hasta el descanso de este último encuentro ante Kazajistán, España ha echado en falta un punto extra de determinación en los últimos metros. El dibujo, un 4-3-3 clásico, con dos interiores y dos extremos, ha sido un punto de partida claro en los planes de Luis de la Fuente. Dentro de este, la sub-21 ha jugado con Riqui Puig y Carles Aleñá como interiores, por ejemplo, o con Fran Beltrán y Pedri por delante del pivote, siendo futbolistas muy diferentes entre sí. Pero todos estos partidos han seguido un guion ciertamente parecido. A esta sub-21 le ha costado girar y desbordar a sus rivales en el último tercio para acabar sus jugadas en las mejores condiciones (de tiempo y espacio) posibles. Y ha de insistirse nuevamente en ello: no por una cuestión de calidad, porque España tiene de sobra para conseguirlo, sino de forma. Una selección no puede ser analizada como un club, porque obviamente se mueve en circunstancias muy distintas, y más aún en una selección sub-21 como esta en la que sus futbolistas más destacados empiezan a tener regularidad en la absoluta. Pero España está lejos de optimizar plenamente todo su talento dentro de un mismo sistema, que al final es como funcionan (y triunfan) las mejores selecciones, como bien sabe el propio De la Fuente.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Ese es el objetivo de esta España sub-21 de aquí a la fase de grupos del mes de marzo. Luis de la Fuente ha probado muchas cosas (algunas con más éxito, otras con menos), eso está fuera de toda duda, pero esta selección no tiene aún una jugada (una relación entre dos o más piezas) realmente reconocible sobre la que apoyarse para poner nariz, ojos y boca a su sistema. En la primera parte ante Kazajistán, sin ir más lejos, las mejores ocasiones de la selección llegaron de tres disparos desde fuera del área de Riqui Puig (2) y Brahim Díaz. Nada extraño ni especialmente grave a estas alturas, todo sea dicho, y más teniendo en cuenta los muchos cambios que De la Fuente está obligado a realizar entre una lista y otra. Pero por eso mismo es importante que la selección sub-21 centre ahora sus esfuerzos en eso mismo: encontrar una fórmula que encaje bien con sus mejores hombres, aunque con muchos de ellos no podrá contar casi hasta la misma convocatoria del torneo. Las sinergias, como en todo sistema, se irán creando después sobre la marcha a medida que los (mejores) futbolistas vayan conociéndose, amoldándose y potenciándose entre sí, como ocurrió en la segunda parte cuando Pedri y Brahim empezaron a juntarse y relacionarse entre líneas. Algo que seguramente no ocurrirá hasta bien entrado el propio torneo, como sucedió en el anterior con Dani Ceballos y Fabián Ruiz, pero España necesita llegar a marzo con los deberes hechos. Y estos pasan por aclimatar el plan a los futbolistas que tiene y no tendrá (pero estarán en marzo) durante estos meses. Por esta misma razón es tan compleja la labor de un seleccionador de fútbol. En este caso, la del seleccionador sub-21 español.

Riqui Puig tendrá un rol importante en esta selección sub-21. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Riqui Puig tendrá un rol importante en esta selección sub-21. Foto: MarcadorInt (Todos los derechos reservados)
Foto de portada: Edu Ferrer Alcover/MarcadorInt (Todos los derechos reservados)

Related posts

Deja un comentario

*